joomla visitor
AuditorŪa
El movimiento estudiantil popular de 1968
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 376

 3763 

El movimiento estudiantil popular de 1968

José Manuel Irenn Téllez.

EN 1929 SURGE EL PNR-PRM-PRI, con la línea política y social del colaboracionismo de clases. Y de esa manera se desarrolla el presidencialismo omnipotente, omnímodo y autoritario durante 12 sexenios priístas en los que se cuenta el de Gustavo Díaz Ordaz.

EN 1968 LA SOCIEDAD mexicana observaba como las familias pri√≠stas se heredaban el poder, en medio de corrupci√≥n, injusticia social, analfabetismo, as√≠ como la violaci√≥n de las garant√≠as individuales y como en cada r√©gimen surg√≠an nuevos millonarios dentro de los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal, con el robo de los recursos p√ļblicos a cielo abierto.

        En el mismo orden de ideas, el partido √ļnico cooptaba a los panistas, pero a los opositores genuinos se les impon√≠a la regla que consist√≠a en aceptar dinero, c√°rcel, exilio o muerte. Y es as√≠ como M√©xico era testigo de muchos asesinatos, encarcelamientos de l√≠deres sindicales, desapariciones y muerte a los guerrilleros.

Prensa controlada

Asimismo, la mayor√≠a de los peri√≥dicos nacionales y los medios electr√≥nicos estaban controlados, a trav√©s del apoyo gubernamental, por lo cual elogiaban el presidencialismo omn√≠modo, gan√°ndose el adjetivo de ‚ÄúPrensa Vendida‚ÄĚ.

        De tal manera, que desde 1967 obreros y campesinos perseguidos ped√≠an apoyo a los estudiantes de la UNAM. Las zonas marginadas del Valle de M√©xico expresaban gran desigualdad social que M√©xico padec√≠a. Y en las 32 entidades Federativas los estudiantes para el r√©gimen pri√≠sta eran un peligro ‚Äúcomunista‚ÄĚ, seg√ļn ellos por la influencia de Rusia y Cuba con gobiernos socialistas.

      Ante ese panorama nacional con un gobierno autoritario Federal y con caciques hechos alcaldes y gobernadores, la √ļltima semana de julio se presenta una ri√Īa de estudiantes de la Escuela Isaac Ochoterena contra los estudiantes de las vocacionales 2 y 5 del Instituto Polit√©cnico Nacional (IPN). Ante esa situaci√≥n las fuerzas represivas policiales irrumpen en las instalaciones de las vocacionales, as√≠ como se lanza un bazukazo a la puerta de la preparatoria 1. Los resultados fueron decenas de detenidos y heridos que fueron reprimidos en los separos de la polic√≠a capitalina y donde los agentes del ministerio p√ļblico los ve√≠an como Estudiantes agitadores y subversivos.

      Esta situaci√≥n represiva gener√≥ un activismo que resaltaba en todos los Centros Educativos p√ļblicos y se expresa con diversas leyendas pintadas en las paredes de toda la Ciudad de M√©xico, denunciando a la polic√≠a como ‚ÄúGorilas‚ÄĚ y a los altos funcionarios que autorizaban la persecuci√≥n estudiantil. Por fin se crea el 2 de agosto el Consejo Nacional de Huelga CNH, en un principio en defensa de la Autonom√≠a Universitaria, donde participaron la Universidad Aut√≥noma de M√©xico, UNAM y el IPN, as√≠ como la Escuela Nacional de Chapingo, la Universidad la Salle, el Colegio de M√©xico y la Universidad Iberoamericana.

     Adem√°s, en todo el pa√≠s hab√≠a solidaridad de Escuelas y Universidades, como Morelia Michoac√°n, Xalapa Veracruz y Tabasco. Y entre sus demandas, destacaba la renuncia de los jefes policiacos y la desaparici√≥n de los granaderos, la libertad a los presos pol√≠ticos, no a la represi√≥n y derogaci√≥n del 145 y 145 bis del C√≥digo Penal Federal.

        En el CNH las decisiones se tomaban en forma colectiva y democr√°tica. As√≠ que; en cada facultad o escuela se informaba sobre los problemas que ten√≠an los brigadistas de todos los participantes, mientras el Rector Javier Barros Sierra, apoyaba al Consejo Nacional de Huelga y en una ocasi√≥n march√≥ en compa√Ī√≠a de miles de estudiantes.

          Por otra parte, el gobierno de Gustavo D√≠az Ordaz, declaraba a los medios de comunicaci√≥n que estaba por el di√°logo abierto. Sin embargo, pon√≠a por delante las tanquetas del Ej√©rcito y concentraba las polic√≠as en donde protestaban los estudiantes. Por ejemplo, el 27 de agosto de 1968 el CNH, convoc√≥ a una marcha del Museo de Antropolog√≠a e Historia al Z√≥calo de la Ciudad de M√©xico, se llam√≥ la ‚ÄúMarcha de las Antorchas‚ÄĚ, donde participaron campesinos, ferrocarrileros, electricistas, petroleros y organizaciones de la clase media de esa √©poca.

        En esta ‚ÄúMarcha de las Antorchas‚ÄĚ, participaron m√°s de 200 mil mexicanos. En esta ocasi√≥n Amado Campos Lemus, de la facultad de Econom√≠a del IPN, propuso que se permaneciera en el Z√≥calo para buscar el di√°logo con GDO. Pero el gobierno por la madrugada coloc√≥, en el asta de la bandera nacional, una bandera rojinegra y culp√≥ a los estudiantes del agravio a la bandera nacional. Seguramente fueron personas infiltradas las que realizaron esas acciones que no coincid√≠an con los lineamientos del CNH. Acto seguido fue que ‚Äúa la una de la madrugada del d√≠a 28 de agosto‚Ķ los batallones 43 y 44 de infanter√≠a, 12 carros blindados de las guardias presidenciales, un batall√≥n de paracaidistas, cuatro carros de bomberos, 200 patrullas y cuatro batallones de tr√°nsito, desalojan de la Plaza de la Constituci√≥n a los estudiantes. En esa marcha algunas consignas fueron escritas en mantas: Muera el charrismo sindical, apoyamos al movimiento estudiantil y libertad a presos pol√≠ticos.

         El 29 un d√≠a despu√©s por la madrugada personas enmascaradas dispararon durante 10 minutos contra la vocacional 17, con ametralladoras y rifles de alto poder. M√©dicos residentes del Hospital General y la Secci√≥n 37 del Sindicato de trabajadores petroleros de la Rep√ļblica Mexicana se declaran en huelga.

      ‚ÄúVecinos de Tlatelolco y Estudiantes deciden realizar un mitin, (pero) polic√≠a y Ej√©rcito lo impiden con 25 tanques y 13 camiones. Ocupan la vocacional 17, aprehenden a 23 estudiantes, la muchedumbre apedrea al Ej√©rcito y √©ste les dispara.

       Ante esa realidad 1.) El CNH declar√° que durante el informe presidencial no habr√° m√≠tines ni manifestaciones. 2.) Expresa disposici√≥n de reunirse con autoridades, pero el di√°logo debe ser p√ļblico. 3.) Propaganda Pol√≠tica sin‚Ķ provocar la represi√≥n de la polic√≠a o el Ej√©rcito. 4.) No intentar√° entorpecer los juegos Ol√≠mpicos.

   El 31 de agosto la Vocacional 17 y la prevocacional 4 en la Unidad Tlatelolco sufre otro ataque de 200 paramilitares del gobierno, la lucha es interna y hay vecinos heridos‚Ķ ‚Äú(La Jornada lunes 10 Sep-2018. J.A. Rom√°n, Yemir Olivares‚ÄĚ pag.14).

Tareas inmediatas

Durante el mes de septiembre, aumentó la actividad política en la UNAM y en el IPN, había que determinar el quehacer ante la posición autoritaria y represiva del gobierno de GDO. De tal manera el CNH se reunía permanentemente, para escuchar las posiciones de las demás facultades y escuelas. Asimismo, había que abastecer de volantes a las brigadas políticas y decidir el quehacer ante los estudiantes detenidos, heridos y desaparecidos.

          Ante esa realidad pol√≠tico-estudiantil, el 18 de septiembre de 1968, se trasladan velozmente 10 mil soldados por Insurgentes, bajo el mando del General Jos√© Hern√°ndez Toledo y lo acompa√Īan carros de asalto, jeep¬īs, camiones militares y tanques ligeros. Ocuparon la explanada de rector√≠a y todos los edificios de escuelas, facultades y centros de investigaci√≥n. En cifras oficiales, mil 500 estudiantes y maestros no lograron escapar y en los camiones militares fueron llevados a c√°rceles desconocidas‚ÄĚ. Los militares actuaron con fuerza represiva, golpeando y humillando tanto a profesores como a estudiantes. (Proceso. Ed. Especial57 p.25)

       El gobierno calificaba a los estudiantes como agitadores, subversivos, antisociales y delincuentes. Este asalto a la UNAM ten√≠a un antec√©dete ‚ÄúEl d√≠a 13 de septiembre, se organiz√≥ la Manifestaci√≥n del Silencio donde participaron 250 mil mexicanos, el d√≠a 15 de septiembre Heberto Castillo da el grito al un√≠sono que se efectu√≥ en el Polit√©cnico y con ese pretexto se inicia una persecuci√≥n al maestro Heberto Castillo, pero el Gral. L√°zaro C√°rdenas lo protege, el Presidente de la Gran Comisi√≥n de la C√°mara de diputados Luis M. Far√≠as‚Ķ agradece la medida adoptada por el gobierno y solicita la devoluci√≥n del campus para destinarlos a los fines para los que fueran creados; la ense√Īanza y la investigaci√≥n sin embargo, la ocupaci√≥n es un acto represivo que la Universidad no merec√≠a‚Ķ‚ÄĚ(H. Bellinghausen la Jornada p.12-18-Sep-2018).

Politécnico

En el IPN sucedi√≥ algo parecido, pero hubo resistencia heroica para defender sus edificios, escuelas y centros de investigaci√≥n‚ÄĚ, el 24 de septiembre de 1968 despu√©s de una larga y enconada batalla, que dej√≥ muertos, heridos y cientos de detenidos, las instalaciones de la Unidad Profesional de Santo Tom√°s, cay√≥ en poder del Ej√©rcito. Ra√ļl √Ālvarez Gar√≠n representante polit√©cnico en el CNH relat√≥: Con los granaderos era una lucha azteca a pedradas. No era un problema de armas porque ellos no tra√≠an m√°s que macanas y ‚Ķmuchas veces quisieron entrarlos y no pudieron, tuvo que venir el Ej√©rcito, bajo el mando del general Gustavo Castillo, quien tambi√©n particip√≥ en la toma de Ciudad Universitaria.          En el IPN concurrieron 600 soldados con 15 carros blindados, con el apoyo adicional de los granaderos y agentes judiciales armados con M-1 y horas m√°s tarde cay√≥ en manos militares la Unidad Zacatenco‚ÄĚ, el 30 de septiembre miles de mujeres, en Allende y Donceles, frente a la C√°mara de Diputados, lloraron por los j√≥venes muertos presos o desaparecidos, pidieron (en el mitin) el fin de la represi√≥n y reclamaron a sus hijos, hermanos, esposos o padres. ‚ÄúVale la pena se√Īalar que, en una ocasi√≥n, las madres de los desaparecidos fueron recibidas por la esposa de GDO y despu√©s de escucharlas les dijo: ‚ÄúFaltan √°rboles para colgar a los estudiantes que ofenden a mi marido‚ÄĚ.

        Ah√≠ en carteles se convoc√≥ al mitin en la Plaza de Tlatelolco a las 5 de la tarde, el 2 de octubre y varios diputados les exigieron la libertad a los presos pol√≠ticos y el restablecimiento del orden y las garant√≠as constitucionales.‚ÄĚ (IDEM proceso p√°gs. 48 y 58).

      Existen varios documentos, videos y material gr√°fico que nos orilla para afirmar que ante los miles de personas reunidas el 2 de octubre en la Plaza de Tlatelolco, hubo disparos de francotiradores, posicionados en lo alto del Edificio Chihuahua hacia la explanada donde hab√≠a estudiantes y pueblo solidario, as√≠ como agentes y soldados en diferentes partes de Tlatelolco.

       Aparece un helic√≥ptero a eso de las 18:00 hrs y deja caer unas luces de bengala e inmediatamente se inicia la balacera de arriba del Edificio Chihuahua, y de abajo por los soldados. La gente corre y otros se lanzan a las ruinas para protegerse de las balas de alto calibre. Se utilizaron metralletas M1 y pistolas calibre 45 y los militares que disparaban desde arriba del edificio, tra√≠an un guante blanco en la mano izquierda.

      La lluvia cae y limpia la sangre irreparable de decenas de estudiantes, familiares y de varios miembros de organizaciones sociales. Uno de los testigos es Am√©rico Sald√≠var, que relata parte de esa masacre estudiantil‚ÄĚ, se trata de un verdadero fuego cruzado entre ellos mismos, al centro del cual nos encontr√°bamos nosotros, 6:20 de la tarde, minutos atr√°s se hab√≠a iniciado el tiroteo y la matanza toda la mitad izquierda de la explanada estaba descubierta, los soldados disparaban a ciegas sus m√°user, un tanque dispar√≥ granadas al Edificio Chihuahua y empezaron las llamaradas fueron 45 minutos interminables, cuando la tropa grit√≥ al fuego nos ordenaron que pusi√©ramos las manos en alto y nos llevaron escoltados por soldados‚Ķ yo iba en un grupo de 200 personas aproximadamente‚Ķ‚ÄĚ (La Jornada p√°g. 16 14-Sep-2018).

       Posteriormente los noticieros anunciaban que solo eran 27 muertos, otros heridos y detenidos. La realidad fue que se llenaron las c√°rceles de la Ciudad y el campo militar n√ļmero uno. Nunca se contabilizaron los desaparecidos y los secuestrados por la Direcci√≥n Federal de Seguridad que los interrogaban durante semanas y luego los mandos superiores determinaban que hacer con los secuestrados. Utilizaban la tortura f√≠sica y psicol√≥gica y antes de trasladarlos a sus dormitorios de Lecumberri, los reclu√≠an en el APANDO, celda herm√©tica y sin luz ni sanitario.

      Asimismo, llegaron a Lecumberri cientos de estudiantes, entre ellos menores de edad y fueron juzgados por ‚Äúel corrupto e inmoral Juez penal, federal Eduardo Ferrer MacGregor‚ÄĚ, acusando a todos por el delito de querer derrocar al Gobierno de Gustavo D√≠az Ordaz. Empero la represi√≥n continua cuando el 8 de Julio de 1970, el General Andr√©s Puentes Vargas Dir. De Lecumberri, dispara con su pistola al aire, siendo la se√Īal para que los guardias de las azoteas disparen a los dormitorios M y C donde se encontraban los Estudiantes y Profesores en Huelga de Hambre.

        Consideramos que, a los 50 a√Īos de distancia, el movimiento estudiantil-popular logr√≥ que se derogaran los art√≠culos 145-145 bis del C√≥digo penal federal. Se crearon varias leyes electorales de donde surgen la partidocracia, se editaron revistas y peri√≥dicos cr√≠ticos e independientes. Y se ha vuelto a ganar la calle. Aunque el Poder legislativo sigue a√ļn sumiso al Poder Ejecutivo y existe corrupci√≥n, impunidad e injusticia social. Adem√°s, hay un poder judicial corrupto y sumiso a otros poderes.

   Por fin, al no aportar pruebas fehacientes por parte del corrupto juez E. Ferrer MacGregor, para penalizar a los estudiantes y profesores, estos quedan libres, el jueves 23 de diciembre de 1971, con el lema: Dos de octubre no se olvida. Y, como lo declar√≥ el senador F√©lix Salgado Macedonio, la masacre del 2 de octubre es un crimen de Estado.



More articles by this author

Honduras y los migrantesHonduras y los migrantes
  De acuerdo a la hip√≥tesis del ‚ÄúEstrecho de Bering‚ÄĚ las...
 Partidos politicos sin democracia participativa Partidos politicos sin democracia participativa
PARTIDOS POLITICOS SIN DEMOCRACIA PARTICIPATIVA José Manuel Irenn Téllez LA INCIPIENTE DEMOCRACIA que...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 357 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner