joomla visitor
AuditorŪa
Agitaci√≥n contrarrevolucionaria en Venezuela ¬ŅHacia una ‚Äúprimavera latina‚ÄĚ?
Voces Diario
Banner
Noticias
Cert√°men XLVII
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 358

40mini

Va en ascenso la inquietud en Latinoam√©rica, donde Estados Unidos y el Reino Unido est√°n implementando una ‚Äúprimavera‚ÄĚ al estilo de las ‚Äúprimaveras √°rabes‚ÄĚ. Por supuesto, como pr√°cticamente todos los latinoamericanos son cristianos, no se tratar√° en este caso de sembrar la guerra enemistando a los pueblos con argumentos religiosos.

Se buscar√° m√°s bien la manera de recurrir a ciertos aspectos de las identidades locales. Pero el objetivo seguir√° siendo el mismo: no se trata de reemplazar un gobierno por otro sino de destruir los Estados para eliminar as√≠ toda posibilidad de resistencia nacional frente al imperialismo.

Con el tiempo, numerosos l√≠deres pol√≠ticos del mundo entero han reinterpretado las ‚Äúprimaveras √°rabes‚ÄĚ. Lo que al principio parec√≠a ser una serie de revoluciones espont√°neas contra gobiernos autoritarios se ve hoy en d√≠a como lo que realmente es: un plan anglosaj√≥n de desestabilizaci√≥n de toda una regi√≥n del mundo para poner en el poder a la Hermandad Musulmana. El recuerdo de la ‚Äúrevuelta √°rabe de 1916‚ÄĚ, durante la cual Lawrence de Arabia sublev√≥ la regi√≥n en contra del Imperio Otomano haciendo que los pueblos so√Īaran con la libertad para acabar someti√©ndolos al Imperio Brit√°nico, est√° ah√≠ para demostrarnos que Londres dispone de la experiencia necesaria para ello.

Los anglosajones est√°n preparando al parecer una nueva ola de seudo revoluciones en Latinoam√©rica. Todo comenz√≥ con un decreto del entonces presidente Barack Obama, emitido el 9 de marzo de 2015, que declaraba un estado de emergencia ante la extraordinaria amenaza que la situaci√≥n en Venezuela supuestamente representaba para Estados Unidos. Ese documento suscit√≥ en todo el continente una ola de indignaci√≥n que oblig√≥ al presidente estadounidense a presentar excusas durante una cumbre regional. Obama se excus√≥‚Ķ pero no anul√≥ el decreto y los preparativos para una nueva guerra siguieron adelante.

Es importante observar que el texto de Obama sobre Venezuela no es una ley, como la Syrian Accountabilty Act adoptada bajo la administraci√≥n de George W. Bush, en 2003, sino un decreto presidencial. Eso implica que el poder ejecutivo no est√° obligado a rendir cuentas al legislativo sobre los preparativos que lleva a cabo al respecto.

En el mundo √°rabe en general, y en el caso de Siria en particular, los anglosajones necesitaron ocho a√Īos para iniciar las acciones. Pero numerosos elementos hacen pensar que necesitar√°n menos tiempo para emprender un programa de destrucci√≥n en Latinoam√©rica.

En Brasil, justo antes de los Juegos Ol√≠mpicos, estall√≥ una serie de des√≥rdenes contra el gobierno de la presidente Dilma Rousseff. Esta √ļltima fue destituida como resultado de un procedimiento parlamentario, legal pero totalmente en contradicci√≥n con el esp√≠ritu de la Constituci√≥n.

El golpe parlamentario contra Dilma Rousseff fue implementado, bajo el control del Banco Central ‚Äďcuyo segundo al mando tiene doble nacionalidad brasile√Īa e israel√≠‚Äď, por un grupo de diputados hoy metidos hasta el cuello en graves esc√°ndalos de corrupci√≥n. Los servicios de seguridad brasile√Īos se mantuvieron extra√Īamente pasivos durante el golpe. ¬ŅC√≥mo se explica eso? Con vista a los Juegos Ol√≠mpicos, se hallaban bajo la supervisi√≥n de expertos israel√≠es. Actualmente, el nuevo presidente, Michel Temer ‚Äďquien tiene doble nacionalidad brasile√Īa y libanesa‚Äď, es objeto del m√°s amplio rechazo popular.

 

El caso mexicano

La situaci√≥n no es mucho mejor en M√©xico, pa√≠s ya de hecho dividido en cuatro. El norte exhibe un fuerte crecimiento mientras que el sur est√° en plena recesi√≥n. Los dirigentes pol√≠ticos mexicanos han vendido Pemex, la empresa petrolera nacional, y todas sus reservas a Estados Unidos, que por consiguiente ya no necesita el petr√≥leo del Medio Oriente. S√≥lo el ej√©rcito parece creer a√ļn en el concepto de patria.

En Venezuela, la oposici√≥n ha logrado capitalizar algunos errores econ√≥micos del gobierno para realizar unas pocas grandes manifestaciones pac√≠ficas. Pero tambi√©n organiza simult√°neamente min√ļsculas concentraciones extremadamente violentas durante las cuales han sido asesinados tanto polic√≠as como manifestantes. Creando la confusi√≥n, las agencias de prensa internacionales dan la impresi√≥n de que ha comenzado una revoluci√≥n contra los chavistas, lo cual no tiene absolutamente nada que ver con la realidad.

O sea, los tres principales Estados latinoamericanos est√°n siendo desestabilizados al mismo tiempo. Tal parece como si los neoconservadores estadounidenses, previendo un posible restablecimiento de la paz en Siria, estuviesen acelerando la aplicaci√≥n de sus planes en Latinoam√©rica.

El viernes, en una alocuci√≥n transmitida por televisi√≥n, el presidente de Venezuela, Nicol√°s Maduro, puso en guardia al pueblo sobre el proyecto anglosaj√≥n de ‚Äúprimavera latina‚ÄĚ. El presidente Maduro cit√≥ amplia y repetidamente los precedentes de Libia y Siria ante una audiencia de intelectuales latinoamericanos, a quienes tuve la oportunidad de unirme, como sirio de coraz√≥n.

http://www.voltairenet.org/article196348.html



More articles by this author

Trump retoma  la lucha contra el establishment estadounidenseTrump retoma la lucha contra el establishment estadounidense
Trump retoma la lucha contra el establishment estadounidense Thierry Meyssan DESDE FINALES DE...
Kurdistán, lo que se esconde tras el referéndum   Kurdistán, lo que se esconde tras el referéndum
Kurdist√°n, lo que se esconde  Thierry Meyssan EN UN MUNDO DONDE LAS IM√ĀGENESse han...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 341 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner