joomla visitor
AuditorŪa
AMLO est√° dilapidando el poder acumulado por la 4T
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 392

 39210

AMLO est√° dilapidando el poder acumulado por la 4T

Francisco Rodríguez

La inmensa mayor√≠a de los mexicanos, dotados de una agudeza pol√≠tica proverbial, hacen un alto en el trafago del d√≠a y se preguntan simple y llanamente, ¬Ņpara qu√© sirve el poder? ‚ÄéAcostumbrados a ser gobernados por claques displicentes, a ser mancillados por las diferencias estructurales de nuestra condici√≥n, hacemos a veces preguntas sin respuesta.

HASTA MI ESCRITORIO llegan esos cuestionamientos y se subsumen siempre en el ir venir de noticieros insulsos‚Äé, de comentarios interesados, de pont√≠fices de la comunicaci√≥n a quienes no les alcanzan las seseras para solventar dudas existenciales acerca de la pol√≠tica y sus intr√≠ngulis casi nunca explicados.

Estar en redes tiene la ventaja de la reflexi√≥n en solitario, ajenos a los consejos, intereses y recomendaciones de los jefes de redacci√≥n, de los metiches del taller, de las interminables discusiones en mesas de eruditos. La cercan√≠a con las observaciones del p√ļblico es lo que otorga una fortaleza que de otro modo es casi imposible tener.

Normalmente, las preguntas giran alrededor de cuestiones que muchas veces pasan desapercibidas por los gerifaltes y por los l√≠deres inescrutables de una opini√≥n p√ļblica que crece en angustias y en arremetidas de circunloquios vanos.

¬ŅPara qu√© sirve tanto brinco, estando el suelo tan parejo?

Uno de los lectores opina que todavía no sabe a qué le tienen miedo en los cuartos de guerra de la Cuarta Transformación. Si tienen todo para actuar de inmediato, si los poderes Legislativo, Judicial y el menguado Ejecutivo pueden transitar por las venas del aparato como Pedro por su casa. No existe adversario ideológico ni político al frente.

Otro opina que para qu√© sirve el derroche de un poder informativo que cae como tsunami frente a los medios comunicativos presentes en los responsos de la ma√Īanera. Para qu√© sirve ocupar todos los espacios vac√≠os de la interacci√≥n gubernamental si no saben para d√≥nde hacerse.

Otro a√Īade, de qu√© sirve que el Ejecutivo se desplace constante y fren√©ticamente a todos los rincones de provincia, generando cotidianamente m√°s adeptos entre la gleba. ¬ŅTiene alg√ļn resultado hacerlo?

¬ŅPara qu√© sirven las generosas calificaciones externas sobre un liderazgo renovador y ejecutivo, si √©ste no se emplea a fondo sobre ‚Äélo necesario y casi siempre fracasa en lo contundente. ¬ŅPara qu√© sirve tanto brinco, estando el suelo tan parejo?

Muchos a√Īaden: ¬ŅA qu√© hora va a ense√Īar el m√ļsculo un Estado fortalecido por la opini√≥n mayoritaria? ¬ŅDe qu√© sirve que no se muestre miedo ante los adversarios de adentro, si las decisiones del poder encomendado no pueden tomarse frente a los enemigos de afuera, y acabar por demostrarles que llegaron al poder los que piensan y act√ļan diferente a los que se fueron y est√°n ya en la picota imaginaria, s√≥lo en el inconsciente colectivo?

Como si estuvi√©ramos en campa√Īa, todo es amenazas y promesas

Cada d√≠a que pasa se parecen m√°s unos y otros, no hay deslinde ni en el pensamiento ni en la toma de decisiones concluyentes que puedan ejemplificar el cambio verdadero por el que votamos los ciudadanos de a pie. ‚ÄéLas rebati√Īas por el poder dentro de las estructuras de gobierno son iguales, con el sello Montessori en la frente, opinan.

¬ŅDe qu√© sirve el apoyo integral de las Fuerzas Armadas, si el aparato sigue confundi√©ndolas con las polic√≠acas, si no se ha establecido el deslinde entre la seguridad preventiva, p√ļblica, la interna y la seguridad nacional? Si el ej√©rcito y la armada no funcionan dentro del espectro de las grandes decisiones de la alta e irrenunciable justicia, argumentan.

¬ŅDe qu√© sirve tanto subejercicio presupuestal si las grandes obras no tienen ni cartas de intenci√≥n ni proyectos ejecutivos? Si Roc√≠o Nahle, la que oficia en la cabeza del sector energ√©tico, ya dijo que la Refiner√≠a de Dos Bocas no podr√° arrancar antes del a√Īo que entra. ¬ŅY el Tren Maya o el Trans√≠stmico?

¬ŅDe qu√© sirve el mando, si la gente de abajo, el gabinete y los poderes no saben ‚Äéya para d√≥nde hacerse, si todos estamos confundidos por las decisiones que se piensan, pero no se ejecutan? Si, como si estuvi√©ramos en per√≠odo de campa√Īa, todo se queda en amenazas y promesas.

El poder acumulado, tantas veces peleado, es hoy agua de borrajas

Otros, m√°s atrevidos, preguntan ¬Ņcu√°ndo va a aprender el gabinete a cabildear con los reales poderes del gabacho y dejar de obedecer a pie juntillas al desquiciado de la Casa Blanca? Creo que se refieren al monitoreo constante que tendr√≠a que hacerse‚Ķ

… en las oficinas del holding de BlackRock, en el trato cercano con ese converso de Larry Fink, hoy aliado inconsulto de la Cuarta Transformación. Para algo serviría saber que, frente a él, el anaranjado paranoico sólo es el florero del Potomac.

¬ŅDe qu√© sirve el gran poder acumulado, si no se sabe c√≥mo usarlo? ¬ŅQu√© va primero, qu√© va despu√©s, hacia d√≥nde vamos como un pueblo y su gobierno que han echado por la borda la nueva conformaci√≥n estrat√©gica del mundo? Si no atendemos primero a los pobres y si todos los programas de aliento a la productividad ya chuparon faros en este a√Īo presupuestal.

Y sí, da grima saber que todo el poder acumulado, tantas veces peleado y perseguido se ha convertido en agua de borrajas.

Responder a las incertidumbres sociales, del reino de este mundo

El presidente y su equipo cercano tienen la respuesta a estas dudas diríamos metodológicas que no tienen respuesta entre sus voceros ni entre sus panegiristas. Saber hacia dónde vamos, tener ya una idea de México, que rebasa los lugares comunes que a diario observamos sobre la inutilidad frente a los delincuentes que han agredido a la patria.

Alguien tiene que responderlas, porque la satisfacción a sus incertidumbres es sólo del reino de este mundo. Además, no se requiere ser muy ducho para saber que en gran parte tienen razón

Y no s√≥lo requieren de una respuesta ideol√≥gica, sino m√°s bien de una disculpa p√ļblica. De un dolor de coraz√≥n y de un prop√≥sito de enmienda del cordero del poder que quita los pecados de la prole. O que deber√≠a.

¬ŅNo cree usted?



More articles by this author

‚ÄúPeriodistas‚ÄĚ vendidos le hacen el juego a Trump‚ÄúPeriodistas‚ÄĚ vendidos le hacen el juego a Trump
  Dos locos: la intolerancia de Trump, similar a la de...
Deuda impagable…y Salinas saca su juguetito, el EZLN
  Se le acab√≥ la suerte a Carlos Romero Deschamps.Las simulaciones...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 416 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner