joomla visitor
AuditorŪa
Eurabia
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 380

 38014

En el a√Īo 2002, Bat Ye'or, una estudiosa nacida en Egipto y de nacionalidad brit√°nica, especialista de historia de las minor√≠as cristianas y jud√≠as llamadas "dhimmi" ‚ÄĒen los pa√≠ses musulmanes‚ÄĒ, acu√Ī√≥ el t√©rmino "Eurabia‚ÄĚ y lo utiliz√≥ para definir el destino hacia el cual ve que la Uni√≥n Europea se encamina a la sumisi√≥n al islam, de "dhimmitud".

Eurabia

Juan Ramón Jiménez

Eurabia, se define como un espacio geopol√≠tico que va desde Suecia a Somalia, desde Espa√Īa a Turqu√≠a, desde Marruecos al Yemen.

UN TERRITORIO QUE ABARCA el Magreb y las pen√≠nsulas escandinava, ib√©rica, italiana, anat√≥lica y ar√°biga. Seg√ļn esto, Europa es una pen√≠nsula de Eurasia. Tampoco se hizo caso a los que dec√≠an que √Āfrica empezaba en los Pirineos.

AHORA, OTROS DICEN que Europa ya no es Europa, el ayatola ya había explicado que una península es una porción de tierra rodeada de mar e intolerancia por todas partes y, sufre hoy una de sus peores épocas de racismo, con una oleada de amenazas de muerte, vandalismo, ataques a mezquitas, incendios de templos católicos y conflictos callejeros por cuestiones de raza y religión, atentados terroristas en varias ciudades europeas.

Culpabilidad

LOS PARTIDOS conservadores y algunos gobiernos, culpan de estos males a los inmigrantes árabes, Europol asegura que los grupos islámicos han lanzado una yihad (guerra santa) en Europa, mientras las ONGs de derechos humanos denuncian un grave aumento de la xenofobia y la persecución racial y religiosa en todo el Viejo Continente.

El odio europeo contra los √°rabes se dispar√≥ con los atentados del 11 de marzo en Madrid, pero se ha acentuado a√ļn m√°s tras el asesinato del cineasta holand√©s Theo van Gogh y con las amenazas proferidas por fundamentalistas isl√°micos contra l√≠deres de B√©lgica y otros pa√≠ses. Los ataques terroristas de Niza y Par√≠s acent√ļan los extremos. Pero los musulmanes europeos tambi√©n se han radicalizado como reacci√≥n al estado de animadversi√≥n continental y mundial contra el islam, y por m√ļltiples motivos como la guerra de Irak y de Siria, el conflicto palestino, la posici√≥n militarista de Estados Unidos; por todo ello se sienten marginados, humillados y acorralados, y por eso acuden a las v√≠as violentas.

Se reproducen como ratas, ratas peligrosas

SEG√öN ORIANA FALLACI, famosa periodista italiana ‚ÄĒfallecida a los 76 a√Īos‚ÄĒ que fue herida por judiciales al cubrir la matanza de Tlatelolco en 1968: ‚ÄúEuropa ya no es Europa, es Eurabia‚ÄĚ, una colonia isl√°mica, donde la invasi√≥n musulmana no solo se lleva a cabo en un sentido f√≠sico, sino tambi√©n mental y cultural,acus√≥ a Alemania de ser sucursal del imperio otomano, a Espa√Īa de llevar a√ļn el Cor√°n en la sangre, alert√≥ de que dado que los musulmanes se reproducen ‚Äúcomo ratas‚ÄĚ pronto dominar√°n y suprimir√°n las leyes occidentales, afirm√≥ que los yihadistas hab√≠an iniciado una guerra dirigida al aniquilamiento de nuestra forma de vivir y de rezar, o de no rezar, de beber, de vestirnos, de divertirnos, de informarnos, con el objetivo de suprimir nuestra cultura y civilizaci√≥n. Oriana Fallaci (Florencia, 1929) publicaba entonces el libro La fuerza de la raz√≥n, y un segundo libro contra el islam. Tras La rabia y el orgullo, de 2001, en el que descalificaba a la religi√≥n musulmana y a los musulmanes y por el que fue procesada en Francia y Suiza, la periodista italiana ella afirmaba que "Europa se convierte en una colonia del islam" y llama a "la resistencia contra quien nos invade".

Ella propone combatir a esa invasi√≥n cromosomatica y religiosa. La rabia y el orgullo vendieron m√°s de un mill√≥n de ejemplares en Italia y fue un best seller en Estados Unidos, pero no lleg√≥ a publicarse en pa√≠ses como Suecia porque su contenido ‚Äúxen√≥fobo‚ÄĚ vulneraba la ley.

Fallaci fue procesada y absuelta en Francia y condenada in absentia en Suiza. La fuerza de la raz√≥n resulta, en conjunto, a√ļn m√°s incendiaria que la obra anterior, aunque la autora aseguraba que esta vez no se entregaba a la pasi√≥n, "sino a la raz√≥n".

Amantes del islam

FALLACI CALIFICABA de "filoislámicas" a la ONU y a la Unión Europea.

Critic√≥ a los l√≠deres que promueven alianzas de civilizaciones, cuando hay choques de civilizaciones; a los que, desde la crisis del petr√≥leo de los setenta, no han hecho m√°s que dar concesiones a imanes, jeques y s√°trapas; a los que justifican la falsa democracia ‚Äúprimaveral‚ÄĚ en los pa√≠ses √°rabes; a los que est√°n a favor de la admisi√≥n de Turqu√≠a en la Uni√≥n Europea; a los que pretenden borrar las ra√≠ces cristianas de Europa.

Hablan de un proceso de d√©cadas. Sin embargo, los conductores suicidas de Par√≠s, Londres, Estocolmo, Berl√≠n, Niza o Barcelona no se sent√≠an protagonistas de una invasi√≥n paulatina, sino de acciones heroicas, puntuales y brutales. Quince a√Īos despu√©s tr√°gicamente salpicados por sucesos como el 11-M en Madrid, con 192 muertos; el 13-N en Par√≠s, 130 fallecidos, o el 22-M en Bruselas, con 31 muertos, Europa admite estar en guerra contra los yihadistas.

Los principales países de la (des)Unión Europea extreman sus medidas de seguridad ante nuevas acciones terroristas y bombardean al estado islámico ISIS. Fallaci tenía razón al hablar de guerra. En cuanto a la presión demográfica sobre Europa es obvia.

No hay m√°s que analizar los √≠ndices de fecundidad, los promedios de hijos por mujer en edad de procrear. En Mali, N√≠ger, Burkina Faso o Somalia, las mujeres tienen m√°s de seis hijos; en Nigeria o Sud√°n del Sur, m√°s de cinco; en Senegal, Mauritania o Chad, m√°s de cuatro; en Marruecos, Argelia, T√ļnez, Libia, Egipto o Turqu√≠a, m√°s de dos. Adem√°s, el islam autoriza el tener legalmente varias mujeres; varias conejas‚Ķ

Las mujeres de la Unión Europea tienen hijo y medio en promedio.

Europa hace ya tiempo que está por debajo del índice que garantiza el reemplazo generacional. La inmigración es la solución, no el problema, dicen los liberales.

Sin integración no es solución

LA INMIGRACI√ďN es la soluci√≥n cuando supone integraci√≥n, pero ni todos est√°n dispuestos a integrarse, ni todos est√°n dispuestos a integrar. ¬ŅCu√°ntos musulmanes hay en Europa como para hablar de islamizaci√≥n? Una cosa es la realidad y otra la percepci√≥n.

De los 750 millones de europeos, unos 50 millones son musulmanes. A mediados de siglo, serán unos 70 millones. Siguen ingresando musulmanes y las mujeres musulmanas siguen teniendo altos índices de fecundidad en los países de destino, mientras las autóctonas los reducen.

Seg√ļn una encuesta de Ipsos Mori, en Francia los musulmanes son el 7,5 % y los franceses creen que los musulmanes son el 31 %; en B√©lgica son el 7 % y los belgas creen que son el 23 %; en Italia son el 5,5 % y los italianos creen que son el 23 %; en Alemania son el 5 % y los alemanes creen que son el 21 %; en el Reino Unido son el 4,8 % y los brit√°nicos creen que son el 15 %...

Inglaterra siempre tan soberbia y exquisita, tiene alcaldes musulmanes en Londres, Birmingham, Leeds, Sheffield, Oxford, Lawton, Oldman, Rokdal entre otras ciudades. Todo esto fue logrado por cuatro millones de musulmanes viviendo en el Reino Unido con población de 66 millones de habitantes. Hoy en día hay más de 3,000 mezquitas y 50 consejos musulmanes de sharía, 78% de las mujeres musulmanas no trabajan, viven del Welfare británico, mientras el 63% de los hombres están en la misma situación.

Ahora toda la educación inglesa debe de dar clases de islam. Marx quien vivió y murió en Inglaterra decía que la religión es el opio de los pueblos. Y los británicos tan independientes de Roma, ahora son dependientes en mucho o en poco de La Meca.

En Espa√Īa los musulmanes son solo el 2,1 % y los espa√Īoles creen que son el 14 %. La realidad es la que es, pero se percibe como se percibe. Espa√Īa sobre todo estuvo dominada por el islam.Se la conoce como conquista musulmana de Hispania o etapa musulmana inicial de la pen√≠nsula ib√©rica‚Äč al complejo proceso pol√≠tico y militar que a lo largo del principio del siglo VIII explica la formaci√≥n y consolidaci√≥n del Reino Al-√Āndalus, as√≠ como la g√©nesis de los principales reinos cristianos medievales peninsulares.

Un largo proceso

LA CONQUISTA DEL REINO visigodo por dirigentes musulmanes del califato omeya (√°rabes, sirios y bereberes) fue un largo proceso, que dur√≥ quince a√Īos, del 711 al 726, en el que se lleg√≥ a tomar la pen√≠nsula ib√©rica y parte del sur de la actual Francia; si bien lo que era el territorio peninsular del reino estaba ya conquistado en el 720, tras diez a√Īos del inicio de la invasi√≥n del Magreb.

Grupos provenientes de Oriente y del Norte de √Āfrica, de religi√≥n musulmana, al mando de Tarik, derrotaron al rey visigodo Don Rodrigo en la batalla de Guadalete. Empez√≥ as√≠ la dominaci√≥n √°rabe de la Pen√≠nsula Ib√©rica que se prolongar√≠a durante ocho siglos, hasta 1492, momento en que el √ļltimo rey nazar√≠ rindi√≥ Granada a los reyes cat√≥licos. Un poco antes de acabar la conquista del reino visigodo en su parte nororiental, los conquistadores fueron echados de la costa y las monta√Īas de la actual Asturias. La ayuda que los jud√≠os prestaron a los conquistadores √°rabes se debi√≥ a que aquellos, en su mayor√≠a conversos forzados pero fingidos, eran reiteradamente hostigados por la legislaci√≥n visigoda, se les llamo jud√≠os sefarditas (o de piel morena),muy numerosa en la Pen√≠nsula, en la Galia Narbonense y en toda la cuenca mediterr√°nea. Estaba presente principalmente en los centros urbanos, destacando, entre otras, las comunidades de Narbona, Tarragona, Sagunto, Elche, Lucena, Elvira, C√≥rdoba, M√©rida, Zaragoza, Sevilla, M√°laga y de la capital, Toledo.

Pero adem√°s de los jud√≠os √©tnicamente puros de la di√°spora, en el norte de √Āfrica hab√≠a bereberes que profesaban el juda√≠smo por proselitismo y mestizaje, muchos de los cuales dieron apoyo a los musulmanes en su conquista y se unieron a ellos (como muchos bereberes cristianos) por lazos de clientela.

Verdad o pretexto, esta acusación de traición fue la utilizada contra ellos.

Los bereberes son las personas pertenecientes a un conjunto de etnias aut√≥ctonas del norte de √Āfrica, denominado Tamazgha. Se distribuyen desde las Islas Canarias y la costa atl√°ntica continental al oasis de Siwa, en Egipto, como puntos extremos occidental y oriental, respectivamente.Espa√Īa se islamiz√≥ totalmente, su nombre fue Al-Andalus, adopt√≥ en gran parte las costumbres, la cultura y la lengua del invasor y esa influencia jug√≥ un importante papel en su evoluci√≥n hist√≥rica que luego se expandi√≥ a todos los dominios imperiales de Am√©rica y Asia.Al-Andalus se hallaba sometida al califato de Damasco, aunque sus gobernadores depend√≠an de Ifriqiya (T√ļnez).

La capital estuvo en un primer momento en Sevilla, pero pronto se traslad√≥ a C√≥rdoba. Durante este periodo fueron frecuentes las luchas entre los propios musulmanes.Estas luchas internas parec√≠an debilitar el poder musulm√°n en Al-Andalus cuando lleg√≥ al poder Abd al-Rahman III (912-961), quien consigui√≥ devolver la unidad al reino. Termin√≥ con las revueltas internas y consigui√≥ importantes triunfos frente a los cristianos del Norte. Bajo su gobierno, la Espa√Īa musulmana alcanz√≥ su m√°ximo esplendoren arte, arquitectura, ciencia, medicina, literatura.

Córdoba fue entonces una de las ciudades más grandes e importantes del Occidente.

¬ŅUn futuro musulm√°n?

ESAS INQUIETANTES cuestiones se plasman en la novela hist√≥rica y pol√≠tica Sumisi√≥n del escritor Michel Houellebecq que plantea para Francia que en el a√Īo 2022 la victoria electoral ser√° para un partido isl√°mico conservador dirigido por un tal Mohamed Ben Abbes tras derrotar a la candidata xenof√≥bica y neonazi del Frente Nacional gracias al apoyo de los socialistas y de la derecha centrada.

Para el 2030 plantea que Espa√Īa ser√° la nueva capital Al-Andalus, con la capital Eurabia, en vez de la capital europea Bruselas del estado fallido de B√©lgica‚ÄĚ. ¬ŅPor qu√© B√©lgica se ha convertido en nido de extremistas del cor√°n, siempre tan aseados segundos antes de inmolarse, camino de abrazar a sus hur√≠es?

Porque es un estado fallido, descoordinado policialmente, administrativamente y ling√ľ√≠sticamente. B√©lgica es un reino de desquiciados regionalistas entre flamencos y valones, unos mirando hacia Francia, otros hacia los Pa√≠ses Bajos y otros hacia Alemania. ¬°Qu√© frivolidad, por cierto, decir que Espa√Īa es feliz sin gobierno como sucedi√≥ en B√©lgica! S√≠, ah√≠ est√°n los resultados del desbarajuste. Si el mejor aliado de la revoluci√≥n es la miseria y el odio de clase, la debilidad es el nido ideal para el acomodo peque√Īo burgu√©s y la impunidad del dogmatizado terrorista.

Holanda es otro pa√≠s de un extraordinario examen de verificaci√≥n del avance del islam. Es el pa√≠s en el que el arbitrio individual est√° m√°s extendido ‚Äďhasta el punto de consentir la eutanasia en ni√Īos‚Äď, en la que la identidad cristiana se ha diluido m√°s, en la que la presencia musulmana crece m√°s jactanciosa.

Aquí el multiculturalismo es la regla. Pero también son dramáticos los contragolpes: como el asesinato del líder político anti-islamista Pim Fortuyn en la persecución de la disidente somalí Ayaan Hirsi Ali; al brutal asesinato del cineasta Theo Van Gogh, condenado a muerte por la película "Submission" donde al igual que en el libro del mismo nombre denuncia crímenes de la teocracia musulmana.

El sucesor de Fortuyne, Geert Wilders, vive desde hace seis a√Īos protegido por el polic√≠a minuto a minuto. En Holanda hay barrios enteros que son pedazos del Medio Oriente, aqu√≠ se alza la m√°s grande mezquita de Europa, aqu√≠ en los tribunales y en el teatro se aplican partes de la ley isl√°mica, la shar√≠a, aqu√≠ muchas mujeres caminan con velo, aqu√≠ el alcalde es musulm√°n, hijo de un Im√°n.

La metrópoli Rotterdam, es la segunda ciudad de Holanda por población y el primer puerto de Europa por volumen de tráfico. Lo que sigue es un reportaje desde Rotterdam publicado en el diario italiano "il Foglio" el 14 de mayo del 2009, segunda de siete remesas de un gran reportaje sobre Holanda. El autor, Giulio Meotti, escribe también para el periódico "The Wall Street Journal". En septiembre del 2010 salió un libro-investigación suyo sobre Israel.

La foto que encabeza el art√≠culo en cuesti√≥n se titula "musulmanas en Rotterdam". Fue tomada de una muestra del 2008 de dos fot√≥grafos Ari Versluis y Ellie Uyttenbroek.En el barrio de Feyenoord se ve por todas partes mujeres con velo que pasan velozmente como rayos por las calles del barrio. Evitan todo contacto, sobre todo con los hombres, hasta el contacto visual. Feyenoord tiene las dimensiones de una ciudad y conviven all√≠ setenta nacionalidades. Es una zona que vive de subsidios y de la construcci√≥n popular de edificios, es aqu√≠ que se entiende m√°s c√≥mo Holanda ‚ÄĒcon todas sus normas antidiscriminatorias y con toda su indignaci√≥n moral‚ÄĒ es una sociedad completamente segregada.

Rotterdam fue reconstruida, fue bombardeada dos veces en la segunda guerra mundial por la Luftwaffe nazi.

           ASESINAN A CINEASTA HOLAND√ČS

 

El cineasta holandés Theo Van Gogh, director de una controversial película sobre la cultura islámica, fue asesinado en Amsterdam.

La polic√≠a arrest√≥ un sospechoso en un parque cercano, luego de un intercambio de disparos. Los cuerpos de seguridad informaron que en el tiroteo resultaron heridos tanto el detenido como un polic√≠a. El director hab√≠a recibido m√ļltiples amenazas de muerte luego de su pol√©mico film Sumisi√≥n, en el que abordaba el tema de la violencia contra las mujeres en las sociedades isl√°micas. Van Gogh estaba relacionado con el conocido pintor del mismo nombre.

Discordia

La película de Van Gogh se basó en el caso de Ayaan Hirsi Ali, una miembro del partido Liberal holandés, que llegó al país europeo como refugiada de Somalia huyendo de un matrimonio arreglado. Hirsi Ali ha estado bajo protección policial desde que el trabajo de Van Gogh se emitió por la televisión holandesa y ella recibió amenazas de muerte. El film trata de una mujer musulmana obligada a casarse, y que posteriormente es violada por su esposo y su tío. Inmediatamente generó reclamos por parte de la comunidad musulmana en Holanda. Este país cuenta con aproximadamente un millón de musulmanes, que equivale a 5,5% de la población.

   

No solo un slogan

√ĀMSTERDAM est√° bajo el nivel del mar, pero a diferencia de la capital no tiene el encanto libertino de la prostituci√≥n exhibida en aparadores. En Rotterdam son los vendedores √°rabes de alimento halal los que dominan la est√©tica urbana, no los neones de las prostitutas.

Por todas partes se ven casbah-cafés, agencias de viaje que ofrecen vuelos a Rabat y Casablanca, afiches de solidaridad con Hamas y con Palestina, lecciones de idioma holandés a buen precio.Rotterdam es una ciudad que tiene muchos barrios secuestrados por el islamismo más sombrío y violento.

La casa de Pim Fortuyn se encuentra en el n√ļmero 11 de Bergerplein, detr√°s de la estaci√≥n de trenes. De tanto en tanto alguien viene a traer flores delante de la casa del profesor asesinado en √Āmsterdam el 6 de mayo del 2002. Otros dejan una tarjeta: "En Holanda se tolera todo, excepto la verdad".

Fue un millonario de nombre Chris Tummesen quien adquirió la casa de Pim Fortuyn para que permaneciera intacta y como recuerdo a la intolerancia árabe en un país que los recibió con los brazos abiertos.

En fin, Eurabia ya no es solo un buen slogan mercadol√≥gico, es una realidad en la Europa que en otras eras conquist√≥ y saque√≥ brutalmente √Āfrica, Medio Oriente, Asia, Am√©rica y China.

Islam y economía

NO ES LA NUESTRA una posici√≥n anti religiosa, ni anti √°rabe, los economistas somos por naturaleza critica iconoclastas. En esos entresijos de izquierdas socialistas y derechas fascistas europeas, vino de repente la cuesti√≥n √°rabe. Muchos economistas siguen al gran maestro brit√°nico Keynes, otros m√°s siguen al alem√°n radicado en la Gran Breta√Īa, Marx. Otros economistas son seguidores de la Escuela Austriaca de Hayek que tiene una variante straussiana, es decir seguidora de Leo Strauss, el brillante pol√≠tico alem√°n alumno preferido del jurista nazi Carl Schmitt, abogado de Hitler, que tuvo su esplendor con el economista Hjalmar Schacht (autor de los shocks monetarios, quit√°ndole ceros a la moneda hiper inflacionada, del trabajo esclavo de las maquiladoras, y de las autopistas, adem√°s del mercado spot de R√≥terdam, creado con petr√≥leo mexicano en la administraci√≥n de la empresa anglo-holandesa Royal Dutch Shell, de las reinas y primas de Inglaterra y de Holanda, pero manejada por el filonazi Henri Detering), esa corriente neonazi se fusiono con la Escuela de Chicago de Milton Friedman. Los economistas financieros siguen la Econom√≠a Pol√≠tica de Soros, h√ļngaro-brit√°nico-norteamericano de origen jud√≠o y su Alquimia Financiera.

@chakoka



More articles by this author

Contaminación: PM2.5Contaminación: PM2.5
  El d√≠a 10 de mayo inici√≥ lo que podr√≠amos considerar...
Reino Saudita
  Repudio al abominable crimen del gobierno de Arabia Saudita perpetrado...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 310 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner