joomla visitor
Auditoría
¿FALLIDA LUCHA DE AMLO CONTRA LAS MAFIAS?
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 392

 3922

A más de ocho meses de iniciado su gobierno, López Obrador NO ha podido o no ha querido entregarle a México un PEZ GORDO, entre los MUCHOS que tiene para elegir de una amplia gama de exfuncionarios, gobernantes, CACIQUES sindicales, EMPRESARIOS o CAPOS del narcotráfico. Ocho meses es mucho tiempo para nada.

¿FALLIDA LUCHA DE AMLO CONTRA LAS MAFIAS?

Feliciano Hernández*

HAY QUE ACLARARque el caso del ZAR de los abogados del diablo, Juan Collado –en prisión preventiva-, y el caso Lozoya-Odebrecht-Pemex-AHMSA- NO son resultado de la persecución del actual presidente contra los CORRUPTOS, sino que son consecuencia -el primero de los mencionados- de una querella de un empresario socio del acusado, presuntamente defraudado por el famoso litigante; y el de Lozoya es la consecución del expediente armado en la gestión de Peña Nieto, sin olvidar que el acusado ha ido obteniendo AMPAROS del corrupto Poder Judicial haciendo ver mal al presidente.

COMIENZA a causar DESANIMO nacional la despreocupación de AMLO en la persecución de los más grandes delitos que han dañado fuertemente a los mexicanos.

Todavía está el presidente en un momento propicio, pero el tiempo corre veloz y NO se le ven muchas ganas al respecto; eso fue demostrado hace unas semanas cuando ante las fuertes acusaciones contra Peña Nieto, salió a aclarar que el expresidente “NO estaba siendo investigado y que tampoco había pruebas de ilícitos en su contra”.

Apenas hace unos días, ante las noticias de que la Fiscalía General de la República (FGR) avanza en el caso del MILLONARIO desvío de la “Estafa Maestra” que involucra a Rosario Robles -la entonces titular de Sedesol-, y a varios secretarios de su antecesor en la Presidencia, López Obrador rechazó que haya emprendido una persecución política contra ellos y fue claro: “En el caso de Peña Nieto, en la misma noche de la elección le hice un reconocimiento porque él no se metió para hacer un fraude como el de 2006” y remató: “Ni siquiera a los que hicieron ese engaño los estamos persiguiendo”.

Pareciera que el presidente tiene una confusión o una indecisión al respecto, eso es lo que deja ver cuando se resiste a emprender una “persecución” legal, como si las leyes no lo facultaran en su calidad de jefe del Ejecutivo a emplear todos los recursos legales a su alcance para promover que se PERSIGA a los grandes delincuentes de cuello blanco y como si los principios morales que tanto predica no lo obligaran a actuar en consecuencia. Hay delitos que se tienen que PERSEGUIR de oficio o por querella y la decisión no debe quedar al antojo del mandatario en turno y tampoco de los altos funcionarios.

Que alguien le diga al presidente que con su inacción puede incurrir en violaciones a esas leyes y principios y que él mismo puede ser sujeto de acusaciones legales cuando deje la presidencia por evadir su responsabilidad de PERSEGUIR a los corruptos; hay que recordar que anticipadamente ha exculpado a Rosario Robles, la responsable de la Estafa Maestra, diciendo -a pesar de las pruebas judiciales- que ella sólo “es un chivo expiatorio”; sobre todo, que alguien le diga que con su indecisión pone el mal ejemplo a gobernadores y presidentes municipales y en general a todas las autoridades federales, estatales y municipales; como si todo México y parte del mundo no lo estuvieran viendo.

EL PRESIDENTE PROMETIO MUCHO

EL PROBLEMA para el presidente es que PROMETIO MUCHO, más de 30 años de su activismo político ACUSANDO a los mafiosos a diestra y siniestra; todos los días, en todas las plazas, en todos los medios apuntando contra “la mafia del poder”. Que alguien le recuerde al presidente que escribió un libro contra los CORRUPTOS del rescate BANCARIO (caso Fobaproa); que alguien le diga al presidente que muchos MILLONES de quienes le dieron su voto fue porque creyeron en su compromiso de combatir y ENCARCELAR a los delincuentes de cuello blanco y devolverle a México lo sustraído; que alguien le diga al mandatario con más LEGITIMIDAD de las últimas décadas que de los más de 30 millones de votos que obtuvo para llegar a la presidencia de la república, varios millones son de votantes que NO comparten su visión de país, pero le dieron el voto para apoyarlo contra la CORRUPCION y como castigo contra el anterior régimen.

Que alguien le diga al presidente que NADA gana de los malosos, indultándolos de antemano, salvo la falta de respeto; que alguien le recuerde al presidente que su propuesta de amnistía contra los capos del narco semanas antes de la elección molestó a millones de mexicanos o al menos fue mal entendida por absurda que pareció.

Y que alguien le haga entender al presidente que PERSIGUIENDO a los mafiosos es como logrará acreditarse con esos millones de mexicanos de clases medias que lo ven con desconfianza –que votan e influyen en las tendencias-, y que un golpe memorable contra la corrupción es IMPOSTERGABLE para su administración.

Sobre todo, que alguien le recuerde al mandatario que según algunas encuestadoras todavía tiene un 70% de apoyo ciudadano; y que tiene el respaldo de las FUERZAS ARMADAS para tomar decisiones complicadas, y que los lectores quieren resultados, NO más promesas ni buenas intenciones.

¿Dónde quedó su propuesta de ordenar una encuesta para saber si los mexicanos quieren que se procese penalmente a los expresidentes? Se puede adivinar el resultado unánime a favor de juzgarlos penalmente, y por eso es entendible el viraje del mandatario como un gesto de prudencia. Pero es inaceptable voltear la vista hacia otro lado para dejar hacer dejar pasar. ¿Habrá alguna acción presidencial contra los evasores de impuestos, como el CORRUPTO Fox, que adeuda 10 millones al SAT, de acuerdo con una lista pública? ¿Seguirá la dependencia recaudadora persiguiendo sólo a los pequeños contribuyentes?

Queda al menos la esperanza de que con la autonomía del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, se podrá avanzar en el AJUSTE DE CUENTAS aun sin el visto bueno del presidente. El mismo López Obrador ha reiterado que su política no es la venganza, pero que si hay pruebas se debe proceder “sea quien sea”. Así que le pasa la responsabilidad total a Gertz Manero y aclara que no intervendrá para desactivarlo. “Hay procesos que están en curso, ni modo que los vaya a detener, que le diga a Gertz Manero: -oye, ahí te van a hacer un planteamiento de mi parte y que le mande una paloma mensajera; eso se acabó”.

SABOTAJE DEL PODER JUDICIAL

EN SU INDECISIÓN o franca negativa de actuar contra los GRANDES corruptos –López Obrador podrá escudarse en el SABOTAJE a la justicia que opera desde el Poder Judicial. En las últimas semanas, tres grandes casos de corrupción fueron amparados por jueces: el líder del SINDICATO PETROLERO, Carlos Romero Deschamps, señalado como “huachicolero” mayor, obtuvo suspensiones contra cualquier orden de aprehensión, y NO será molestado porque ha sido cliente de lujo de la hoy Secretaria de Gobernación, quien junto con su familia de notarios durante años ha dado fe de las adquisiciones y NEGOCIOS de Romero Deschamps y su MAFIA SINDICAL, en un claro conflicto de interés para la ex ministra de la Corte Suprema. También, la acusada de la Estafa Maestra, Rosario Robles logró un amparo provisional. Tan larga cola ha de tener la señora que su cara de espanto la delata, aunque ella argumenta que nada debe; por lo pronto se puso en manos de un conocido despacho de litigantes, pero nunca quiso aclarar las acusaciones que sobre ella y su oficial Mayor, Emilio Zebadúa, se ventilaron desde hace años.

También el caso Lozoya Pemex se tornó muy escurridizo para la justicia mexicana a través de amparos que ha conseguido para sí mismo y para otros miembros de su familia; y mientras en otros países los involucrados en las corruptelas de la empresa constructora brasileña Odebrecht ya purgan condenas o están bajo proceso penal, en México los acusados siguen ganando tiempo.

Vendrán las argucias legaloides, las NEGOCIACIONES y PACTOS de alto nivel, las comidas en lujosos restaurantes o reuniones en sitios privados y lo que ya conocemos del PERVERSO sistema judicial mexicano para dejar en paz a los indiciados o poner en libertad a los presos que puedan comprar con millones a los jueces; y si bien nos va en ciertos casos algunas inhabilitaciones para ejercer cargos públicos será lo mucho que harán las contralorías o los juzgados.

El caso reciente más emblemático para ilustrar lo dicho puede ser el de Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, quien recientemente reveló que ante las presiones que por su caso estaba teniendo el expresidente Peña Nieto, aceptó un pacto con altos funcionarios para entregarse a las autoridades a cambio de que dejaran de molestar a su familia y es conocido que su mujer y presunto cómplice ha logrado hacer nueva vida en Londres a la vista de las autoridades y de quienes quieran verla.

Por si hiciera falta el RECORDATORIO para AMLO de que los pendientes se acumulan y que reclaman una posición determinante de su parte, además de los muy complicados asuntos mencionados NO se olvida el escándalo momentáneo desatado contra Eduardo MEDINA MORA, ministro de la Suprema Corte, quien apenas hace algunas semanas anduvo en boca de todos al revelarse que es investigado en Londres y en Estados Unidos por lavado de dinero en cantidades MILLONARIAS.

Como sea, quienes tienen cola que les pisen ya fueron alertados de que están siendo investigados y se han puesto a resguardo fuera de las fronteras nacionales. Trascendió que Carlos Salinas de Gortari obtuvo la nacionalidad británica y que ya radica en ese país. El expresidente Peña Nieto se refugió en España. Y el prófugo ex director de Pemex, Lozoya Austin, se negó a comparecer ante las autoridades y huyó a Alemania.

Aunque es todavía prematuro aventurar el desenlace de estos casos, hay que considerar como línea para el análisis que López Obrador ha reiterado en distintos escenarios que no perseguiría a los grandes corruptos. El mandatario que en sus épocas de candidato aglutinaba multitudes bajo la consigna de COMBATIR A LOS MAFIOSOS y acabar con la impunidad, se fue transformando en un predicador de paz y amor como eslogan de lo que imaginó como una “republica amorosa”, y ha sostenido que miraría hacia adelante, que si tuviera que encerrar a todos los corruptos le faltarían cárceles. “Borrón y cuenta nueva”.

Presidente: La hora de la verdad llegó, atrás quedaron las campañas y la comodidad de criticar y acusar al gusto del respetable; México está INVADIDO en todos los rincones de la administración pública por toda suerte de criminales pequeños, medianos y grandes; las calles de cómodo asfalto o de terracería están infestadas de malvivientes IMPUNES, y a usted le toca poner orden y limpiar la podredumbre, porque usted lo prometió.

LA PRESION POPULAR AUMENTARA

AL MARGEN de lo que AMLO decida, la sociedad civil organizada tiene su propia agenda, los partidos políticos también y los grupos de interés no se quedarán atrás en sus intenciones de llevar agua a sus molinos. Se votó por un cambio y se tiene que reflejar con el encierro de los corruptos. Las presiones sobre la FGR están presentes y aumentarán en la medida que se vea su trabajo y sus resultados. Gertz Manero debe recibir todo el APOYO SOCIAL. Su tarea de limpiar el COCHINERO NACIONAL es enorme y el presidente se lava las manos dejándole la tarea sin querer asumir ABIERTAMENTE su coparticipación en la limpieza; y esto se revela a cada momento cuando el presidente habla en modo impersonal, con el “se” –pronombre liberador de responsabilidad- como “se está investigando, “se va a ordenar”, “se acabó la impunidad”, en lugar de comprometerse en primera persona.

López Obrador la quiere fácil, pero calculó mal o perdió la brújula; el experto político, admirado por no pocos en su manejo de los tiempos, de los públicos y de los casos; el activista sobre el que numerosos autores habrán de escribir muchos volúmenes para tratar de descifrarlo, está ante el mayor RIESGO y RETO de su vida: las mafias de cuello blanco y del submundo criminal están a todo lo que dan y esperan que todo siga igual.

Pero AMLO se ha convertido en un enigma. No se sabe que esperar de él, si la acción del hombre de leyes o la del predicador de una fe religiosa. Pareciera que su lado racional ha sucumbido a su creciente religiosidad. Habla de distribuir una “cartilla moral” como instrumento para combatir la corrupción, como parte de la acción educativa y del cambio de idiosincrasia que espera de sus gobernados.

Eso está bien como complemento de una acción legal directa, pero como sea que fuere y por mucho éxito que pudiera tener su intento le resultará insuficiente si se pondera la enorme corrupción que inunda a la nación mexicana. Porque Andrés Manuel olvida que él mismo prometió pacificar a Mexico, pero con justicia y dignidad.

Se puede aventurar algunos escenarios hacia los próximos meses. Uno, si las revelaciones prometidas por Lozoya Austin contra el ex presidente Peña Nieto son evidencias contra ese gobierno la Fiscalía General estará ante la obligación legal de actuar en consecuencia. La defensa del exfuncionario ha estado impulsando esa vertiente contra Peña Nieto con tal de librar de responsabilidad a su defendido.

Desde otro ángulo, como escenario dos, se puede esperar que prosperen desde Estados Unidos, Londres, Alemania, España y otras naciones, la cooperación en esa materia y que las indagatorias contra los aludidos hagan que AMLO se vea obligado a actuar legalmente.

Un tercer escenario es que los partidos de oposición necesitados de credibilidad, junto a la sociedad demandante, presionen a tal punto que el presidente se sienta obligado a cumplir su promesa de candidato de encerrar a los corruptos, y junto con el Congreso federal adviertan a los integrantes del Poder Judicial que o se ponen del lado de la verdad y la justicia o pueden ser destituidos conforme lo marca la Constitución.

El presidente está contra la espada y la pared. Desde este espacio ha sido apoyado, siempre y mucho. Es loable su pacifismo, pero que alguien le diga que los mexicanos NO quieren borrón y cuenta nueva. El abanderó la consigna de “paz con justicia y dignidad”, y eso pasa por procesar legalmente y en juicios creíbles a esos personajes que han dañado a generaciones de mexicanos.

* Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 



More articles by this author

VORACES FUNCIONARIOS SABOTEAN EL CAMBIOVORACES FUNCIONARIOS SABOTEAN EL CAMBIO
  Con amparos judiciales y mediante una controversia constitucional, altos funcionarios...
Pemex,el hoyo negro de las finanzas nacionalesPemex,el hoyo negro de las finanzas nacionales
  La paraestatal petrolera de México está convertida en una devoradora...
¿Quién está en línea?
Tenemos 474 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner