Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 399

 3992

DESTINO MANIFIESTO

El gigante de carbón no tiene litio

Abraham García Ibarra

Los Estados Unidos ocupan el primer lugar entre los países del mundo con las mayores reservas de carbón: 250 millones de toneladas métricas, seguido por Rusia. Pero, en 2018, apenas produjo 6.8 millones de toneladas de litio. Éste sería el oscuro objeto del deseo de Donald Trump. ¿Subconsciente o racionalmente?

Litio será el nombre de la Guerra Comercial Mundial del Siglo XXI. Se le denomina en el mercado internacional, mineral estrella. Potencialmente, Washington escogería el subcontinente americano como teatro en su frontal choque con China. El gigante asiático ya tiene código postal en la zona y una de sus proyecciones tiene como objetivo ese mineral.

La región austral de América posee 80 por ciento de las reservas continentales de litio.

En la fatalidad geográfica, ¿qué papel se le reservaría a México en la guerra ya puesta a caballo en el Cono Sur y sus inmediaciones?

En Sonora, el FBI ya tiene una cabeza de playa

México tiene hasta ahora modestas reservas probadas de litio en Zacatecas, San Luis Potosí y Sonora; escenario éste último de los pérfidos planes de Trump para invadir militarmente nuestro país. Ahí, el FBI ya tiene una cabeza de playa. Sobre Australia y América del Sur, México tiene la ventaja de la vecindad territorial con el mercado de consumo del Coloso del Norte.

A decir verdad, no se conoce si alguna exploración en territorio mexicano no revelada haya descubierto un potencial mayor en ese sector de la minería mexicana.

El mineral del que depende hasta la industria espacial

A todo esto, ¿qué es el litio, tan codiciado por los mercados globalizados?

Sin ese elemento químico no funciona un artefacto celular, una notebook, una tablet… Sin ese elemento, un satélite no entraría en órbita o una nave espacial no permanecería activa, según nos dicen la Ciencia universal y sus invenciones tecnológicas.

La portentosa veta económica, sin embargo, radica en el crecimiento exponencial de la fabricación y demanda de automotores eléctricos o híbridos. Para 2009, ya rodaban en el planeta 500 mil unidades de ese tipo. Para 2021 serían siete millones de vehículos que dicen adiós a la quema de combustibles fósiles, que tanto daño han provocado a la Tierra y a la humanidad toda.

Costo-beneficio del litio: Una tonelada de carbonato de litio puro tiene un valor de seis mil dólares. Una batería de automóvil del mismo mineral, que utiliza 10 kilogramos, entre 10 mil y 20 mil dólares.

El futuro de la metrópolis que se acojan a fuentes alternativas de energía requerirá módulos de almacenamiento descentralizado, sistema de movilidad pública y eléctrica, y redes inteligentes que calculen la energía que utiliza, almacena y produce un hogar. Para todo ello servirán las baterías de litio. (Datos tomados del estudio, Geopolítica del litio/ Industria, ciencia y tecnología en Argentina- 2015).

Una nueva perspectiva: La geografía del conflicto

Se advierte en esa investigación sobre los peligros ecológicos- sociales que entraña el irracional uso de los combustibles fósiles, pero, también, se pone el acento en la exposición de la naturaleza al servicio de un nuevo campo de acumulación y valorización financiera, bajo la extendida política de privatización de recursos naturales estratégicos, que trazan ya una nueva geografía del conflicto.

Érase una vez, que, en los salares andinos de Argentina, Bolivia y Chile, se encuentra el 80 por ciento de las reservas probadas de litio. Se conoce esa región como el Triángulo del litio.

En Argentina, ha sido desplazado del poder por la vía electoral el gobierno neoliberal Mauricio Macri, que le dio todo al mercado. Chile está convulsionado por una rebelión civil contra el gobierno neoliberal de Sebastián Piñera. En Bolivia, la conspiración subversiva se desencadenó contra Evo Morales.

El golpe en Bolivia huele a litio

En Bolivia, Morales endosó a una empresa estatal la explotación y el usufructo del mineral para integrarlos a la economía social, una de las más boyantes de América Latina. En Chile, ya está presente la CAMC Energineering Co., de matriz china.

Los reflectores europeos alumbran a México

Desde 2010, la Unión Europea catalogó el litio entre 40 minerales considerados críticos.

En años recientes, corporaciones televisivas europeas colocaron sus reflectores sobe México. En vía de mientras, en Zacatecas y San Luis Potosí se ubican reservas de litio del orden de 35 mil toneladas con un potencial a corto plazo de 2.5 millones de toneladas, una tercera parte de lo que se produjeron hace un año en los Estados Unidos.

A la conquista de la Sierra Madre Occidental

Ahora, la mira está puesta sobre Sonora. En ese estado fronterizo con los Estados Unidos, llama la atención la Bacanora Lithium, constituida hace siete años: Ve con apetito hacia la Sierra Madre Occidental con el cronograma puesto a corto plazo en 2020. La firma es filial de Bacanora Minerals, con metrópoli en Canadá.

En una no muy lejana de nuestras ediciones de Voces del Periodista se nos publicó un reportaje bajo el título: Minería, industria de la muerte. Canadá se lleva el trofeo en el torneo de las impunes depredaciones de los recursos naturales en México.

La búsqueda de financiamientos en Reino Unido y EU

La filial Sonora Lithium entró a la competencia, en una primera etapa, con un requerimiento inicial de 420 millones de dólares. Por razones que sólo los audaces de la especulación saben, la trasnacional canadiense obtuvo fíat en Bolsa de Londres, exhibiendo un capital de solo 20 millones de dólares. Su iniciativa prioritaria es obvia: Recaudación de capital de inversión y operación.

El corporativo, que tiene vínculos con capital alemán, activó sus sondas para consumar ese objetivo: En principio, en el Reino Unido, con opciones en los mercados financieros de los Estados Unidos. Su gancho es un potencial que varía de cinco a 10 millones de toneladas de litio, según el destinatario de su oferta.

El gobierno mexicano le cedió dominio sobre 100 mil hectáreas

La protagonista de esta narrativa dispone en Sonora de 10 concesiones federales con dominio territorial sobre 100 mil hectáreas y potencial de 10 millones de toneladas de litio. Su horizonte se extiende a 200 años, desde un piso de cuatro mil dólares por tonelada.

El típico fenómeno neoliberal: La trasnacional tiene o ha tenido en su directorio a sólo tres mexicanos: Andrés Antonius González, quien fue subsecretario de Recursos Energéticos de Enrique Peña Nieto y coordinador de Planeación Estratégica de la comisión de transición presidencial hace un año.

Fernando Vidal Torres, gestor de relaciones gubernamentales para lo que pueda ofrecerse, y Jorge Vidal Almada, nada más, pero nada menos, que secretario de Desarrollo Económico del gobierno de la priista Claudia Pavlovich.

¿Cuál es el interés gringo? ¿El narco o el litio?

Cuando entrábamos al procesamiento de este tema, nos asaltó esta pregunta: ¿Cuál es el interés de los gringos en Sonora? ¿El narco o el litio? Autor, Zósimo Camacho, colaborador de Red Voltaire.

Corolario: El 5 de noviembre pasado, en ruta hacia los Estados Unidos, en el predio Las Moras, municipio de Bavispe, Sonora, la familia LeBarón, de nacionalidad norteamericana, sufrió un atentado con armas de fuego.

Se armó un escándalo bilateral, atizado por la Casa Blanca. Al estilo de Trump, el emplazamiento del Departamento de Estado fue, o se aclara el caso y se castiga a los culpables, o tomamos el asunto en nuestras manos.

Washington ya tenía en agenda la opción militar

Medios estadunidenses revelaron que habría dispositivos previos, desde la segunda quincena de octubre, para mover al Ejército estadunidense contra México. El gobierno mexicano aceptó de inmediato la intervención del FBI.

Desde Chihuahua, domicilio de la comunidad menonita, los LeBarón han asumido un permanente protagonismo mediático, con eco de algunas organizaciones no gubernamentales nacionales, que anunciaron marchas rumbo a Palacio Nacional.

Al menos 100 miembros del Clan LeBaron han abandonado México y se han refugiado en el estado de Arizona, sin necesidad de pasaportes o de visas.

La cama está puesta: Cárteles mexicanos son terroristas

A mediados de noviembre, Trump puso en su agenda su facultad de asignar a los cárteles mexicanos la tipificación de organizaciones terroristas extranjeras, de lo que se colige la intención de tomar medidas unilaterales que crea pertinentes.

Días después, Julián LeBarón, se pronunció en favor de cualquier acción de la Casa Blanca. Prominentes militantes del Partido Acción Nacional, uno de ellos senador por Sonora, Damián Zepeda, calificó de congruente cualquier operación contra México, decidida por Washington.

En el calendario de esta narrativa, el presidente de Bolivia -país que forma parte del Triángulo del Litio en América del Sur- Evo Morales, fue objeto de un golpe de Estado.

Sospechamos que el nombre de la Guerra Comercial Mundial del Siglo XXI, es, efectivamente, litio. ¿Estamos preparados para escapar de sus impactos? Es cuanto.



More articles by this author

Nuevo Orden Feudal Conspirar para enfermar, para “curar” y matarNuevo Orden Feudal Conspirar para enfermar, para “curar” y matar
  Nuevo Orden Feudal Conspirar para enfermar, para “curar” y matar Abraham García...
DESTINO MANIFIESTO Injerencismo gringo: Cuatro en la miraDESTINO MANIFIESTO Injerencismo gringo: Cuatro en la mira
  DESTINO MANIFIESTO Injerencismo gringo: Cuatro en la mira Abraham García Ibarra EN la...