joomla visitor
Auditoría
APUNTE
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 293

APUNTE
JORGE GUILLERMO CANO
(Exclusivo para Voces del Periodista)

 

La migra, impune

JOSÉ ANTONIO ELENA RODRÍGUEZ, mexicano de 16 años de edad, fue asesinado en Nogales, Sonora, el pasado 10 de octubre, por agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos. El joven, desarmado, recibió ocho disparos en la espalda.

cano

EL CUERPO DEL MENOR quedó sobre la banqueta sur de la calle Internacional, en territorio mexicano, frente a casas que recibieron cuando menos diez impactos de las balas disparadas por los agentes de migración estadounidenses.

Como se acostumbra, se anunció que la Procuraduría de Sonora “trabaja con autoridades de Estados Unidos para esclarecer el homicidio”, que más claro no puede estar: el joven mexicano fue asesinado por los agentes gringos, sin asomo de duda.

El alcalde de Nogales, Ramón Guzmán Muñoz, precisó que José Antonio fue baleado en el límite internacional por un agente de la Patrulla Fronteriza y dijo: “espero que en Estados Unidos no salgan con que fue en legítima defensa”.

No hay dudas, fue asesinato

Supuestamente, los elementos de la Patrulla Fronteriza perseguían a unas personas que cruzaban drogas por el límite internacional, cuando se desató el tiroteo.

Hasta el momento, sin embargo, no hay indicio alguno de que José Antonio haya sido parte de algún grupo delincuencial.

Al día siguiente del enésimo crimen cometido por la migra del “vecino del norte”, la cancillería mexicana expresó “serias dudas sobre el uso de la fuerza letal a cargo de agentes de la patrulla fronteriza” y consideró “imperativo que las autoridades realicen una investigación oportuna y transparente y la lleven a sus últimas consecuencias”.

Asesinos recurrentes

La patrulla fronteriza de Estados Unidos es ya tristemente célebre por los desmanes que comete contra mexicanos, legales o ilegales, llegando hasta el asesinato en varias ocasiones sin que los responsables hayan sido castigados.

El mexicano Juan Pablo Pérez Santillán, el 7 de julio de 2010, fue muerto por los disparos de la patrulla estadounidense. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió, sin resultados hasta la fecha, una investigación imparcial por el “uso excesivo y desproporcionado de la fuerza”.

El cuerpo de Pérez Santillán fue hallado en las inmediaciones del puente internacional que conecta a Matamoros con Brownsville, Texas, luego de que dos agentes migratorios dispararon al mexicano.

En esa ocasión, uno de los agentes agresores trató de “explicar” que observó que “alguien” apuntaba con un arma desde el territorio mexicano, por lo que efectuó los disparos.

El 28 de mayo de 2010, el inmigrante Anastasio Hernández fue detenido, golpeado y electrocutado por agentes fronterizos en la garita de San Ysidro, colindante con Tijuana, cuando se resistió, según el informe estadounidense, a ser deportado.

Balazos contra piedras

Anastasio murió a consecuencia de la golpiza que le dieron los agentes. Ese mismo año, la inefable patrulla fronteriza, en la frontera de Ciudad Juárez, dio muerte al menor Sergio Adrián Hernández Güereca. Los agentes alegaron que fueron agredidos con piedras.

La CIDH ha pedido a Estados Unidos, en varios casos, que realice “una investigación seria, independiente, imparcial y efectiva”, pero no ha habido resultados. La migra continúa en la plena impunidad.

“Independientemente de cuál sea su situación migratoria, los migrantes, como cualquier otra persona, son sujetos de derechos humanos, y los Estados están obligados a respetar y garantizar sus derechos”, dijo el comisionado de la CIDH, Felipe González.

La lista de la impunidad

Hasta donde se sabe, desde 2007 a la fecha, ocho mexicanos han sido asesinados por la migra.

En enero del 2007 fue muerto a tiros Francisco Javier Domínguez en Naco, Arizona; el 8 de agosto del mismo año, murió José Alejandro Ortiz tras ser baleado en El Paso, Texas.

El 20 de mayo del 2010, Anastasio Hernández Rojas fue golpeado hasta la muerte por agentes federales migratorios en la frontera con Tijuana.

En junio del 2010, fue asesinado el jovencito Adrián Hernández Güereca, de 15 años, en Ciudad Juárez.

El 20 de junio de 2011, José Alfredo Yañez murió tras recibir un disparo de un agente migratorio en la barda que divide a Tijuana de San Diego, California.

El 7 de julio de este año, Juan Pablo Pérez Santillán, de 29 años, falleció a consecuencia de un balazo disparado por un elemento de la Patrulla en la frontera de Brownsville-Matamoros.

Guillermo Arévalo Pedraza, en septiembre de este año, fue muerto por un disparo de un agente de la migra.

José Antonio Elena Rodríguez, mexicano de 16 años de edad, asesinado en Nogales, Sonora, el pasado 10 de octubre.

En mayo de 2010, la ONU dijo que Estados Unidos está obligado a investigar los asesinatos que ocurren a lo largo de la frontera mexicana, incluidos los que involucran a sus agentes.

Caminos de la muerte

Un informe de la Cámara de Diputados de México revela que, en general, durante 2011 aumentó el número de mexicanos que murieron al intentar cruzar la frontera con Estados Unidos: 767, la mayor parte, jóvenes y mujeres con estudios de educación media y superior.

De esa cifra, 85 por ciento fue de jóvenes, hombres y mujeres de entre 15 a 29 años; 652 decesos por ahogamiento, deshidratación, insolación, persecuciones y los demás fueron baleados por la Border Patrol.

“Del total, el 75% tenía algún grado de preparación; 575 de los mexicanos y mexicanas que fallecieron tenían estudios de educación media, media superior incluso profesional”, señala el informe aludido.

Propaganda falaz

En tanto, políticos estadounidenses, particularmente los “republicanos”, para justificar excesos, crímenes y abusos, insisten en el mito de que la frontera de México con Estados Unidos es la más insegura del mundo.

En octubre de 2010, una encuesta realizada entre habitantes de los estados fronterizos con México reveló que la inseguridad es un “mito” usado por los políticos de Estados Unidos que luchan por aumentar las tropas en la frontera.

Aún más, la organización pro-migrantes Border Network for Human Rights (BNHR) al dar a conocer el sondeo afirmó que “la frontera es una de las áreas más seguras en la nación, donde no se ha incrementado el crimen en años”.

Desde luego, la encuesta hace referencia al lado estadounidense de la frontera, reconociendo que en el lado mexicano es otra la situación.

La visión negativa

Más de mil 200 residentes fronterizos, desde California a Arizona, externaron su opinión, estadísticamente válida y fundamentada. La “vasta mayoría”, 67.1 por ciento de los encuestados, aseguró sentirse seguro viviendo en comunidades fronterizas y hasta 69.7 por ciento dijo que sus regiones son “tan seguras como la mayoría de los vecindarios en Estados Unidos”.

“La visión negativa y aterradora de la frontera ha llevado a políticas punitivas de una estricta aplicación (de la ley) y militarización que no refleja la realidad de la vida en la frontera y las necesidades de sus habitantes”, precisó la BNHR.

Como sea, y en tanto, los agentes de la patrulla fronteriza siguen en la plena impunidad y el gobierno mexicano no procede con la energía que se amerita.

Tamborazos

-En Estados Unidos la corrupción avanza y cada vez es más parecida a la de México. Más de 140 agentes fronterizos han sido detenidos desde 2004; de ellos, 102 han cometido actos de corrupción, como tráfico de indocumentados y de drogas, o filtraron datos a cárteles de la droga.

-Sin solución a la vista (todos se hacen de la vista gorda) continúa la violación a la Constitución por parte del gobierno en los llamados “retenes”, mismos que propician la criminalidad en lugar de combatirla efectivamente.

-Abusos, humillaciones a la ciudadanía, transgresión sistemática de los derechos, es la constante. En Sinaloa, una “comisión de derechos humanos” con vocación de ornamento. A ver hasta cuándo. ( Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).



More articles by this author

APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadorasAPUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras
APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras Jorge Guillermo Cano Y están...
APUNTE Tiempos de GomorraAPUNTE Tiempos de Gomorra
  APUNTE Tiempos de Gomorra Jorge Guillermo Cano Ni caso en reseñar las múltiples...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 770 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner