joomla visitor
Auditoría
Amazonía en llamas. LOS PULMONES DEL MUNDO ARDIENDO.
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 393

 39312

 

Ya ha pasado casi un mes del desastre ambiental que continúa en la Amazonía, por los 73 mil incendios forestales, dentro del territorio brasileiro, 83% más que el 2018, con la amenaza de llegar a países vecinos, de acuerdo con los reportes del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) del gobierno de Brasil.

Amazonía en llamas.

LOS PULMONES DEL MUNDO ARDIENDO.

Juan José Agustín Reyes Rodríguez

La Amazonía o selva del Amazonas, tiene especial importancia no sólo para la región que cubre, sino por su extensión contribuye con aportación de oxígeno, fijación de bióxido de carbono, cuenta con el 20% de las reservas mundiales de agua y la mayor diversidad de 40,000 especies animales y vegetales, así como 2,500 especies y variedades de peces y habitan 350 comunidades originarias.

LA EXTENSIÓNde la Amazonía es de siete millones de kilómetros cuadrados o sea 700 millones de hectáreas, comprendiendo parte o el total de nueve países, con una población total de 30 millones de personas, viviendo dos terceras partes en Brasil.

Esta gran cuenca da origen al río más largo del mundo, el Amazonas, con un desarrollo de 6,400 kilómetros.

Países, área total de cada uno y su área en la Amazonía

PAIS

ÁREA TOTAL

Km2

ÄREA AMAZÓNICA         km2

% DEL TERRITORIO

DEFORESTACIÓN ANUAL   km2

POBLACIÓN, Millones (UN 2007)

Brasil

8’514,877

4’776,980

56.0

700,000

191.800

Colombia

1’141,748

477,000

42.0

2,000

46.100

Bolivia

1’098,581

714,000

65.0

2,700

9.500

Ecuador

256,370

117,300

45.7

2,964

13.300

Guayana Francesa

83,534

80,630

94.3

2,600

0.187

Guyana

214,970

151,040

70.3

45

0.738

Perú

1’285,220

780,000

60.6

2,240

27.900

Surinam

163,820

147,760

90.2

325

0.458

Venezuela

916,445

51,000

5.6

2,876

27.700

Elaboración propia con datos de: Conservation International. FAO, mongabay.com, Oxford University Environmental Change Institute, UN, WWF

La Amazonía es la región forestal tropical más importante del continente americano, por los valores ambientales, sociales y económicos que generan directamente para los países que abarca, así como por su impacto global por la capacidad fotosintética que tiene, entre lo más relevante, lo que significa generación de oxígeno y fijación de carbono.

Ataque al medio ambiente

ESTE IMPORTANTE PULMÓN MUNDIAL se ha visto seriamente amenazado por los desmontes forestales masivos que se han venido haciendo para destinar esas tierras a la producción de etanol a partir de la caña de azúcar, plantaciones de soja (soya) transgénica, palma de aceite, la ganadería y la minería, arrasando además con comunidades originarias. Solamente en Brasil reporta el INPE, que al 2007 se habían desmontado más de 3,000 km2 (300,000 hectáreas), que bien podrían haber llegado en años recientes a 7,000 km2 (700,000 hectáreas). Los principales estados brasileiros donde está este proceso de devastación forestal son Mato Grosso, Pará y Rondonia, aunque no son los únicos.

A PARTIR DE LA LLEGADAde Bolsonaro al gobierno federal de Brasil, dictó una política contraria a la conservación de la Amazonía, impulsando la política, indirectamente, de destrucción forestal, la cual ha sido un manjar para los ganaderos, mineros y productores de soya transgénica y palma de aceite, entre las actividades más relevantes. Bolsonaro acusa que las organizaciones sociales partidarias de la conservación de la Amazonía fueron los que provocaron los incendios para que él se vea como anti ambientalista. Esta acusación resulta de lo más incongruente, porque quien ha sido el que ha propiciado la destrucción de la Amazonía es Bolsonaro, al estar favoreciendo los cambios de uso de la selva por otras actividades más “rentables y productivas”, desde el punto de vista extractivista y economicista.

Los 73,000 incendios forestales aproximadamente que ha reportado el INPE, pueden deberse a diversos factores. Las condiciones de mayor calor global, sequías estacionales y otros factores naturales, son un buen pretexto para justificar esos siniestros.

Crimen ecológico

SIN DESCARTAR esos factores naturales, mi apreciación es que esos incendios han sido provocados, accidental pero más que nada intencionalmente, para eliminar la selva y dedicarlos a cultivos agrícolas, ganadería más amplia (70 por ciento de los impactos son por esta actividad), así como minería y construcción de hidroeléctricas para exportar electricidad, sin tomar en cuenta las demandas de los 350 pueblos originarios que viven en la región amazónica y las voces internacionales por la conservación de ese importante pulmón y todos los recursos naturales que contiene.

Las políticas desarrollistas y extractivitas que se han impulsado en lustros recientes en varios países del Continente Americano, África y otras regiones del mundo, se han establecido para destinar grandes extensiones de los diversos ecosistemas forestales a la minería, que es una de las actividades más devastadoras y más explotadoras de las poblaciones, construcción de hidroeléctricas, ganadería extensiva y producción de cultivos transgénicos como la soya, maíz, palma de aceite, caña de azúcar, entre otros.

Bolsonaro, ha declarado reiteradamente que la Amazonía es un obstáculo para el desarrollo de Brasil, por lo que con su discurso está incitando directamente a destruir la selva para dedicarla a la actividad agropecuaria, gozando de la impunidad que el mismo presidente brasileiro les ofrece, sin decirlo abiertamente.

Estos incendios forestales de la Amazonía, puedo asegurar que han sido intencionales, como puede verse en las imágenes de satélite que ha presentado ele INPE y la NASA, ya que al haber alrededor de 73,000 incendios progresivos o simultáneos que se pueden ver, no son producto de la casualidad o de las condiciones climáticas, por más adversas que se presenten y que ya han impactado en mayor o menor grado cerca de un millón de hectáreas de selva, además de varios millones de áreas vecinas y de otros países por el humo y todos los compuestos que contiene, como monóxido de carbono, bióxido de carbono, partículas suspendidas menores 2.5 M y otros.

Las políticas gubernamentales desarrollistas de numerosos países, han sido las causantes de manera directa o indirecta de la destrucción forestal en prácticamente todos los ecosistemas y uo de los instrumentos más efectivos y por lo tanto más utilizados es el fuego, causando los incendios forestales año con año, sin que haya recursos humanos, económicos y materiales que alcancen para prevenirlos y sobre todo controlarlos. Las actividades forestales que pueden ser factores de desarrollo sustentable, no están dentro de las prioridades de los gobiernos de América Latina, aunque también ya se está sumando Estados Unidos, aunque sí en los discursos políticos.

Por lo contrario, los países nórdicos y de la Unión Europea, China y Rusia, principalmente, tienen en el discurso y en la realidad como prioridad las actividades forestales, que constituyen un aspecto importante de su Producto Interno Bruto.

México lindo

EN NUESTRO PAÍS,hemos sido testigos este año, aunque no ha sido el único, que los incendios forestales, causados intencionalmente, casi en su totalidad, crearon condiciones atmosféricas de preocupación, especialmente en el centro del país, habiéndose declarado contingencias ambientales en la zona metropolitana del Valle de México.

La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), tuvo una dramática reducción de su presupuesto hasta el 60%, habiéndose reducido su capacidad de respuesta para atender los incendios; sin embargo, a pesar de ello hay que destacar la importante labor de los brigadistas que trabajaron con más ganas y compromiso, que con recursos.

México tiene el 71 por ciento de su territorio con diferentes ecosistemas forestales, por lo que las políticas públicas deberían tener como prioridad el Programa Nacional Forestal, no sólo en el discurso sino también otorgar a la CONAFOR con personal capacitado y comprometido, así como recursos presupuestales suficientes y eficientes. México también está contribuyendo al calentamiento global con la deforestación y con los incendios forestales provocados.

El reto de no seguir destruyendo la Amazonía, la selva Lacandona y otros ecosistemas forestales está principalmente en la aplicación de políticas públicas que ponga en primer lugar la importancia que tienen los ecosistemas forestales de México, Brasil y del mundo.

 

 

 

 

 



More articles by this author

ECOLOGÍA Conce$iones de agua: Piñata para los cuate$ECOLOGÍA Conce$iones de agua: Piñata para los cuate$
  Cada día que pasa, están apareciendo informaciones sobre la corrupción...
Nudo Gordiano Legislativo Nudo Gordiano Legislativo
  “Gordias, proclamado rey de Frigia (actual Anatolia en Turquía) ofreció...
¿Quién está en línea?
Tenemos 331 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner