Ver Otros Artículos de Este Autor

Suplemento 389

 3891

Periodismo como vocación y propósito democrático

MOURIS1

SI ALGUIEN es productor y vendedor de tecnología digital, empresa que le ha permitido convertirse en uno de los hombres más ricos del planeta, ¿es gratuito el papel del Búho de Minera que anuncia los funerales del periodismo impreso?

La respuesta se puede remitir Bill Gates (Microsoft) quien, a finales de los ochenta, dio como plazo fatal una década para la extinción de diarios, revistas y libros impresos, y el avasallamiento de los lectores por los espectadores.

Lo cierto es que, según investigaciones especializadas, en tanto los medios de comunicación electrónicos convencionales en Europa y los Estados Unidos ven mellada su supremacía y reducida su audiencia en los recientes veinte años -entre otros factores por la irrupción de las redes sociales-, los grandes rotativos aumentan su influencia en el público ilustrado y los agentes del poder político y económico.

Por supuesto, la anterior valoración se funda en la concepción mercantilista de la comunicación social, en cuyo caso la crisis económica impacta las finanzas de las corporaciones dominantes en los procesos informativos y de opinión pública.

Otra es la convicción estimativa de quienes ejercen el periodismo como vocación casi mística y la ponen al servicio de la sociedad en su conjunto, y no a las plantas de los poderes políticos y económicos creados.

Cuestión central de la democracia, fue el elemento catalizador en el análisis plural que primó la reciente entrega de reconocimientos del Certamen Nacional e Internacional de Periodismo, auspiciado por el Club de Periodistas de México.

No pasarán los dictadores del pensamiento único

Periodismo como misión de denuncia de la barbarie guerrerista, del genocidio, de los desplazamientos humanos, de la xenofobia, de la exclusión socioeconómica, fue la idea cardinal en la que coincidieron los participantes en el evento, en el que los oradores convocaron vehementemente a continuar la brega de quienes nos antecedieron en el oficio y, especialmente, los que han sido exterminados por la tentación de implantar en México y en el mundo el pensamiento único.

Desde el exterior, los periodistas galardonados, plantearon los riesgos en sus países contra la convivencia democrática. Para interior, no fue posible ignorar la macabra continuidad de los atentados perpetrados contra nuestra actividad, a contrapelo de lo cual animaron a asumir el cambio político como oportunidad para exigir castigo a los sicarios; justicia para sus familiares y nuevas formas de organización para la supervivencia profesional.

Esta edición recoge la agenda de nuestro certamen. Por nuestra parte, reafirmamos nuestra voluntad y compromiso de no rendirnos ante la amenaza insolente de quienes, contumaces, pretenden dar por muertos el Derecho a la Información y la Libertad de Expresión, conscientes de que en el combate va como prenda nuestra existencia como Patria, soberana y digna.

 



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR Caso Cienfuegos: el interés público por encima de todoVOCES DEL DIRECTOR Caso Cienfuegos: el interés público por encima de todo
  VOCES DEL DIRECTOR Caso Cienfuegos: el interés público por encima de...
VOCES DEL DIRECTOR Se agota el bono democrático de 2018VOCES DEL DIRECTOR Se agota el bono democrático de 2018
  VOCES DEL DIRECTOR Se agota el bono democrático de 2018 Mouris Salloum...