joomla visitor
Auditoría
El verdadero reto de AMLO. Hacia la 4ª.Transformación
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
393
Banner
392
Banner
391
Banner
389
Banner
388
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 379

 37916

Muchos creen que el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá dificultades para cumplir sus promesas de campaña, y no pocos suponen que su gobierno será un fracaso igual que los precedentes.

El verdadero reto de AMLO

Hacia la 4ª. Transformación

Feliciano Hernández*

Los mueve el ideologismo y su triste papel de saboteadores. En realidad, AMLO no tendrá mayor problema en lograr sus metas.

PERO LA 4ª. TRANSFORMACIÓN debe ser mucho más que eso, se trata de un cambio de la mentalidad mexicana, estructural, y es ahí donde el persistente tabasqueño podría tener su Talón de Aquiles.

CHICAGO, ILLINOIS. – El gran cambio que se propuso Andrés Manuel López Obrador, al que ha llamado La 4ª. Transformación podría fracasar si el presidente avanza únicamente sobre el cumplimiento de sus promesas de campaña.

NO SON APUESTAS menores combatir la corrupción como cáncer nacional ni acabar con los privilegios ofensivos de los sectores pudientes; tampoco hacer equitativa la distribución del ingreso para reducir la pobreza y acabar con la miseria de amplios sectores de la población.

Pero en el entendido de que logrará tan importantes cambios, sin embargo, estará lejos de consumar la 4ª. Transformación, porque en el fondo de ese entarimado social, lo que ha sustentado las grandes anomalías nacionales durante décadas, si no es que siglos, está la idiosincrasia de una base social mayoritaria.

Es en el cambio de idiosincrasia de los mexicanos, debe subrayase, donde AMLO puede encontrar no un simple muro sino su muralla china. Y esto quiere decir que, sin lograr ese cambio de idiosincrasia nacional, concluido su sexenio y quizás uno más, las inercias apuntarían a volver sobre lo mismo que se combatió años antes y México se quedaría sin trasformación estructural y con apenas unos cambios importantes en lo económico y social, pero no más.

Para avanzar en este apunte hay que considerar algunas líneas del diccionario sobre el significado de idiosincrasia. La palabra es de origen griego. Según esto, la idiosincrasia es; un comportamiento individual y colectivo, una manera característica de pensar y actuar, de sentir; son los rasgos y carácter propios de un individuo y de una colectividad.

Es ampliamente aceptado que los mexicanos tenemos en nuestra idiosincrasia algunos defectos sobre los que se tiene que trabajar desde las grandes decisiones de gobierno, y fundamentalmente desde la educación y la gobernanza, y se tiene que hacer o no habrá ninguna 4ª. Transformación.

El que no transa no avanza

Dentro de la idiosincrasia nacional es muy conocido el refrán popular “El que no transa, no avanza”, que para no pocos es principio de vida. No resulta difícil entender el porqué de las razones de que México figure entre las naciones más corruptas del orbe. En estricto sentido, la corrupción hormiga está muy extendida y es el escalón hacia los mayores casos.

En el índice de Transparencia Internacional, México figura entre los países con peor calificación. Al iniciar el gobierno de Peña Nieto, México se ubicaba en el lugar 106 de 180 países y al concluir en 2017 cayó al sitio 135 entre los más corruptos, muy lejos de las naciones nórdicas (Noruega, Dinamarca, Finlandia, Suecia), las de casi cero corrupción.

En los últimos sexenios surgió en México una casta de nuevos millonarios que hicieron su fortuna bajo el esquema de la facturación falsa, sostuvo recientemente Alfonso Ramírez Cuellar, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados. “El principal cliente de la facturación falsa era el sector público”.

El legislador citó como ejemplo el caso denominado #EstafaMaestra en el sexenio de Peña Nieto, instrumentado desde la Secretaria de Desarrollo Social, consistente en defraudación fiscal a través de empresas fantasma y con facturas falsas, por desvíos de 30 mil millones de pesos, del cual fue responsabilizada la titular de entonces, Rosario Robles.

Como dato ilustrativo de la gravedad del problema baste citar que en el sexenio que concluyo el Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó 10 mil empresas fantasma, dedicadas a la facturación falsa. Bajo tal esquema, dijo Ramírez Cuellar se dañó al erario por lo menos con 500 mil millones de pesos, dijo ante #AristeguiEnVivo.

Las leyes están para violarlas

Otro mal principio de la idiosincrasia nacional, seguido en público y en privado por no poca gente en la vida cotidiana es el de la actitud ante las leyes y reglamentos. No pocos se ufanan de saltarse o ignorar el marco legal, sintiéndose por eso orgullosos, más listos, más fuertes, más rápidos, y a las primeras lo cuentan con gusto ante los amigos, y luego se hace una competencia de relatos sobre lo mismo y obviamente, alguien pretende quedar como el mejor en eso, sin el mínimo rubor.

           Se han dado muchos casos, por ejemplo, ante el reglamento que prohíbe manejar alcoholizados o la exigencia de verificar la emisión de gases permitidos en los automotores y en fábricas en algunas ciudades. Miles son remitidos ante la autoridad cada mes por infringir los reglamentos y la autoridad ha sido inflexible en el caso del alcoholímetro, trátese de quien se trate, y no se ha podido reeducar a los adoradores de Baco.

             En el de las emisiones atmosféricas, el caso debería estar catalogado entre los mayores fraudes y los altos índices de contaminación en el Valle de México así lo confirman.

             El problema comienza desde la niñez. Es el caso de la mamá o del papá o del hermano mayor que recriminan al menor con algunas palabrotas incluso: “Póngase listo, cabrón”, para que pase el examen escolar como sea o para que supere al vecino de su edad en la rebatinga de algo.

             Nada los detiene en su actuar cotidiano, desde industriales hasta obreros, desde banqueros hasta sus clientes, desde profesores hasta estudiantes: están los que se roban la luz, los patrones que simulan pagos y honorarios diferentes a los que reportan al IMSS, o que evaden impuestos; los que se estacionan en lugares prohibidos, los jefes policiacos que exigen a sus oficiales la cuota del día para conservarles la posición… y un muy pero muy largo etcétera.

                        

El que tiene más saliva traga más pinole

Como indicio de que el diagnóstico es grave, que existe en todos lados y es algo viejo, vale mencionar también que no se trata de algo particular de la sociedad urbana. Lo dice el viejo refrán mencionado antes de estas líneas; y para las nuevas generaciones que quizás desconozcan el significado de “pinole”, se trata de un tipo de postre o golosina elaborado con maíz molido y azúcar propio de rancherías donde la repostería francesa difícilmente se pudo haber asomado alguna vez.

Y el mencionado refrán y otros están en la base neuronal de una gran masa de población a la que impelen a abarcar o acumular más de lo necesario.

Otros rasgos negativos de la idiosincrasia nacional, a manera de listado solamente, pueden ser: el machismo, que limita o excluye a las mujeres de ciertos derechos y avances de la modernidad; el malinchismo (la preferencia por lo extranjero), fenómeno todavía muy arraigado en el pensamiento de amplios sectores y usado como principio de discriminación por “raza” o clase social; el paternalismo, no como expresión de responsabilidad familiar sino como principio pedagógico y mecanismo de control político.

Todos estos rasgos negativos de la mexicanidad, bien inoculados desde la más temprana edad y aceptados socialmente como parte de la normalidad nacional, van a entorpecer los cambios de fondo que implica la 4ª. Transformación y requerirán del gobierno toda una estrategia enfocada a reducirlos a su mínima expresión.

Cambios como solución y avance

COMO SE SUGIERE al principio, la idiosincrasia es un comportamiento individual y colectivo generalizado. Responde a sus circunstancias y pudo haber sido útil en su momento, pero no en este. Lo que se ha criticado de la idiosincrasia nacional son sus aspectos más negativos, como los mencionados, porque en los tiempos modernos obstaculizan el desarrollo, corroen las estructuras y las instituciones.

Sin una estrategia nacional bien focalizada, adecuada a los distintos sectores de la sociedad, en tiempo y forma, diseñada por expertos, que ataque todas estas malformaciones de la sociedad mexicana, el statu quo acabará derrotando las intenciones de cambio del nuevo gobierno.

Desde las Secretarias de Educación y Gobernación y desde el Congreso Legislativo, con participación de la academia y los organismos civiles, debiera instrumentarse la gran estrategia de cambio nacional hacia la 4ª. Transformación concebida por AMLO.

Con la participación de sociólogos, psicólogos sociales, pedagogos y comunicólogos puede incidirse en atacar esos pilares torcidos de nuestra nacionalidad; replantear y reconstruir los cimientos de la arquitectura social mexicana para los nuevos tiempos de la globalización, de la competitividad de las empresas y de las personas, de la protección a los derechos humanos, al medio ambiente y del respeto a los valores democráticos hacia el florecimiento de una nueva mexicanidad.

Los sociólogos y psicólogos sociales para identificar las fuerzas detrás de las conductas sociales negativas, para que extraigan los estereotipos, patologías, sueños frustrados y anhelos de la nacionalidad mexicana. En el Laberinto de la Soledad, del Premio Nobel Octavio Paz, tenemos importantes avances y guías para ahondar al respecto.

En el mismo accionar, los pedagogos para que rediseñen los programas educativos con la finalidad aludida y los comunicólogos para que encuentren las mejores estrategias de difusión e impacto masivo contra las malformaciones de la idiosincrasia mexicana.

AMLO tiene poco tiempo. Lo del nuevo aeropuerto, lo de la reducción de privilegios de la alta burocracia, lo de la redistribución del ingreso y las oportunidades para todos, todo eso junto es tarea viable y posible, pero menor ante su verdadero gran reto: la reedición de la idiosincrasia nacional. Sin esto, sus logros en el mejor de los casos serán efímeros.

*Periodista mexicano, residente en Chicago, IL. USA. Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



More articles by this author

EL MÉXICO FELIZ DE AMLOEL MÉXICO FELIZ DE AMLO
  EL MÉXICO FELIZ DE AMLO Feliciano Hernández* Es una gran tomadura de...
VORACES FUNCIONARIOS SABOTEAN EL CAMBIOVORACES FUNCIONARIOS SABOTEAN EL CAMBIO
  Con amparos judiciales y mediante una controversia constitucional, altos funcionarios...
¿Quién está en línea?
Tenemos 339 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
387
Banner
386
Banner
385
Banner
384
Banner
383
Banner
382
Banner
381
Banner
380
Banner
379
Banner
378
Banner