Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 382

 38224

La Cátedra para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral, es un programa educativo propuesto por el Humanista Dr. William Soto Santiago, desarrollado por la Alianza Internacional de Universidades por la Paz (ALIUP) y la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (EMAP).

                         UNACAR es sede de la presentación de la      

Cátedra para la Paz y Felicidad del

Ser Humano Integral

Se presenta con rotundo éxito la OSEMAP.

TENIENDO COMO SEDE la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR) se llevó a cabo la presentación de la Cátedra para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral, la cualtiene el propósito fundamental de contribuir a la construcción de una Cultura de Paz a través de una educación de calidad fundamentada en principios y valores.

         AL DAR SU MENSAJE de bienvenida el anfitrión el Dr. Ruz Hernández mencionó: Vale subrayar que sin la paz no hay crecimiento civilizatorio. Todas las sociedades humanas requieren de ese elemento conciliador para obtener un grado de desarrollo y progreso.

         Acorde con los tiempos actuales, inmersa en la sinergia de los grandes adelantos científicos y tecnológicos, nuestra Universidad también tiene como meta impulsar la cultura de la paz, potenciando la confraternidad y el humanismo, valores que le son innatos al hombre, y qué mejor momento para estimularlos que en la etapa del tránsito de estudiante a profesional.

         La paz no es tarea de un solo hombre o de una institución, sino el producto colegiado de voluntades en el ejercicio de valores éticos como la tolerancia, el diálogo, coincidencias mutuas y concordia. La UNACAR es una institución comprometida con el desarrollo de la educación de calidad, y la capacitación profesional en beneficio de la sociedad.

         Posteriormente el Dr. Francisco Javier Guerra González, coordinador Nacional de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, realizó la presentación de la Cátedra para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral; Ante el panorama de violencia que impera en el país, dijo que la educación es una herramienta fundamental para lograr la paz y revertir esta situación.

         Durante el evento se dialogó sobre el abordaje del tema de la paz en las instituciones y la manera de cómo ampliar los alcances del enfoque de la EMAP y su programa Alianza Internacional de Activistas por la Paz (AIIUP), par que más jóvenes tengan la oportunidad de conocer esta nueva cultura de paz que tanta falta hace a nuestro país.

           Asi mismo en el auditorio “Miguel Zepeda García” del Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR) estuvo a su máxima capacidad por el público que se dio cita para la presentación de la Orquesta Sinfónica de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz (OSEMAP).

           Misma que movió “fibras” y emociones de los presentes al deleitarse con un repertorio único, ya que la ejecución del concierto estuvo basada en la frecuencia 432 Hz, frecuencia que se encuentra en armonía con el ser humano y la naturaleza.

           El concierto fue auspiciado por la Embajada Mundial de Activistas por la Paz y la UNACAR, como parte del proyecto “El Poder de la Música para la Paz y Felicidad del Ser Humano Integral”, que promueve dicha organización.

         La noche de gala, también enmarcada por la celebración del Día del amor y la amistad, inició con una sorpresa para la Máxima Casa de Estudios Carmelita, al rendirle honores, al interpretar las letras y notas del Himno Universitario de la UNACAR.

         Acto seguido, los 45 integrantes de la orquesta, entre músicos y coristas, entonaron el Himno de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, letra de William Soto Santiago y la música de Osmín Rodríguez.

         Asimismo, la compilación de la velada musical contó con 13 temas de música mexicana, judía, clásicos y hasta percusión corporal. Todo bajo la batuta de Jorge Montemayor Paz.

           La gala musical concluyó con el tema “Ciudad del Carmen”, el cual fue una muestra de cariño y agradecimiento de la Orquesta Sinfónica de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, hacia el público que los felicitó poniéndose de pie y una lluvia de aplausos para cada integrante de esta comunidad de músicos y cantantes.

 



More articles by this author