joomla visitor
AuditorŪa
PAPELES AL VIENTO
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
459
Banner
Posada del Periodista
Banner
460
Banner
458
Banner
457
Banner
456
Banner
455
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Ediciòn 288

PAPELES AL VIENTO
ABRAHAM GARC
√ćA IBARRA

Paquita la del Barrio y el

ciudadano desechable

Tres veces te enga√Ī√©:

La primera por coraje: Para julio de 1988, el presidente del PRI, Jorge de la Vega Dom√≠nguez, le ofreci√≥ a Carlos Salinas de Gortari¬† 20 millones de votos (Ja ja ja). La cifra qued√≥ en nueve millones 687 mil 926. Cuando la noche del 6 de julio el sistema de c√≥mputo empez√≥ a registrar la marea roja en favor de Cuauht√©moc C√°rdenas, en Bucareli, Insurgente y Los Pinos se produjo un terremoto pol√≠tico, seg√ļn confesar√≠a despu√©s el ex presidente Miguel de la Madrid. Fue cuando el famoso sistema ‚Äúse cay√≥‚ÄĚ.

Paquita la del Barrio
Paquita la del Barrio

La obsolescente Comisi√≥n Federal Electoral y los colegios electorales de la C√°mara de Diputados emprendieron una tarea tit√°nicamente sucia para armarle un uno por ciento a Salinas de Gortari, de suerte que la votaci√≥n por¬† la oposici√≥n¬† quedara en 49 por ciento. A esa operaci√≥n, el constitucionalista y diputado electo priista don Antonio Mart√≠nez B√°ez la tipific√≥ entonces como un golpe de Estado t√©cnico. Con el ‚Äúconsenso‚ÄĚ del PAN se consum√≥ la primera usurpaci√≥n.

La segunda por capricho: ‚ÄúHaiga sido como haiga sido‚ÄĚ, dijo el usufructuario del 0.56 por ciento en 2006. El consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde, bajo el s√≠ndrome de algoritmo, hizo una ronda nocturna por los sets televisivos y las cabinas de radio para cargar de confusi√≥n la atm√≥sfera computativa. Los unanimistas siete magn√≠ficos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federaci√≥n se encargaron de hacer el resto. √Čstos dictaminaron que Vicente Fox contamin√≥ y puso en riesgo la elecci√≥n presidencial. Fue √©ste quien, en la t√©trica noche del 30 de noviembre de 2006, ungi√≥ al presidente designado. ¬°Y qu√©!

Despu√©s de dos a√Īos, los propios magistrados cayeron en cuenta que los delincuentes electorales de cuello blanco del Consejo Coordinador Empresarial s√≠ hab√≠an transgredido el C√≥digo Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales. ¬°Y qu√©! La segunda usurpaci√≥n hundi√≥ a la Rep√ļblica en sangre e ingobernabilidad. Los narcos emplazan: ‚ÄúPlata o plomo‚ÄĚ. Ahora, los plut√≥cratas se siguen llevando el oro, los ol√≠mpicos mexicanos la plata, y ya hay quienes proponen medalla de plomo para Felipe del Sagrado Coraz√≥n de Jes√ļs Calder√≥n Hinojosa.

¬ŅLa tercera por placer? Antes, durante y despu√©s, los nueve magn√≠ficos del IFE (y ya son 16), con sus cajas de resonancia en el Trife, han ense√Īado el cobre con su constitucional e impoluta imparcialidad. Las armas legaloides est√°n de nuevo a punto de cubrirse de gloria. Y nos despedimos de Lupita la del Barrio antes de que nos aseste: Rata de dos patas.

Derecho y ¬°L√°stima, Margarito‚ÄĚ.

En el Canal del Poder Judicial de la Federaci√≥n (refundido en el 638 de Sky) hemos pretendido seguir -no sin nauseas-, un panel que propone el tema de √Čtica judicial. Participa el ministro ex presidente de la Corte Mariano Azuela G√ľitr√≥n que empieza por sentenciar b√≠blicamente: No juzgu√©is y no ser√°s juzgado; no conden√©is y no ser√°n condenado (¬Ņ?). Es el mismo que hace siete a√Īos, como presidente del m√°ximo tribunal, se reun√≠a con Vicente Fox para disfrutar de un desayuno cuyo plato fuerte era el desafuero. (Todav√≠a no se da salida legal al asunto de El Encino). Los panelistas son ministros, algunos anatocistas (partidarios de la usura bancaria), y un miembro panista del Consejo de la Judicatura Federal, quien se dirige a sus interlocutores como Caballeros de la Justicia (sic).¬† La ‚Äú√©tica‚ÄĚ huye entre un interminable repaso de an√©cdotas personales que los togados casi convierten en jurisprudencia.

Ministro Mariano Azuela.
Ministro Mariano Azuela.

Pero ah√≠ mismo, en dicho canal,¬† en otra barra de an√°lisis, hemos escuchado a serios magistrados que, sin pelos en la lengua y con base en estudios comparativos, aseguran que el Derecho mexicano est√° a a√Īos luz de los avances en sistemas judiciales de otros Estados. Un segundo afirma que la confianza en la justicia mexicana se estrella para los pobres en un ¬°L√°stima, Margarita!, en alusi√≥n a una vieja parodia televisiva en la que, cuando el humilde y esperanzado concursante estaba a punto de llegar a la¬† apetecida bolsa final, se le bajaban las pilas con dicha criminal frase.

El ciudadano inexistente

No se trata del c√©lebre Kane, que s√≠ existe en el celuloide. Es el votante mexicano que, una vez requerido para que sufrague en secreto -las boletas electorales solicitadas por un impugnador para acreditar el fraude electoral, dicen los de la judicatura, no son (materia) documentos probatorios de nada-,¬† despu√©s de la jornada electoral se convierte de inmediato en un ser et√©reo, al que no se le pueden reconocer derechos de ciudadano. S√≠: ‚Äúeso dice la norma‚ÄĚ, seg√ļn la coartada jur√≠dica.

Los recursos de inconformidad o de impugnaci√≥n electorales no son acreditables al mexicano com√ļn: Pertenecen al monopolio de la partidocracia. ‚ÄúSon improcedentes‚ÄĚ y hasta ‚Äúnotoriamente‚ÄĚ improcedentes cuando Juan pueblo los promueve. Son, por ley, dicen los inatacables, concesi√≥n patrimonialista a partidos y candidatos. Dejemos al menos constancia -replica otros de esos magistrados-, de que la causa invocada es justa, aunque el legislador discrimine al iluso que la invoca.

Magistrado Luna Ramos
Magistrado Luna Ramos

Los magistrados electorales federales s√≠ saben c√≥mo hacerla y saben como ocupar su tiempo: Si el PAN de Jalisco, por ejemplo, presenta fotograf√≠a y acta circunstanciada de la violaci√≥n a la norma cuando el PRI pone propaganda en ‚Äúun accidente geogr√°fico‚ÄĚ prohibido, pues hay que darle para atr√°s. ¬°Qu√© temazo! Y llega otro expediente, y otro, y otro, y los jueces ponentes se queman las pesta√Īas buscando evasivas en monta√Īas de literatura jur√≠dica.

El IFE blasona del uso de una tecnolog√≠a de punta en sus sistemas, a prueba de¬† hackers. As√≠ present√≥, por ejemplo, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP). El propio Poder Judicial de la Federaci√≥n asombra con sus sistemas digitalizados y por ah√≠ andan los ministros con sus laptops, como ni√Īos con zapatos nuevos. Pero, ¬Ņsabe usted por qu√© se declaran improcedentes algunos recursos? Porque la documentaci√≥n que se hace llegar por la Internet a las salas del Tribunal Electoral ‚Äúno contiene la firma aut√≥grafa del promovente‚ÄĚ. Esto es inadmisible, un atentado contra el procedimiento, un crimen de lesa legalidad: ‚ÄúEs notoriamente improcedente‚ÄĚ. ¬°H√°game usted -dice Cat√≥n- el refrabon cavor!

Adictos al ejercicio memorioso, vemos de nuevo fotograf√≠as de los un√°nimes¬† perros guardianes de la Constituci√≥n y del c√≥digo electoral que actuaron en 2006 y dijeron que Fox¬† se constituy√≥ en un riesgo para la elecci√≥n presidencial (‚Äúpero el Presidente no es imputable‚ÄĚ) y concluyeron que los del Consejo Coordinador Empresarial operaron en esa ocasi√≥n como delincuentes electorales. Entre los un√°nimes aparece el magistrado Alejandro Luna Ramos. Con sus mismas barbas y con estropajosa dicci√≥n al estilo del difunto Fidel Vel√°zquez -quien despu√©s de cada declaraci√≥n aclaraba que no hab√≠a dicho lo que los medios dec√≠an que dijo-, aparece ahora en las pantallas televisivas ostentando el t√≠tulo de magistrado presidente y participando en votaciones, para no variar, un√°nimes.

¬ŅPor qu√© cree usted que el pasado 1 de julio se abstuvieron de asistir a las urnas casi 30 millones de mexicanos con derechos electorales a salvo? ¬ŅPor qu√© al candidato ‚Äúmayoritario‚ÄĚ m√°s 60 por ciento de los votantes le neg√≥ el sufragio? Y a esto le llaman democracia.



More articles by this author

Urge restaurar el Estado constitucionalUrge restaurar el Estado constitucional
  Urge restaurar el Estado constitucional Abraham Garc√≠a Ibarra SI LE QUITAMOS algunas...
Friedman sigue hospedado en Palacio NacionalFriedman sigue hospedado en Palacio Nacional
  Friedman sigue hospedado en Palacio Nacional Abraham Garc√≠a Ibarra   CONSTA, en los...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 174 invitados conectado(s)
Noticias
273 Suplemento
Banner
454
Banner
453
Banner
452
Banner
451
Banner
450
Banner