joomla visitor
Auditoría
LA POLÍTICA EXTERIOR DE JOE BIDEN
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 411

 41110

LA POLÍTICA

EXTERIOR DE JOE BIDEN

Manlio Dinucci

Para que: “América, una vez más, lidere el mundo”, presidente electo JB

¿Cuáles son las líneas programáticas de política exterior que implementará Joe Biden cuando asuma el cargo en la Casa Blanca? Lo anunció con un artículo detallado en la revista Foreign Affairs (marzo / abril de 2020), que sentó las bases de la Plataforma 2020 aprobada en agosto por el Partido Demócrata.

EL TÍTULO ya dice mucho: “Por qué Estados Unidos debe liderar de nuevo / Rescatar la política exterior de Estados Unidos después de Trump”. Biden resumió su programa de política exterior de la siguiente manera:

"El presidente Trump ha menospreciado, socavado y abandonado a los aliados y socios estadounidenses, y ha abdicado del liderazgo estadounidense. Como presidente, tomaré medidas inmediatas para renovar las alianzas de Estados Unidos y asegurarme de que Estados Unidos, una vez más, lidere el mundo".

El primer paso será fortalecer la OTAN, que es "el corazón mismo de la seguridad nacional de Estados Unidos". Para ello, Biden hará las “inversiones necesarias” para que Estados Unidos mantenga “la fuerza militar más poderosa del mundo” y, al mismo tiempo, se asegurará de que “nuestros aliados de la OTAN aumenten su gasto en defensa” según sus compromisos ya asumidos con la administración Obama-Biden.

El segundo paso será convocar una “Cumbre Global por la Democracia” en el primer año de su presidencia: a ella asistirán “las naciones del mundo libre y organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo a la vanguardia de la defensa de la democracia. " La Cumbre decidirá sobre la "acción colectiva contra las amenazas globales". En primer lugar, para "contrarrestar la agresión rusa, manteniendo enérgicas las capacidades militares de la Alianza e imponiendo costos reales a Rusia por sus violaciones de las normas internacionales"; al mismo tiempo, para "construir un frente unido para enfrentar los comportamientos abusivos y las violaciones de derechos humanos por parte de China, que está ampliando su alcance global".

Dado que "el mundo no se organiza a sí mismo", señala Biden, Estados Unidos debe volver a "desempeñar el papel principal en la redacción de las reglas, como lo hizo durante 70 años bajo los presidentes tanto demócratas como republicanos, hasta que llegó Trump".

Partido transversal

Estas son las líneas principales del programa de política exterior que la administración Biden se compromete a implementar. Este programa, elaborado con la participación de más de 2.000 asesores de política exterior y seguridad nacional, organizados en 20 grupos de trabajo, no es solo el programa de Biden y el Partido Demócrata. En realidad, es la expresión de un partido transversal, cuya existencia se demuestra por el hecho de que las decisiones fundamentales de política exterior, sobre todo las relativas a las guerras, las toma Estados Unidos de forma bipartidista.

Esto se ve confirmado por el hecho de que más de 130 altos funcionarios republicanos (algunos retirados y algunos en el cargo) publicaron una explicación del voto contra el republicano Trump y a favor del demócrata Biden el 20 de agosto.

Entre estos funcionarios se encuentra John Negroponte, designado por el presidente George W. Bush en 2004-2007, embajador en Irak (su tarea era reprimir la resistencia), entonces director del Servicio Secreto de Estados Unidos.

Esto se ve confirmado por el hecho de que el demócrata Biden, entonces presidente del Comité de Asuntos Exteriores del Senado, apoyó la decisión del presidente republicano Bush en 2001 de atacar e invadir Afganistán, y en 2002 promovió una resolución bipartidista de 77 senadores que autorizaba al presidente Bush a atacar e invadir Irak. con la acusación (luego probada falsa) de que poseía armas de destrucción masiva.

Además, durante la administración Bush, cuando las fuerzas estadounidenses no lograron controlar el Irak ocupado, en el Senado Joe Biden aprobó en 2007 un plan para "descentralizar Irak en tres regiones autónomas: kurda, sunita y chiita": en otras palabras, el desmembramiento del país funcional a la estrategia estadounidense.

Asimismo, cuando Joe Biden fue vicepresidente de la administración Obama por dos mandatos, los republicanos apoyaron las decisiones democráticas sobre la guerra en Libia, la operación en Siria y el nuevo enfrentamiento con Rusia.

El partido transversal, que no aparece en las urnas, sigue trabajando para que “América, una vez más, lidere el mundo”.

*) Manlio Dinucci es investigador asociado del Centro de Investigación sobre Globalización.

Este artículo se publicó originalmente en italiano en Il Manifesto.

 



More articles by this author

F-35 bombardeando GazaF-35 bombardeando Gaza
  F-35 bombardeando Gaza Manlio Dinucci* ¿Por qué se utilizan los combatientes de quinta...
Orden de Estados Unidos contra Rusia: Italia a la atenciónOrden de Estados Unidos contra Rusia: Italia a la atención
  Orden de Estados Unidos contra Rusia: Italia a la atención Manlio Dinucci* El...
¿Quién está en línea?
Tenemos 341 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner