joomla visitor
AuditorŪa
Escasez, Pérdida y Huachicoleo del agua en CDMX
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
398
Banner
397
Banner
396
Banner
395
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 380

 3808

Del agua en el planeta el 97.25 por ciento corresponde a los océanos, la cual contiene una gran cantidad de sales. El resto es agua ’dulce’, de este 2.75 por ciento las dos terceras partes se encuentran en los casquetes polares y en los glaciares.

Escasez, Pérdida y Huachicoleo del agua en CDMX

Mauricio Laguna Berber

El agua subterránea representa el 0.68 por ciento del total, en lagos se encuentra el 0.01%, mientras que en arroyos y ríos el 0.0001%.

ESTO SIGNIFICA QUE MENOS DE 1% del agua est√° disponible para uso humano, tanto para consumo directo como para la agricultura, el uso urbano, la industria y otros usos. Si contamos con la necesidad de mantener el ecosistema, el agua disponible se reduce a√ļn m√°s.

EN NUESTRO PA√ćS y particularmente en la zona metropolitana del centro los habitantes en Ciudad de M√©xico creen que la mayor√≠a del agua consumida en la entidad y √°rea metropolitana proviene de sitios distantes, pero en realidad el 67 por ciento del vital l√≠quido se extrae de la sobre explotaci√≥n de m√°s de mil pozos de acu√≠feros locales y el resto del sistema Lerma-Cutzamala. Y esto se debe a la falta de planeaci√≥n de la CDMX a largo plazo donde la zona de transici√≥n es la m√°s afectada al consumirse m√°s agua que la que se recarga al a√Īo.

De este total del l√≠quido de acuerdo con la informaci√≥n oficial, los pozos brindan para el consumo diario entre un 30 a un 40 por ciento, es decir se extraen 46 metros c√ļbicos por segundo equivalente a m√°s de cuatro millones de metros c√ļbicos por d√≠a.

Del sistema Lerma-Cutzamala la CDMX recibe de acuerdo con investigadores del Instituto de Geof√≠sica de la UNAM, 26 metros c√ļbicos por segundo, lo que representa dos millones 100 mil metros c√ļbicos por d√≠a. Esto equivaldr√≠a a satisfacer las necesidades de los 22 millones de habitantes sin extraer agua del subsuelo es decir de acuerdo a la ONU cada habitante debe recibir 100 litros por d√≠a situaci√≥n que nunca se ha cumplido.

Agua perdida

En entrevista para Voces del Periodista el profesor e investigador universitario Pablo Aguilar T√©rres, indica que efectivamente el 46 por ciento del agua potable en la CDMX se pierde en fugas y otro tanto es utilizado por empresas fantasmas que han renovado concesiones para obtener el l√≠quido de los pozos que extraen agua del acu√≠fero que abarca casi el total de la CDMX con ganancias muy por arriba de los m√°s de dos millones de metros c√ļbicos explotados a diario para beneficio de empresas refresqueras, embotelladoras, comercializadoras de agua entre otras esto es sin considerar el uso diario del l√≠quido que es aprovechado y usado por instituciones p√ļblicas, hospitales, ba√Īos p√ļblicos, estaciones de llenado de garrafones, restaurantes y servicios similares que podr√≠an alcanzar m√°s de un mill√≥n de metros c√ļbicos por d√≠a.

Sobre el agua

EN SU INVESTIGACI√ďN denominada Los Pueblos Originarios del An√°huac y el Agua Los Pueblos Originarios del An√°huac y el Agua el geof√≠sico, profesor universitario, investigador y activista pro medio ambiente en la Magdalena Contreras, Pablo Aguilar T√©rres precisa como el Valle de M√©xico es una cuenca cerrada. En este valle se asentaron varias civilizaciones: Hoy d√≠a los herederos de estas grandes civilizaciones son lo que hoy conocemos como ‚ÄúPueblos Originarios‚ÄĚ

Los mexica, después de varias inundaciones, aprendieron a manejar muy bien el agua. Separaron el agua dulce de la salada mediante diques. Abastecieron la ciudad con acueductos y cultivaron en Chinampas

Este hecho geol√≥gico, hist√≥rico, es una de las razones por las que los mexica construyeron aqu√≠, hace 700 a√Īos, una ciudad de jardines flotantes que lleg√≥ a ser conocida como ‚ÄúLa Venecia del nuevo mundo‚ÄĚ. Sin embargo, los grandes lagos que alguna vez ocuparon la llanura fueron gradualmente secados por los pobladores.

En el siglo XVI, los conquistadores espa√Īoles aceleraron el proceso a pasos agigantados, y los ingenieros modernos casi han finalizado la labor, al reemplazar las ci√©nagas lacustres con un oc√©ano gris de concreto, pavimento y acero que, tan s√≥lo en el cuadrante central de la ciudad, hoy acoge a casi nueve millones de habitantes.

Con la llegada de los espa√Īoles comenz√≥ el mal manejo del agua; desecar el lago. sacar del valle las aguas negras y el agua de lluvia. Importar agua, primero de los manantiales aleda√Īos, de Chapultepec y Xochimilco.

La situaci√≥n actual resulta cr√≠tica para la CDMX es como Existen cerca de mil pozos en la zona sur de la ciudad, colindando con las monta√Īas (la zona de recarga) de Tl√°huac, Xochimilco, Tlalpan y Magdalena Contreras que abastecen alrededor de 40 m3 por segundo de agua a la Gran Ciudad.

El desastre actual

DEL SISTEMA LERMA ‚Äď Cutzamala se importan 26 m3 / seg. Y del R√≠o Magdalena y otros manantiales 2 m3/seg. Si agregamos la explotaci√≥n del acu√≠fero a trav√©s de los pozos tenemos 46 metros c√ļbicos por segundo que suman un total aproximado de 72 metros c√ļbicos por segundo. La ciudad ha crecido sobre la zona de recarga del acu√≠fero

Por tanto, las consecuencias son acu√≠fero sobreexplotado, actualmente se extrae el doble de la cantidad de agua que se recarga que corresponde a 279 hect√≥metros c√ļbicos anuales de carga y 507 hect√≥metros tres de extracci√≥n. La CNA tiene concesionado el triple de la recarga que equivale a mil 278 hect√≥metros (un hm3 equivale a un mill√≥n de metros tres) c√ļbicos anuales.

Otro aspecto es el deterioro de las cuencas de donde se extrae el agua. Incluyendo la propia de la CDMX, la del Lerma y Cutzamala. La contaminación del acuífero, al extraer el agua del acuífero, agua contaminada del acuitardo fluye hacia éste, además la que entra por las fracturas. Esto se manifiesta como: Disminución del nivel freático por la falta de recarga del acuífero y la desaparición de manantiales.

Otro aspecto que resalta la investigación sobre el Valle de Anáhuac es como la contaminación al extraer el agua del acuífero, agua contaminada del acuitardo fluye hacia éste. Este deterioro incluye las cuencas donde se llevan las aguas negras de la CDMX al Valle del Mezquital y Zimapán en el estado de Hidalgo. De igual manera no existen hasta el momento estudios sobre la contaminación atmosférica y cuáles son los efectos en la recarga de acuíferos que en particular son susceptibles con la extracción y mal manejo de los pozos estos se contaminen con sodio y manganeso

Por ello se especifica como los Pueblos Originarios sufren desabasto de agua. Hundimientos del terreno, Xochimilco se hunde 40 cm al a√Īo, Chalco se hunde 80 cm al a√Īo. El deterioro est√° generando un nuevo lago en Chalco, que pronto cubrir√° 1500 hect√°reas.

Y a nivel metropolitano en general se dan fracturas del suelo y destrucci√≥n de las construcciones; da√Īo ecol√≥gico, cambios en flora y fauna.

Agua Privada

LOS GOBIERNOS, federal y de lo que fue Distrito Federal ahora Ciudad de México ante esta crisis del agua, se van por la salida falsa denuncia Aguilar Térres, ellos realizan concesiones del acuífero de la zona metropolitana de CDMX. Pretenden privatizar el recurso, concesionándolo a empresas trasnacionales a través de empresas fachada que no pagan nada por este recurso natural. Los principales beneficiarios embotelladoras de agua, refresqueras y comercializadoras de agua en el mercado.

1. La filial de la trasnacional francesa Vivendi - Veolia: Proactiva Medio Ambiente SAPSA, asociada a ICA que opera en 77 países y en 14 ciudades mexicanas.

2. Industriales del Agua de la Ciudad de M√©xico filial de la trasnacional francesa Suez, asociada con el Grupo Pe√Īoles.

3. Tecnologías y Servicios del Agua, también de Suez.

4. Agua de M√©xico de United Utilities la compa√Ī√≠a brit√°nica m√°s poderosa de Inglaterra.

Indica el ambientalista que los Pueblos Originarios del sur y sur poniente de la Ciudad de México aportamos la mayor parte del agua de recarga del acuífero y, sin embargo, sufrimos de escasez de agua.

Aportamos pr√°cticamente toda el agua para consumo humano de la CDMX, y no se nos paga ni un centavo por este servicio para la ciudad. Limpiamos la atm√≥sfera del Valle de M√©xico. Damos esparcimiento, paisaje y cultura a los habitantes de la ciudad. S√≥lo se acuerdan de nosotros para despojarnos‚ÄĚ.

De acuerdo con el maestro en Ciencias de la Tierra se deben retirar las concesiones que tienen las empresas para explotar el acuífero de la zona metropolitana de la CDMX para evitar la sobrexplotación del agua subterránea y con ello evitar hundimientos.

Para el profesor universitario se debe hacer una planeación de CDMX a largo plazo y modificar las normas de construcción para que las edificaciones resistan el hundimiento gradual y diferenciado que existe en el área metropolitana, por ello es igualmente importante tipificar la zona de acuitardo y tierra firme.

Otro aspecto en relaci√≥n con el agua es que los gobiernos capitalinos se encontraban m√°s ocupados en ver el funcionamiento de los t√ļneles emisores que sacan las aguas negras de CDMX y que sacan actualmente 315 m3 por segundo cuando se requiere retirar 350 m3.

Hay tres t√ļneles el central, el poniente y el oriente y este √ļltimo ha tenido hasta la fecha una inversi√≥n de 25 mil millones de pesos y a√ļn no se termina.

Las fugas

A FIN DE RESOLVER EL PROBLEMA de un recurso que comienza a ser insuficiente para 22 millones de capitalinos, la pregunta no deber√≠a ser de d√≥nde traer m√°s, sino c√≥mo detectar y reparar estas filtraciones; tan s√≥lo eso nos evitar√≠a el costoso proceso de trasladar l√≠quido desde lejos, dijo Cecilia Lartigue, coordinadora del Programa de Manejo, Uso y Re√ļso del Agua en la UNAM, o PUMAGUA.

Para la maestra en Ciencias, aunque la √ļltima opci√≥n parece algo dif√≠cil y una tarea siempre en proceso debido a que vivimos en una urbe que, al hundirse, genera irregularidades en el suelo y rompe tuber√≠as subterr√°neas, llevarla a cabo ser√≠a mucho menos costoso a mediano plazo que la opci√≥n de abastecernos de otras cuencas, pues ello implica no s√≥lo hacerla subir el recurso los dos mil 200 metros a los que se eleva la CDMX, sino da√Īar a las comunidades y alterar los ecosistemas de los lugares de donde se retirar√≠a.

Para el geof√≠sico Aguilar T√©rres, antes de la conquista el 1521, los mexica ten√≠an un v√≠nculo estrecho con los cinco lagos de la cuenca; despu√©s, los espa√Īoles hicieron grandes esfuerzos por desecarla y, a ra√≠z de ello, metimos casi 60 r√≠os en tubos. De aquel paisaje s√≥lo nos quedan humedales importantes como Xochimilco o el R√≠o Magdalena, pero perdimos nuestra capacidad de ver c√≥mo los ecosistemas y nuestro entorno dependen de estos cuerpos acuosos.

Apunta el también doctorante en ciencias de la tierra, la ciudad ha crecido sobre sus zonas de recarga que son los lugares donde existen los descendientes de los mexicas conocidos como pueblos originarios donde la mancha urbana ha crecido exponencialmente y con la sobrexplotación del acuífero superior somero devienen los hundimientos del suelo afectando severamente el acuitardo, las arcillas lacustres y rellenos aluviales lo que provoca fracturas no solo del sistema de distribución del agua sino de una serie de instalaciones que proveen de servicios urbanos y comunitarios por ello para mejorar la distribución de agua potable se requiere modernizar la red.

Cosechar agua

PROPONE EL PROFESOR universitario y ambientalista que una f√≥rmula muy concreta para evitar carencia de agua es recolectar la lluvia en zonas con problemas h√≠dricos como se ha desarrollado en algunos pueblos de Tl√°huac, Xochimilco y Tlalpan con los sistemas denominados cosechadoras de lluvia que evitan que √©sta se vaya al desag√ľe. Considerando que en la CDMX tenemos una ca√≠da de lluvia que va de los mil 200 mil√≠metros a los 700 mm c√ļbicos por a√Īo los que permitir√≠a ser autosuficientes y evitar la sobreexplotaci√≥n del acu√≠fero superior.

Al mismo tiempo, desde el punto de vista de la sustentabilidad y de la equidad social, se trata tambi√©n de uno de sus m√°s absurdos fracasos. Desechar un recurso que cae libre del cielo, para reemplazarlo por exactamente la misma H2O tra√≠da desde lejos es caro, ineficiente, un derroche de energ√≠a y en √ļltima instancia inadecuado para las necesidades de la poblaci√≥n. Tambi√©n produce una paradoja: a pesar de que la Ciudad de M√©xico tiene m√°s d√≠as lluviosos que Londres, sufre de una escasez comparable con la de un desierto, lo que hace que el precio de cada litro de agua sea de los m√°s elevados del mundo, a pesar de que su calidad a menudo sea baja.

Como resultado, el abastecimiento de agua para ser bebida, para lavar, cocinar y limpiar debe ser bombeado de manera subterr√°nea por cientos de metros, o desde una distancia superior a los 100 kil√≥metros. Proveer los miles de millones de litros que requiere esta megal√≥polis ‚Äďsituada a 2,400 metros por encima del nivel del mar‚Äď, es una de las grandes haza√Īas mundiales de ingenier√≠a hidr√°ulica y un gasto y derroche de energ√≠a que cuesta millones de pesos.

Pozos profundos

OTRO ASPECTO QUE RESALTA Aguilar T√©rres es que los proyectos de pozos profundos en CDMX resultan altamente costosos ya que las perforaciones van m√°s all√° de los dos mil 100 metros o m√°s de tres mil y esto cuesta m√°s esfuerzo y energ√≠a para abastecer que traer el agua del Cutzamala, incluso ‚Äúse pueda se√Īalar que el agua a tales profundidades del subsuelo es agua f√≥sil, no apta para consumo humano‚ÄĚ.

Apunta que el SACMEX es un organismo desconcentrado del gobierno local con un presupuesto propio y por tanto conservan facultades para decir los costos del agua sin necesidad de pasar por el poder legislativo de la ciudad.

Por ello el ambientalista propone modificar los art√≠culos 25, 27 y 28 constitucionales y que se considere al agua como elemento prioritario y no estrat√©gico de la naci√≥n para evitar las concesiones que han da√Īado el desarrollo del pa√≠s; crear una comisi√≥n de la verdad sobre el agua para saber en realidad qu√© pasa con la extracci√≥n, distribuci√≥n, uso e incluso comercializaci√≥n; reducir la extracci√≥n del acu√≠fero; eliminar las concesiones del agua a empresas privadas que han sido otorgadas por los gobiernos tanto federal como local considerando que la industria que comercializa el l√≠quido no paga nada y extraen cinco veces m√°s que lo que recarga el acu√≠fero

A principios del pasado mes de enero de 2019, la Comisi√≥n Nacional del Agua (Conagua), se√Īal√≥ que despu√©s de la perforaci√≥n de un quinto ducto para extraer agua potable 2.3 kil√≥metros por debajo del suelo, la horadaci√≥n de pozos mega profundos en Ciudad qued√≥ suspendida Tras ocho meses de perforaci√≥n con una plataforma petrolera, junto a los tanques de almacenamiento de Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, fue concluido el quinto pozo.

El primer pozo profundo fue construido al lado de la Central de Abasto, en Iztapalapa, en junio de 2013. Dos m√°s fueron perforados dentro de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, en Iztacalco.

Los tres pozos excavados en Iztapalapa extraen hasta 90 litros por segundo en conjunto, tomados del acu√≠fero profundo y a pesar de las protestas de los vecinos por las obras con plataformas petroleras, el caudal fue analizado y Sacmex determin√≥ que es potable para su entrega en las colonias. Los dos pozos de Iztacalco fueron horadados, pero el caudal no es tomado, porque viene acompa√Īado de vapores, en parte gas metano, indic√≥ Conagua.

Para investigadores del Instituto de Ingenier√≠a de la UNAM si bien se acredit√≥ la existencia del segundo acu√≠fero, a√ļn falta saber de d√≥nde se abastece y si carece de relaci√≥n con el existente, cuya explotaci√≥n con 450 pozos de hasta 300 metros de profundidad, provoca los hundimientos diferenciados y las grietas.

Finalmente, el tambi√©n l√≠der comunero Pablo Aguilar, expresa como los crecientes costos ‚Äďsociales, econ√≥micos, sanitarios y medioambientales‚Äď, son una continuidad de enfrentamientos y conflictos, donde los l√≠deres pol√≠ticos y las grandes corporaciones impulsan proyectos de ingenier√≠a hidr√°ulica a√ļn m√°s voluminosos, que son rechazados por los conservacionistas y por los pueblos originarios. En esta visi√≥n el Congreso Federal y local, as√≠ como los organismos no gubernamentales han tenido de manera permanente el tema sobre la posible privatizaci√≥n del agua. Entretanto, la escasez y las inundaciones crean tensiones sociales en CDMX y en los estados aleda√Īos.



More articles by this author

La noche de Iguala una nueva interpretaciónLa noche de Iguala una nueva interpretación
  La noche de Iguala una nueva interpretaci√≥n Mauricio Laguna Berber DESPU√ČS de la...
La disciplina parlamentaria,un tema desconocido en MéxicoLa disciplina parlamentaria,un tema desconocido en México
  El tema de la diciplina partidaria en el parlamento mexicano...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 267 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
394
Banner
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner