joomla visitor
Auditoría
MITOS Y MITOTES ¡Hitler sobrevivió!, El diablo por las orejas, ¿Por qué se dice salud cuando alguien estornuda? ¿Cuál es el origen de esta costumbre?
Voces Diario
Banner
Certámen XLVI
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
Edición 361

Mitos y Mitotes

portada 20

Dr. Eugenia Gonzáles

De vuelta con el viejo engaño

¡Hitler sobrevivió!

SIN QUE IMPORTEN todas las pruebas documentales e históricas sobre la muerte de Hitler y su esposa Eva, no faltan charlatanes que vuelven sobre el viejo engaño estalinista acerca de la supervivencia de Hitler gracias a su salida del Berlín en llamas, con los soviéticos combatiendo a pocos cientos de metros de la cancillería.

EL PERIODISTA argentino Abel Basti, que ha investigado los supuestos pasos del dictador alemán en América Latina después de la caída del Tercer Reich, asegura que dispone de “evidencias” que prueban que el Führer estuvo en Colombia en 1954. “Tengo un documento de la CIA que dice que Hitler estuvo en Colombia, una foto también de la CIA de Hitler en la localidad de Tunja reunido con otro nazi llamado Phillipe Citroën en 1954. Además, durante mi estadía en Colombia he entrevistado a personas que aseguran que él estuvo aquí”, detalló el autor de “Los secretos de Hitler” (Planeta 2016), en una entrevista en Bogotá.

Basti, quien presentó su nueva obra en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, explicó que ya realizó los trámites administrativos necesarios para solicitar que el Ministerio de Defensa de Colombia desclasifique los documentos que hacen referencia a los supuestos viajes del dictador al país suramericano.

hitlers1

El “investigador” apuntó además que, según las informaciones que ha logrado reunir hasta el momento, puede asegurar que el dictador nazi se alojó en un hotel llamado Residencias Coloniales en la zona de Tunja, capital del departamento de Boyacá, en el centro de Colombia, que por aquel entonces estaba regentado por un alemán. Afirmó que, en esa zona del país, a solo 130 kilómetros de Bogotá, había una comunidad alemana muy importante que incluso le hacía a Hitler el saludo nazi.

Según Basti, Hitler recaló en Latinoamérica en los años cincuenta después de llegar en un submarino, con 56 años de edad, acompañado de su mujer y en buenas condiciones de salud física y psíquica, para acabar muriendo de vejez sin problemas de lucidez.

“Stalin dijo públicamente en conferencias de prensa que Hitler escapó en dirección a España o Argentina, esto está en los diarios, no es una información reservada”. Basti advirtió que esa versión de la huida de Hitler cambió tras la muerte de Stalin en 1953, cuando empezó a hacerse hincapié en la teoría del suicidio del Führer.

¿Errores por ignorancia o simple mercadotecnia?

Luego de esas afirmaciones resulta obvio que el che Basti es uno más de los charlatanes que a más de 70 años de la caída de Berlín en manos soviéticas, siguen alimentando la propaganda de Stalin acerca de la supervivencia de Adolf Hitler.

         Para entender esto hay que recordar cómo estaba la situación en Berlín aquel mes de abril de 1945… la ciudad era una ruina ardiente para el día 27, los rusos ya combatían en la periferia, no había vuelos pues los aeropuertos, o bien habían caído en manos del enemigo o se encontraban bajo fuego de artillería, el único avión que logró entrar a la ciudad sitiada fue el pequeño Storch piloteado por la magnífica piloto de pruebas Hanna Reicht, un aparato de observación que ella logró aterrizar junto a la cancillería. Hitler no pudo haber salido de ahí por avión; sólo quedaba un estrecho corredor terrestre por el que lograron huir algunos nazis notables y también cientos de civiles.

         Hitler para entonces estaba muy enfermo y eso es evidente en las últimas fotos que le fueron tomadas, a sus 56 años semejaba un anciano de 80. La afirmación de Basti sobre el viaje en sumergible es ridícula; por esas fechas los únicos sumergibles apenas operativos estaban en Noruega y es obvio que Hitler no pudo haber viajado hasta allá. El líder alemán se suicidó junto con su esposa Eva el 30 de abril, sus cadáveres fueron hallados por los rusos a principios de mayo y entregados para autopsia a los especialistas de la Smersch, luego fueron ocultados y se corrió la versión de Stalin de que Hitler estaba vivo pues eso le convenía al dictador ruso como una forma de mantener ocupados a los occidentales persiguiendo fantasmas. El asunto le resultó de perlas al “padrecito” y hasta la fecha hay creyentes en la falacia Basti es solo uno de los más recientes que ha sacado plata del asunto.

         La muerte de Hitler el 30 de abril de 1945, está completamente comprobada y no es necesario a estas alturas andar buscándole patas a la víbora…

El diablo por las orejas

HAY CONSPIRANOICOS de todos los tipos, tamaños y colores y sus absurdas ideas suelen llevar a errores y temores entre aquellos que les crean. Este es el caso de quienes afirman que existe música “satánica” la cual puede lograr que el mismísimo diablo se meta por las orejas.

        

Según estos individuos esa terrible música es toda aquella que no está dedicada a la adoración de alguna deidad, o sea toda la que no sea “sacra”.

En especial se condena al rock y a la música moderna de cualquier tipo causantes (según ellos) de una buena cantidad de “posesiones diabólicas”.

hitlers2La más nociva de todas es aquella que se escucha “al revés”, pues en ella habría unos claros mensajes del “maligno” … posiblemente esta sesuda conclusión fue sacada de haber visto que los DJ suelen mover el disco en sentido contrario y de haber visto 666 veces la cinta “El exorcista”.

         Según afirman se trata de mensajes subliminales llegados directo del infierno, muy acordes con la satánica modernidad, eso de los mensajes subliminales fue descartado hace mucho tiempo por la ciencia, pero tal realidad a los creyentes no les afecta.

         Los fundamentalistas católicos insisten en que si —como dijo san Agustín— “Miriam per auream impregnata est” o sea: María fue embarazada por la oreja, ya que este padre de la iglesia afirmaba que el espíritu santo preño a la esposa de José por intermedio de un arcángel, con las sagradas palabras; “parirás un hijo”, todo ello, por supuesto, sin intercurso, el diablo bien podría tomar posesión de alguien mediante palabras.hitlers3

         Nuestro cerebro tiende a buscar significados en imágenes y palabras que no los tienen, a esto se le llama “pareidolia” palabra derivada etimológicamente del griego eidolon: ‘figura’ o ‘imagen’ y el prefijo para:junto a o adjunto. Lo hacemos, por ejemplo, cuando miramos nubes o formaciones rocosas, figuras abstractas en mosaicos, manchas, etc., y empezamos a encontrarles sentido como figuras o rostros, aunque suele haber poco acuerdo entre quienes ven u oyen aquello.

         Una explicación de este fenómeno, conforme al funcionamiento del cerebro, es descrito por Jeff Hawkins en su teoría de memoria-predicción.

¿Por qué se dice salud cuando alguien estornuda?

¿Cuál es el origen de esta costumbre?

CUÁL ES EL ORIGEN de decir “Salud” o “Dios te bendiga” luego de que alguien estornuda?

(Según los judíos)

AUNQUE técnicamente no sea parte de la Ley Judía (Halajá), decir “Salud”, “tzu gezunt”, “Labriut”, o “Dios te bendiga” es considerado una costumbre de cortesía. Está escrito en el Midrash que el Patriarca Iaakov fue la primera persona que enfermó antes de fallecer. Anteriormente, la gente estornudaba y moría. Cuando Di-s infundió el alma al hitlers9Hombre, Él la “sopló” dentro de las fosas nasales de Adam. Así, cuando le llegaba el momento al alma de volver a Su Creador, se iría por el mismo portal en el que entró.

Más aún, estornudar siempre ha sido una indicación de enfermedad. Durante la Edad Media, cuando las plagas eran comunes, y un estornudo podría haber significado algo serio, una enfermedad incurable, la gente solía desear a aquella persona que sea bendecida.

Mi abuela me enseñó que la primera vez que una persona estornuda, es correcto decir “tzu gezunt” (por salud); la segunda vez, “Tzum leben” (por la vida), y la tercera vez “tzu lange ioren” (por largos años) Estas últimas parecenhitlers10 Yiddish…(nota del perpetrador).

Muchos tienen la costumbre que luego de estornudar, se tiran gentilmente de la oreja y recitan el versículo “Lishuatjá kiviti Ad-nay” (“Espero tu salvación, Oh Di-s”)



¿Quién está en línea?
Tenemos 176 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
354
Banner
353
Banner
352
Banner
351
Banner
350
Banner
349
Banner
348
Banner