joomla visitor
AuditorŪa
Calderón Hinojosa, el gran perdedor de julio
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 214

A gato viejo,ratón tierno

El PAN, humillado por los votantes * Vald√©s Zurita agradece la ‚Äúcivilidad democr√°tica de los partidos‚ÄĚ * Casi 44 millones de empadronados, de espaldas a las urnas * Los anulistas sumaron casi dos millones, m√°s que algunos partidos * Mart√≠nez C√°zares, la primera v√≠ctima propiciatoria de la bancarrota panista¬† * Ahora, ¬Ņse construir√° un r√©gimen electoral, a prueba de mapaches, que se anticipe a la ingobernabilidad?

ABRAHAM GARC√ćA IBARRA
(Exclusivo para Voces del Periodista)


¬†¬† De repente, el rigurosamente vigilado bunker que aloja al Instituto Federal Electoral (IFE) se transform√≥ en una Arcadia. Desde esta pl√°cida atalaya, el poeta Leonardo Vald√©s Zurita declam√≥: ‚ÄúVotar cambia y mejora la realidad. Hagamos de la democracia el proyecto de principios y valores que nos definan como una naci√≥n que desea avanzar por el camino del respeto y la inclusi√≥n‚ÄĚ. Ya encarrilado, el consejero presidente derram√≥ reconocimientos y agradeci√≥ particularmente la civilidad democr√°tica de los partidos pol√≠ticos. Puesto que votar equivale, para el maese Leonardo, a cambiar y avanzar, seg√ļn sus propias palabras el IFE ‚Äúmira hacia delante para que la sociedad vaya a la par con √©l en este prop√≥sito com√ļn‚ÄĚ. (Lo que dice la mano, dice la tras: Felipe Calder√≥n Hinojosa clama porque las elecciones ya se dejen atr√°s, Y como no: Los resultados se le convirtieron en una amarga y dolorosa pesadilla.)

¬†¬† La triunfalista e inaceptable declamaci√≥n de Vald√©s Zurita no se compadece de la realidad real que asuela a casi 107 millones de mexicanos de los cuales, seg√ļn el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), poco m√°s de 34 millones acudieron a las urnas el pasado 5 de julio a votar.¬† La realidad real informa que, de esos concurrentes, m√°s de un mill√≥n 890 mil anularon su voto o √©ste les fue anulado, o votaron por candidatos no registrados (suma mayor, la de los anulistas, a la captada por los partidos Nueva Alianza, del Trabajo, Convergencia o Social Dem√≥crata, que pierde su registro), de lo que se colige que s√≥lo poco m√°s de 32 millones de votantes tuvieron inter√©s en formar la nueva C√°mara de Diputados federal. En la contraparte, casi 44 millones de ciudadanos empadronados rehuyeron a las urnas.

¬†¬† De entre los que asistieron a sus casillas, una novedosa encuesta dada a conocer en televisi√≥n despu√©s de la jornada electoral (cuyo eje fue la rendici√≥n de cuentas) revel√≥ que 70 de cada 100 declararon a boca de urna que desconocen el nombre del actual diputado por su distrito e igual n√ļmero dijo no haber recibido comunicaci√≥n alguna del mismo durante los casi tres a√Īos de su periodo. ¬°Qu√© tal!

¬†¬† ¬ŅDe qu√© naci√≥n nos habla, pues, Vald√©s Zurita? Si votar, seg√ļn el doctor electoral, cambia y mejora la realidad para avanzar, ¬Ņes que m√°s de la mitad¬† de mexicanos con credencial de elector carece de principios y valores, est√° satisfecha con el actual estado de cosas y no quiere avanzar ni ver hacia delante, como lo desea el IFE, y por eso se abstuvo de votar? Y si, de los votantes efectivos, m√°s de 21 millones lo hicieron por los partidos dominantes (PRI y PAN) que tienen al pa√≠s en la m√°s monstruosa regresi√≥n, ¬Ņes que tampoco quieren cambiar y mejorar su realidad y la de sus familias, agobiadas por el azote de las calamidades? Es cierto que muchos de ellos fueron reh√©n del duopolio televisivo, pero de otros habr√≠a que preguntar si no son presa del sadomasoquismo.

¬†¬† Desde antes de la jornada electoral del 5 de julio, dijimos aqu√≠ en repetidas ocasiones que, desde el bunker del IFE, sus creativos publicistas, seg√ļn sus millones de promocionales electorales asestados durante meses al trav√©s de los medios electr√≥nicos, ven a los mexicanos como una legi√≥n de entumidos cerebrales, o de plano descerebrados incapaces de pensar. El pueril Leonardo Vald√©s Zurita, en su lastimosa aparici√≥n en las pantallas aquella noche dominical (le voy m√°s a un predicador religioso de San Lorenzo Tezonco), confirm√≥ esa elitista y humillante percepci√≥n. Vald√©s Zurita vio y ve lo que el resto de los mexicanos jam√°s vio antes, durante y despu√©s de los comicios: la civilidad democr√°tica de los partidos pol√≠ticos y no su galopante corrupci√≥n (¬ŅO lo que el consejero presidente pretende es dise√Īarse anticipadamente un blindaje para lo que eventualmente pueda venir a la hora del ajuste de cuentas, que fatalmente pasar√° por el Congreso de la Uni√≥n, que empieza por curarse en salud? Es muy probable.)

La dieta ciega al presidente del IFE

Rodrigo Medina pontencial rival de Enrique Pe√Īa Nieto¬†¬† No se sabe en qu√© apacible remanso de la Arcadia so√Īaba Vald√©s Zurita -al parecer afectado por los mismos males que aquejan a Vicente Fox, inventor de Foxilandia-, que no tom√≥ nota de los enconados conflictos protagonizados por los partidos pol√≠ticos, que se ventilaron en el pleno del Consejo General del propio IFE, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci√≥n y eventualmente en la Fiscal√≠a Especial de Delitos Electorales de la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica (PGR) que, adicionalmente, con las secretar√≠as de Gobernaci√≥n y Hacienda, y el Centro de Investigaci√≥n y Seguridad Nacional, espiaron a partidos y candidatos para saber si no financiaban sus campa√Īas con el apoyo de los c√°rteles de la droga o de otras fuentes no menos il√≠citas. Por citar s√≥lo dos datos: Consejeros electorales entraron p√ļblicamente en rispideces verbales con el Tribunal Electoral por fallos adversos al IFE de aquel organismo al resolver recursos partidistas o de candidatos, y el mismo Vald√©s Zurita entr√≥ en abierta bronca con la magistrada presidenta del Trife y ex empleada del Instituto, Mar√≠a del Carmen Alan√≠s, por sus declaraciones -v√≠spera de las elecciones- en el sentido de que habr√≠a un abstencionismo de 70 por ciento.

¬†¬† A mayor abundamiento, la civilidad democr√°tica de los partidos qued√≥ en palmaria evidencia cuando, antes de los comicios del 5 de julio, particularmente el PAN, no compr√≥ votos, como suele hacerlo el PRI, sino a candidatos contendientes para que, en la recta final, renunciaran a sus postulaciones y declararan expresamente su adhesi√≥n a las campa√Īas panistas, como ocurri√≥, por ejemplo, en Campeche y Quer√©taro. Peor a√ļn: El PAN en Sonora, sin el menor escr√ļpulo, se mont√≥ en la tragedia del incendio de la guarder√≠a ABC en Hermosillo, que cobr√≥ la vida de 48 ni√Īos y dej√≥ a 30 m√°s convalecientes, para derrumbar las expectativas de candidatos priistas, hasta antes del incendio arriba en las encuestas sobre intenciones del voto.

¬†¬† Carente de valor √©tico y autocr√≠tico, nada anormal pudo ver en el comportamiento de los partidos¬† el consejero presidente, cegado seguramente por el resplandor de la abundante dieta en met√°lico y especie que le sirven los recursos de los contribuyentes (m√°s de 12 mil millones de pesos) asignados al ‚Äúaut√≥nomo, imparcial, objetivo e intachable‚ÄĚ IFE, en donde debiera poner sus barbas a remojar si, como le ocurri√≥ a su malogrado antecesor, el doctor Luis Carlos Ugalde Ram√≠rez -rescatado para las pantallas despu√©s del 5 de julio-, una nueva reforma electoral, anunciada desde el Senado antes del 5 de julio, lo deja en la temible cesant√≠a y de regreso a la academia, que da noble prestigio pero poco numerario.

El voto de castigo hace crujir al gobierno azul

¬†¬† Formalidades y ajustes en el reconocimiento de las votaciones federales del 5 de julio, seg√ļn lo establecen las reglas del c√≥digo electoral, los resultados son del dominio p√ļblico: El PAN fue arrollado por la aplanadora del carro completo del PRI en un tercio de los estados, que lo dej√≥ -seg√ļn datos originales del PREP-¬† s√≥lo con 71 diputaciones de mayor√≠a de las 137 logradas en 2006, que lo hicieron primera minor√≠a en la actual legislatura. (Incluso en Michoac√°n, tierra del Presidente, donde se ha cebado el centralismo contra el gobernador Leonel Godoy Rangel, el PRD se impuso al panismo en una proporci√≥n de dos a uno en el reparto de diputaciones federales). Vuelve el PAN ahora a quedar a remolque de la bancada del PRI, como qued√≥ desde los dorados d√≠as del innombrable, del que se convirti√≥ en ‚Äúaliado estrat√©gico‚ÄĚ. Esto es, tendr√° que negociar con los narcopol√≠ticos que con tanta c√≥lera denunci√≥¬† Germ√°n Mart√≠nez C√°zares, echado a posteriori a la jaula de los leones, olvidando la m√°xima de que mandado no es culpable. El otro caballo de batalla electoral montado por Mart√≠nez C√°zares, fue el de la corrupci√≥n, que por consigna se neg√≥ a combatir -todo lo contrario- en su ef√≠mero paso por la Secretar√≠a de la Funci√≥n P√ļblica.

¬†¬† M√°s all√° de los elocuentes n√ļmeros, el dato cualitativo es que el gran perdedor en la contienda es el presidente designado Felipe Calder√≥n Hinojosa, quien expuso su maltrecha investidura al riesgo plebiscitario o refrendario, condensado en los spots del PAN invitando a los electores a apoyar el Presidente, votando por el partido de la ‚Äúacci√≥n responsable‚ÄĚ. Vale destacar que, en su fallida aventura, el hu√©sped de Los Pinos se mostr√≥ como un audaz pero inh√°bil adelantado en las peores pr√°cticas del viejo priato.

   Sólo para mencionar dos de esas manidas excrecencias -denunciadas precisamente por el PAN en sus tiempos de oposición-, FCH empezó por el nombramiento (dedazo, no elección) de uno de sus validos como jefe nacional de su partido, desplazando compulsivamente a otros postulantes (algunos de los cuales se convirtieron en el enemigo en casa), para imponerle después a candidatos de su predilección (dedazos) a los procesos constitucionales en las tres escalas, generando sordas rupturas al menos en San Luis Potosí, Nuevo León y Campeche, que, después de los descalabros 5 de julio, se expresaron tronantes contra sus dirigentes estatales en Jalisco -con mentadas de madre al gobernador neocristero Emilio González Márquez- y el Estado de México, entidades donde el panismo fue barrido en sus enclaves más emblemáticos.

¬†¬† Casualmente, Calder√≥n Hinojosa se propuso clonar los m√©todos del anquilosado PRI cuando, liberado √©ste desde 2000 de su jefe nato, del primer priista de M√©xico -el Presidente de la Rep√ļblica-, los gobernadores tricolores feudalizaron el control de su partido y la designaci√≥n, incluso nep√≥tica, de candidatos, para cuyas campa√Īas dispusieron de incuantificables recursos, a salvo de fiscalizaci√≥n inmediata. Casualmente tambi√©n -garrafal error de c√°lculo-, el mandatario azul pas√≥ por alto un dato elemental: gobernadores a los que se inserta en ‚Äúla oposici√≥n‚ÄĚ, y que en 2006 indujeron a los paisanos a votar por √©l, esta vez rezaron para su santo, pues su corazoncito late frente a la posibilidad sucesoria de 2012. Otro dato, no tan accesorio: En 2006, la cacique sindical del magisterio y due√Īa de la franquicia del Partido Nueva Alianza (Panal), Elba Esther Gordillo Morales, puso a disposici√≥n del michoacano al SNTE y a su partido. Ahora, en algunas contiendas estatales, los puso al servicio del PRI, y, en la federal, tuvo como prioridad la defensa de su registro. Dicho sea de paso, la leona no es como la pintan: El Panal logr√≥ una cota electoral apenas suficiente para su supervivencia.

   Para resumir la trágica circunstancia calderoniana, el presidente designado se vio como ratón tierno frente al gato viejo. O, dicho para la picaresca mexicana: Al hijo desobediente se le apareció el toro prieto y su embestida fue mortal de necesidad. La primera víctima propiciatoria, fue jefe nacional del PAN, Martínez Cázares, quien, al ser sacrificado, fue obligado a asumir toda la responsabilidad de la derrota. La hebra se revienta por lo más delgado. Suele ocurrir.

El costo electoral de la debacle económica

¬†¬† En el oto√Īo de 1988, despu√©s del ‚Äúterremoto pol√≠tico‚ÄĚ del 6 de julio, el PRI convoc√≥ a su Consejo Nacional para examinar los factores que incidieron en su quiebra electoral. En un documento-rector formulado por la Secretar√≠a General se puso el acento en la causal m√°s determinante: La prolongada¬† crisis econ√≥mica ya extendida a todos los segmentos de la sociedad, y la ineficacia de las respuestas gubernamentales para remontarla. El arrogante salinato y su pretendida infalibilidad, sin embargo, porfi√≥ en las pol√≠ticas neoliberales que, a la postre, le costaron al PRI la presidencia de la Rep√ļblica.

Rafael Acosta Juanito, nuevo ‚Äú√≠dolo‚ÄĚ de los antil√≥pezobradoristas¬†¬† Avisado, para efectos pr√°cticos, desde finales de 2007, del hurac√°n que se ve√≠a venir, y que profundizar√≠a la crisis econ√≥mica subyacente en M√©xico, el calderonismo reaccion√≥ con una prepotencia infantiloide. Ahora lo que queda del PAN invita a sus militantes a una reflexi√≥n sobre las causas de su descarrilamiento electoral. Como cosa tangencial, Calder√≥n Hinojosa admite entre l√≠neas que el factor crisis econ√≥mica dej√≥ tambaleante a su gobierno. No es otro el sentido de su mensaje del domingo 5 de julio, repetido el martes posterior. A su urgencia de dejar atr√°s la contienda electoral (La noche qued√≥ atr√°s/ pero me envuelve/ negra como un abismo entre ambos polos‚Ķ), el mandatario acompa√Īa su demanda de di√°logo, si bien con la pr√≥xima Legislatura federal, tambi√©n con trabajadores, empresarios, sindicatos, acad√©micos y partidos pol√≠ticos, sin duda componentes del Estado. ‚ÄúEs la¬† hora de los acuerdos‚ÄĚ, dice el morador de Los Pinos a mitad de sexenio.

¬†¬† Esa convocatoria, es del tama√Īo del mandarriazo recibido el domingo electoral (se vale sobar). Hasta ahora, Calder√≥n Hinojosa se hab√≠a atrincherado en su pretendida omnipotencia, tratando de resolverlo todo unilateralmente, dejando de lado a la sociedad e incluso a los otros poderes de la Uni√≥n. Verbigracia: De hecho, la presidencia se mantuvo ausente en el desarrollo de los foros de la Reforma del Estado, organizados por el Senado de la Rep√ļblica. En cambio, intent√≥ tripular, infructuosamente, su iniciativa de Reforma Energ√©tica.

¬†¬† De que, por fin, le cay√≥ el veinte, es prueba la agenda tentativa (que era para ayer, acaso todav√≠a en un periodo extraordinario para ponerla a caballo, y no hasta el 1 de septiembre, en que se instala la LI Legislatura, en la que el PAN estar√° en segunda lejana minor√≠a) propuesta a debate: Criterios de Pol√≠tica Econ√≥mica para 2010, con la revisi√≥n del sistema fiscal (ahora tan complaciente con la plutocracia) como uno de los temas prioritarios, y una nueva regulaci√≥n de las actividades productivas. El √°ngulo m√°s erizado de las proposiciones, es el que cruza por la pol√≠tica¬† laboral (‚Äúmercado‚ÄĚ, le llama). Lo es porque, en vez de hacer cumplir en sus t√©rminos el art√≠culo 123 de la Constituci√≥n y la Ley Federal del Trabajo, a√ļn te√≥ricamente vigentes, el incre√≠ble secretario de Trabajo y Previsi√≥n Social, Javier Lozano Alarc√≥n, como ariete de la clase patronal, por s√≠ mismo o por instrucciones superiores, se propone sacar un modelo de relaciones de producci√≥n primado por flexibilizaciones que deroguen o diluyan los actuales derechos al y del trabajo.

   Si, en términos partidistas-sucesorios para 2012, el Presidente no paladeará un grano de anís con la nueva correlación de fuerzas en el Poder Legislativo (los aduladores de Beatriz Paredes Rangel ya la tientan como prospecto presidenciable), lo que es un mérito en la convocatoria al hacerla extensiva a trabajadores y sindicatos, se convertirá eventualmente en un Rubicón, pues la vocación clientelar de las dirigencias sindicales no querrá exponer, con vistas al próximo relevo presidencial, el escaso saldo que le queda al desgastado corporativismo social, cediendo más en la ley de lo que han dado ya de facto.

Otra vez, ¬Ņa parchar el r√©gimen electoral?

¬†¬† Aun antes del s√≠smico 5 de julio, con pleno conocimiento de causa, m√°s que por simple intuici√≥n o instinto, en el Senado surgi√≥ el anuncio de nuevas reformas al r√©gimen electoral federal. No esperaron algunos senadores a poner en blanco, negro o √°mbar los resultados de la accidentada reforma del oto√Īo de 2007, de por s√≠ burlada por sus propios autores en temas constitucionales, como la renovaci√≥n de la n√≥mina de consejeros del Instituto Federal Electoral. Aunque especialistas dividen opiniones sobre lo positivo o negativo de aquella reforma, atacada ferozmente por los intereses televisivos, los legisladores no quisieron esperar la prueba del √°cido del r√©gimen reformado para llamar a la nueva ronda deliberativa y resolutiva.

   Ya se verá de nuevo en comparecencia a los mismos desfilantes-ponentes de siempre, en su heroico esfuerzo no sólo por ser oídos, sino seriamente tomados en cuenta en sus insistentes planteamientos. Pero quizá la pauta que debiera servir de oriente a los sedicentes reformadores, es el autorizado criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que tiene en agenda observaciones sobre la inconstitucionalidad o anticonstitucionalidad de la reciente reforma.

¬†¬† Tambi√©n, antes del 5 de julio, ministros de la Suprema informaron que existen al menos 12 cuestiones fundamentales en materia electoral federal analizadas en los √ļltimos meses, adem√°s de algunas emanadas de los congresos de los estados, que aportan novedosas contribuciones en ese campo. Dicho por uno de esos ministros: Si fuesen atendidas las resoluciones del pleno de la Corte, hay amplias posibilidades de evitar la crisis postelectoral como la de 2006.

   (Acaso uno de los flancos más frágiles o críticos del régimen electoral, es el uso abusivo de las facultades otorgadas al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, cuyos algunos de sus magistrados no sólo se sienten parte del Poder Judicial federal, sino del Poder mismo, como si fueran depositarios de una dictadura togada. A ese extremo llevan su condición de jueces inapelables en sus sentencias.)

   En cuanto a las recomendaciones que puedan emanar del pleno de la SCJN al Poder Legislativo, la preocupación subyacente radica en la respuesta del Congreso. Algunos de los  senadores en activo han declarado expresamente esa justificada preocupación, poniendo en el tapete, por ejemplo, las resoluciones de los ministros respecto de la llamada Ley Televisa débilmente modificada por las Cámaras, que no han sido atendidas por los congresistas, como, para citar otro ejemplo aleatorio, tampoco han sido atendidas las sentencias relacionadas con la Ley Gordillo, relacionada con el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste.)

   En fin. La pregunta final al Congreso de la Unión es si, de veras, sus integrantes tienen madera de estadista, o si persistirán en la simulación en la que se ha empollado el huevo de la serpiente de la ingobernabilidad.


SALUD, CID CAMPEADOR

Con el PAN, Calles sigue ganando batallas en Sonora

¬†¬† EN SU ENCANIJADO ODIO contra el PRI -como extensi√≥n del cultivado hasta la fecha por los cristeros contra el sonorense Plutarco El√≠as Calles-, el PAN trataba a quien despu√©s de su mandato ser√≠a conocido como Jefe M√°ximo de la Revoluci√≥n como un pelele del entonces embajador de los Estados Unidos en M√©xico, Dwigth Morrow, quien, seg√ļn el panismo, indujo al tambi√©n llamado El turco a fundar el Partido Nacional Revolucionario, cuyo tricolor nieto fue hasta 2000 el coco de los azules y hoy vuelve a serlo.

El asunto es que el difunto usufructuario del maximato, como El Cid Campeador, parece seguir ganando batallas despu√©s de muerto. Para asegurar el continuismo de su gesti√≥n, el ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial en funciones de gobernador de Sonora, Eduardo Bours Castelo le arrebat√≥ a la dirigencia nacional del PRI la candidatura de su cuate y colaborador Alfonso El√≠as Serrano. Olvidando viejos rencores contra don Plutarco -y para que la cu√Īa apretara- el PAN, pragmatismo puro, le opuso a Guillermo Padr√©s El√≠as. Hasta antes del terrible infanticidio en la guarder√≠a ABC, en Hermosillo, Alfonso galopaba con una ventaja de entre cuatro y seis puntos porcentuales sobre su adversario. Despu√©s de ese terrible acontecimiento, usado perversamente en la estrategia propagand√≠stica panista, Guillermo se alz√≥ con la gobernaci√≥n de Sonora.

Como sol√≠a decir el Jefe M√°ximo, ‚Äúlos reaccionarios tambi√©n son mexicanos‚ÄĚ. Ahora resulta que en Sonora, de donde surgi√≥ el grupo de militares que hizo posible el triunfo del movimiento armado iniciado en 1910, los festejos del¬† Centenario de la Revoluci√≥n ser√°n presididos por el militante de un partido que, desde su fundaci√≥n, ha representado la contrarrevoluci√≥n. Al menos el calderonismo puede rayar una muesca en su oxidada carabina 30-30.


DE QUE DIOS DA, DA A MANOS LLENAS

¬†¬† DE LA CORRUPCI√ďN PRI√ćSTA, el bonzo del PAN Germ√°n Mart√≠nez C√°zares hizo bandera de campa√Īa, sin temer el efecto bumerang. Priista fue la honesta aliada de Felipe Calder√≥n Hinojosa, Elba Esther Gordillo Morales. Sinti√©ndose en deuda con ella, entre las franquicias que su amigo le revalid√≥ a ‚Äúla maestra‚ÄĚ est√° la de Loter√≠a Nacional para ‚Äúla asistencia p√ļblica‚ÄĚ. Al cuidado de esa caja grande, la chiapaneca coloc√≥ a su chal√°n y ex diputado Miguel √Āngel Jim√©nez, descubierto semanas antes del 5 de julio tratando de comprar -con dinero de esa instituci√≥n- voluntades medi√°ticas para apoyar a los candidatos del PAN en Campeche.
¬†¬† Por eso fue separado de su encargo y puesto bajo protecci√≥n del secretario de la funci√≥n p√ļblica, Salvador Vega Casillas, quien reserv√≥ (escondi√≥) el expediente de la indagatoria por dos a√Īos. Como relevo de Jim√©nez, Calder√≥n Hinojosa nombr√≥ al tambi√©n ex priista devenido diputado panista, Benjam√≠n Gonz√°lez Roaro, cuya misi√≥n tiene como objetivo el 2012 de Elba Esther. Pero la diosa fortuna es generosa (si no, que lo digan los destinatarios digitados de las grandes bolsas de la LN). La familia Gonz√°lez est√° de jolgorio: El hijo de don Benjam√≠n, C√©sar Daniel Gonz√°lez, nominado por el PAN, result√≥ agraciado con una curul en el Palacio Legislativo de San L√°zaro por el Distrito Federal. La Loter√≠a Nacional sigue haciendo hogares felices.


LA CASILLA ERRANTE

¬†¬† EN POCO M√ĀS DE tres a√Īos, mi casilla, correspondiente a la secci√≥n electoral 4354 se ha vuelto una casilla errante. Para 2006 desapareci√≥ de su domicilio hist√≥rico en la colonia del Valle (distrito XV federal), calle Heriberto Fr√≠as, y trasladada, casi subrepticiamente, a la finca donde estuvo alojado el equipo editor de La Naci√≥n, √≥rgano oficial del PAN. El pasado 5 de julio, para que la democracia crezca, asistimos a esa direcci√≥n para emitir nuestro voto. Resulta que ah√≠ no: Tras b√ļsqueda de horas, logramos localizarla sobre la Eugenia, casi esquina con Divisi√≥n del Norte, hallazgo que no hicieron otros electores que se fastidiaron en la pesquisa. Obviamente, los primeros que hicieron cola fueron los militantes del PAN, bien enterados del s√ļbito cambio. En el mismo domicilio se instalaron las casillas para la elecciones del Distrito Federal. Al cierre del horario de votaci√≥n, acudimos a revisar las s√°banas del escrutinio de nuestros votos. S√≥lo se exhibi√≥ la que anunci√≥ a grandes n√ļmeros que el panista Cesar Nava, ex secretario particular de Felipe Calder√≥n y candidato a la diputaci√≥n federal, estaba arriba en el conteo. Nunca se expuso la de los resultados para la elecci√≥n de Delegado de la Benito Ju√°rez y de diputados a la Asamblea Legislativa del DF. Misterios de la crecida democracia.


More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham Garc√≠a Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham Garc√≠a Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 402 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner