joomla visitor
AuditorŪa
Fórmula para que los políticos sean éticos
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
ÔĽŅ
Ediciòn 292

Fórmula para que

los políticos sean éticos

JOSE LUIS SAMPEDRO


ESTA CRISIS DE LEGITIMIDAD
va muy vinculada a la separación entre ética y política, que es cada vez más subsidiaria de lo económico 21 de Septiembre de 2012


Sampedro
José Luis Sampedro.

 

ES UNA FALACIA hablar de crisis financiera √ļnicamente. La crisis es pol√≠tica``, sentenci√≥ el pensador espa√Īol Jos√© Luis Sampedro. Y seg√ļn las mediciones sociol√≥gicas esto es ya inocultable: crece indetenible la desconfianza en los gobiernos. El m√°s reciente estudio del centro Pew Global Research encontr√≥ que en 16 de los 21 pa√≠ses analizados la mayor√≠a culpa a sus dirigentes por los problemas econ√≥micos. Como respuesta, un grupo de acad√©micos espa√Īoles elabor√≥ un c√≥digo de √©tica para pol√≠ticos.

Durante más de 30 horas, los trece profesores, en su mayoría de filosofía, ética y ciencias políticas, se reunieron para discutir el tema en la Cátedra Ethos de la Universidad Ramón Llul, y concibieron 26 artículos, inspirados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que destacan valores como la justicia, la transparencia, el servicio, la integridad, la imparcialidad y el profesionalismo. ``La idea nace porque estábamos preocupados por la caída en picada de la imagen del político en la vida social. Esta crisis de legitimidad va muy vinculada a la separación entre ética y política, que es cada vez más subsidiaria de lo económico``, dice a BBC Mundo Francesc Torralba, profesor de filosofía y director del proyecto.

No hab√≠a en Europa tal c√≥digo para todos los √°mbitos de la vida p√ļblica; s√≥lo para partidos pol√≠ticos y uno para el Parlamento brit√°nico, resalta Torralba. Este es un articulado pensado para las ``democracias abiertas y caracterizadas por el estado de bienestar`` de Europa, en todas sus instancias, desde los concejos municipales hasta el Parlamento Europeo. ¬ŅC√≥mo puede un c√≥digo confeccionado en una universidad catalana, en una c√°tedra que vive de intentar responder las cuestiones fundamentales de la existencia, cambiar conductas inherentes al muy mundano ejercicio de la pol√≠tica? Torralba responde que muchos de los profesores hab√≠an trabajado antes en el Congreso y en consejer√≠as de gobierno, pero que √©l y sus compa√Īeros reconocieron la limitaci√≥n y por eso sometieron el texto a la evaluaci√≥n de una veintena de pol√≠ticos activos de primera l√≠nea.

Antonio Guti√©rrez-Rub√≠, autor del libro ``Filopol√≠tica, filosof√≠a para la pol√≠tica``, alaba de este texto su regreso ``a la lectura de los cl√°sicos``. Est√° convencido de que son esas preguntas fundamentales de la filosof√≠a y la √©tica las que hace falta asumir en el ejercicio pol√≠tico. ¬ŅParadoja irresoluble? De hecho, en el libro invita a los dirigentes a incorporar en su cotidianidad pr√°cticas como la meditaci√≥n: ``Un gestor p√ļblico debe ser una persona de densidad moral y √©tica, y para ello es imprescindible una actitud reflexiva y pausada y una vida interior rica y equilibrada``, escribe. Con BBC Mundo discurre: ``Hemos tendido a creer que los problemas nuevos desdibujaban las preguntas de siempre, y la filosof√≠a y la √©tica ponen de relieve que no.

Hay que situar esas grandes cuestiones morales en el epicentro de la acci√≥n pol√≠tica‚ÄĚ. ¬ŅPor qu√© han sido la √©tica y la pol√≠tica conceptos casi irreconciliables, una paradoja -en t√©rminos generales- irresoluble? Torralba dice que los estados-naci√≥n y las organizaciones que los rigen, la ONU principalmente, no han sido capaces de desarrollar mecanismos que controlen el desboque financiero. Guti√©rrez-Rub√≠ sostiene que la democracia representativa ha tendido ``demasiadas veces a postergar la soberan√≠a delegada (a trav√©s del voto) y piensa que el √ļnico momento de rendici√≥n de cuentas es con el electorado cada cuatro a√Īos.

Esa representaci√≥n, para que sea fuerte y pueda ser el √ļltimo poder de los poderes necesita volver a nutrirse permanentemente de su contacto con la sociedad``. Entonces interviene en esta conversaci√≥n un pol√≠tico en activo, Lluis Corominas, el vicepresidente primero del Parlamento catal√°n, la primera instituci√≥n que recibi√≥ el c√≥digo de √©tica en marzo -Torralba no descarta llevarlo tambi√©n al Congreso nacional- y que en octubre debatir√° el texto ``como un papel de trabajo``, para posiblemente incorporar parte de su contenido en la Ley de Transparencia de Catalu√Īa. Democracia imperfecta.- La ley estar√≠a aprobada a principios de 2013, confirma el diputado. ``Pero hay un d√©ficit general``, dice. ``√Čtica y sociedad es un di√°logo interesante que se ha producido cuando hemos visto que esta democracia que est√°bamos construyendo es imperfecta.

No es un debate que haya llegado tarde a la pol√≠tica, ha llegado tarde tambi√©n a la sociedad``. ¬ŅHar√≠a falta, pues, un c√≥digo de √©tica para ciudadanos? Torralba dice que s√≠, que valdr√≠a la pena recuperar aquel intento de escala mundial de 1998, cuando la Declaraci√≥n Universal cumpli√≥ medio siglo. Guti√©rrez-Rub√≠, tambi√©n experto en comunicaci√≥n pol√≠tica, discrepa, porque dice que ya hay suficientes leyes y lo que hay que hacer es que se cumplen. ``Los desaf√≠os a los que nos enfrentamos no se pueden resolver s√≥lo desde la pol√≠tica, sino con una gran alianza p√ļblica y privada que nos obligue a comprender que no hay horizontes individuales seguros si no hay un horizonte colectivo``.

Lo m√°s destacado.- 1. Relaci√≥n de los pol√≠ticos con los ciudadanos y la sociedad civil: ``Los pol√≠ticos deber√°n expresar sus planes e ideas con respecto a todos los ciudadanos y actores pol√≠ticos``. 2. Relaci√≥n entre pol√≠ticos: ``La relaci√≥n entre actores pol√≠ticos (...) debe estar definida por la voluntad de di√°logo, juego limpio y honestidad``. 3. Pol√≠ticos con sus deberes ejecutivos en la administraci√≥n p√ļblica: ``Las acciones de las administraciones p√ļblicas no pueden ser gobernadas por intereses arbitrarios o parcializados``. 4. Relaciones con los medios: ``La relaci√≥n entre pol√≠ticos y profesionales de los medios debe siempre distinguirse por el respeto de la autonom√≠a de cada dominio``. 5. Relaciones con los partidos pol√≠ticos: ``Los pol√≠ticos pueden expresar libremente sus opiniones dentro de los √≥rganos del partido y transmitir sus discrepancias dentro de los canales que correspondan``.

 



Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 231 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
356
Banner
355
Banner
354
Banner
353
Banner
352
Banner