joomla visitor
AuditorŪa
CIENCIA Y TECNOLOG√ćA/ Las Hormigas Zombis
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
377
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 365

 26ciencia

CIENCIA Y TECNOLOG√ćA

Las Hormigas Zombis

Dr. Hernán Edrían Chavarría A.

LA MODA ZOMBI YA PEINA CANAS, aunque durante muchos a√Īos fue un asunto marginal, en tiempos recientes con multitud de series televisivas, videojuegos y pel√≠culas de alto presupuesto al respecto, se ha convertido en un fen√≥meno de culto, sin embargo, la naturaleza siempre tuvo la primicia en el asunto.

HACE YA UN PAR DE A√ĎOS fue noticia la investigaci√≥n de un proceso natural importante: las hormigas zombis, v√≠ctimas de un comportamiento parasitario √ļnico, que implica el dominio en vida del reino fungi (hongos) sobre el reino animal (insecta), y grotesco como es, hace pensar que una micosis (muchos hongos) en los pies, podr√≠a ser algo peor que s√≥lo un golpe al olfato.

Micótico usurpador

El 8 de noviembre de 2017, investigadores de la Universidad de Penn State, publicaron nueva informaci√≥n acerca de este fen√≥meno. Las zombis son hormigas carpinteras de lugares tropicales, infiltradas y controladas por Ophiocordiceps unilateralis sensu lato, a veces llamado ‚Äúhongo de las hormigas zombi‚ÄĚ; este mic√≥tico usurpador de cuerpos obliga a las hormigas a ir por debajo del follaje, haci√©ndolas escalar la parte baja de hojas o ramas y morder all√≠ para luego morir.

La invasi√≥n termina con el surgimiento desde la cabeza de la hormiga de un cuerpo frutiforme lleno de esporas, el cual al romperse esparce el hongo en la tierra debajo, donde pueden infectar a otras hormigas que forrajean. La nueva investigaci√≥n muestra que el par√°sito logra todo esto sin infectar el cerebro de la hormiga, el hongo atraviesa el cuerpo del insecto rodeando e invadiendo las fibras musculares, lo que qued√≥ demostrado porque se encontraron c√©lulas f√ļngicas en cabeza, t√≥rax, abdomen y patas.

Lo que, es más, gran cantidad de dichas células parecen estar interconectadas formando una red 3D, que en conjunto es lo que controla el comportamiento de la hormiga, creen los investigadores.

Maridel Fredericksen (@delfreddy en Twitter) con grado de estudiante de maestr√≠a en entomolog√≠a en Penn State y ahora candidata a doctorado en la Universidad del Instituto Zool√≥gico de Bazel, en Suiza, es la autora l√≠der de la nueva investigaci√≥n. Su equipo primero infect√≥ a las hormigas con O. Unilateralis s.l., luego us√≥ un escaneo de microscopio electr√≥nico en serie en cara-de-bloque que crea visualizaciones en 3D, con el prop√≥sito de determinar la distribuci√≥n, abundancia e interacciones del hongo dentro de los cuerpos de las hormigas. David Hughes, profesor asociado de Entomolog√≠a y Biolog√≠a en Penn State ‚ÄĒconocido por su trabajo previo de las hormigas zombi‚ÄĒ dijo que el uso de esta tecnolog√≠a permiti√≥ a los investigadores hacer un avance en el entendimiento del porqu√© las hormigas infectadas se comportan como lo hacen, dijo: ‚ÄúEncontramos que un alto porcentaje de las c√©lulas en un hu√©sped eran f√ļngicas. En esencia, estos animales manipulados eran un hongo vestido de hormiga‚ÄĚ.

Como un titiritero

Se demostr√≥ que, aunque las c√©lulas mic√≥ticas estaban concentradas directamente fuera del cerebro, no se encontraban en su tejido, Hughes dijo: ‚ÄúNormalmente en animales, el comportamiento es controlado por el cerebro que manda se√Īales a los m√ļsculos, pero nuestro resultado sugiere que el par√°sito est√° controlando el comportamiento del hu√©sped perif√©ricamente. Casi como un titiritero que jala los hilos para hacer que la marioneta se mueva, el hongo controla los m√ļsculos de la hormiga para manipular sus patas y mand√≠bulas‚ÄĚ.

Los investigadores dijeron que, aunque el cerebro de la hormiga no est√° invadido por c√©lulas del hongo, trabajos previos demuestran que el cerebro puede estar qu√≠micamente alterado por el par√°sito. Hughes dijo: ‚ÄúNuestra hip√≥tesis es que el cerebro del hu√©sped puede estar siendo preservando para que sobreviva hasta realizar el √ļltimo acto cr√≠tico para la reproducci√≥n del hongo: su comportamiento mordedor final, pero necesitamos conducir investigaci√≥n adicional para determinar el rol del cerebro y qu√© tanto control se ejerce sobre √©l‚ÄĚ.

Aparte de ser fascinante, todo esto abre la especulaci√≥n a la posibilidad de que existan s√≠miles biol√≥gicos de esta situaci√≥n para animales superiores, si as√≠ fuera, el deshielo polar, la deforestaci√≥n y otros procesos invasivos humanos, en alg√ļn momento podr√≠an topar con algo parecido y desatar una verdadera plaga de zombis al mejor estilo resident evil ‚ÄĒgore contempor√°neo; si eso pasa, necesitaremos que nos defiendan Milla Jovovich en su papel de Alice o‚Ķ la Hormiga At√≥mica.



More articles by this author

CIENCIA Y TECNOLOG√ćA Magra y venerableCIENCIA Y TECNOLOG√ćA Magra y venerable
  CIENCIA Y TECNOLOG√ćA Aunque la cifra ha variado, hoy el origen...
MEDICINA PARA TODOS TrotacielosMEDICINA PARA TODOS Trotacielos
  MEDICINA PARA TODOS Trotacielos Dr. Hern√°n Edrian Chavarr√≠a Aguilar Quiz√°s porque me encantaba...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 188 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner