joomla visitor
AuditorŪa
Carta a Espa√Īa
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
395
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 382

 38220

Validez humanista e hist√≥rica de las consideraciones contempor√°neas en la carta de petici√≥n de disculpas por los abusos de la conquista que el presidente mexicano, Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador, ha hecho llegar al rey de Espa√Īa, Felipe VI.

Carta a Espa√Īa

Rodolfo Ondarza Rovira

PARA CONSEGUIR PAZ VERDADERA DEBEMOS RECONCILIARNOS CON LA HISTORIA.

RECONOCER A NUESTROS ANTEPASADOS, su grandeza, su lucha y gestas heroicas por conservar su cultura y libertad es de extraordinaria importancia, simultáneamente nos valoramos como nación y nos hermanamos con los pueblos originarios y nuestros ancestros.

ESTE EJERCICIO hace que como pueblo tomemos consciencia de nuestros orígenes, de quienes somos y porqué lo somos, y hacia donde nos dirigimos.

Por otra parte, nuestra consciencia y sentimientos de pertenencia como crisol cultural se ponderan e incrementan.

Invasiones repetidas

Se hace con ello consciencia que M√©xico y los pueblos hermanos de Am√©rica hemos sido invadidos constantemente, no s√≥lo por Espa√Īa, sino por otras potencias que han saqueado nuestros recursos salvajemente, principalmente a favor de unas cuantas familias de esos imperios.

Ese saqueo ha sido realizado en gran medida con el despojo histórico de los pueblos originarios, con el asesinato y muerte de sus líderes. Como a la fecha ha ocurrido con diferentes activistas.

Ese asesinato, ese genocidio por la obtenci√≥n de metales y piedras preciosas, por tierras, y actualmente de otras cosas como nuestro petr√≥leo, ha sido llevado a cabo desde la conquista con la sangre de ni√Īos, de mujeres, de ancianos, no solo de guerreros.

Si bien la conquista de un territorio que se pensaba era Japón, China, las Indias, se efectuó con fines meramente comerciales, siguió este dominio, para beneficio de los conquistadores, con el exterminio de pueblos y de sus culturas, con la ayuda de la imposición de una religión, cambiando con ello, y de manera profunda filosofías de vida.

Esta invasión, con otras variantes, a la fecha ha continuado con el despojo de nuestro subsuelo, de nuestra riqueza, con el asesinato y desaparición forzada de activistas, con un tremendo ecocidio, donde legisladores y gobernantes corruptos han actuado con impunidad en beneficio propio y de grandes corporativos extranjeros.

Esto ha conducido a la pobreza y a la pobreza extrema a nuestro pueblo, principalmente a poblaciones originarias.

Tenemos nuestros propios crímenes

¬ŅCU√ĀNTOS CIENTOS de invasiones en el mundo podemos contarle no solo a Espa√Īa, sino a EUA, Francia, Inglaterra, Portugal, Holanda, etc.? ¬ŅCu√°ntas vidas humanas costaron en el pasado, y cuestan en la actualidad?

Claro que en México tenemos lo nuestro. Y que a partir de la IV Transformación estamos conociendo a fondo y con ello iremos resolviendo.

Tenemos nuestros propios crímenes de Estado, por los que el Estado mexicano debe responder: La masacre de Acteal, de Aguas Blancas, del Charco, de Tlatelolco, la guerra sucia, la guerra contra el narco, la desaparición de los muchachos de Ayotzinapa, etc.

Son masacres tan importantes como la de Centla, la de Cholula, la del Templo Mayor, o la de la heroica defensa de Tenochtitlan.

El oro y el poder siempre han estado presentes como razones genocidas y magnicidas, en los crímenes de Estado, o de un narcoestado, tanto ayer como hoy.

El 12 de octubre de 1492 al menos 90 millones de indígenas fueron exterminados, lo que representa el genocidio más grande de la Historia.

DE ACUERDO AL ESCRITOR Eduardo Galeano, en su Diario del Descubrimiento, Crist√≥bal Col√≥n escribi√≥ 139 veces la palabra oro y 51 veces la palabra Dios o Nuestro Se√Īor. Habremos de considerar que la primera actividad comercial de Crist√≥bal Col√≥n en el Nuevo Mundo consisti√≥ en mandar a Europa cuatro carabelas con 550 esclavos ind√≠genas para subastarlos en mercados del Mediterr√°neo.

Andrés Reséndez, profesor mexicano de la Universidad de California, concluye que desde la llegada de Colon hasta fin de siglo XIX hubo entre 2.5 y 5 millones de esclavos y que fue uno de los principales motivos de muerte entre los indígenas del Caribe, que llegó a reducir su población hasta un 90 %.

De Espa√Īa no solo recibimos la marihuana y el c√°√Īamo, tambi√©n la viruela, adem√°s de la corrupci√≥n y la impunidad, flagelos padecidos en la actualidad.

Todo esto ha ocurrido a lo largo de la Historia de México por la posesión de unas haciendas, o por fábricas, por minas, o por complejos hoteleros. Mucho de ello subsecuente a intereses extranjeros. Tal y como ha pasado con nuestra triste historia petrolera. que vivió su época de gloria con Lázaro Cárdenas, y que ahora debemos recuperar después de las traicioneras reformas estructurales.

Razones geopol√≠ticas, donde los pueblos, espa√Īol, mexicano, o cualquier otro, no son tomados en cuenta. Las decisiones de invasi√≥n o de conquista no son tomadas por los pueblos, ni siquiera por los ej√©rcitos, sino por los pol√≠ticos, que responden a intereses de unos cuantos.

La creación del presente

LA HISTORIA entrelaza sentimientos y pensamientos colectivos que dan como resultante nuestro presente, y para poder definir nuestro porvenir debemos tener conciencia y saldar cuentas con el pasado.

Alguien en el poder, de manera imbécil, dijo que teníamos que "superar" el pasado. No, la grandeza deviene de la humildad de aceptar el pasado y sus razones, la imbecilidad está en no hacerlo, puesto que se está en riesgo de cometer los mismos errores, o quizás porque se quiere continuar en ellos.

El pasado se encuentra vivo, el latido previo de nuestro corazón es pasado, pero nos ha mantenido vivos. El punto es la calidad de vida, personal y social.

¬ŅQu√© calidad de vida puede tener la madre de quien ha desaparecido?

¬ŅNo merece una explicaci√≥n? ¬ŅNo merece acaso una respuesta? ¬ŅNo merece justicia?

Como naci√≥n, hablamos alrededor de 68 lenguas, muchas en peligro de extinci√≥n. ¬ŅCu√°ntas culturas ya se han extinguido? Como naci√≥n tambi√©n merecemos respuestas.

Para nuestro desarrollo personal y nacional es necesario restablecer nuestra dignidad y soberanía, respetarnos y hacernos respetar. Atraer el pasado, los orígenes ancestrales de nuestros males, conocerlos y resolverlos.

El buscar respuestas es una acción humanista, no solo para México, sino con implicaciones universales en un mundo globalizado.

No podemos, como médicos, sanar a un paciente sin conocer sus antecedentes. Es necesario identificar patologías incluso desde el momento de su concepción y nacimiento. Necesitamos saber que problemas de salud tuvieron sus padres y antepasados.

No porque llegue un paciente con nosotros, como médicos, por una fractura debemos descuidar alguna enfermedad hereditaria, o alguna situación anómala mental o metabólica.

Lo mismo pasa con una nación. Para su desarrollo social sano es necesario curar males ancestrales para corregir anomalías presentes, y poder entonces contar con un futuro prometedor.

Rodolfo Ondarza Rovira. Neurocirujano.

Ex presidente de la Comisión de Salud de la ALDF

@DrOndarza



More articles by this author

Privatización del sector salud, un hechoPrivatización del sector salud, un hecho
Privatización del sector salud, un hecho Rodolfo Ondarza Rovira (*) EL CONOCIMIENTO...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 349 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner