joomla visitor
AuditorŪa
ESFERA HUMANA
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 415

 41518

ESFERA HUMANA

Enrique Castillo---Pesado

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Algunos de los mejores doctores de M√©xico y sus diferentes especialidades. Aqu√≠ hay m√©dicos de nivel mundial que colaboran en hospitales privados/p√ļblicos tanto de aqu√≠ como fuera del pa√≠s. Estos doctores‚ÄĒempresarios tambi√©n-- generan econom√≠a, contratando a otros m√©dicos, enfermeras, cl√≠nicas y aumentan las ganancias personales del personal m√©dico que ayuda muchos a mexicanos

‚ÄúNo llevar otro prop√≥sito que el bien y la salud de los enfermos‚ÄĚ: Hip√≥crates.

PASARON m√°s de 2.500 a√Īos desde que Hip√≥crates, considerado el m√©dico m√°s importante de la antig√ľedad y el padre de la medicina, y quien vivi√≥ en el siglo V antes de Cristo, escribi√≥ cu√°les debian ser las obligaciones de los que ejercen la medicina. Este juramento Hipocr√°tico, con algunas modificaciones, es el mismo que en la actualidad deben firmar los que terminan sus estudios y queieren dedicarse a la profesi√≥n. Fue la base del juramento que Hip√≥crates les hizo hacer a sus disc√≠pulos, que llevar√≠an a lo largo del mundo la medicina. Despu√©s de dos milenios, la concepci√≥n del griego contin√ļa siendo la base de la √©tica m√©dica a nivel mundial. Lo fundamental de este juramento, es que los m√©dicos no se mercantilicen, no pensar solamente en su bolsillo, sino que piensen en sus pacientes con toda honestidad y cari√Īo. Una vez que han sido admitidos entre los integrantes de la profesi√≥n m√©dica deben comprometerse a consagrar sus vidas al servicio de la humanidad. En la actualidad, existen en M√©xico excelentes doctores que est√°n cien por ciento dedicados a la salud y a la vida de sus enfermos, haciendo para ellos mismos, la primera de sus preocupaciones. Pero existen otros ‚Äďlamentablemente‚ÄĒ que tratan a sus pacientes como un n√ļmero m√°s o no tienen empat√≠a alguna (‚Äúr√°pido, r√°pido, que va a entrar otro paciente‚Ķ‚ÄĚ).

Especialistas de muy alto nivel en México

En esta columna, hablar√© de varios m√©dicos/doctores/especialistas que son reconocidos por su gran labor que han hecho y como los m√°s destacados dentro de su √°rea de especialidad, basado, sobre todo, en las opiniones de pacientes y m√©dicos colegas. Entre los m√°s destacados de ellos, menciono a los siguientes: Dr. Francisco Moreno, del Hospital ABC de la CDMX., y uno de los mejores especialistas de Covid- 19. David Kershenobich Stalnikowitz, medicina interna, gastroenter√≥logo y hepat√≥logo, es de los m√©dicos m√°s prominentes de M√©xico y director del Instituto Nacional de Ciencias M√©dicas y Nutrici√≥n ‚ÄúSalvador Zubir√°n‚ÄĚ, uno de los centros de salud m√°s reconocidos del pa√≠s. Y quien por cierto, nunca se imagin√≥ vivir estos tiempos de pandemia, el ver saturado el sistema de salud p√ļblica, por lo que el director de este centro de Covid- 19 se encuentra viviendo los d√≠as m√°s dif√≠ciles de la medicina.

La medicina/salud al servicio de México

As√≠mismo, menciono al Dr. Francisco Revilla Pacheco, excelente neurocirujano del hospital ABC--Observatorio; Dr. Jaime Ferrer Bernat, el mejor especialista en dermatolog√≠a de la Ciudad de M√©xico, y da consulta especializada en su consultorio de Eugenio Sue 355 en Polanco, en donde trata cualquier enfermedad que afecte a la estructura y funciones de la piel. Tambi√©n atiende en elHospital Espa√Īol. Por otro lado, menciono al Dr. Ricardo Washington Cruces y M√≥nica Mac Gregor Ni√Īo de Rivera, especialistas en Oftalmolog√≠a, quienes atienden ‚Äďcon un grupo de colegas/socios-- a un gran n√ļmero de pacientes, tanto en el Hospital √Āngeles del Pedregal , en la Torre de Especialidades Quir√ļrgicas, y en Hospital √Āngeles de Interlomas. En lo personal, Washington ha tratado a personalidades plurales desde hace muchos a√Īos la vista y con magn√≠ficos resultados. Otro grande en cardiolog√≠a, es el doctor Sergio Kershenobich. Por otro lado, el ur√≥logo, Aar√≥n Torres Garc√≠a, de los mejores, si no es que el mejor especialista en Urolog√≠a Oncol√≥gica y C√≠rug√≠a Rob√≥tica atiende a sus pacientes el Centro M√©dico ABC Campus Santa Fe. Otro m√©dico que es Miembro del Cuerpo M√©dico del Centro M√©dico ABC, es el Dr. √Ālvaro Aguayo Gonz√°lez, especialista en medicina interna, oncolog√≠a y hemato--oncolog√≠a, que tambi√©n atiende a sus pacientes en el hospital de Nutrici√≥n ‚ÄúSalvador Zubir√°n‚ÄĚ. Otro magnifico doctor es Ren√© Ochoa C√°zares, cirujano ortopedista del Hospital √Āngeles del Pedregal, quien por cierto hace dos meses me oper√≥ perfectamente de fractura del hombro derecho, y ahora, estoy tomando terapia de rehabilitaci√≥n f√≠sica para fortalecer el hombro, con los magnificos fisioterapeutas Carlos Ugalde Real y Carlos Ugalde Jr. Ellos tienen su consultorio en Polanco, pero tambi√©n dan terapia f√≠sica a domicilio. Gracias a Dios ya estoy muy recuperado. Otra brillante doctora es Mar√≠a Eugenia Gonz√°lez S√°nchez, m√©dico general, quien es muy acertada en sus diagn√≥sticos y siempre est√° al pendiente de sus pacientes en el Sanatorio Sagrado Coraz√≥n de la Calzada de Tlalpan 1008. No puedo dejar de mencionar a dos grandes amigos dentistas, uno de ellos es mi amigo de toda la vida, Juan Enrique S√°nchez S√°nchez y el otro es Ren√© Flamand, cirujano dentista y ortodoncista, que tienen sus consultorios en diferentes √°reas de Insurgentes Sur, y el doctor C√©sar Decanini, cirug√≠a general, del ABC. Y ptros que han sido calificados como m√©dicos especlistas de gran coraz√≥n como Fernando Guiza, gin√©cologo de la Fundaci√≥n Fucan que en los que trata 23.000 mujeres a nualmente, unas 350 diarias (con su equipo). Tambi√©en logra donaciones para enfermos (as) que no cuentan con recursos econ√≥micos. Enrique Wolpert, hep√°tologo y amigo de David Kershenobich, y Luis Uzcanga otro brillante gastroenter√≥logo y a√Īado otro grupo de doctores leales a la medicina y al Juramento de Hip√≥crates como Alberto Libstich, internista; doctor Marcelo Peheres, cirujano dentista; doctora Graciela Garc√≠a Garc√≠a Leal, neur√≥loga, y doctor Alberto Harfush, cirujano ortopedista. Sigo la lista, pero aclaro que me faltan muchos nombres y mi espacio no da para tanto.

Gratitud, confianza y excelencia en la médicina

Existen amigos doctores de toda la vida y otros m√°s recientes. Ahora toca el turno al Dr. Miguel Ueda Noda, con especialidad en Coloproctolog√≠a, quien adem√°s de ser extraordinario m√©dico, es reconocido por su trabajo que realiza por mejorar la salud de sus pacientes y atiende sus consultas en Durango 33 Col. Roma. Dr. Ra√ļl Astudillo Sandoval, quien m√©dico tratante y Miembro del Cuerpo M√©dico del Centro M√©dico ABC, Campus Santa Fe, con especialidad en Cardiolog√≠a y Cardiolog√≠a Intervencionista. Dr. Juan Francisco Rivera Ramos, extraordinario especialista en Gastroenterolog√≠a y que trata a sus pacientes en su consultorio de Gauss N¬ļ12 en Anzures y, es m√©dico adscrito al servicio de Gastroenterolog√≠a del Hospital Espa√Īol. El Dr. Alberto Maga√Īa Rivero, con especialidad en Otorrinolaringolog√≠a, es otro m√©dico amigo con excelente trato a sus pacientes y atiende a los mismos en el Centro M√©dico ABC de Sur 136 Col. Las Am√©ricas. Asimismo, menciono al Dr. Carlos Ya√Īez, tambien Otorrinolaringologo, que ofrece sus servicios en el ABC de Santa Fe.

El Dr. Miguel √Āngel Valdovinos, del hospital de Nutrici√≥n y M√©dica Sur, es un excelente gastroenter√≥logo. Lo puede atender tambi√©n en M√©dica Sur. Por su parte, Ra√ļl L√≥pez--Infante (sobrino de Pedro Infante), extraordinario cirujano pl√°stico. Recientemente, falleci√≥ √Āngel Carranza, otro cirujano pl√°stico, como lo es tambi√©n el doctor Manuel Barrantes. Por √ļltimo menciono a mi primo y doctor de muchos a√Īos, Salvador Quiroz (Cl√≠nica Mayo de Esrados Unidos), quien ya est√° semiretirado de la profesi√≥n, radica y atiende a sus pacientes en San Miguel de Allende, Gto. Tambi√©n el cardii√≥logo Jorge Ra√ļl Varela. O sea, en todo el pa√≠s existen muy buenos doctores, pero ahora, solo me refer√≠ a algunos de ellos por falta de espacio. Y hasta el pr√≥ximo abril, ¬°Abur!

Museo del Prado y sus visitas; Chanel de No. 5, sin pasar de moda, gracias a la dise√Īadora Gabrielle, a Crist√≥bal Balenciaga, a la familia Wertheimer, y al promotor en M√©xico, Alain Roche, etc√©tera; Felipe VI llama a M√©xico

Enrique Castillo‚ÄĒPesado

Esta situaci√≥n del Covid‚ÄĒ19 ha servido para muy poco. Ha dejado cientos de miles de muertes. Grandes sufrimientos y abundantes ingratitudes. Un recuerdo infausto. Pero, quiz√°s, podamos extraer la peque√Īa pero no menospreciable lecci√≥n de observar en aquello que est√° alrededor nuestro y que ya nos hab√≠amos habituado a dejar de lado. Cuando el Museo del Prado reabri√≥, muchos sintieron que Espa√Īa recuperaba parte de su latido, que se continuaba hacia adelante. Algunos (as) aprovecharon para entender que lo sencillo puede ‚Äďo es‚ÄĒmagn√≠fico, algo as√≠ como pasear entre cuadros de Vel√°zquez, Goya, El Greco, etc√©tera. El p√ļblico redescubri√≥ los cuadros que visitaba anteriormente, por los apresuramientos y las ‚Äúurgencias‚ÄĚ de la vida com√ļn y corriente. Record√≥ entonces las miradas de los bufones de Vel√°zquez, la carnalidad de Rubens, la crueldad de Goya, la serena inspiraci√≥n de Fra Ang√®lico o la modernidad de El Greco, la grandiosidad de Tintoretto y Veron√©s, y se asombr√≥ nuevamente al cotejar estos dos autoretratos soberbios y magn√≠ficos, casi opuestos en t√©cnica, pero sin intenci√≥n que nos dejaron Durero y Tiziano. Muchos volvieron a pasear por los pasillos de la Galer√≠a Central como la primera vez, disfrutando at√≥nitos de esta muestra de grandes ‚Äúhits‚ÄĚ de la pintura y claudicaron ante el enorme tesoro que supone disponer de una c√©lebre pinacoteca como la Del Pardo all√° en la Madre Patria, y poder disfrutar de una de las mayores colecciones de pintura que existen en el orbe siempre que lo desees (¬Ņo no Juan Antonio P√©rez Sim√≥n?).

CHANEL NO. 5 Y MARYLIN MONROE

En 1921, Gabrielle Chanel (la hija de una lavandera y un tendero) ya se hab√≠a convertido en un fen√≥meno con tiendas en Par√≠s, Biarritz y Deauville. El olor a jab√≥n de su infancia determin√≥ que buscaba lo √ļnico olido hasta entonces (Y el libro del perfume, de Suskind ¬Ņqu√©?): ‚ÄúUna mujer que huela a mujer‚ÄĚ. Antes de que llegase la ‚Äúrevoluci√≥n‚ÄĚ Inditex a nuestras vidas, Chanel escucha a sus ricos clientes para venderles lo que demandan (¬ŅSer√≠a el caso de los millonarioss Wherteimer o el promotor Alain Roche?). Los ricos y su mente abierta le dieron las pautas hacia d√≥nde ir√≠a el mundo de lujo. Les escucha quejarse del olor espeso a pachuli (que muchos dec√≠an que llevaba mariguana pero no se comprob√≥) de sus amantes como un hedor desagradable pegado al cuerpo y si algo tiene Chanel es un desapego a las reglas sociales. Por ejemplo, al comienzo de la humanidad, muchas rameras ol√≠an a canela. Gabrielle Chanel tiene amantes, conduce su Rolls‚ÄĒRoyce y usa los pantalones con la misma soltura que se libera del corset.

Cuando supo de la existencia de un perfumista atrevido como ella, que utlizaba aldehidos, cuerpos sintéticos extremadamente volátiles que usados con moderación le dan aire a las notas florales, para crear perfumes (tip para Luis Carlos Otero Pesado/Margarita Sekeiros), Gabrielle sabe que el perfumista es su hombre. El perfumista ruso Ernest Beaux y ella enseguida se ponen de acuerdo, tan solo le pide que use mucho jazmín de Grasse, la materia más lujosa de esa época.

‚Äú¬ŅA QUE HUELE?‚ÄĚ

Chanel, all√≠ d√≥nde va, roc√≠a con su perfume las estancias, los desfiles, los restaurantes a los que acude. La pregunta es la esperada: ‚Äú¬ŅA qu√© huele?‚ÄĚ. Quiz√° su mayor lanzamientos llega en 1954, cu√°ndo le preguntaron a Marylin Monroe que se pone para dormir/u otros menesteres, la actriz norteamericana responde que ‚Äús√≥lo unas gotas de Chanel No. 5‚ÄĚ. Tambi√©n el envase ha sido un icono art√≠stico. Andy Warhol, petulante y soberbio, no duda en una serie de nueve serigraf√≠as, y el frasco reposa en el Museo de Arte de Nueva York. Este primer Chanel No. 5, lleva m√°s de 80 componentes, no tan dominantes pero con un gran riqueza floral, reforzada por los vol√°tiles aldehidos. Domina el iliang‚ÄĒiliang de Comores, el Neroli, los jazmines de Grasse, y la Rosa de Mayo, con notas amaderadas de s√°ndalo, vainilla o Vetiver. De la 1¬™ creaci√≥n de 1921, el perfumista Jacques Polge, que es contratado en 1979 por la Maison Chanel como nariz exclusiva de los perfumes de la casa, hace una reinterpretaci√≤n del No. 5 en 1986 creando el Eau de Parfum. Finalmente, hablando de Crist√≥bal de Balenciaga, vivi√≥ otro de sus grandes momentos. Una amistad de a√Īos con Gabrielle se acab√≥ al parecer por una declaraciones de ella. El maestro vasco (gran amigo de nuestra querida Rosario Creixell, ambos fallecidos) dio por rota aquella relaci√≥n y la dise√Īadora le devolvi√≥ todos los regalos que se conservan en el imperio Balenciaga.

PETICIONES A LA CELEBRACION DE LA INDEPENDENCIA DE MEXICO

En enero del 2019, L√≥pez Obrador ley√≥ la misiva que le envi√≥ al rey Felipe de Espa√Īa en marzo del mismo a√Īo, exigi√©ndole la disculpa y ennumerando la ‚Äúla vulneraci√≥n de los derechos individuales/coolectivos‚ÄĚ que cometi√≥ Espa√Īa contra el pueblo mexicano. El rey de Espa√Īa, Felipe VI convoc√≥ al gobierno de M√©xico para aprovechar la celebraci√≥n del bicentenerio de su indedpendencia para ‚Äúrealzar un pasado com√ļn‚ÄĚ y reiter√≥ su ‚Äúdeterminaci√≥n de seguir contribuyendo al desarrollo y bienestar, presente y futuro, de sus pueblos y ciudadanos. En su mensaje durante el saludo al cuerpo diplom√°tico acreditado en Espa√Īa, el monarca no hizo alusi√≥n alguna la carta personal que el presidente mexicano, AMLO, le envi√≥, para que la Corona Espa√Īola pida , ‚Äúcon humildad‚ÄĚ, perd√≥n a los pueblos originarios por los cr√≠menes y abusos que se cometieron durante la Conquista y la Colonia. AMLO se√Īal√≥ que M√©xico no pide un resarcimiento del da√Īo en pecunario de los agravios que le fueron causados por Espa√Īa, ni tiene el prop√≥sito de proceder de manera legal ante los mismos. En cambio, se√Īal√≥ que ‚ÄúM√©xico desea que el Estado Espa√Īol admita su responsabilidad hist√≥rica por esas ofensas y ofrezca disculpas y resarcimientos pol√≠ticos que convengan‚ÄĚ. Del mismo modo, pidi√≥ a Espa√Īa ser parte de la reconciliaci√≥n hist√≥rica para llevar una ceremonia conjunta para terminar las diferencias. En √°quel entonces, quienes conquistaron espacios en un pa√≠s que no era M√©xico (sino varios pueblos peleados entre s√≠) fueron los castellanos que llegaron a Rep√ļblica Dominicana liderados por Crist√≥bal Col√≥n. La preguntar√≠a ser√≠a: ¬Ņ todos los pa√≠ses que antes eran otras naciones le van a pedir disculpas a otros pa√≠ses de otras √©pocas? Es la historia de la Humanidad. En fin‚Ķ. Y hasta la pr√≥xima, ¬°abur!



More articles by this author

ESFERA HUMANA
  ESFERA HUMANA/ El tenor mexicano Javier Camarena, uno de...
ESFERA HUMANAESFERA HUMANA
  ESFERA HUMANA Enrique Castillo‚ÄĒPesado Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla Ajustes en Aerom√©xico Destacada participaci√≥n de Carstens en Ex...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 498 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner