joomla visitor
AuditorŪa
Hace 22 a√Īos, la guerra de la OTAN contra Yugoslavia: ‚ÄúLuchadores por la libertad‚ÄĚ de Kosovo financiados por el crimen organizado
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 418

 41816

 

Hace 22 a√Īos, la guerra de la OTAN contra Yugoslavia:

‚ÄúLuchadores por la libertad‚ÄĚ

 de Kosovo financiados por el crimen organizado

Por el profesor Michel Chossudovsky*

 

Hace veinti√ļn a√Īos, el 10 de junio de 1999, marca el final del bombardeo a√©reo de la OTAN sobre Yugoslavia (24 de marzo de 1999 al 10 de junio de 1999). Los bombardeos, que duraron casi tres meses, fueron seguidos por la invasi√≥n militar (bajo un mandato falso de la ONU) y la ocupaci√≥n ilegal de la provincia de Kosovo.

 LUEGO DE 21 A√ĎOS, el 24 de abril de 2020, el l√≠der del Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo (ELK), Hashim Thaci, quien posteriormente se convirti√≥ en "Primer Ministro" y "Presidente" de Kosovo, fue acusado de cr√≠menes de lesa humanidad.

 La Fiscal√≠a Especialista de Kosovo en La Haya present√≥ una acusaci√≥n formal contra Hashim Thaci el 24 de abril de 2020 " por una serie de cr√≠menes de lesa humanidad y cr√≠menes de guerra, incluidos asesinato, desaparici√≥n forzada de personas, persecuci√≥n y tortura".

 Seg√ļn el fiscal Jack Smith, Thaci y sus aliados cercanos ‚Äúanteponen sus intereses personales a las v√≠ctimas de sus cr√≠menes, el estado de derecho y toda la gente de Kosovo‚ÄĚ.

 Tonter√≠as: Les tom√≥ 21 a√Īos reconocer los cr√≠menes cometidos por el ELK. Esos cr√≠menes fueron ordenados por Estados Unidos y la OTAN. Hacim Thaci fue y sigue siendo un representante de Estados Unidos y la OTAN. El KLA fue apoyado por la CIA y el BND de Alemania (Bundes Nachrichten Dienst).

 Thaci estaba en la lista de Interpol. El ELK tambi√©n fue apoyado por Al Qaeda.

 Desde el principio, esos cr√≠menes contra el pueblo de Serbia y Kosovo se cometieron en nombre de la Alianza Atl√°ntica. La guerra de la OTAN contra Yugoslavia se bas√≥ en la ‚ÄúResponsabilidad de Proteger‚ÄĚ (R2P), su supuesto mandato ‚Äúhumanitario‚ÄĚ a trav√©s de una campa√Īa de bombardeos (24 de marzo al 10 de junio) era ‚Äúvenir al rescate‚ÄĚ del pueblo de Kosovo.

 

El ELK ten√≠a amplios v√≠nculos con el crimen organizado involucrado en el tr√°fico de drogas. A ra√≠z de la guerra de 1999, hace 21 a√Īos, se instal√≥ un Estado mafioso en Kosovo. El bombardeo de Yugoslavia ces√≥ el 10 de junio.

 

Ese mismo d√≠a 10 de junio de 1999, Estados Unidos decidi√≥ establecer en Kosovo su base militar estadounidense Camp Bondsteel, que constituye ‚Äúla base militar extranjera m√°s grande y cara construida por Estados Unidos en Europa, desde la guerra de Vietnam‚ÄĚ.

 

Y luego, de repente, 21 a√Īos despu√©s, el fiscal de La Haya dice que Hashim Thaci es un "criminal de guerra". Sus v√≠nculos con la OTAN, el Pent√°gono y el Departamento de Estado de Estados Unidos (incluida Madeleine Albright) simplemente no se mencionan.

 

En 1999, mientras continuaban los bombardeos de Yugoslavia, algunos miembros de la "izquierda" de Estados Unidos, incluido Znet, apoyaban al Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo (ELK), se√Īalando sus supuestas ra√≠ces marxista-leninistas:

 

En la actualidad, la √ļnica fuerza armada capaz de defender las aldeas albanokosovares que quedan es el Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo (ELK). A pesar de las deficiencias pol√≠ticas nacidas del estado de anarqu√≠a en el que se ha visto arrojada la mayor√≠a albanesa del 90% en los √ļltimos 10 a√Īos, desde que Milosevic aboli√≥ la autonom√≠a de Kosovo, el a√Īo pasado el ELK logr√≥ organizar un ej√©rcito de hasta 40.000 combatientes. ...

 

Por ejemplo, Stephen Shalom, en un art√≠culo de ZNet afirma: ‚ÄúSimpatizo con el argumento que dice que, si la gente quiere luchar por sus derechos, si no le piden a otros que lo hagan por ellos, entonces se les debe proporcionar con las armas para ayudarles a triunfar. Ese argumento me pareci√≥ convincente con respecto a Bosnia‚ÄĚ.

 En ese mismo art√≠culo, fui acusado personalmente de haber ‚Äúdesacreditado al ELK‚ÄĚ:

 Michel Chossudovsky, profesor de econom√≠a en la Universidad de Ottawa, ha realizado el montaje m√°s minucioso en un art√≠culo titulado ‚ÄúLuchadores por la libertad financiados por el crimen organizado‚ÄĚ, que ha estado recorriendo el circuito de Internet. Lleno de medias verdades, suposiciones e insinuaciones sobre el supuesto uso del dinero de la droga por parte del ELK, el art√≠culo de Chossudovsky busca desacreditar al ELK como un movimiento de liberaci√≥n genuino que representa las aspiraciones de la mayor√≠a albanesa oprimida.

 Escuche el informe de Democracy Now sobre el ELK y los supuestos v√≠nculos con el narcotr√°fico (2 de junio de 1999) (que incluye a un representante del ELK)

 Estas llamadas "medias verdades e insinuaciones" fueron el objeto de mi art√≠culo escrito en abril de 1999 en el apogeo de los bombardeos de la OTAN. titulado: ‚ÄúLuchadores por la libertad‚ÄĚ de Kosovo financiados por el crimen organizado, abril de 1999

 

Con respecto a la acusación de Hashim Thaci: era "un asesino a sueldo" que actuaba en nombre de sus patrocinadores. El ELK dirigido por Hashim Thaci fue implacablemente apoyado por la OTAN y el ejército estadounidense.

 

El siguiente artículo fue escrito y publicado por este autor en abril de 1999…

 

 ‚ÄúLuchadores por la libertad‚ÄĚ de Kosovo financiados por el crimen organizado

 15 de abril de 1999

 Anunciado por los medios de comunicaci√≥n mundiales como una misi√≥n humanitaria de mantenimiento de la paz, el implacable bombardeo de la OTAN sobre Belgrado y Pristina va mucho m√°s all√° de la violaci√≥n del derecho internacional. Mientras Slobodan Milosevic es demonizado, retratado como un dictador despiadado, el Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo (ELK) se defiende como un movimiento nacionalista que se respeta a s√≠ mismo y que lucha por los derechos de las personas de etnia albanesa. La verdad del asunto es que el ELK est√° sostenido por el crimen organizado con la aprobaci√≥n t√°cita de Estados Unidos y sus aliados.

 

Siguiendo un patr√≥n establecido durante la guerra en Bosnia, la opini√≥n p√ļblica ha sido cuidadosamente enga√Īada. El tr√°fico de estupefacientes multimillonario en los Balcanes ha desempe√Īado un papel crucial en la ‚Äúfinanciaci√≥n del conflicto‚ÄĚ en Kosovo de conformidad con los objetivos econ√≥micos, estrat√©gicos y militares occidentales. Ampliamente documentado por archivos policiales europeos, reconocidos por numerosos estudios, los v√≠nculos del Ej√©rcito de Liberaci√≥n de Kosovo (ELK) con sindicatos criminales en Albania, Turqu√≠a y la Uni√≥n Europea son conocidos por los gobiernos occidentales y las agencias de inteligencia desde mediados de la d√©cada de 1990.

 

‚Äú‚ĶLa financiaci√≥n de la guerra de guerrillas de Kosovo plantea cuestiones cr√≠ticas y pone a prueba las afirmaciones de una pol√≠tica exterior ‚Äú√©tica‚ÄĚ. ¬ŅDeber√≠a Occidente respaldar a un ej√©rcito guerrillero que parece financiado en parte por el crimen organizado?‚ÄĚ. (1)

 

Mientras los líderes del ELK estrechaban la mano de la Secretaria de Estado de los Estados Unidos, Madeleine Albright en Rambouillet, Europol (la Organización Europea de Policía con sede en La Haya) estaba "preparando un informe para los ministros europeos del interior y de justicia sobre una conexión entre el ELK y las bandas de narcotraficantes albanesas". (2) Mientras tanto, el ejército rebelde ha sido hábilmente anunciado por los medios de comunicación mundiales (en los meses anteriores a los bombardeos de la OTAN) como ampliamente representativo de los intereses de las personas de etnia albanesa en Kosovo.

 

Con el l√≠der del ELK Hashim Thaci (un ‚Äúluchador por la libertad‚ÄĚ de 29 a√Īos) designado como negociador jefe en Rambouillet, el ELK se ha convertido en el timonel de facto del proceso de paz en nombre de la mayor√≠a de etnia albanesa y esto a pesar de sus v√≠nculos con el tr√°fico de drogas. Occidente confiaba en sus t√≠teres del ELK para sellar un acuerdo que habr√≠a transformado a Kosovo en un territorio ocupado bajo la administraci√≥n occidental.

 

Ir√≥nicamente, Robert Gelbard, el enviado especial de Estados Unidos a Bosnia, hab√≠a descrito al ELK el a√Īo pasado como "terroristas". Christopher Hill, el principal negociador de Estados Unidos y arquitecto del acuerdo de Rambouillet ‚Äútambi√©n ha sido un fuerte cr√≠tico del ELK por sus supuestos tratos con las drogas‚ÄĚ (3). Adem√°s, apenas unos dos meses antes de Rambouillet, el Departamento de Estado de EE. UU. Hab√≠a reconocido (basado en informes de la Misi√≥n de Observadores de EE. UU.) el papel del ELK en aterrorizar y desarraigar a los albaneses √©tnicos:

 

“…El ELK acosa o secuestra a cualquiera que acuda a la policía, los representantes del ELK habían amenazado con matar a los aldeanos y quemar sus casas si no se unían al ELK [un proceso que ha continuado desde los bombardeos de la OTAN]… [E] l ELK El acoso ha alcanzado tal intensidad que los residentes de seis pueblos de la región de Stimlje están "dispuestos a huir". (4)

 

La historia de la "guerra humanitaria": el reinado del terror de la OTAN en Kosovo, la destrucción de Yugoslavia

 Si bien respalda un "movimiento de libertad" con v√≠nculos con el tr√°fico de drogas, Occidente tambi√©n parece decidido a eludir a la Liga Democr√°tica de Kosovo civil y a su l√≠der Ibrahim Rugova, quien ha pedido el fin de los bombardeos y expres√≥ su deseo de negociar un acuerdo pac√≠fico con las autoridades yugoslavas.5 Vale la pena recordar que unos d√≠as antes de su conferencia de prensa del 31 de marzo, el ELK hab√≠a informado de que Rugova (junto con otros tres l√≠deres, incluido Fehmi Agani) hab√≠a sido asesinado por los serbios.

 

Financiamiento encubierto de "luchadores por la libertad"

 ¬ŅRecuerdas a Oliver North y los contras? El patr√≥n en Kosovo es similar a otras operaciones encubiertas de la CIA en Centroam√©rica, Hait√≠ y Afganist√°n, donde los "luchadores por la libertad" fueron financiados mediante el lavado de dinero de la droga. Desde el embate de la Guerra Fr√≠a, las agencias de inteligencia occidentales han desarrollado una relaci√≥n compleja con el tr√°fico ilegal de narc√≥ticos. Caso tras caso, el dinero del narcotr√°fico lavado en el sistema bancario internacional ha financiado operaciones encubiertas.

 

Seg√ļn el autor Alfred McCoy, el patr√≥n de financiaci√≥n encubierta se estableci√≥ en la guerra de Indochina. En la d√©cada de 1960, el ej√©rcito de Meo en Laos fue financiado por el tr√°fico de estupefacientes como parte de la estrategia militar de Washington contra las fuerzas combinadas del gobierno neutralista del pr√≠ncipe Souvanna Phouma y el Pathet Lao. (6)

 

El patr√≥n de la pol√≠tica de drogas establecido en Indochina se ha replicado desde entonces en Centroam√©rica y el Caribe. ‚ÄúLa curva ascendente de las importaciones de coca√≠na a Estados Unidos‚ÄĚ, escribi√≥ el periodista John Dinges, ‚Äúsigui√≥ casi exactamente el flujo de armas y asesores militares estadounidenses hacia Centroam√©rica‚ÄĚ. (7)

 

Se sab√≠a que los militares en Guatemala y Hait√≠, a los que la CIA brind√≥ apoyo encubierto, estaban involucrados en el tr√°fico de narc√≥ticos hacia el sur de Florida. Y como se revel√≥ en los esc√°ndalos Ir√°n-Contra y Bank of Commerce and Credit International (BCCI), hab√≠a pruebas s√≥lidas de que las operaciones encubiertas se financiaron mediante el lavado de dinero de la droga. El ‚Äúdinero sucio‚ÄĚ reciclado a trav√©s del sistema bancario, a menudo a trav√©s de una empresa fantasma an√≥nima, se convirti√≥ en ‚Äúdinero encubierto‚ÄĚ, utilizado para financiar varios grupos rebeldes y movimientos guerrilleros, incluidos los contras nicarag√ľenses y los muyahidines afganos. Seg√ļn un informe de la revista Time de 1991:

 

‚ÄúDebido a que Estados Unidos quer√≠a suministrar a los rebeldes mujehadeen en Afganist√°n con misiles aguij√≥n y otros equipos militares, necesitaba la cooperaci√≥n total de Pakist√°n. A mediados de la d√©cada de 1980, la operaci√≥n de la CIA en Islamabad era una de las estaciones de inteligencia estadounidenses m√°s grandes del mundo. "Si el BCCI es una verg√ľenza para los EE. UU. Porque no se est√°n llevando a cabo investigaciones directas, tiene mucho que ver con la vista gorda de que EE. UU. Se volviera hacia el tr√°fico de hero√≠na en Pakist√°n", dijo un oficial de inteligencia de EE. UU.‚ÄĚ (8).

 

América y Alemania se unen

 Desde principios de la d√©cada de 1990, Bonn y Washington se han unido para establecer sus respectivas esferas de influencia en los Balcanes. Sus agencias de inteligencia tambi√©n han colaborado. Seg√ļn el analista de inteligencia John Whitley, el apoyo encubierto al ej√©rcito rebelde de Kosovo se estableci√≥ como un esfuerzo conjunto entre la CIA y el Bundes Nachrichten Dienst (BND) de Alemania (que anteriormente desempe√Ī√≥ un papel clave en la instalaci√≥n de un gobierno nacionalista de derecha bajo Franjo Tudjman en Croacia). (9) La tarea de crear y financiar el ELK se asign√≥ inicialmente a Alemania: "Usaron uniformes alemanes, armas de Alemania Oriental y fueron financiados, en parte, con dinero de la droga". (10) Seg√ļn Whitley, la CIA fue, posteriormente capacitar y equipar al ELK en Albania. (11).

 

Las actividades encubiertas del BND de Alemania fueron consistentes con la intenci√≥n de Bonn de expandir su ‚ÄúLebensraum‚ÄĚ a los Balcanes. Antes del inicio de la guerra civil en Bosnia, Alemania y su ministro de Relaciones Exteriores, Hans Dietrich Genscher, hab√≠an apoyado activamente la secesi√≥n; hab√≠a "forzado el ritmo de la diplomacia internacional" y hab√≠a presionado a sus aliados occidentales para que reconocieran a Eslovenia y Croacia. Seg√ļn Geopolitical Drug Watch, tanto Alemania como Estados Unidos favorecieron (aunque no oficialmente) la formaci√≥n de una "Gran Albania" que abarcara Albania, Kosovo y partes de Macedonia. (12) Seg√ļn Sean Gervasi, Alemania buscaba una mano libre entre sus aliados. "Para perseguir el dominio econ√≥mico en toda Mitteleuropa". (13).

 

Fundamentalismo isl√°mico en apoyo del ELK

 La ‚Äúagenda oculta‚ÄĚ de Bonn y Washington consisti√≥ en desencadenar movimientos de liberaci√≥n nacionalistas en Bosnia y Kosovo con el objetivo √ļltimo de desestabilizar Yugoslavia. Este √ļltimo objetivo tambi√©n se llev√≥ a cabo ‚Äúhaciendo la vista gorda‚ÄĚ ante la afluencia de mercenarios y el apoyo financiero de las organizaciones fundamentalistas isl√°micas (14).

 

Mercenarios financiados por Arabia Saudita y Koweit habían estado luchando en Bosnia. (15). Y el patrón bosnio se repitió en Kosovo: se informa que mercenarios muyahidines de varios países islámicos luchan junto al ELK en Kosovo. Se informó que instructores alemanes, turcos y afganos estaban entrenando al ELK en tácticas de guerrilla y de desvío (16).

 

Seg√ļn un informe de Deutsche Press-Agentur, el apoyo financiero de los pa√≠ses isl√°micos al ELK se canaliz√≥ a trav√©s del exjefe alban√©s del Servicio Nacional de Informaci√≥n (NIS), Bashkim Gazidede. (17) "Gazidede, supuestamente un musulm√°n devoto que huy√≥ de Albania en marzo del a√Īo pasado [1997], actualmente [1998] est√° siendo investigado por sus contactos con organizaciones terroristas isl√°micas‚ÄĚ (18).

 

La ruta de suministro para armar a los "luchadores por la libertad" del ELK son las escarpadas fronteras monta√Īosas de Albania con Kosovo y Macedonia. Albania es tambi√©n un punto clave de tr√°nsito de la ruta de la droga de los Balcanes que abastece a Europa Occidental con hero√≠na de grado cuatro. El 75 por ciento de la hero√≠na que ingresa a Europa occidental proviene de Turqu√≠a. Y una gran parte de los env√≠os de drogas que se originan en Turqu√≠a transitan por los Balcanes. Seg√ļn la Administraci√≥n de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA), "se estima que entre 4 y 6 toneladas m√©tricas de hero√≠na salen cada mes de Turqu√≠a con [a trav√©s de los Balcanes] como destino Europa Occidental". (19) Un informe de inteligencia reciente de la Agencia Federal Penal de Alemania sugiere que: "Las personas de etnia albanesa son ahora el grupo m√°s destacado en la distribuci√≥n de hero√≠na en los pa√≠ses consumidores occidentales". (20).

 

El blanqueo de dinero sucio

 Para prosperar, los sindicatos criminales involucrados en el tr√°fico de narc√≥ticos de los Balcanes necesitan amigos en las altas esferas. Se dice que las redes de contrabando con presuntos v√≠nculos con el Estado turco controlan el tr√°fico de hero√≠na a trav√©s de los Balcanes "cooperando estrechamente con otros grupos con los que tienen v√≠nculos pol√≠ticos o religiosos", incluidos los grupos criminales en Albania y Kosovo. (21). En este nuevo entorno financiero mundial, los grupos de presi√≥n pol√≠ticos encubiertos poderosos conectados con el crimen organizado cultivan v√≠nculos con figuras pol√≠ticas prominentes y funcionarios del ej√©rcito y del sistema de inteligencia.

 

No obstante, el tráfico de estupefacientes utiliza bancos respetables para blanquear grandes cantidades de dinero sucio. Aunque están cómodamente alejados de las operaciones de contrabando per se, los poderosos intereses bancarios en Turquía, pero principalmente los de los centros financieros de Europa occidental, cobran discretamente grandes comisiones en una operación de lavado de dinero de miles de millones de dólares. Estos intereses tienen mucho en juego para garantizar un paso seguro de los envíos de drogas a los mercados de Europa occidental.

 

La conexión albanesa

 El contrabando de armas desde Albania hacia Kosovo y Macedonia comenz√≥ a principios de 1992, cuando el Partido Dem√≥crata lleg√≥ al poder, encabezado por el presidente Sali Berisha. Se hab√≠a desarrollado una econom√≠a sumergida expansiva y un comercio transfronterizo. Se ha desarrollado un comercio triangular de petr√≥leo, armas y estupefacientes en gran parte como resultado del embargo impuesto por la comunidad internacional a Serbia y Montenegro y del bloqueo impuesto por Grecia contra Macedonia.

 

La industria y la agricultura de Kosovo se precipitaron hacia la bancarrota tras la letal ‚Äúmedicina econ√≥mica‚ÄĚ impuesta por el FMI a Belgrado en 1990. El embargo se impuso a Yugoslavia. Las personas de etnia albanesa y serbia se vieron sumidas en la pobreza abismal. El colapso econ√≥mico cre√≥ un entorno que foment√≥ el progreso del comercio il√≠cito. En Kosovo, la tasa de desempleo aument√≥ a un asombroso 70 por ciento (seg√ļn fuentes occidentales).

 

La pobreza y el colapso económico sirvieron para exacerbar las tensiones étnicas latentes. Miles de jóvenes desempleados "apenas fuera de su adolescencia" de una población empobrecida, fueron reclutados en las filas del ELK... (22).

 

En la vecina Albania, las reformas de libre mercado adoptadas desde 1992 han creado condiciones que favorecen la criminalización de las instituciones estatales. El dinero de la droga también fue lavado en las pirámides albanesas (esquemas ponzi) que se multiplicaron durante el gobierno del ex presidente Sali Berisha (1992-1997). (23). Estos fondos de inversión turbios fueron una parte integral de las reformas económicas infligidas por los acreedores occidentales en Albania.

 

Los barones de la droga en Kosovo, Albania y Macedonia (con vínculos con la mafia italiana) se habían convertido en las nuevas élites económicas, a menudo asociadas con los intereses comerciales occidentales. A su vez, los ingresos financieros del comercio de drogas y armas se reciclaron hacia otras actividades ilícitas (y viceversa), incluido un vasto negocio de prostitución entre Albania e Italia. Los grupos delictivos albaneses que operan en Milán "se han vuelto tan poderosos con la prostitución que incluso se han apoderado de los calabreses en fuerza e influencia". (24).

 

La aplicaci√≥n de una ‚Äúmedicina econ√≥mica s√≥lida‚ÄĚ bajo la direcci√≥n de las instituciones de Bretton Woods con sede en Washington hab√≠a contribuido a destruir el sistema bancario de Albania y precipitar el colapso de la econom√≠a albanesa. El caos resultante permiti√≥ a las transnacionales estadounidenses y europeas posicionarse cuidadosamente. Varias compa√Ī√≠as petroleras occidentales, incluidas Occidental, Shell y British Petroleum, ten√≠an los ojos clavados en los abundantes e inexplorados dep√≥sitos de petr√≥leo de Albania. Los inversores occidentales tambi√©n miraban boquiabiertos las extensas reservas de cromo, cobre, oro, n√≠quel y platino de Albania ... La Fundaci√≥n Adenauer hab√≠a estado presionando en segundo plano en nombre de los intereses mineros alemanes. (25).

 

El ministro de Defensa de Berisha, Safet Zoulali (presuntamente involucrado en el comercio ilegal de petróleo y narcóticos) fue el artífice del acuerdo con la alemana Preussag (que entrega el control de las minas de cromo de Albania) contra la oferta competitiva del consorcio liderado por Estados Unidos de Macalloy Inc. en asociación con Rio Tinto Zimbabwe (RTZ). (26).

 

Tambi√©n se hab√≠an reciclado grandes cantidades de narcod√≥lares en los programas de privatizaci√≥n que llevaron a la adquisici√≥n de activos estatales por parte de las mafias. En Albania, el programa de privatizaci√≥n hab√≠a conducido pr√°cticamente de la noche a la ma√Īana al desarrollo de una clase propietaria firmemente comprometida con el "mercado libre". En el norte de Albania, esta clase estaba asociada con las ‚Äúfamilias‚ÄĚ Guegue vinculadas al Partido Dem√≥crata.

 

Controlada por el Partido Dem√≥crata bajo la presidencia de Sali Berisha (1992-97), la ‚Äúpir√°mide‚ÄĚ financiera m√°s grande de Albania, VEFA Holdings, hab√≠a sido establecida por las ‚Äúfamilias‚ÄĚ Guegue del norte de Albania con el apoyo de los intereses bancarios occidentales. VEFA estaba bajo investigaci√≥n en Italia en 1997 por sus v√≠nculos con la mafia que supuestamente utiliz√≥ a VEFA para lavar grandes cantidades de dinero sucio. (27).

 

Seg√ļn un informe de prensa (basado en fuentes de inteligencia), se presume que altos miembros del gobierno alban√©s durante la presidencia de Sali Berisha, incluidos miembros del gabinete y miembros de la polic√≠a secreta SHIK, estaban involucrados en el tr√°fico de drogas y el comercio ilegal de armas en Kosovo:

 

(…) Las acusaciones son muy graves. Se cree que las drogas, las armas y los cigarrillos de contrabando fueron manejados por una empresa dirigida abiertamente por el gobernante Partido Democrático de Albania, Shqiponja (…). En el curso de 1996, el ministro de Defensa, Safet Zhulali [supuestamente] había utilizado su oficina para facilitar el transporte de armas, aceite y cigarrillos de contrabando. (…) Los barones de la droga de Kosovo (…) operan en Albania con impunidad, y se cree que gran parte del transporte de heroína y otras drogas a través de Albania, desde Macedonia y Grecia en ruta a Italia, está organizado por Shik, la policía de seguridad del estado. (…). Los agentes de inteligencia están convencidos de que la cadena de mando en los negocios llega hasta la cima y no han dudado en nombrar ministros en sus informes. (28).

 

Se permiti√≥ que prosperara el comercio de estupefacientes y armas a pesar de la presencia desde 1993 de un gran contingente de tropas estadounidenses en la frontera entre Albania y Macedonia con el mandato de hacer cumplir el embargo. Occidente se hab√≠a hecho de la vista gorda. Los ingresos del petr√≥leo y los narc√≥ticos se utilizaron para financiar la compra de armas (a menudo en t√©rminos de trueque directo): ‚ÄúLas entregas de petr√≥leo a Macedonia (eludiendo el embargo griego [en 1993-4] se pueden utilizar para cubrir la hero√≠na, al igual que las entregas de rifles kalachnikov a "hermanos albaneses en Kosovo‚ÄĚ. (29).

 

Los clanes o "tarifas" tribales del norte tambi√©n hab√≠an desarrollado v√≠nculos con los sindicatos del crimen de Italia.30 A su vez, estos √ļltimos desempe√Īaban un papel clave en el contrabando de armas a trav√©s del Adri√°tico hacia los puertos albaneses de Dures y Valona. Al principio, en 1992, las armas canalizadas hacia Kosovo eran principalmente armas peque√Īas, como rifles Kalashnikov AK-47, ametralladoras RPK y PPK, ametralladoras pesadas de calibre 12,7, etc.

 

El producto del tr√°fico de estupefacientes ha permitido al ELK desarrollar r√°pidamente una fuerza de unos 30.000 hombres. M√°s recientemente, el KLA ha adquirido armamento m√°s sofisticado, incluidos cohetes antia√©reos y antiarmor. Seg√ļn Belgrado, algunos de los fondos provienen directamente de la CIA ‚Äúcanalizados a trav√©s del llamado ‚ÄúGobierno de Kosovo‚ÄĚ con sede en Ginebra, Suiza. Su oficina de Washington emplea a la empresa de relaciones p√ļblicas Ruder Finn, conocida por sus difamaciones contra el gobierno de Belgrado‚ÄĚ. (31).

 

El ELK tambi√©n ha adquirido equipos de vigilancia electr√≥nica que le permiten recibir informaci√≥n satelital de la OTAN sobre el movimiento del ej√©rcito yugoslavo. Se dice que el campo de entrenamiento del ELK en Albania ‚Äúse concentra en el entrenamiento con armas pesadas: granadas propulsadas por cohetes, ca√Īones de calibre medio, tanques y uso de transportadores, as√≠ como en comunicaciones y mando y control‚ÄĚ. (Seg√ļn fuentes del gobierno yugoslavo (32).

 

Estas extensas entregas de armas al ejército rebelde de Kosovo fueron coherentes con los objetivos geopolíticos occidentales. No es sorprendente que haya habido un "silencio ensordecedor" de los medios de comunicación internacionales con respecto al tráfico de armas y drogas en Kosovo. En palabras de un informe de 1994 de Geopolitical Drug Watch:

 

‚ÄúEl tr√°fico [de drogas y armas] se est√° juzgando b√°sicamente por sus implicaciones geoestrat√©gicas (‚Ķ) En Kosovo, el tr√°fico de drogas y armas est√° alimentando esperanzas y temores geopol√≠ticos‚ÄĚ. (33).

 

El destino de Kosovo ya se hab√≠a definido cuidadosamente antes de la firma del acuerdo de Dayton de 1995. La OTAN hab√≠a entrado en un malsano "matrimonio de conveniencia" con la mafia. Se pusieron en marcha "luchadores por la libertad", el tr√°fico de estupefacientes permiti√≥ a Washington y Bonn "financiar el conflicto de Kosovo" con el objetivo √ļltimo de desestabilizar al gobierno de Belgrado y recolonizar por completo los Balcanes. La destrucci√≥n de todo un pa√≠s es el resultado. Los gobiernos occidentales que participaron en la operaci√≥n de la OTAN tienen una gran responsabilidad en la muerte de civiles, el empobrecimiento de las poblaciones de etnia albanesa y serbia y la dif√≠cil situaci√≥n de quienes fueron brutalmente desarraigados de las ciudades y pueblos de Kosovo como resultado de los bombardeos.

NOTAS

1. Roger Boyes y Eske Wright, Drugs Money Linked to the Kosovo Rebels The Times, Londres, lunes 24 de marzo de 1999.

 

2. Ibíd.

 

3. Philip Smucker y Tim Butcher, "Shifting stance over KLA has betrayed 'Albanians", Daily Telegraph, Londres, 6 de abril de 1999.

 

4. Informe diario de KDOM, publicado por la Oficina de Asuntos Europeos y Canadienses, Oficina de Asuntos de Europa Central y Meridional, Departamento de Estado de EE. UU., Washington, DC, 21 de diciembre de 1998; Compilado por EUR / SCE (202-647-4850) a partir de informes diarios del elemento estadounidense de la Misión de Observadores Diplomáticos de Kosovo, 21 de diciembre de 1998.

 

5. ‚ÄúRugova, sous protection serbe appelle a l'arret des raides‚ÄĚ, Le Devoir, Montreal, 1¬ļ de abril de 1999.

 

6. Véase Alfred W. McCoy, The Politics of Heroin in Southeast Asia Harper and Row, Nueva York, 1972.

 

7. Véase John Dinges, Our Man in Panama, The Shrewd Rise and Brutal Fall of Manuel Noriega, Times Books, Nueva York, 1991.

 

8. ‚ÄúEl banco m√°s sucio de todos‚ÄĚ, Time, 29 de julio de 1991, p√°g. 22.

 

9. Truth in Media, Phoenix, 2 de abril de 1999; ver también Michel Collon, Poker Menteur, ediciones EPO, Bruselas, 1997.

 

10. Citado en Truth in Media, Phoenix, 2 de abril de 1999).

 

11. Ibíd.

 

12. Geopolitical Drug Watch, No 32, junio de 1994, p√°g. 4

 

13. Sean Gervasi, ‚ÄúAlemania, Estados Unidos y la crisis de Yugoslavia‚ÄĚ, Covert Action Quarterly, No. 43, invierno de 1992-93).

 

14. Véase Daily Telegraph, 29 de diciembre de 1993.

 

15. Para más detalles, véase Michel Collon, Poker Menteur, ediciones EPO, Bruselas, 1997, p. 288.

 

16. Truth in Media, Kosovo in Crisis, Phoenix, 2 de abril de 1999.

 

17. Deutsche Presse-Agentur, 13 de marzo de 1998.

 

18. Ibíd.

 

19. Daily News, Ankara, 5 de marzo de 1997.

 

20. Citado en Boyes y Wright, op cit.

 

21. ANA, Atenas, 28 de enero de 1997, véase también Turkish Daily News, 29 de enero de 1997.

 

22. Brian Murphy, KLA Volunteers Lack Experience, The Associated Press, 5 de abril de 1999.

 

23. V√©ase Geopolitical Drug Watch, N¬ļ 35, 1994, p√°g. 3, ver tambi√©n Barry James, In Balkans, Arms for Drugs, The International Herald Tribune Paris, 6 de junio de 1994.

 

24. The Guardian, 25 de marzo de 1997.

 

25. Para más detalles, véase Michel Chossudovsky, La crisi albanese, Edizioni Gruppo Abele, Torino, 1998.

 

26. Ibíd.

 

27. Andrew Gumbel, The Gangster Regime We Fund, The Independent, 14 de febrero de 1997, p√°g. 15.

 

28. Ibíd.

 

29. Geopolitical Drug Watch, No. 35, 1994, p√°g. 3.

 

30. Geopolitical Drug Watch, No 66, p√°g. 4.

 

31. Citado en Workers 'World, 7 de mayo de 1998.

 

32. Véase Gobierno de Yugoslavia en http://www.gov.yu/terrorism/terroristcamps.html.

 

33. Geopolitical Drug Watch, No 32, junio de 1994, p√°g. 4.

 

*) Global Research, 17 de junio de 2021. Para Voces del Periodista.

 

 



More articles by this author

‚ÄúTriple Alianza‚ÄĚ entre Rusia,Turqu√≠a e Ir√°n‚ÄúTriple Alianza‚ÄĚ entre Rusia,Turqu√≠a e Ir√°n
  ¬ŅTURQU√ćA EST√Ā DURMIENDO CON EL ENEMIGO? ‚ÄúTriple Alianza‚ÄĚ entre Rusia,...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 634 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner