joomla visitor
Auditoría
Salud mental en México y desafío para gobiernos y ciudadanos
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 420

 4205

Salud mental en México

y desafío para gobiernos y ciudadanos

Juan Bautista Rojo

La pandemia marca un punto de inflexión en el tratamiento de los trastornos mentales

LOS TRASTORNOS mentales suelen ser silenciosos, avanzar sin ser detectados, afectan a cientos, miles de personas, no distingue edades, llega a la movilidad y el razonamiento de un individuo. Puede ser letal en grado extremo, es mortal para la vida social de una comunidad, de una población, de un país.

Es un tema que afecta a todo el orbe. Estudios científicos recientes señalan que su origen multifactorial pudiera ser hereditario. Bajo esta óptica, se amplía el campo de su estudio y atención que hoy se multiplica en las sociedades modernas.

El alcance del problema

En el mundo se calcula que 450 millones de personas padecen trastornos mentales, tanto hombres como mujeres, con excepción de los problemas de la depresión, la cual se desarrolla de manera más frecuente en el sector femenino.

En México, se estima que de los 15 millones de personas que padecen algún trastorno mental, la mayoría son adultos jóvenes en edad productiva, según el más reciente reporte de la Secretaría de Salud federal.

El trastorno mental encierra enormes desafíos para la sociedad, de la forma en que se enfrente los retos por su solución, contención y tratamiento permanente, depende una buena parte del desarrollo de una comunidad, municipio, región o Estado.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que la inversión en la salud mental sea de entre el 5 y 10 por ciento. En México, esta inversión apenas alcanza el 2 por ciento, y de ese presupuesto, el 80 por ciento se emplea en mantener hospitales psiquiátricos en tanto que el resto, se destina a la detección, prevención y rehabilitación ocasionada por los trastornos o afectaciones psicológicas.

La Salud Mental en México no es un tema menor. Existe en este capítulo en su estrecha visión por solucionar problemas que arrastran los ciudadanos más pobres, los que menos tienen, despojados de los elementos esenciales para sobrevivir, producto de las políticas neoliberales del pasado.

Los trastornos mentales en México conllevan serias repercusiones al interior de las familias, de las instituciones públicas y de las empresas privadas. Las consecuencias pueden representar enormes consecuencias económicas y productividad para la planta laboral, pero principalmente, la mella es la pérdida del capital social, el desajuste estructural que erosiona la base social.

En la educación, el tema de los trastornos mentales, en alumnos y maestros en tiempos del Covid, se ha tornado un reglón de enorme preocupación para los especialistas, rubro que estará sujeto a una evaluación permanente en este primer intento sobre el problema de regreso a clases.

Entre los trastornos mentales más frecuentes detectadas entre pacientes en nuestro país, tenemos:

Ansiedad, Depresión; Trastornos por uso de sustancias; Déficit de Atención e Hiperactividad; Trastornos del Sueño, Bipolaridad; Las derivaciones de la Esquizofrenia; y, la fatal fase del SUCIDIO…

Este último tema, destaca por su alto incremento, de 5 y 6 mil casos en los últimos tres años, el pasado año registró 7 mil 896 suicidios, 22 diarios en promedio, de ellos 81.7 por ciento corresponden a hombres y 18.2 por ciento a mujeres, de acuerdo con datos del Inegi, de lo que se desprende que la tasa aumentó de 5.7 por ciento a 6.2 por ciento casos por cada 100 mil habitantes.

Punto de inflexión

La pandemia marca un punto de inflexión en el tratamiento de los trastornos mentales. Los trastornos mentales se agudizaron con el confinamiento aún con el precepto de cuidarnos contra el Covid y ahora, contra el Delta.

Los niños y jóvenes fueron las primeras víctimas, el grupo más vulnerable para padecer trastornos sicológicos, depresión y ansiedad.

Este regreso a clases, de 25 millones de alumnos —hay que recordar que 5 millones ya desertaron, durante el confinamiento, por causas que están por estudiarse—, decretado por el Ejecutivo Federal como una prioridad, tuvo como sustento, en una parte, el diagnóstico que realizó la Comisión de Derechos Humanos de la Cdmx, consulta virtual, con cerca de 25 mil alumnos, donde se refiere a los deseos, angustias, ideales y sueños de los niños y jóvenes durante el periodo de confinamiento.

Importante acercarse a este estudio donde vemos, como con lupa, la enorme insatisfacción que el encierro estaba causando a los infantes, sus miedos de ver cancelada la realización de su futuro y el no poder regresar a convivir con sus amigos como antes.

Urge legislar

Las mujeres por su parte, se llevaron otro pesado rubro, el incremento de la violencia doméstica, que se elevó hasta en un 60 por ciento, según denuncias ante el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

Por otro lado, la amplia población de adultos mayores, quienes, en su encierro, mermaron su salud, adicionada a un cuadro de soledad y angustia. El reporte más reciente del Instituto Nacional de Salud Pública reporta que una de cada cinco personas detectadas con Covid, padece algún trastorno mental, ansiedad o depresión.

El consumo del alcohol y tabaco, se incrementaron principalmente entre los jóvenes durante el confinamiento. La pandemia nos confrontó con la insuficiencia de los servicios de salud mental.

La crisis económica, la falta de atención urgente y a distancia, la carencia de personal especializado, la falta de proveedores especializados, certificados, pusieron a flote la enorme necesidad de atender este tema en forma urgente.

El Senado de la República, sus recientes iniciativas sobre la Regulación del Trastorno Mental laboral como enfermedad del trabajo, apenas presentada el 8 de marzo de este año, por parte de Morena, sumadas las propuestas de la Confederación Autónoma y empleados de México, destaca, en su diagnóstico, los graves problemas que enfrentan los trabajadores ante este fenómeno que incide en la baja productividad en todas las empresas e instituciones del Estado Mexicano.

Necesario legislar en este punto, donde existen vacíos legales que dejan en la orfandad al trabajador cuando éste padece algún trastorno mental derivado de su labor. Indispensable no dejar desamparados a los trabajadores en México y que este tema sea considerado incluso en los tratados internacionales.

Magdalena Salcido Mancha, ex líder sindical, y promotora social, Presidenta de Piensa México en favor de la salud, asociación civil, en proceso de registro, afirma: “Hoy en México, sus gobernantes, dirigentes, líderes sociales, sindicales, expertos en salud y la sociedad civil organizada, deben abrir los ojos, voltear a revisar, con una mirada profunda, posibles soluciones, contenciones y encontrar respuestas a un fenómeno que está dejando de ser invisible y afecta la salud pública, productiva, social y cultural de una comunidad, una alcaldía, de una ciudad o un Estado Nación”.

Ayudar al Estado

Formar clínicas, talleres, cuadros de especialistas en alianza con la sociedad, con el pueblo, con inversión privada y del Estado, en cada una de las alcaldías de la ciudad de México y en los municipios de los estados de la República donde encontremos condiciones para expandir esa ayuda, son hoy uno de los principales objetivos de este esfuerzo colectivo.

Necesario que el Estado Mexicano y su legislativo, redireccione sus políticas de salud en este tema, que la Iniciativa Privada, la cual también tiene trabajadores, se involucre y, la Sociedad en general, por medio de asociaciones, colectivos, expertos, directivos de hospitales, siquiatras y médicos especialistas, formen una nueva fuerza que vea por el futuro de México y la Salud Mental de sus habitantes.

  • La Organización Mundial de la Salud, señala que la salud mental será la principal causa de discapacidad en el mundo para el año 2030, y prevé:

  • 1 de cada 4 personas padecerá un trastorno a lo largo de su vida.

  • 12.5 por ciento de todos los problemas de la salud, serán por los trastornos mentales superando al cáncer y a las enfermedades cardiovasculares.

  • El 1 por ciento de la población mundial desarrollará alguna forma de esquizofrenia.

  • El 50 por ciento de los problemas de salud mental en adultos iniciará de los 15 años y el 75 por ciento antes de los 18.

  • De toda la población del planeta, entre el 35 por ciento y el 50 por ciento no reciben un tratamiento o el que reciben, no es el adecuado.

  • 450 millones de personas en el mundo, ser verán afectadas por algún trastorno mental.

Fuente: Organización Mundial de la Salud.

 



More articles by this author

Todo Sur: “En la sucesión…” Claudia Sheinbaum se toma la foto con los FifíTodo Sur: “En la sucesión…” Claudia Sheinbaum se toma la foto con los Fifí
  Todo Sur: “En la sucesión…” Claudia Sheinbaum se toma la foto con...
Más muertos por Covid-19 de lo esperado: SSAMás muertos por Covid-19 de lo esperado: SSA
  Más muertos por Covid-19 de lo esperado: SSA Juan Bautista Rojo Hay más...
¿Quién está en línea?
Tenemos 386 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner