joomla visitor
Auditoría
A FUEGO LENTO ¡Juicio o impunidad!
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 418

 4186

A FUEGO LENTO

¡Juicio o impunidad!

Por Enrique Pastor Cruz Carranza

“Un Estado donde quedan impunes la insolencia y la libertad de hacerlo todo, termina por hundirse”: Sófocles.

Como para pedir rendición de cuentas a todos estos Traidores de la Confianza Nacional y de La Patria

Una de las míticas ideas de que un ex presidente es intocable y totalmente inmune a rendir cuentas de sus actos de gobierno, decisiones, actos y manejo de los recursos patrimoniales, respeto a la Constitución, Derechos Humanos y todas las leyes que se jura respetar y hacerlas cumplir, estaría en vías de colapsar después del indiscutible empoderamiento de la sociedad civil, a partir de la determinación por ser factor vital en la forma de gobierno, ejerciendo sin concesiones el poder del voto libre y democrático.

Siempre ha quedado en todos los mexicanos esa sensación de profunda impotencia frente al poder, en sus tres niveles de gobierno, con mínimos sufragios que los legitimen, pero suficiente para convertir el ejercicio gubernamental, en una plataforma para ejercer todo tipo de tropelías, abusos, saqueo y rapiña sin el mínimo pudor y a cargo de las clases más desprotegidas y marginadas.

Ver nuestro país cada seis años, convertido en una cloaca para nuevos multimillonarios, el desmantelamiento de todas las áreas estratégicas de autosuficiencia colapsadas por instrucciones de entes neoliberales y neocolonialistas exteriores, aplicadas sin el mínimo consentimiento de los gobernados, con esa plataforma de instituciones infiltradas por la delincuencia gubernamental institucionalizada y simulaciones de probidad tan falsas como sus proclamas, crearon el escenario magnifico para cometer todo tipo de crímenes, robos y políticas apátridas en un común denominador desde la investidura metaconstitucional del Presidente de la República, hasta el alcalde del más recóndito municipio.

La cultura de los moches, la filosofía “del que no tranza no avanza”, “no me des, ponme donde se pueda robar”, y la sentencia a que “la corrupción somos todos”, haría metástasis en las instituciones para crear crisis permanentes, juegos financieros de despojo, desaparecer miles de millones de dólares de los excedentes petroleros, crear Fobaproa, bancas de desarrollo criminal, privatizar carreteras, convertir en deuda pública vía rescate la orgia de esquemas enriquecimiento faraónico y total despreocupación, para ser llamados a pagar por sus fechorías.

Desfalco y delincuencia

Robar un mendrugo de pan por hambre siempre fue un delito imperdonable y digno de aplicar todo el peso de la ley y el descrédito, pero quebrar las empresas, defraudar con obras de pésima calidad, cobrar facturas por las mismas nunca realizadas, y convertir “el contratismo de papel” en fuente inagotable de desfalco a la nación, la virtud presumida hasta el cinismo de chasquear, los informes de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) para comparar con otros delincuentes de la pandilla, los montos desfalcados y convertir el acto ilícito, en estatus de categoría y símbolo de ser “emprendedores exitosos”, siempre aliados con poderes facticos nacionales y globales, quienes por medio de sus impúdicas “calificadoras” recibían evaluaciones de óptima conducta delictuosa.

No se puede olvidar los excesos realizados a partir del gobierno de José López Portillo al violentar toda decencia gubernamental, y colocar a sus cómplices en cargos estratégicos solamente por haber sido parte de aquella pandilla juvenil, al grado de convertir a un delincuente como Arturo Durazo Moreno en “general por decreto”, a su amante en la Secretaria de Turismo y a su hijo en símbolo supremo del nepotismo colosal de sus sexenio de inicio del “boom petrolero” y el huachicol a escala internacional desde las plataformas del MANTO CANTARELL Y CAYO ARCAS.

Premiado por ser el celestino preferido con la fortuna del “fiel de la balanza”, Miguel de la Madrid convertiría la promesa de una utópica “renovación moral” en la más inmoral practica financiera de latrocinio, al propiciar una cadena de devaluaciones, crear pánico integral de perder todo lo logrado en una vida de trabajo y fortalecer el grupo de neoliberales, quienes recibieron de nuevo, la banca limpia de deudas para volver hacer su faena de asalto.

A su alrededor floreció el crimen contra periodistas, como Manuel Buendía el ex gobernador de Yucatán Carlos Loret de Mola, la infiltración de los cárteles de la droga llegando a su máxima crisis con la lucha encarnizada desde Segob de Manuel Bartlett apareciendo narcotraficantes con credenciales; contra el PRI de Adolfo Lugo Verduzco, para coronar la corrupción y desprecio a la vida, después del triste espectáculo de soberbia y ultraje a la vida frente al Sismo de 1985.

La corrupción derivaría en el hartazgo y molestia social durante el proceso electoral de 1988, donde Carlos Salinas de Gortari asume la presidencia, sobre muchos cadáveres de militantes perredistas, la complicidad del PAN con su cúpula de “destacados mercaderes” como Diego Fernández de Ceballos y Carlos Castillo Peraza, para legitimar un triunfo nunca logrado en el fraude gubernamental realizado desde la Segob. La señal de una maldición en alianza política se dio con la llegada de Ernesto Ruffo a la gubernatura de Baja California.

El rescate Fobaproa

La política de este sexenio fue de total latrocinio e integral destrucción de áreas vitales de nuestra nación, para acomodar todas las actividades productivas, sujetas a la regulación del TLC.

La ruptura de la clase política desde la “nomenclatura perfecta de Atlacomulco” en manos del profesor Carlos Hank González, y el proyecto de Salinas con sus aliados globales fuera de la geopolítica a favor de la Comunidad Económica Europea, crearía una sucesión similar a la disputa de plaza por entes delictivos.

Luis Donaldo Colosio representaba la consolidación y un nuevo derrotero sin PRI, y con el proyecto del Partido de la Solidaridad Nacional (PSN) dando paso a los levantamientos en Chiapas, la reaparición de Manuel Camacho Solís y el asesinato del sonorense, con el simbolismo de ejecutarse en “Lomas Taurinas” en el mismo Estado que, se había convertido en símbolo de las concertacesiones salinistas mientras el gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, “pasaba de casualidad por esos rumbos” para sustraer a la mano que jalo el gatillo y posteriormente sería quien nominara a Ernesto Zedillo con aquel “video destape” de película, con libreto de Juan Orol.

¿Sería acaso un abuso ciudadano pedir a Ernesto Zedillo nos dé explicaciones del verdadero fondo de la “crisis de diciembre”, el rescate de su protector Bill Clinton, la desaparición de Isla Bermeja, con la pérdida del control de la gran veta energética del HOYO DE DONA; El Acuerdo de Aguas casi en secreto hasta que el senador José Ángel Conchello lo denuncia y posteriormente murió en accidente oportuno como el también crimen de José Francisco Ruiz Massieu, el Fobaproa y la privatización de los ferrocarriles?

Consulta y rendición de cuentas

¿Existe en este país, alguien que no siente nauseas de haber sido timado con el vaquero locuaz de Guanajuato en el 2000, convertido en falso exterminador letal de tepocatas y “víboras prietas”, para realizar una rapacidad de excedentes petroleros, llevar a sus entenados como símbolo de corrupción y tráficos de influencia en Pemex y toda la administración de pillos, mientras la frivolidad de realizar el sueño de la infiel cónyuge del veterinario, termina en un sueño de Almodóvar, con padrinaje del indigesto José María Aznar y de damita a la no menos agradable Profesora Elba Esther Gordillo?

¿Dónde están los que se desgarraran las vestiduras para defender al beodo usurpador Felipe Calderón, al entregar sin escrúpulos la gobernabilidad y arcas hacendarias al español —su alter ego— Juan Camilo Mouriño en Segob y convertir a nuestro México en la versión moderna de la colonia de Su Majestad Decrepita Juan Carlos de Borbón y su partido franquista popular, para hacer triquiñuelas y financiar rescates de Astilleros en Navantia-Ferrol, la empresa Repsol; leoninos contratos a empresas españolas como Unión Fenosa, Iberdrola y el dominio de la Cabeza de Playa en Campeche con el Grupo Empresarial Energético de los Mouriño, quienes financiaron a Vicente Fox e impusieron en Los Pinos a Calderón Hinojosa mediante la campaña de que AMLO era “un peligro para México” e intentaron imponer, al infiltrar dentro del PRI a José Antonio Meade Kuribreña?

No concibo manifestaciones para frenar la consulta de juicio a ex presidentes y la derivación natural a gobernadores y todo servidor público, posteriormente a la gestión de Enrique Peña Nieto, dejando una estela de podredumbre en todos los niveles de gobierno, para lograr la retrograda Reforma Energética, cuando la crisis de Odebrecht, destapa una cloaca infinita de sobornos, chantajes, asociación delictiva sin precedentes, extorsión política para aprobar en el senado la propuesta con maletas de millones de pesos a los legisladores que sin vergüenza mínima presumen representar a sus estados en el “pacto federal”, mientras se vendían trozos de patria en las rondas canallas apareciendo ellos mismos en el festín de buitres.

¡Por estas y muchos agravios más, estoy listo para asistir el 1 de agosto a las mesas de consulta, para pedir rendición de cuentas a todos estos Traidores de la Confianza Nacional y de La Patria!



More articles by this author

A FUEGO LENTO Traicionan decreto de AMLOA FUEGO LENTO Traicionan decreto de AMLO
  A FUEGO LENTO Traicionan decreto de AMLO Enrique Pastor Cruz Carranza...
A FUEGO LENTO Campeche, tropelía federalista A FUEGO LENTO Campeche, tropelía federalista
  A FUEGO LENTO Campeche, tropelía federalista Enrique Pastor Cruz Carranza Permitir una...
¿Quién está en línea?
Tenemos 380 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner