joomla visitor
Auditoría
MENSAJES DE ODIO: Matar al “diferente”
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 392

 39217

MENSAJES DE ODIO:

Matar al “diferente”

Héctor Chavarría

PATRICK CRUSIUS CONDUJO casi 10 horas -desde Allen hasta El Paso- para cometer la matanza en ese supermercado y publicó un manifiesto en internet en el que aseguró que el ataque era una "respuesta a la invasión hispana de Texas".De los 22 fallecidos en el tiroteo, ocho eran ciudadanos mexicanos.

EL AUTOR DEL TIROTEOde El Paso, Texas, EE.UU. donde murieron 22 personas, Patrick Crusius, confesó a la policía cuando fue detenido, “que su objetivo era matar mexicanos”.

El responsable del ataque, de 21 años, dijo a la Policía que él era quien abrió fuego contra una multitud en un centro comercial Walmart de la ciudad fronteriza de El Paso, al cual suelen acudir a comprar muchos ciudadanos mexicanos.

Las reacciones en todas partes fueron de justificado horror ante lo ocurrido y de inmediato se relacionó a Trump con las motivaciones del asesino a causa de sus muchos mensajes en contra de México y el que haya dejado pasar a “huestes invasoras de México y Centroamérica”.

         Trump se ha declarado en muchas ocasiones enemigo jurado de la migración, y sus mensajes y amenazas contra México se han vuelto parte de su campaña buscando la reelección, al igual que lo fueron cuando ganó la presidencia. Para él y sus seguidores, nosotros, en México, somos los “malos”.

         Las autoridades federales han descrito el ataque de Crusius como un “delito de terrorismo doméstico” y han dicho que están evaluando imputarlo con delitos de odio, lo que sumado a los cargos de asesinato podría hacer que se enfrente a la pena de muerte.

Todas las personas pensantes se horrorizaron por lo ocurrido…

Sin embargo, el asesino de El Paso, muy orgulloso de lo que hizo, se proclamó partidario de la Congresista Elizabeth Warren, del Partido Demócrata y que piensa igual a Rashida Tlaib, en este y todos los temas. La congresista del Partido Demócrata Tlaib, nacida en Estados Unidos, de origen árabe palestino y que ha negado varias veces la Shoá, decidió politizar la tragedia y le contestó a Ivanka Trump que dijo rezar por los asesinados; “sus oraciones por los caídos no están funcionando” y que “quien incita a la violencia es el padre, o sea, el presidente Trump”. Lo cual, aunque él lo niegue, tiene una buena parte de verdad. Es que la politización de las tragedias, llevan a esos desbordes. Nadie va a culpar a la congresista Warren o a la Tlaib por la barbarie de El Paso, sólo porque el asesino diga que las admira y las sigue.

Die Fahne Hoch!

Estas llamadas al odio irracional y racial, no son nada nuevo.

         El ejemplo nazi está aún presente a pesar de los negacionistas y, los alemanes, desde el final de la guerra y los programas de “desnazificación” organizados por los aliados, fueron junto con Francia los pioneros en recibir inmigrantes de África, países árabes, Turquía… en su enorme mayoría musulmanes, el resultado ha sido que esos inmigrantes útiles al principio, se han vuelto una carga y amenaza, casi imposible de aceptar.

         La masa inmigrante ha creado en Europa ghettos exclusivos donde sólo impera la sharía. Eso y el creciente terrorismo han creado un fenómeno (o más bien re creado), harto desagradable; una creciente y alarmante popularidad de los grupos neo nazis o de extrema derecha, que cada vez se muestran más agresivos, es como estar regresando a los años 20 del siglo pasado. Die Fahne Hoch… “la bandera en alto…” Podemos imaginar qué bandera.

Porque esta última matanza de “latinos”, fue un pogromo, estaba clara e inequívocamente dirigida a matar, amedrentar y perseguir a un grupo étnico específico, en este caso el de los mexicoamericanos, a los que Trump ya había calificado de “subhumanos” usando la misma terminología que Hitler usó para deshumanizar a los judíos.

Pero lo más importante a destacar es que este ataque no viene en el vacío ya que, mientras Trump derramaba lágrimas de cocodrilo en El Paso y prometía que; “algún día se va a hacer algo contra los grupos de blancos racistas en Mississippi”, su gobierno llevaba a cabo la mayor “cacería de ilegales” jamás realizada en ese país. ¿Suenan campanitas de recuerdo?

No nos equivoquemos, este no fue un ataque fortuito ni será el último.  Trump despertó a las fuerzas reaccionarias del país que llevan desde el final de la guerra civil sintiéndose derrotados —como lo fueron—, y que ahora sienten la oportunidad de regresar por la venganza de sus bisabuelos, porque obviamente nadie de ellos, blancos cristianos, descendientes del KKK sureño, vivió aquella “buena época en la que los indios servían para ser asesinados, los negros para ser esclavizados y los hispanos para ser conquistados.”

¿Hasta cuándo la inteligencia permitirá esto?

ARMAS Y VIOLENCIA

PREVIAMENTE la ciudad de El Paso, Texas, sólo había tenido un tiroteo en masa, este se produjo en una sucursal de Starbucks el día 3 de febrero de 1980.

Barry Chavarak, de 21 años entró al establecimiento e hizo fuego con un arma de calibre .22; el resultado fue la muerte de cinco personas y tres heridos.

Barry Chavarak fue detenido prácticamente en el acto por otros clientes quienes lograron derribarlo, en lo que el departamento de policía arribó a la escena. El desquiciado joven, a diferencia de Patrick Crusius, utilizó un calibre considerado deportivo y no un fusil de asalto.

Sin embargo, a pesar de lo ocurrido, Texas mantiene las leyes que permiten la compra legal y portación de armas, de hecho, ha ampliado los sitios donde pueden portarse legalmente, el argumento es simple; permitir a los ciudadanos defenderse ante un posible ataque. Desarmar a la ciudadanía no es garantía (ni jamás lo ha sido), de un freno a la violencia, la delincuencia y el terrorismo.

En apoyo a la iniciativa que se pondrá en marcha en setiembre, la senadora estatal Donna Campbell, copatrocinadora del proyecto de ley, sostuvo en un comunicado que; “hemos visto muchas veces que no existe una zona libre de armas. Aquellos con malas intenciones violarán la ley y llevarán a cabo sus actos atroces sin importar nada. No tiene sentido desarmar a los buenos y dejar indefensos a los ciudadanos respetuosos de la ley mientras los delincuentes violentos rompen la ley para hacer un gran daño”.

Un arma es una herramienta, por sí misma no produce daño alguno, tampoco induce a la violencia, son las personas quienes las usan para causar daño y, esto es así por una cuestión de educación, los pueblos educados y armados tienen un índice muy bajo de criminalidad, eso está estadísticamente probado. Pero los gobiernos corruptos que temen a su pueblo, insisten en desarmarlo… el resultado es que los delincuentes, los terroristas o los locos seguidores de mensajes de odio, son los únicos armados.

Los pacifistas desarmados, jamás han impedido la violencia o la guerra… esas personas son como las ovejas que creen que el lobo se volvió vegano; cuando las invita a una cena.

Si vis pacem, parabellum.

Héctor Chavarría

        



More articles by this author

Escasez y corrupción, nos roban el aguaEscasez y corrupción, nos roban el agua
  Escasez y corrupción, nos roban el agua Héctor Chavarría Homo sum, humani...
A TRAVÉS DE MIS CRISTALESA TRAVÉS DE MIS CRISTALES
    A TRAVÉS DE MIS CRISTALES CINCO EVENTOS DE EXTINCIÓN MASIVA Héctor Chavarría CADA VEZ que...
¿Quién está en línea?
Tenemos 448 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner