joomla visitor
AuditorŪa
Mitos y Mitotes
Voces Diario
Banner
Cert√°men XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 357

25mini

La idea de manipular a las personas a distancia y por m√©todos masivos ha sido el sue√Īo de cualquier dictador, en cualquier parte, de esta manera la propaganda y la publicidad se dieron a la tarea de encontrar ese m√©todo so√Īado.

         As√≠ naci√≥ la ‚Äút√©cnica‚ÄĚ de los mensajes subliminales.

Se considera que la informaci√≥n subliminal es aquella que el cerebro no puede procesar de manera consciente, y que por lo tanto es asimilada sin criterio, y nos lleva a actuar mec√°nicamente siguiendo las √≥rdenes que nos han dado. El mito de la existencia de mensajes subliminales incrustados en la publicidad naci√≥ en 1957, cuando James Vicary, un desconocido publicista estadounidense asegur√≥ que hab√≠a hecho un experimento en un cine poniendo dos mensajes en la pel√≠cula: ‚Äútome Coca Cola‚ÄĚ y ‚Äúcoma palomitas de ma√≠z‚ÄĚ. Vicary asegur√≥ que las ventas se hab√≠an incrementado notablemente. Poco despu√©s otro publicista, llamado Vance Packard escribi√≥ un libro sobre los mensajes ocultos en la publicidad citando este experimento sin molestarse en comprobarlo.

A pesar de haberse escrito el libro y de que revistas serias como LIFE ya descartaban la ‚Äút√©cnica‚ÄĚ no faltaron quienes atribuyeron ese sistema a los nazis y acusaron a documentales de Leni Riefenthal de ser quien hab√≠a incrustado estos mensajes en sus cintas, los yanquis s√≥lo habr√≠an copiado aquello.

Mientras Vicary y Packard se hacían famosos, la teoría asombró y preocupó a muchos, incluyendo al gobierno estadounidense que estaba en plena paranoia de la guerra fría contra los rusos. Se sancionó una ley que prohibía estos mensajes, al tiempo que la CIA estudiaba si se la podía usar contra el enemigo.

Pero semejante afirmaci√≥n deb√≠a ser puesta a prueba, as√≠ es que un investigador social trat√≥ de repetir el experimento junto con Vicary. El fracaso fue absoluto, y desde entonces -hasta hoy- todos los estudios hechos demostraron que los mensajes subliminales no funcionan. El √ļltimo y m√°s grande de todos fue en 1996 e incluy√≥ una comparaci√≥n de los resultados de 23 experimentos diferentes.

Y eso a pesar de que cinco a√Īos despu√©s, en 1962, el autor reconoci√≥ que todo era mentira y explic√≥ por qu√© lo hab√≠a hecho:

‚ÄúYo ten√≠a una buena idea para vender: usar los espacios de las pel√≠culas para introducir mensajes comerciales sin tener que interrumpirlas. Era s√≥lo un truco que no sab√≠amos si funcionar√≠a, pero la prensa filtr√≥ el borrador de un estudio que ten√≠a unos pocos datos que no eran significativos‚Ķ‚ÄĚ ( Revista Advertising Age, septiembre de 1962 ).

Está claro que todo se trataba de una fábula, un truco que le sirvió para salvar a su empresa de la bancarrota inminente. Por eso hoy, en casi todas las universidades, esta absurda teoría pasó al basurero de la historia.

Pero lo gracioso del caso es que mucha gente las sigue creyendo. Tal vez porque nos encantan las teor√≠as de conspiraci√≥n. Incluso se dijo que la cinta El exorcista los llevaba y por eso era tan aterradora. Bobadas. Se dice que estos mensajes entran directamente al inconsciente y modifican nuestro comportamiento sin que nos demos cuenta. Basados en esta t√©cnica se ofrece todo tipo de cursos para aprender ingl√©s, dejar de fumar y hasta bajar de peso. Nada de esto tiene la menor base cient√≠fica.

Sencillamente no funcionan porque nuestro cerebro recibe a diario cientos de est√≠mulos transmitidos por los sentidos. S√≥lo cuando las neuronas reciben estos mensajes, se activan y les dan alg√ļn significado. Pero un ruido muy leve o una imagen demasiado r√°pida no llegan a excitar a las neuronas, y si lo hace, tampoco logramos entender de qu√© se trata. Entonces, el cerebro no las procesa y simplemente las desecha.

Grecas

 

NOSLASTRONAMUS

 

Famoso ‚Äúvidente‚ÄĚ, notorio charlat√°n

Un adivino que no daba una

Michel de N√ītre-Dame (14 de diciembre de 1503 ‚Äď 2 de julio de 1566), tambi√©n llamado Michel Nostradame, usualmente latinizado como Nostradamus, fue un m√©dico y astr√≥logo franc√©s de origen jud√≠o, considerado por los creyentes e ingenuos uno de los m√°s renombrados autores de profec√≠as. Su obra prof√©tica Les Proph√©ties fue publicada por primera vez en 1555.

Desde la publicaci√≥n del libro, muchas personas se han visto atra√≠das por sus misteriosos versos (com√ļnmente escritos en cuartetas). Sus seguidores afirman que Nostradamus predijo varias cat√°strofes del mundo, desde su √©poca hasta el futuro a√Īo 3797 (fecha en que supuso que acontecer√≠a el fin del mundo).

Durante un tiempo ejerci√≥ la medicina mediante la cual se hizo de cierta fama por su combate a la peste, pero paulatinamente y luego de la muerte de su primera esposa y sus hijos fue inclin√°ndose m√°s a la astrolog√≠a y comenz√≥ a escribir almanaques ‚Äúprof√©ticos‚ÄĚ como una manera de hacer negocio.

Cuando a√ļn viv√≠a, hubo mucha gente que lo denunci√≥ como un embaucador porque sus profec√≠as eran vagas y se pod√≠an interpretar de cualquier manera.

Pero lo salvaba del linchamiento su cercanía con el poder de los monarcas a quienes sirvió. Incluso hasta hoy, ni siquiera sus seguidores se ponen de acuerdo a la hora de interpretar sus profecías.

Ser√≠a largo enumerar sus errores pero hasta la fecha ninguna de sus ‚Äúvidencias‚ÄĚ ha resultado v√°lida, todas sin excepci√≥n han sido hechas encajar con sucesos ya ocurridos y las que pod√≠an darse por predicciones no sucedieron, am√©n de que sus seguidores han desfigurado mucho la obra. Incluso en su tiempo tuvo cr√≠ticos que aseguraron que el buen Michel se refer√≠a a cosas ocurridas en su tiempo y disfrazadas con un lenguaje cr√≠ptico.

La mayor parte de las cuartetas tratan sobre desastres de varios tipos, que incluyen epidemias, terremotos, guerras, inundaciones, asesinatos, aridez de la tierra, batallas y otros temas parecidos. Algunas profec√≠as son gen√©ricas, sin precisar lugares y fechas; otras parecen tratarse de un personaje o de un peque√Īo grupo de personas. Algunas se refieren a un solo pueblo o ciudad, otras enumeran poblaciones diferentes. Todas son erradas.

Y de tanto no acertar, ni siquiera acert√≥ sobre s√≠ mismo. De joven no pudo evitar la muerte de su primera mujer y sus peque√Īos hijos por una peste, siendo m√©dico...y adivino. Y en un escrito que hizo notarizar, el vidente y astr√≥logo se√Īal√≥ como fecha de su muerte el mes de noviembre de 1567. Y hasta el √ļltimo d√≠a de su vida se equivoc√≥, porque en realidad muri√≥ diecisiete meses antes, en julio de 1566.

Los cr√≠ticos sostienen que su reputaci√≥n como profeta ha sido construida por int√©rpretes de nuestros tiempos, que hacen calzar sus palabras con eventos que ya se han verificado o que son tan cercanos que pueden ser considerados como inevitables, un proceso conocido como ‚Äúprecognici√≥n retroactiva‚ÄĚ.

Algo m√°s: Nostradamus tuvo otro hijo -en su segundo matrimonio-, y a quien apodaban ‚ÄúEl joven‚ÄĚ.

Michel de Nostradamus junior tambi√©n se las daba de vidente y ocho a√Īos despu√©s de la muerte de su padre profetiz√≥ que el pueblo franc√©s de Pouzin ser√≠a devorado por las llamas. M√°s tarde lo sorprendieron cuando √©l mismo se encargaba de prenderle fuego para ver cumplida su profec√≠a.

Muri√≥ ahorcado en 1574. Evidentemente, no ten√≠a la capacidad de su padre para enga√Īar a la gente hasta hoy, cuatro siglos y medio despu√©s y tampoco los amigos poderosos de √©ste que siempre lo protegieron.

De todas maneras, a la vista de que nadie ha podido adelantar el significado de las supuestas visiones de Nostradamus, ¬Ņde qu√© nos sirven si no podemos adelantarnos a los hechos para evitar desgracias?



More articles by this author

Físicos teóricos sugieren que solo el 10% de las galaxias podría albergar vida complejaFísicos teóricos sugieren que solo el 10% de las galaxias podría albergar vida compleja
  Justo cuando est√°bamos medio convencidos de nuestras capacidades tecnol√≥gicas para...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 459 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner