joomla visitor
AuditorŪa
VOCES DEL DIRECTOR Guerra sin solución de continuidad
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 376

 3761

VOCES DEL DIRECTOR

Guerra sin solución de continuidad

Mouris Salloum George

SI SE VA A TOMAR EN SERIO, de veras, el imperativo de reconstruir el entramado institucional y el tejido social en M√©xico, es pertinente dar por agotados los montajes medi√°ticos, las estad√≠sticas sin coincidencias, las incriminaciones y las promesas de contenci√≥n de la barbarie que ha saltado los linderos territoriales y han convertido la Rep√ļblica toda en un teatro de guerra sin soluci√≥n de continuidad.

Si ponemos el fen√≥meno en perspectiva, hasta 1980 los gobiernos mexicanos heredaron un problema visto negligentemente como de delincuencia com√ļn, y los sucesivos lo convirtieron en una crisis nacional que nos alcanza hasta nuestros d√≠as, producto de la ineficacia, la impotencia y la corrupci√≥n en el combate al crimen organizado.

Para ilustrar el tema, un dato de referencia: Cuando a mediados de los setenta se activ√≥ La operaci√≥n C√≥ndor en el entorno del Triangulo dorado de la droga (Sinaloa, Durango y Chihuahua), la campa√Īa se desarroll√≥ preferentemente en territorios rurales.

En el siguiente sexenio, desde la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica y el Instituto Nacional de Ciencias Penales un basto y profundo an√°lisis concluy√≥ que la actividad criminal concentrada hasta entonces en la producci√≥n de opio y sus derivados era ya Cuesti√≥n de Estado.

Omisión deliberada en el ataque al lavado de dinero

Al llegarse a esa conclusión, la primera observación que se hizo fue en el sentido de que no bastaba con quemar plantíos, desmontar laboratorios de procesado y bloquear rutas hacia el mercado de consumo de los Estados Unidos. Se requería atacar las fuentes de financiamiento, tomando como prioridad una radical lucha interna contra el lavado de dinero.

La omisi√≥n tuvo su sangrienta y odiosa consecuencia: Los ajustes de cuentas entre las bandas en los montes, las sierras, las monta√Īas y los bosques cambiaron de escenario y empezaron a secuestrar al menos siete grandes ciudades de occidente, noreste y noroeste, y en general la franja fronteriza norte.

Hoy, las salvajes pugnas de los cárteles se escenifican en el corazón mismo de las metrópolis, incluyendo la de la Ciudad de México.

Lo que nunca leyó Felipe Calderón

Volveremos a la cuestión metropolitana después de hacer una escala: Siendo jefe nacional del PAN Felipe Calderón, la revista teórica del partido, Palabra, publicó en 1997 una extenso ensayo en el que se advierten y pormenorizan todos los riesgos de lanzar a los militares a la guerra contra el narcotráfico; el primero de ellos, la colusión de los mandos con jefes regionales y locales, y su consiguiente corrupción.

Diez a√Īos despu√©s vestido literalmente de Comandante Supremo de las Fuerza Armadas, Calder√≥n tom√≥ plaza en Michoac√°n para hacer su declaraci√≥n de guerra y dar voces de zafarrancho. Sin trabajo de Inteligencia ni estrategia.

Militares como policías civiles: Reprobados

Conviene subrayar un hecho: En 2004, se instituyó como norma de observancia obligatoria, el examen de control de confianza para todo el personal policial y militar. La Secretaría de la Defensa lo implantó hasta 2006.

La evaluación tiene como exigencia exposición al polígrafo, estatus socioeconómico y diagnóstico sicológico.

En los siguientes ocho a√Īos, v√≠a transparencia, se document√≥ que, de unos de 30 mil elementos que se postularon para nuevos grados, m√°s de diez mil fueron reprobados. Otras fuentes consignan peri√≥dicamente crecientes indicadores de deserci√≥n.

Advertencias del Foro Económico Mundial

Situemos a México en la arena global: El anual Foro Económico Mundial (FEM) de Davos, Suiza, al que suelen asistir los presidentes a blasonar lo bien que anda el país (síndrome del reyezuelo negro). Todo indica que, como van a placearse, no les merecen atención mapas de riesgo y prospectivas que periódicamente lanza el club de los ricos a sus socios e invitados.

En 2014, resultado de un estudio en el que participaron 700 expertos (Global Risks), se detectaron 31 amenazas a la paz mundial e interna de los estados nacionales, divididas en cinco categor√≠as: En la punta est√° el   espectro econ√≥mico, violentado por la profunda brecha entre el monstruoso ingreso de una mezquina minor√≠a de ricos y la fam√©lica subsistencia de miles de millones de seres humanos.

En esa categor√≠a se apunta un factor com√ļn de la desigualdad: El desempleo y el subempleo. En otra categor√≠a es inscriben los devastadores fen√≥menos meteorol√≥gicos extremos que generan sobre las v√≠ctimas y los ecosistemas efecto sist√©mico. Se habla tambi√©n del exclusivo acceso a la competencia por el control de nuevas tecnolog√≠as de punta.

De cómo se forma el ejercito de reserva del crimen organizado

Concentraci√≥n del ingreso en pocas manos y galopante desocupaci√≥n de la mano de obra son, pues, las caracter√≠sticas del subdesarrollo socioecon√≥mico mexicano, expresado en las estructuras de la desigualdad, seg√ļn lo se√Īala en cada estudio la Comisi√≥n Econ√≥mica para Am√©rica Latina y El Caribe (Cepal/ ONU). Son el caldo en el que se cultiva el ej√©rcito de reserva del crimen organizado.

Las metrópolis amenazadas por la explosión de la violencia

El siguiente apartado -en tono de advertencia- amerita un deslinde: Antes de que llegara a la Casa Blanca Donald Trump, en el inicio del segundo mandato de Barack Obama, tanques pensantes especializados en Inteligencia para aplicaci√≥n en pol√≠tica de Seguridad Nacional, prepararon e hicieron p√ļblica una investigaci√≥n alertando sobre la inminente explosi√≥n violenta, con ingredientes criminales, sociales y pol√≠ticos, en media docena de inmensas metr√≥polis del mundo, medidas por territorio y poblaci√≥n. Ah√≠ esta nominada la Ciudad de M√©xico.

Nombramos la sede de los tres Poderes de la Uni√≥n, porque est√° en el inter√©s prioritario de la Casa Blanca, El Capitolio y El Pent√°gono. (Hace a√Īos, un arrogante gorila colorado propuso en el Congreso la soluci√≥n al problema de la contaminaci√≥n en el Distrito Federal: Una bomba de unos cuantos megatones). La zona metropolitana est√° poblada ya por 25 millones de compatriotas.

Con base en la técnica de simulaciones, el estudio comentado traza dos entre varios escenarios en los que se plantea una doble posibilidad: 1) La violencia maquinada, y 2) La violencia espontánea.

                  Con cualquiera de los dos detonantes, los aparatos civiles de seguridad carecen de log√≠stica y eficiencia para enfrentar y controlar la provocaci√≥n tumultuaria. Esas corporaciones son parte del problema, no de la soluci√≥n.

                  El estudio sugiere la soluci√≥n, pero marca su impedimento: La apelaci√≥n a las Fuerzas Armadas y su puesta en acci√≥n. La apuesta es precaria: Las corporaciones castrenses tienen experiencia rural, focalizada principalmente en peque√Īas comunidades o en los suburbios de las ciudades medias. No est√°n capacitadas para moverse en la complejidad de la ciudad, donde el crimen se mueve como Pedro por su casa.

Otra vuelta a la tuerca: La ‚Äúsoluci√≥n‚ÄĚ militar

Queda flotando la insinuaci√≥n de los expertos: El Pent√°gono debe actuar imponiendo la capacitaci√≥n a los militares mexicanos para ese tipo de eventualidades, que dejan de serlo cuando se observa ya en la Ciudad de M√©xico la armada guerra cotidiana entre c√°rteles-c√°rteles, c√°rteles-fuerza p√ļblica; de lo que sigue la cosecha de cad√°veres y el ‚Äúya est√°n identificados y ubicados los responsables‚ÄĚ. No, pues si.

                  Por lo dem√°s, nada garantiza que el adiestramiento a los soldados mexicanos no termine como en Guatemala, armando a verdaderas bestias conocidas por sus indefensas v√≠ctimas como kaibiles.

                  Si vale la luz preventiva: En los a√Īos recientes y m√°s recientes d√≠as, los mortales choques armados tienen como escenarios sitios localizados a no m√°s de 300 metros de Palacio Nacional.

Trump la tiene el dedo en el gatillo

¬°Ojo! ¬ŅQu√© le dijo en conversaci√≥n telef√≥nica Trump a Pe√Īa Nieto? Si tus soldados tienen miedo, los m√≠os est√°n a tu disposici√≥n.

                  Lo que condensa esa sugerencia, es la opci√≥n militar para M√©xico. Todo, porque se han deso√≠do voces como las que se levantan en el Foro Econ√≥mico Mundial, alertando contra la injusticia econ√≥mica universal, que deviene violencia criminal.

                  Duele consignarlo porque, si los avisos de los poderosos econ√≥mica, pol√≠tica y militarmente no son escuchados, ¬Ņqu√© pueden esperar los condenados de la tierra mexicanos, reducidos a meros guarismos para calcular servidumbre disponible?      



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR México, entre la libertad y el miedoVOCES DEL DIRECTOR México, entre la libertad y el miedo
    VOCES DEL DIRECTOR M√©xico, entre la libertad y el miedo Mouris Salloum...
Extra√Īa manera de defender la soberan√≠a nacionalExtra√Īa manera de defender la soberan√≠a nacional
  Lo que conmueve del fest√≠n ret√≥rico por la inminente disoluci√≥n...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 640 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner