Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 407

 4079

A FUEGO LENTO

SISMO A LA IMPUNIDAD

Enrique Pastor Cruz Carranza

“Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por si mismos más tardeo más ´pronto”

Voltaire

Las alarmas de advertencia han sonado con sus más altos decibeles estridentes, generando un pánico sin precedentes después del anuncio de captura en España y posterior extradición concertada a los mas altos niveles, del ex director general de PEMEX Emilio Lozoya Austin.

CONVERTIDO en importante operador financiero durante la campaña del entonces candidato a la presidencia Enrique Peña Nieto, se vio en profundas intrigas clásicas de supuestos incondicionales rodearon al aspirante presidencial quienes se sentían con mayores méritos a cualquier recomendado de otros frentes políticas, aún se tratara de un junior nacido en las cunas de poder gubernamental como lo ha sido su padre Emilio Lozoya Thalmann quien fuera aspirante presidencial a su paso por el ISSSTE y Secretario de Energía con Carlos salinas de Gortari.

Convertidos en la primera línea de Peña Nieto, tanto Luis Videgaray como Miguel Ángel Osorio Chong quienes combatieron los rejuegos en aquella confrontación para sacar, en primera instancia la candidatura a la gubernatura del Edo Mex y posteriormente la elección frente a los vaivenes en los ánimos mezquinos de un Felipe Calderón ,nunca repuesto del presunto accidente mortal a su “Delfín” Juan Camilo Mouriño no permitirían a nadie desplazarlos en su siguiente propósito de ser los “naturales” sucesores del mexiquense, una vez lograda la primera magistratura y llegado el momento de definir al heredero dentro del rito restituida con la segunda alternancia.

Poder corromper

Lozoya Austin llegaría con un cúmulo de poder no contemplado por sus opositores, pero también vulnerable ante la deslealtad de quienes aspiraban descarrilarlo en la operación de ir construyendo los acuerdos políticos plurales dentro del “PACTO POR MEXICO” y poder corromper los mercaderes convicciones de lideres partidistas involucrados en la misión.

Haber logrado (asunto nada difícil ante la inmoralidad de estos líderes partidistas en acción) comprar las conciencias y rememorar aquellos alardes de la corrupción en momentos de definiciones posteriores al Movimiento Revolucionario culminado en 1917 al presumirse “Nadie aguanta un cañonazo de cincuenta mil pesos”, como decía Álvaro Obregón, cuando el peso mexicano no había sufrido el embate Neoliberal severo y fulminante iniciado por Miguel de la Madrid.

En las intrigas palaciegas y ambición sin límites, Lozoya Austin era una gran piedra en el camino, pues actuaba directamente y no se plegaba en la clásica mansedumbre exigida desde la Secretaria de Gobernación, el control financiero de la SHCP de Luis Videgaray y menos el dominio de toda la nomenclatura del PRIAN-PRD. PANAL Coordinados por la versión inescrupulosa del Corleone de Atlacomulco Manlio Fabio Beltrones quién sentía debía ser su turno, y el siempre fiel acomodaticio Emilio Gamboa Patrón.

El propósito sin ninguna restricción de lograr las Reformas Energéticas de Peña Nieto fue perfectamente aprovechado por gobernadores de la nomenclatura posterior al crimen de Luis Donaldo Colosio y consolidados los dos sexenios de Acción Nacional con Vicente Fox Y Felipe Calderón.

Estos caciques, políticos, financieros y empresariales globales pasaron todas las facturas apócrifas de abusos, fraudes, moches, endeudamiento de las haciendas, evasión de impuestos y no existía límite para la imaginación al robo, con toda la garantía de impunidad.

Los bonos de Emilio Lozoya Austin estaban el la cumbre y se tenia que derrumbar como fuera, posterior a la aprobación de las reformas dentro de PEMEX .

El escándalo internacional de la firma brasileña ODEBRECHT caería como anillo al dedo, tanto en SEGOB, como a la nomenclatura nacional y el poder hacendario de Videgaray haciendo sus funciones de Secretario de Relaciones Exteriores para tratar de amarrar su candidatura presidencial, mientras desde el despacho de Osorio Chong, las encuestas reales de la creciente figura de Andrés Manuel López Obrador enfriaban sus sueños de cruzar en el pecho la banda tricolor.

El drama aun esta entrando a sus capítulos más demoledores y el alud de verdades sobre los destinos de muchos millones de dólares dentro de PEMEX, sus filiales, la rapiña de gobernadores quienes recibieron maletines de dinero corruptor, senadores quiénes traicionaron a la patria con su voto prostituido en la venta sobrevaluada de una dignidad inexistente y los que trataron de frenar en alarde desesperado mesiánico por salvar el modelo neoliberal, creando elecciones fraudulentas, inducidas o robadas, no tuvieron el valor de entrar a la contienda, ante la indomable voluntad democrática del aspirante a la presidencia por medio de la participación de la ciudadanía llevando al poder al candidato de MORENA.

Pánico

Apenas se confirmaría el arribo de Lozoya Austin a México los ataques de histeria, pánico y sorprendentes, fugas, confirman aquella teoría de los marinos quienes saben de un inminente naufragio, cuando en cubierta de sus barcos brincan aterrorizadas las ratas en busca de salvar su putrefacta existencia.

La solicitud de licencia de la senadora Vanessa Rubio impuesta en el PRI del forajido candidato sin militancia por el Clan Mouriño , para lograr su tercera presidencia de la República bajo el control de Galicia, la corona española y el Partido Popular de Aznar y Rajoy -José Antonio Meade Kuribreña-, es interesante indicador que no estamos en un acto de simulación de combatir a fondo la corrupción en la 4T.

Saber que el ex Senador Jorge Luis Lavalle Mauri, consentido de la familia Mouriño Atanes en Campeche, fuertemente vinculado con los intereses del desaparecido Jorge Carpizo MacGregor y toda esa cofradía que administrara Emilio Chuayffet en la entidad petrolera, quien tenía como suplente a la señora Gelly Terrazo (madre de Juan Camilo Mouriño) y que llegó al cargo en primera minoría, gracias a la “generosidad democrática” de Layda Sansores San Román quien ya había amarrado su inclusión al primer lugar en las listas plurinominales del senado; ha salido presuroso de Campeche a Canadá, este seductor ex legislador que volvió muy generosas a las sobrinas puritanas falsas de Calderón y se convirtió en sensual bailador, pareja de su paisana legisladora en los festejos navideños del Senado .

Las revelaciones el ex director de PEMEX dejarán al descubierto muchas deslealtades o abuso en las negociaciones para hacer como que se está muy comprometidos en la causa, pero se transa con picardía política muy a la “Paella Campechana”.

Al estar escribiendo esta colaboración exclusiva para “Voces del Periodista”, leo con mucha atención la portada dominical del 19 de julio del 2020 de LA JORNADA firmada por Gustavo Castilla García donde se asegura Lozoya Thalmann habría pactado la entrega de su hijo.

Esperemos la Fiscalía General de la República (FGR) con Alejandro Gertz Manero pueda realizar adecuadamente su trabajo de integrar las carpetas “sin vías de agua jurídicas” para que los ladrones no escapen gracias a omisiones o fallas perversas al “debido proceso”.

Qué la Unidad de Inteligencia Financiera (SHCP) a cargo de Santiago Nieto Castillo tenga perfectamente consolidados los expedientes y rutas del dinero mal habido .

Indiscutiblemente esto apenas esta iniciando y se podría desentrabar también el extraño caso del programa “Habilidades Digitales Para Todos” un hilo conductor de muchos delitos en completa impunidad.  

Estamos frente a la consolidación de un proyecto nuevo de nación o la caída de un sueño ante las posibles deslealtades y traiciones de infiltrados.

¿Tú también…?

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



More articles by this author

A FUEGO LENTO La hora de la verdad A FUEGO LENTO La hora de la verdad
  A FUEGO LENTO LA HORA DE LA VERDAD Enrique Pastor Cruz Carranza...
A FUEGO LENTO Verdades y mentiras petrolerasA FUEGO LENTO Verdades y mentiras petroleras
  A FUEGO LENTO Verdades y mentiras petroleras Enrique Pastor Cruz Carranza “En...