joomla visitor
Auditoría
POZA RICA 1970 Otra forma de morir
Voces Diario
Banner
Certámen XLV
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Números Anteriores
343
Banner
342
Banner
341
Banner
340
Banner
339
Banner
338
Banner
337
Banner
336
Banner
335
Banner
334
Banner
333
Banner
332
Banner
330
Banner
329
Banner
328
Banner
327
Banner
326
Banner
325
Banner
Ediciones anteriores

Edición 348

Edición 347

Edición 346

Edición 345

Edición 344

Edición 343

Edición 342

Edición 341

Edición 340

Edición 339

Edición 338

Edición 337

Edición 336

Edición 335

Edición 334

Edición 333

Edición 332

Edición 331

Edición 330

Edición 329

Edición 328

Edición 327

Edición 326

Edición 325

Edición 324

Edición 323

Edición 322

Edición 316

Edición 306

Edición 315

Edición 314

Edición 313

Edición 312

Edición 311

Edición 310

Edición 309

Edición 308

Edición 307

Edición 305

Edición 304

Edición 303

Edición 302

Edición 301

Edición 300

Edición 299

Edición 298

Edición 297

Edición 296

Edición 295

Edición 294

Edición 293

Edición 292

Edición 291

Edición 290

Edicion 289

Edición 288

Edición 287

Edición 286

Edición 285

Edicion 284

Edicion 283

Edicion 282

Edición 281

Edición 280

Edición 279

Edición 278

Edición 277

Edición 276

Edición 273

Suplemento 273

Edición 276

Edición 275

Edición 274

Edición 272

Edición 271

Edición 270

Edición 269

Edición 268

Edición 267

Edición 266

Edición 265

Edición 264

Edición 263

Edición 262

Edición 261

Edición 260

Edición 259

Edición 258

Edición 257

Edición 256

Edición 255

Edición 254

Edición 253

Edición 252

Edición 251

Edición 250

Edición 249

Edición 248

Edición 247

Edición 246

Edición 245

Edición 244

Edición 243

Edición 242

Edición 241

Edición 240

Edición 239

Edición 238

Edición 237

Edición 236

Edición 235

Edición 234

Edición 233

Edición 232

Edición 231

Edición 230

Edición 229

Edición 228

Edición 227

Edicion 226

Edicion 225

Edicion 224

Edicion 223

Edicion 222

Edicion 221

Edicion 220

Edicion 219

Edicion 218

Edicion 217

Edicion 216

Edicion 215

Edicion 214

Edicion 213

Edicion 212

Edicion 211

Edición 210

Edición 209

Edición 208

Edición 207

Voces del Periodista Edición 321

English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


Ver Otros Artículos de Este Autor


POZA RICA 1970

Otra manera

de morir

3PARAPOZARICA

Diciembre de 1969: En Mazatlán, Sinaloa, la comitiva de prensa que acompaña al candidato presidencial del PRI, Luis Echeverría, es trasladada a las 7:00 al aeropuerto desde donde partiría hacia Los Mochis, para iniciar el itinerario de la gira electoral de norte a sur del estado. Uno de los grupos en que han sido divididos los reporteros es avisado de que tendrá que esperar, pues el avión que le fue asignado sufrió un desperfecto y había que esperar a que la refacción llegara de la Ciudad de México. Como la demora se prolonga, ese grupo es regresado al centro de prensa instalado en el puerto, con nueva cita para abordar a las 14:00. Otra vez en la sala de espera, se informa que el motor reparado tiene que probarse para evitar una contingencia en el vuelo. Tentativamente, el despegue se reprograma para las 18:00.

 

De nuevo en el centro de prensa, es denso y palpable el nerviosismo que sobrecoge a los periodistas rezagados. El que sepa rezar, que rece. Se escucha, sin embargo, el incesante tecleo en una máquina mecánica aporreada por un colega que, con un Delicados inapagable entre sus amarillentos dientes, de esa manera pretende aquietar sus agitadas neuronas. Es el entrañable poeta chiapaneco, Pepe Falconi, enviado especial de El Heraldo de México.

 

Tras echar enfurecido al cesto de la basura varias cuartillas que no le cuadraron, finalmente Pepe pide al técnico de la fotocopiadora dos copias de su texto. Una la entrega a su compañero de casa editorial, Jesús Kramsky, y la segunda a Abraham García Ibarra, enviado de El Día. Al terminar la lectura, el pálpito se enerva y los pelos se nos erizan. Es una nota luctuosa “embargada”, cuyo crédito queda en blanco en espera del eventual desenlace. Citada de memoria, la inesperada entrada de esa esquela decía: Hoy no puedo escribir. No puedo escribir que, en cumplimiento de su deber, esta noche murieron los queridos compañeros periodistas (número listado) en un accidente aéreo, en vuelo privado Mazatlán-Los Mochis… Para fortuna temporal, ya en tierras mochitecas pudimos festejar la ocurrencia falconiana. ¿Ocurrencia? No: Premonición

 

En cumplimiento de su deber

 

25 de enero de 1970: Esta mañana de presagioso norte veracruzano, en un cerro cercano a los suburbios de Poza Rica, se estrelló e incendió un avión en el que viajaba parte de la comitiva de prensa que cubre la campaña de Luis Echeverría. El piloto no pudo encontrar un hoyo en el cerrado nublado bajo para localizar la pista de aterrizaje. Murieron 14 periodistas, los miembros de la tripulación y un pasajero ocasional. Sólo sobrevive, en condiciones extremadamente críticas, el enviado de El Heraldo de México, Jesús Kramsky. Entre los colegas fallecidos, se encuentra José Falconi C.. En un matinal noticiario dominical televisivo se nombra a Abraham García Ibarra, incluido en la lista original de viajantes, tomada del control de logística del transporte aéreo. García Ibarra, sin embargo, por causas fortuitas, había sido reacomodado en un vuelo posterior, dato que no cotejó el enviado de Televisa.

 

Aquellos obreros de la tinta y de la lente  caídos en cumplimiento de su deber fueron: Adolfo Olmedo Luna (Ovaciones), Mario Rojas Cedeño, Hernán Porragas, José Ley Zárate y Lorenzo Hernández B. (El Sol de México); José Falconi C., Ismael Casasola T., Eduardo Quiroz G., y Rafael Moya R. (El Heraldo de México); Rubén Porras Ochoa (La Afición), Rodolfo Martínez M. y Jesús Figueroa B. (La Prensa), Jaime González H. (Excélsior) y Miguel de los Santos (Agencia Pimsa.) Si estamos al corriente, después de múltiples y dolorosas intervenciones quirúrgicas, a  Jesús Kramsky las calaveras le siguen pelando los dientes.

Ellos lo sabían. Nosotros lo sabemos. En este fascinante oficio nuestro, como en todos los oficios, todas las horas duelen. La última es la que mata, sus designios son inimaginables e  infinitos: 25 de enero, 40 años de otro día negro para el periodismo mexicano. Sin pesadumbre ya, pero con nostalgia, ¡Salud! amigos, ahí donde se encuentre el más allá. (ABRAHAM GARCÍA IBARRA)


Related Articles:


More articles by this author

Graco (Su carta de presentación: 3,673 asesinatos impunes)Graco (Su carta de presentación: 3,673 asesinatos impunes)
CUENTA LA LEYENDA que la misma noche del 1 de...
Los recuerdos del porvenirLos recuerdos del porvenir
    La raíz de los males de México se llama Síndrome...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 666 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
331
Banner
Números Anteriores
310
Banner
311
Banner
312
Banner
313
Banner
314
Banner
315
Banner
316
Banner
317
Banner
318
Banner
319
Banner
320
Banner
321
Banner
322
Banner
323
Banner
324
Banner