joomla visitor
AuditorŪa
Esperanza L√≥pez Mateos ¬ŅSuicidio o asesinato?
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 331

Esperanza López Mateos

Como vamos a olvidar a la inescrutable Esperanza, ligada a la marcha de los mineros de Nueva Rosita, en la gran huelga contra ASARCO de los Guggenheim, hoy Minera México de los Larrea-Salinas-Bush.

 

En 1895 y aprovechando las ventajas de la Ley Minera de 1884 de Porfirio Díaz, se formó la empresa Guggenheim Exploration Company, que entonces dejaba una utilidad bruta de 1 millón de dólares anuales. Para 1899 se forma la ASARCO con apoyo financiero de la familia Rockefeller, específicamente de William Rockefeller.

 

Guggenheim and Doolittle 1930 circa

ASARCO (American Smelting and Refining Company) fue fundada en 1889 por las familias Rockefeller y Guggenheim. Cuando tuve la fortuna de estudiar mí doctorado en Nueva York, conocí casualmente las oficinas centrales del monstruo minero en el estado vecino de New Jersey. El fundador de esta empresa fue Daniel Guggenheim (1856-1930) quien era un miembro de las familias más adineradas del mundo.

Daniel GuggenheimEn 1926, se estableci√≥ la Daniel Guggenheim Fund for the Promotion of Aeronautics, un centro educativo para promover la aeron√°utica, tal vez por ello la relaci√≥n con la Dra en Arquitectura, graduada en Paris, Ariela Katz, hija del agente de la Ir√°n-Contra en M√©xico, Marcos Katz, due√Īo de Aereomar, con esa familia poderosa de la que ya forma parte debido al matrimonio con Frank Gugenheim, ambos personajes son muy cercanos a Vicente Fox que viene de ese grupo conspirador que tom√≥ la presidencia de M√©xico en el a√Īo 2000 y contin√ļan incrustados en Pemex y est√°n bajo sospecha de estar inmiscuidos en los problemas sociales de Michoac√°n. La riqueza de las minas se ha alimentado con sangre humana. Desde que inventaron Nueva Rosita en la mesa de un lujoso restaurante de Nueva York en el primer tercio del siglo pasado. En 1919, Guggenheim adquiri√≥ las minas de carb√≥n de Rosita. En Coahuila, dise√Īaron una ciudad: Nueva Rosita; la colonia americana, de lujo, el resto de la ciudad para los infelices mineros.

Una marcha histórica


MinaEn 1950 estalló un conflicto laboral en la Mexican Zinc Co. filial de ASARCO su Director era Henry J. Sanford. El conflicto conocido como la Huelga de Nueva Rosita se extendió por cerca de seis meses con solución desfavorable para los mineros. El 20 de enero de 1951 cerca de 5 mil habitantes de Nueva Rosita emprendieron la marcha rumbo a la ciudad de México. En 50 días recorrieron 1,400 km, la mayor parte a pie; iban al frente de la "Caravana del Hambre" Francisco Solís y Ciro Falconi, llevando una Bandera Nacional con la Virgen de Guadalupe por escudo y el estandarte de la Sección 14 del STMMSRM.

Los mineros y sus familiares marchaban en grupos de 50, a la manera militar, con un jefe y cinco ayudantes. Los v√≠veres eran conducidos en camiones que se adelantaban a la columna con su dotaci√≥n de cocineras. Para someterlos por hambre, la empresa, apoyada por las autoridades mexicanas, congel√≥ los fondos del sindicato, cerr√≥ la Cooperativa de Consumo y la Cl√≠nica Medica al tiempo que la correspondencia de los mineros era censurada y los bancos locales negaban todo trato profesional con los huelguistas. Y como los ni√Īos, privados de alimento y atenci√≥n medica, enfermaban por centenares-entre ellos el que esto escribe-, la compa√Ī√≠a transnacional amenazo a los m√©dicos privados para que no intentasen con ellos ninguna forma de curaci√≥n, honor a quien honor merece, hubo m√©dicos como el guatemalteco Scheib, que en las noches y a escondidas atend√≠a a los infantes y sus madres. De las escuelas fueron expulsados mientras que desde lo alto del p√ļlpito el cura espa√Īol Pedro C. del Real, azuzaba a sus feligreses en contra de los mineros en huelga, ‚Äúesos r√©probos‚ÄĚ a los que con todo y sus familiares les negaba la impartici√≥n de cualquier sacramento y a los que amenazaba con la excomuni√≥n.

Estado de sitio, estado de derecho


leopoldo mendez tgpNueva Rosita, entretanto, permanecía en estado de sitio.
‚ÄúUn estado de derecho‚ÄĚ, repet√≠a, sonriendo, el presidente Miguel Alem√°n. Al llegar a San Crist√≥bal Ecatepec los mineros rindieron homenaje a Morelos, y el 10 de marzo entraron a la ciudad de M√©xico, donde miles de personas se les unieron hasta llegar a la plaza de la Constituci√≥n-Z√≥calo. All√≠, ante una enorme multitud, los l√≠deres explicaron las causas y objetivos de su lucha y pidieron la soluci√≥n de sus demandas. Cuando el mitin termin√≥, los mineros fueron alojados en el Centro Deportivo 18 de Marzo, donde la Secretar√≠a de Salubridad y Asistencia les proporcion√≥ ropa, alimentos y medicinas. Pero pronto la convirtieron en la m√°s gran c√°rcel del M√©xico moderno. El movimiento estaba apoyado por Vicente Lombardo Vicente Lombardo ToledanoToledano-su secretaria era Esperanza L√≥pez Mateos-, entonces expulsado de la CTM (Central de Trabajadores de M√©xico por Fidel Vel√°squez) por ordenes del Presidente Miguel Alem√°n, por el Secretario del Trabajo, Manuel Ram√≠rez V√°zquez por el entonces Regente del DF, Fernando Casas Alem√°n, y el Gobernador de Coahuila, Ra√ļl L√≥pez S√°nchez. Carlos Monsiv√°is escribi√≥ entonces una estrujante cr√≥nica sobre la gran huelga minera de Nueva Rosita, A Ustedes les consta, antolog√≠a de la cr√≥nica popular en M√©xico de Editorial ERA, 1980. √Āngel Bassols Batalla, fundador de la Escuela Nacional de Econom√≠a de la UNAM, escribi√≥ ‚ÄúLos Mineros de Coahuila‚ÄĚ estar√≠a siempre al lado de los huelguistas, form√≥ un grupo de intelectuales de izquierda, quienes nombraron a Esperanza L√≥pez Mateos, para que llevara dinero, alimentos y apoyos a los mineros. Entonces el jefe de la polic√≠a prohibi√≥ a todos salir del Campo 18 de Marzo, hasta que no llegase el tren que deb√≠a transportarlos de regreso.

Enjaulados como ganado


Este resultó ser un convoy de carros-jaula para ganado. El día 12 de abril el presidente Miguel Alemán anunció, desde el norte del país, que el conflicto estaba liquidado$$$$, pues la comisión gubernamental había confirmado el dictamen del 2 de octubre de 1950, negando personalidad jurídica a los huelguistas y cuatro días después el juez primero de distrito les negó el amparo. En 1951 a punto de fenecer el sexenio alemanista, había aires de libertad con el precandidato Adolfo Ruiz Cortinez, secretario particular de Venustiano Carranza en su exilio de Veracruz, la pesadilla terminó en 1952, cuando Adolfo López Mateos era nombrado Secretario del Trabajo.

¬ŅSuicidio o asesinato?


Palau1951Para ese entonces, Esperanza L√≥pez Mateos se suicid√≥ o la asesinaron los intereses mineros y petroleros, una noche de septiembre de 1951. Su cu√Īado, el cinefot√≥grafo Gabriel Figueroa, declar√≥ que se hab√≠a disparado en la sien, pero, seg√ļn el m√©dico de la familia, muri√≥ de un balazo en la nuca. Hay versiones que esconden la verdad, pero el tema de la huelga de Nueva Rosita es parte de la trama, debido a su activismo pol√≠tico y solidaridad.


"No encontr√© una evidencia concluyente de si la mataron o se suicid√≥. Es una muerte misteriosa", afirma Adriana Gonz√°lez Mateos, en el peri√≥dico Reforma recuperando la historia de la hermana del entonces senador Adolfo L√≥pez Mateos en su novela Otra m√°scara de esperanza (Oc√©ano). Comenz√≥ a investigar en 2011 y descubri√≥ que hab√≠a poca informaci√≥n. "S√© que las mujeres desaparecen de la historia. Por eso me plante√©: ¬Ņpor qu√© si Esperanza fue la traductora de las novelas de B. Traven se sabe tan poco de ella?". Gonz√°lez Mateos propone una trama policiaca donde el investigador Aldama intenta averiguar la verdad tras la muerte de esta enfermera anarquista y defensora de los mineros de Nueva Rosita.

Marcos KatzDe Esperanza se lleg√≥ a afirmar que era la verdadera autora de las novelas de Traven, y ella asegur√≥ a su amante Henry Schnautz que √©l fue. "Esperanza us√≥ m√°scaras toda su vida", sostiene la escritora en entrevista. Para saber qu√© sucedi√≥ realmente en 1951, dice, habr√≠a que exhumar su cad√°ver. Y averiguar antes d√≥nde est√°n sus restos. Las Esperanzas es un poblado minero de Sabinas, Coahuila (en honor a Esperanza L√≥pez Mateos), Hondo es otro mineral [en donde naci√≥ el brillante cineasta mexicano, Emilio (a) El Indio (kikapu) Fern√°ndez]. En esta cinta La rebeli√≥n de los colgados filmada en M√©xico con Pedro Armend√°riz, en dos versiones: espa√Īol e ingl√©s, en esta pel√≠cula se cruzan el Indio Fern√°ndez, Esperanza L√≥pez Mateos y B. Traven.

Indio Fernández comenzó a dirigir esta cinta, pero lo despidieron debido a diferencias con el productor José Kohn y con el representante de Traven, Hal Croves. Crevenna la terminó. Gabriel Figueroa dirigió la fotografía. En cuanto a B. Traven -que Esperanza decía era su padre-, alias Hermann Albert Otto Max Feige, alias Traven Torsvan, alias Ret Marut, alias Hal Croves. Alias the man who wasn't there. Un misterio blindado en el corazón del suelo mexicano, un secreto tan bien guardado que cientos de investigadores golpean sus cabezas contra las paredes de sus estudios sin poder apresarlo, sin poder sujetar sus datos biográficos con la equivalente existencia de un ser de carne y hueso.

 

Daniel Guggenheim Fund for the Promotion of Aeronautics


Exceptuando su primera novela ‚Äď ‚ÄúEl barco de la muerte‚ÄĚ ‚Äď todas las obras de Traven se desarrollan en M√©xico. Sus protagonistas pueden ser codiciosos buscadores de oro atravesando la selva a lomo de mula (‚ÄúEl Tesoro de la Sierra Madre‚ÄĚ), viejos indios en conflicto con magnates petroleros (‚ÄúLa Rosa Blanca‚ÄĚ) o gringos que viven entre indios mexicanos como antrop√≥logos que olvidaron su cometido (‚ÄúPuente en la selva‚ÄĚ). Todas las biograf√≠as que lo refieren hablan de un sujeto nacido en Alemania en 1882 y muerto en M√©xico en 1969. Desde las rese√Īas que circulan por Internet hasta el libro que le dedic√≥ Gerd Heideman (quien ocup√≥ parte de su vida en estudiar a Traven), el autor enamorado de M√©xico.


Ariela KatzEsperanza L√≥pez Mateos fue una de las primeras personas en interesarse en la obra de Traven. Algunas cr√≥nicas sit√ļan su primer encuentro en 1941, en un pueblo de Michoac√°n. Esperanza L√≥pez Mateos tradujo, por su cuenta y sin conocimiento de Traven, su novela ‚ÄúPuente en la selva‚ÄĚ. Aparentemente, el escritor se maravill√≥ con su trabajo y, desde ese momento, Esperanza L√≥pez Mateos se convirti√≥ en una suerte de secretaria a distancia, traductora oficial de toda su obra y su representante (la cara visible de Traven para negociar sus regal√≠as, atender a los periodistas y defender sus derechos de autor en las peligrosas junglas del mundo editorial). Tambi√©n habr√≠a sido ella la responsable de presentarle a John Huston (quien se encontraba en M√©xico rodando su adaptaci√≥n de la novela de Traven ‚ÄúEl tesoro de la Sierra Madre‚ÄĚ) a un tal Hal Corves, una especie de asesor en asuntos mexicanos. El enigm√°tico Corves habr√≠a acompa√Īado a Huston y su equipo durante todo el rodaje no siendo otro que el mism√≠simo Traven.

Traductora eficaz


Como sea, fue gracias a Esperanza L√≥pez Mateos que B. Traven fue volcado al espa√Īol donde cosech√≥ a su mayor n√ļmero de adeptos; Ahora bien, en octubre de 1951 Esperanza L√≥pez Mateos se suicid√≥ o la asesinaron. Su muerte fue llorada y su nombre homenajeado por toda la naci√≥n mexicana y el propio Traven se volvi√≥ m√°s ilocalizable al desaparecer de la tierra la persona que oficiaba como nexo con su p√ļblico.

William RockefellerUna teor√≠a m√°s ‚Äďaunque trat√°ndose de Traven y su casi fantasmag√≥rica biograf√≠a‚Äď es la que sostiene que nunca existi√≥ un escritor alem√°n. No hubo viaje en barco, ni pasaporte, ni casa construida entre las sierras, ni obra escrita en alem√°n para luego ser traducida al espa√Īol. Seg√ļn √©sta teor√≠a, Traven no ser√≠a otro que Esperanza L√≥pez Mateos, la eficaz y erudita traductora a quien se le debe, entre otras cosas, esas bonitas ediciones de la Compa√Ī√≠a General de Ediciones S. A que, al levantarlas del estante, parecen querer desintegrarse entre los dedos como los filamentos en el ala de una mariposa.

Adolfo L√≥pez Mateos (1958-1964), siendo presidente se esmeraba en procurar avances en la situaci√≥n minera de Nueva Rosita, inaugurando el Hospital de Neumolog√≠a y la Escuela de Miner√≠a, hoy parte de la UAC (Universidad Aut√≥noma de Coahuila). El mercado del carb√≥n vale unos 250 mil millones de pesos anuales (unos 20,000 millones de d√≥lares, lo que aportan nuestros migrantes a la econom√≠a mexicana), con una producci√≥n de 7 millones de toneladas anuales m√°s unos 10 millones de toneladas de importaci√≥n, que se dedican a la siderurgia y a la electricidad, seg√ļn el Plan Nacional de Desarrollo Minero presentado en diciembre de 2013, el carb√≥n es un recurso mineral estrat√©gico del que depende el 75% de los 155 mil habitantes de la Regi√≥n Carbon√≠fera de Coahuila, formada por los municipios de Ju√°rez, M√ļzquiz, Progreso, Sabinas y San Juan Sabinas, mismos que a su vez forman parte del Golfo de Sabinas de la Cuenca de Burgos, futura gran productora de gas natural y gas shale.

La industria del carbón está aportando 10 millones de pesos mensuales en impuestos sobre la renta y el traslado del carbón, produce 210 viajes diarios de tráileres de 35 toneladas entre la región Carbonífera y Piedras Negras, separadas por 110 kilómetros, la flotilla total de tráileres dedicados al movimiento del carbón mineral es de 500 unidades. Seguiremos informando.

htpp://coahuilteca.blogspot.com



More articles by this author

Alter Right Posse ComitatusAlter Right "Posse Comitatus"
Mientras en nuestro vecino del norte se gesta un amplio...
La NAO de china Antecedente del TPPLa NAO de china Antecedente del TPP
Por su posición geográfica (hoy podemos llamar geoestratégica y geopolítica)...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 369 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner