joomla visitor
Auditoría
El Arzobispo Chedraoui: la congruencia que se impuso al cambio de los tiempos
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 359

10mini

El 17 de enero de 1932, nació en la ciudad libanesa de Trípoli un niño que estaba llamado a predicar su fe y a defender los derechos de los débiles. Su nombre: Antonio Chedraui Tannous.

El pequeño vino al mundo cuando el destino del Medio Oriente y del mundo entero, era incierto. El continente europeo trataba de reponerse de los estragos de la primera guerra mundial (1914-1918) y se preparaba para otra gran confrontación (la de 1939-1945).

Estados Unidos, que había salido casi indemne del primer conflicto europeo sufría -sin embargo- los efectos de la crisis bursátil de 1929 y se preparaba para una elección presidencial cuyo resultado marcaría los destinos del mundo. El republicano Herbert Hoover no pudo reelegirse y fue vencido por el candidato demócrata Franklin Delano Roosevelt, en 1933.

El líder nacionalsocialista Adolfo Hitler fue electo presidente de Alemania apenas tres meses después del nacimiento del pequeño Antonio, el 10 de abril de 1932. En tanto, el dirigente soviético José Stalin consolidaba su poder y se preparaba para la ya cantada guerra contra la Alemania nazi.

El pequeño Antonio creció en esas circunstancias globales. Estudió hasta el bachillerato en su natal Líbano y, posteriormente, cursó las licenciaturas en Teología y Filosofía en la Universidad de Atenas, Grecia.

El 20 de julio de 1952, Antonio fue ordenado Diácono de la Iglesia Católica Ortodoxa y seis años después, el 29 de agosto de 1958, recibió la Orden del Sacerdocio, por lo que fue nombrado Archimandrita, es decir, Monseñor.

Para entonces, el mundo había cambiado. La derrota de las potencias del Eje en 1945 había dado paso a un mundo bipolar y a la Guerra Fría. Las naciones capitalistas se agruparon en torno al poderío norteamericano, a través de organismos bélicos como la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) o financieros, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Los países comunistas europeos, con Rusia a la cabeza, lanzaron su Pacto de Varsovia, como alianza defensiva. En tanto, China asumió un gobierno comunista (inspirado en León Trotsky) y la Península de Corea se dividió tras aceptarse el cese de hostilidades en 1953.

Los viejos imperios occidentales comenzaron su desmembramiento y empezaron a surgir nuevas naciones, lo mismo en Asia que en África. Países como Angola y Vietnam habrían de significarse después por sufrir los choques entre los bloques, que se cuidaron de llegar a una guerra atómica global, pero que guerrearon en regiones muy focalizadas.

En 1948, surgió oficialmente el Estado de Israel, lo que provocó el descontento de las naciones árabes.

América no se salvó de este proceso, pues en enero de 1959, la revolución castrista triunfó en Cuba. La Isla quedó, pues, bajo la tutela de la URSS.

El germen de la guerra cundía por todo el planeta cuando el Archimandrita Antonio Chedraoui El 5 de junio de 1966, fue consagrado Obispo y recibió el nombramiento de Vicario Patriarcal para México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe.

Su currículum, disponible en la página de Internet de la Arquidiócesis de México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe, de la Iglesia Católica, Apostólica Ortodoxa de Antioquía, consigna que ocupó, además, otros puestos, como los siguientes:  "Secretario Particular del Arzobispo de Trípoli y Presidente del Juzgado Espiritual, desde 1957 hasta 1959. Fue Superior de un Monasterio y Secretario Particular del Patriarca de 1959 a 1962. Publicó una revista religiosa de 1962 hasta 1966 y, al mismo tiempo, fue Vicario General del Arzobispado de Monte Líbano y Presidente del Juzgado Espiritual."

El Arzobispo Chedraoui se naturalizó mexicano el 4 de octubre de 1994; y el  12 de junio de 1996, el Santo Sínodo del Patriarcado de Antioquía elevó el Obispado de México, Venezuela, Centroamérica y el Caribe a la categoría de Arzobispado, y lo nombró como Arzobispo Metropolitano de la citada Arquidiócesis; cargo que ocupaba al morir, el 14 de junio de 2017.

Su trabajo pastoral fue muy fecundo. Cuando llegó a México sólo existían dos templos católicos ortodoxos asignados al rito de Antioquía: uno, el de la Catedral de San Jorge, en la capital de nuestro país y, el otro, en Honduras.

Como Arzobispo Metropolitano, construyó la Catedral de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, que está en Huixquilucan; también, el Monasterio de San Antonio el Grande, en Jilotepec, Estado de México y el Templo de la Dormición de la Madre de Dios en Yucatán.

En la lejana Tijuana, ciudad que es muy cercana a los problemas de los migrantes, construyó un templo que también sirve como orfanatorio. En Guatemala, erigió el Monasterio de la Santísima Trinidad junto a un enorme y hermoso lago.

La visión del Arzobispo Metropolitanio Antonio Chedraoui Tannous lo llevó a crear el Instituto de Estudios Interdisciplinarios Rafal Ayau que es, en realidad, una universidad con varias facultades entre las que se imparten -por ejemplo- la Licenciatura en Sagradas Escrituras, la Licenciatura en Educación y la Licenciatura en Conflictología y en Armoniología.

En el aspecto social, Chedraoui Tannous se caracterizó, siempre, por defender a los débiles. El Archimandrita Fadi Rabbat, sucesor interino de don Antonio como Arzobispo Metropolitano confío, a Voces del Periodista, que antes que nada, era un ser humano, muy sensible hacia los sufrimientos de los pobres y los perseguidos; también, un convencido de que ninguna persona tiene el derecho de matar a otra. No en balde, había sido testigo de todos los cambios geopolíticos del planeta, con sus ventajas y sus desventajas.

Voces del Periodista corroboró lo anterior en junio de 2013, cuando en reunión con directivos del Club de Periodistas de México, A.C., el Arzobispo Chedraoui denunció el exterminio de cristianos en Medio Oriente, ante la pasividad de Occidente. Algunas de sus palabras fueron las siguientes:

“Lo que estamos sufriendo en el Medio Oriente es una injusticia. No hay palabras para comunicarlo. No sé qué pasa con este mundo loco, empezando por la Unión Europea y Estados Unidos. No dicen qué tiene que ver el checheno, el afganistaní, paquistaní, turco, egipcio; todos se juntaron bajo un lema que es el Islam, el islam fanático. No todos los musulmanes son así: Yo crecí en una ciudad donde 20 por ciento eran cristianos y el 80 por ciento musulmanes, pero vivíamos como hermanos hasta que llegó el fanatismo fomentado por Arabia Saudita, Catar y Turquía.

“Dicen que todo esto es por la democracia, que son rebeldes. ¿Acaso en Arabia Saudita hay democracia? ¿Hay libertad? Siria es el único país laico en la zona; antes nos dormíamos en la noche con la puerta abierta, era el país más seguro del mundo, uno caminaba tranquilo día y noche, pero eso era una uva agria en los ojos de esos que están alrededor. Primero empezaron en 2003 en Irak. Era un régimen laico con un dictador; pero todo el Medio Oriente está gobernado por dictadores.

“Sin embargo, en Irak daban la libertad de religiones. Yo fui a Bagdad y pregunté a mis colegas y me dijeron que así como el gobierno pagaba un sueldo a un religioso musulmán, pagaba a un religioso cristiano.

En Irak y en Siria las iglesias no pagan; no pagan ni luz ni agua ni impuestos, eso no pasa muchas veces ni en los propios países cristianos".

El Arzobispo Chedraoui refirió cómo los terroristas del Estado Islámico torturaban y asesinados, incluso, a niños cristianos. Reproducimos sus palabras:

“A los ojos de sus familias, viene un fanático de estos y viola a una niña de seis años, y luego, la obliga a adoptar el Islam pues ya es su esposa; no les importa la edad. Eso es lo que está pasando. Pero, desgraciadamente, las fuentes de noticias que vienen del norte y de fuentes europeas dicen lo contrario y, yo hago un llamamiento a nuestra prensa a que defienda a sus hermanos porque hoy es Siria, no sé si mañana sea México.

“Hay una campaña para meter muchos fundamentalistas en México y, hasta el último de los países cristianos. Así, hoy en México hay 22 mezquitas clandestinas. Si son de verdad para enseñar la palabra no está mal; pero no sabemos qué día puedan empezar a sembrar bombas; a sembrar el fanatismo religioso en contra de los cristianos. Yo lo digo, estoy en contra del fanatismo religioso, estoy en contra del fanatismo político, estoy en contra de todo eso, porque a México tenemos que defenderlo con la palabra y no con los machetes”. La información anterior fue publicada en el número 306 de la revista Voces del Periodista, correspondiente a la edición del 1 al 15 de julio de 2013.

La vida terrenal de Su Excelencia Reverentísima Antonio Chedraoui Tannous se extinguió el 14 de junio de este 2017, aunque sus palabras y ejemplo seguirán videntes. El Arzobispo Interino de la Iglesia Católica Ortodoxa de Antioquía, Fadi Rabbat, quien compartió con él todos los días, de todos los años, desde varios lustros, dice humildemente a Voces del Periodista: “Es el Padre de mi Vida”.

El Padre Rabbat -así le  gusta más que le digan- es el encargado de organizar la sucesión del Arzobispo Chedraoui.

10chedraoui

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

@JorgeSantaCruz1



More articles by this author

Estado socavado Estado socavado
Estado socavado Jorge Santa Cruz (*) EL PLEITO ENTRE RUIZ ESPARZA Y...
Narro y De la Fuente operadores de:¿El Cártel de Bata Blanca?Narro y De la Fuente operadores de:¿El Cártel de Bata Blanca?
Narro y De la Fuente operadores de: ¿El Cártel de Bata...
¿Quién está en línea?
Tenemos 397 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner