Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 376

 37615

PILARES DEL DESARROLLO INTEGRAL:

Educación de alta calidad, el libre comercio y la innovación tecnológica

Eduardo Roldán*

“La mejor manera de predecir el futuro…es creándolo”. Peter Drucker.

 

LA EDUCACIÓN DE ALTA CALIDAD, el libre comercio y la innovación tecnológica han sido, a través de la historia, los pilares del desarrollo de las naciones. México ha avanzado en la educación, a pesar de los resabios existentes, pero con el nuevo cambio político tendrá que integrarse al mundo del siglo XXI.

TAMBIÉN TENDRÁ que insertarse en la cuarta revolución industrial de la innovación tecnológica y tendrá que poner al día sus metodologías de la enseñanza para educar a la nueva juventud en especialidades como la usabilidad, la nanotecnología, las neurociencias, las neuro tecnologías, la administración de recursos hídricos, el turismo sustentable, los negocios digitales, las nuevas tecnologías de la información, la administración horizontal, etc. Todo ello con el fin de estar preparados para la tarea que se avecina.

Sin olvidar el pasado

Los retos de la administración pública en el nuevo modelo económico son, sin duda, la gestión de las instituciones educativas, la gobernanza y la gobernabilidad, la elevación de la calidad en las instituciones del sistema nacional educativo y la integración de las experiencias de proyectos sobre la gestión ambiental y el desarrollo sostenible y sustentable.

Se debe de dejar de discutir sobre el pasado, sin olvidarlo, y abundar en la discusión y análisis sobre el futuro con una exposición permanente al mundo global y deseosos de un cambio real y profundo para mejorar la calidad de educación, de vida y de las familias de los mexicanos. Pues como dijera Albert Einstein “no podemos seguir resolviendo los problemas actuales con la misma forma de trabajo que nos ha traído hasta aquí”. O, dicho de otra manera, como dijera el gran filósofo chino Lao Tzu: “Si no cambias de rumbo puede que termines exactamente dónde te encuentras ahora”.

Para afrontar el nuevo rumbo se debe ser consciente de los nuevos desafíos de hoy y los empleos del futuro. Hoy en día vivimos en un mundo convulso e incierto donde las tecnologías exponenciales o digitales juegan un papel fundamental y de enorme importancia. Por ello se debe tener en mente los cambios de cultura y la relevancia de la conectividad.

Consecuentemente se debe tener presente el desarrollo de nuevas habilidades en el campo de la inteligencia emocional, de la creatividad, de la capacidad cognitiva, de la realidad virtual, del pensamiento heurístico y del diseño.En esa tesitura se debe tomar en cuenta la innovación, la calidad del desempeño, los problemas de calidad y las cuestiones de urgencia poniendo énfasis en los valores y en la ética empresarial y pública.

Una tarea prioritaria es la de establecer políticas públicas y privadas para formar mejor capital humano como centro de todo. Para dicho cometido es indispensable un cambio filosófico donde se vea que el aprendizaje es colectivo, social y participativo para crear conocimiento y mentoraje.También es fundamental un cambio pedagógico para transitar del modelo arcaico del “magister dixit” al modelo de aprendizaje de “aprender a aprender” de los demás; y un cambio cultural para aprender a hacer y compartir el conocimiento.

Trabajar de manera diferente

Para ello es indispensable trabajar de manera horizontal y de manera transversal sin muros y oficinas aisladas con una nueva ética de respeto individual y colectivo y de plena confianza.En ese tenor, es indispensable entender que, en el nuevo paradigma, el equivocarse, no se le considere como un error sino como un nuevo camino para encontrar una solución expedita y barata para resolver el problema en cuestión.

Las habilidades deben formar parte de la vida cotidiana en la familia, en el trabajo y en nuestras relaciones sociales para que las nuevas generaciones sean más inteligentes, creativas e innovadoras con un pensamiento heurístico para lograr un verdadero cambio en la sociedad en su conjunto. En ese sentido se debe tener en cuenta la calidad de lo que hacemos para que las cosas cambien rápido, para que como personas y como país aprendamos más y nos volvamos más competitivos.

Es indispensable el establecimiento de la cultura de la innovación en un nuevo ecosistema, pero dentro de una nueva cultura laboral. Resulta fundamental enfrentar con responsabilidad los cambios requeridos, hoy en día, en nuestro país.

De átomos a bytes

En este marco también se presenta la necesidad ineludible de cambiar, capacitar e innovar a los aún estudiantes universitarios, a los empleados y a los empleadores hasta los más altos niveles ejecutivos y ayudarles durante el proceso de sus carreras profesionales.En síntesis, se tiene que dar una reestructuración de todas las políticas públicas y privadas para mejorar el capital humano y así poder adaptarse a las nuevas realidades. Esto significaría que se estaría transitando de una “sociedad de átomos” a una “sociedad de bytes”, de una transformación de la “materia prima” a la transformación de la “materia gris.

Vivimos en una sociedad de inteligencia artificial y de realidades virtuales donde la tecnología de la información y de la comunicación (Tic´s) y en particular el internet de las cosas y su intercomunicación entre sí son hechos consumados y podrán conectarse 50 mil millones de objetos entre sí.

Las ciudades inteligentes, llamadas sistemas operativos urbanos, todas están basadas en algoritmos, como “el waze”. El desarrollo del personal humano se dará en términos algorítmicos. Los puestos se convertirán en algoritmos con una base fundamental heurística.

Estamos contemplando una sociedad que está dejando atrás a los “millenials” y dando paso a la generación “X” y “Z”.La calidad de empleos se acelerará de baja, media a alta. Todo será en función del desempeño, de la calidad, de la innovación y de la urgencia.

La población latina de más de 1,400 millones de personas tendrá que adaptarse a esas nuevas realidades. Además, el vínculo indisoluble será de gente-gobierno-empresa-gente. Los puestos que hoy se están y seguirán dando son los de consejeros de robots, gestores de basuras, controladores de drones, asesores en inteligencia artificial, terapeutas en desintoxicación digital, técnicos exponenciales, etc.

Aprender a desaprender

Todo lo anterior significará la desaparición de cinco millones de puestos de trabajo tradicionales, pero aparecerán casi tres millones con el nuevo perfil. Por ello, la reflexión es que hay que aprender a desaprender para volver a aprender. En la tercera década del siglo XXI debemos tener un objetivo claro:perfilar las opciones de evolución global de los desafíos de la educación multidimensional hacia el horizonte 2030-2050.

Al respecto, en su reporte del 2017, la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), da un ejemplo. En éste se resalta que “la participación de los salarios de los trabajadores en el ingreso nacional bajó 10 por ciento en las pasadas dos décadas debido a la incorporación de robots en los procesos productivos, principalmente en el sector electrónico y automotriz”.Sin duda, tenemos retos y oportunidades para crear o inventar un México competitivo en la era 4.0 Tenemos que prepararnos para crear empleos del futuro y para la era 5.0 …

Resulta indispensable ayudar a transitar el modelo de colaboración universidad-industria a un modelo universidad-industria intersectorial en un contexto de transversalidad. Se ha enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como se ha crecido en ese sistema, se cree que es normal. Llegó el momento de cambiar y dar un giro copernicano a esa realidad.

Viento de cambios

Para transformar la realidad se requiere de un cambio profundo en la mentalidad del docente y del educando. Se requiere cambiar los mapas curriculares y las áreas de conocimiento y reformar y fortalecer el sector educativo privado y público. Es fundamental la instrumentación de un nuevo sistema de educación superior autosustentable con valores agregados en las ingenierías, licenciaturas, maestrías y doctorados adaptados al siglo XXI y a la era global, con amplia cobertura en estudios sobre: Tecnologías de la información. Biotecnología y salud (representa el 17% del PIB). Usabilidad. Nanotecnología. Ciencias genómicas. Neurociencias. Análisis de datos a gran escala: big data. Administración de energías. Administración de recursos. Diseño de prototipos y manufactura avanzada. Sistemas digitales y robótica. Mecatrónica. Agricultura y sustentabilidad. Ecología marina. Contaduría en derecho financiero y fiscal. Derecho aeronáutico. Derecho corporativo. Derecho en las tecnologías de la información y las comunicaciones. Derecho cibernético. Competencia económica. Propiedad industrial. Ingeniería de software y hardware.

Prevención de conflictos en las relaciones internacionales. Negocios digitales: comercio electrónico. Soluciones arquitecturales de software y hardware.  Turismo sustentable y administración hotelera. Alimentación saludable. Recursos naturales, protección del medioambiente y de sustentabilidad. Además, es indispensable la creación de centros de estudio e investigación como Institutos de innovación para el aceleramiento del desarrollo estatal económico y social, Institutos de análisis estratégicos y de prospectiva estatal, nacional e internacional; económica, política, social y empresarial, etc.

Crecer, una necesidad

En México, existen 3.7 millones de universitarios y 10 millones de profesionistas. La educación es un motor de desarrollo y de equidad social, no sólo en México sino en toda Iberoamérica y en el mundo; por ello, como afirma el rector de la UNAM, Enrique Graue, “debemos pugnar para que la cobertura en el nivel superior crezca por arriba de 50 por ciento. De acuerdo con el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) “las carreras con una mejor proyección son las relacionadas con la energía, mientras que licenciaturas en educación cada vez más pierden popularidad”.

El mismo IMCO señala que “aproximadamente 50% de los universitarios egresan solo de nueve carreras: Administración y gestión de empresas; Contabilidad y fiscalización; Derecho; Formación docente para educación básica; Ingeniería; Medicina; Psicología; Ciencias de la computación y Tecnologías de la Información. Por el contrario, entre las carreras menos populares destacan Deportes; Servicios de Transporte; Tecnología y protección del medio ambiente; Manufacturas y procesos y Ciencias ambientales”. Esto puede explicarse porque “los mexicanos siguen apostando a las carreras tradicionales.

No existe la diversidad y la mentalidad del talento. No se puede competir si no hay mayor diversidad en el campo laboral y en la innovación tecnológica”. Este es un gran desafío pues, según el IMD World Talent Ranking 2015, México ocupó el sitio 49 de 61 economías en la generación y conservación de talento para elevar la competitividad.

 

DATOS DUROS

Las carreras mejor pagadas:

1. Minería y extracción. - Sueldo mensual: 26,436 pesos

2. Estadística. - Sueldo mensual: 20, 975 pesos

3. Finanzas, banca y seguros. - Sueldo mensual: 18,996

4. Salud pública. - Sueldo mensual: 15,916 pesos

5. Medicina. - Sueldo mensual: 15,207 pesos

6. Química. - Sueldo mensual: 15,111 pesos

7. Historia y arqueología. - Sueldo mensual: 13,609 pesos

8. Ingeniería mecánica y metalurgia. -Sueldo mensual:13,152 pesos

9. Construcción e ingeniería civil. - Sueldo mensual: 13,084 pesos

10. Arquitectura y urbanismo. - Sueldo mensual: 13, 044 pesos.

Las carreras peor pagadas.

1. Formación docente para educación básica, nivel primario. - Sueldo mensual: 8,784 pesos.

2. Terapia y rehabilitación. - Sueldo mensual: 8,676 pesos.

3. Tecnología y protección del medio ambiente. - Sueldo mensual: 8,303 pesos.

4. Música y artes escénicas. - Sueldo mensual: 8,193 pesos.

5. Formación docente para otros servicios educativos. - Sueldo mensual: 7,976 pesos.

6. Formación docente para educación básica, nivel preescolar. - Sueldo mensual: 7,676

7. Diseño. - Sueldo mensual: 7,315 pesos.

8. Lenguas extranjeras. - Sueldo mensual: 7,315 pesos.

9. Bellas artes. - Sueldo mensual: 7,256 pesos.

10. Orientación y asesoría educativa. - Sueldo mensual: 6,726

Fuente: Nayeli Meza.

http://prodigy.msn.com/es-mx/dinero/finanzas-personales/las-10-carreras-mejor-y-peor-pagadas-en-méxico/ar-BBlSoP1

Un estudio realizado por Our World in Data, entre los años 1820-2010, a partir de los datos de la OECD (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), muestra que en la actualidad un 82% de la población mundial tiene la oportunidad de ir al colegio. “En 1870 tres cuartas partes del mundo no había ido nunca a la escuela, ni siquiera tenía esa posibilidad y solo un 19% de la población era capaz de leer”. Según Max Roser, el fundador de One World in Data, “una de cada 10 personas en el mundo, viven aún en extrema pobreza. Esto es inaceptable.

En México, de acuerdo a una declaración hecha por el Rector de la UNAM, Enrique Graue (La Jornada, 16.02.2018) “la tasa de cobertura en educación superior es de 37.3 por ciento, y 71 por ciento de la matrícula es atendida por la educación pública, y para alcanzar la meta de 40 por ciento de cobertura serequiere crear 250 mil nuevos lugares cada año. En México, el 21 por ciento de adultos de entre 25 y 34 años cuenta con educación superior, mientras que el promedio entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es de 42 por ciento, y en Corea del Sur de 69 por ciento.

Es necesario que se invierta más en educación superior, de mejorar la calidad educativa y fortalecer la investigación e innovación tecnológica”. Hoy en día, de acuerdo con un estudio de la OCDE, Colombia financia la educación en proporción al PIB en un (5.8%). Por debajo están Argentina (5.6%), México (5.4%), Chile (5.2%) y Brasil con 4.9 por ciento.

La educación de calidad, el libre comercio y la innovación tecnológica son indispensables para combatir la desigualdad en el mundo y la enorme brecha existente entre ricos y pobres, pues no es posible que “ocho personas del mundo, sean dueñas en total de casi la mitad de la riqueza del planeta y 62 súper millonarios tengan la misma cantidad de dinero reunido que la mitad más pobre del planeta, unos 3.5 miles de millones de personas” de acuerdo con un análisis publicado por la organización no gubernamental (ONG) Oxfam. Lo que queda, claro, como lo destaca el índice de capital humano 2017, es que, ninguno de los cambios o mejoras en el mundo ha sido posibles sin la educación.

Tenemos que prepararnos para crear empleos del futuro. Y no seguir fomentando las carreras tradicionales que sólo llevarán a los estudiantes y futuros egresados de las universidades al desempleo como está ocurriendo ya.

__________________________________________________________________

TASA DE DESEMPLEO POR NIVEL EDUCATIVO (%)

País

Básica

Preparatoria

Licenciatura

Grecia

37.5

25.1

20.7

España

26.6

19.2

11.6

Colombia

7.2

8.2

7.8

Polonia

26.7

7.2

5.5

México

3.6

4

4.5

Canadá

10.4

7

4.4

Brasil

5.3

5.7

3.5

Corea

2.5

3.3

3.1

Estados Unidos

10.4

6

2.7

Reino Unido

4.2

3.2

2.6

Fuente: OCDE.2017.

__________________________________________________________________

En México hay más de 30 millones de jóvenes entre 12 y 29 años de acuerdo con el INEGI. De ellos, el 44.3 % se encontraba en situación de pobreza en el 2017; 15 millones no trabajan; 9.2 millones estudian y 6.9 millones ni estudian ni trabajan. De los 15.9 millones que trabajan el 59.5 % se desempeña en el sector informal. El 71.7 % de los trabajadores informales es empleado y recibe ingresos. Y, el 36.9 % se desempeña en el sector de servicios, principalmente de alimentos y bebidas.

Sin duda, el mundo y México han avanzado. Sin embargo, tenemos retos y oportunidades para crear o inventar un México competitivo en la era 4.0 de la revolución industrial.Es indispensable la instrumentación de un nuevo sistema de educación superior como polo de desarrollo que contemple la integración estatal y regional, la seguridad, la calidad de vida, el equipamiento de alto nivel y la movilidad académica-estudiantil.

En el 2030-2050 prevalecerán diez factores cruciales para el desarrollo social, económico y político del mundo y por lo tanto de México. Es decir, se tendrá que tomar en cuenta los futuros desafíos de esta era global. Al respecto la KPMG en su análisis del 2017 resalta que en relación a la urbanización: casi dos tercios de la población mundial residirá en ciudades. La urbanización creará importantes oportunidades para el desarrollo socio-económico y un estilo de vida sostenible.

Sobre la demografía se señala que la población tendrá una mayor esperanza de vida y se dará una disminución de la tasa de natalidad lo cual representará un reto para la solvencia de los sistemas de seguridad social y de salud.En relación al empoderamiento del individuo se destaca que los avances en la educación, salud y tecnología, aunados al crecimiento de la clase media empoderarán aún más a los individuos, lo que conducirá a una mayor vigilancia sobre los gobiernos y a la exigencia de más y mejores productos de consumo de calidad.

Se dará la escasez de recursos naturales:para el 2030-2050, el crecimiento demográfico global generará una enorme tensión en torno al suministro de recursos naturales (agua, alimentos, tierra fértil y energía). Se observará un cambio de poder económico, esto en virtud de que las naciones emergentes están cobrando un papel fundamental en la economía global a partir del incremento de la clase media. Hay un reequilibrio de poder en el orden mundial donde México destaca entre las 10 economías emergentes y entre las 20 más importantes a nivel mundial; además en el 2050 México se convertirá en la 8ª. economía mundial. En relación a la deuda pública se resalta queésta es y seguirá siendo un obstáculo para las opciones de política económica y fiscal para el 2030-2050, si no se aborda con inteligencia dañará la capacidad de los gobiernos para responder a los desafíos socio-económicos. Sobre el tema de la interconexión económica se indica que continuará con mayores niveles de intercambio comercial y flujos de capital, lo que generará la oportunidad de ayudar a sacar de la pobreza a cientos de millones de personas.Sobre el cambio climático se destaca queel alza de las emisiones de gas invernadero son causa del cambio climático y genera una compleja mezcla de cambios impredecibles en el medioambiente que deben atenderse con celeridad. Y finalmente sobre el acceso a la tecnología se resalta que una nueva ola de avances en tecnologías de la información está creando nuevas oportunidades y tendrá implicaciones en los negocios y en las economías mundiales.

El mundo que se avecina y para el cual debemos preparar a los jóvenes universitarios, empleados y empleadores es debido a que, como lo resalta el estudio de la KPMG del 2017, Ramón Rivera en Educación y cultura y el sitio especializado Examtime.com: las oficinas se volverán supereficientes. Se hará trabajo a distancia de manera digital. La mano de obra será super especializada. Se incrementará la importancia por la protección al medioambiente. Tendrán auge los empleos verdes en la producción de paneles solares, el empleo de contratistas para climatizar hogares tipo bio y para consumo de productos bio. Todos los especialistas en ciencias sociales tales como los abogados, administradores, economistas, politólogos, internacionalistas, etc. deberán manejarse con profundos conocimientos digitales e informática.

En el derecho las disputas legales serán más por cuestiones relativas a delitos relacionados con la tecnología, la información digital y su difusión, el ciberbullying, el robo de identidad, o la protección de datos. En la medicina la profilaxis intrauterina y la ingeniería genética marcarán el futuro de esta disciplina. En el cambio climático se pondrá énfasis en la incidencia sobre el ser humano. En este rubro el neurólogo y neurocientífico, Facundo Manes y Paloma Llanez escribieron en el periódico El País, del 4 de noviembre de 2016, que la genómica y la nanotecnología tendrán una mayor aplicación. La neurociencia tendrá que responder a los problemas que demanda la sociedad en torno a la salud, a la atención y bienestar vinculadas con las enfermedades del cerebro y del sistema nervioso en general. Las neuro tecnologías permitirán a los usuarios interactuar con su entorno y con otras personas únicamente con su pensamiento. La comunicación con la mente permitirá controlar diferentes aspectos del hogar sólo usando señales cerebrales, o comunicarse con los amigos y la familia sólo usando la actividad neuronal. Además, se podrá trabajar e interactuar como compañeros con las máquinas para realizar tareas más complejas, cosas como controlar más de una aeronave a la vez.

En las relaciones internacionales se pondrá énfasis en la prevención de los conflictos y en los estudios de prospectiva económica-política. Los conflictos que surgirán con mayor incidencia serán sobre las disputas sobre el agua, disputas comerciales y de mercados, guerras cibernéticas, los daños medioambientales, etc. En el comercio y las finanzas prevalecerá el comercio en línea (on line) y el estudio y análisis y seguimiento de los mercados financieros en línea. Empezarán a surgir más monedas virtuales de manejos en línea y la posible regulación de ellas. El fraude de acciones virtuales crecerá. En tanto en el diseño arquitectónico habrá una mayor relación entre las construcciones y su entorno, la movilidad, la ecología y el bienestar social. Se construirán edificios con materiales muy ligeros a nivel molecular pero más resistentes. Serán sustancias de un nivel atómico o molecular que permitirán crear materiales que se creían imposibles. La planeación, planificación arquitectural y edificación se controlará de forma virtual.

Alimentación 3d

En la psicología y la psiquiatría se dará una alta dependencia de los individuos a las tecnologías y a las redes sociales y los beneficios y problemas de dependencia que se generan. La soledad y el aislamiento serán problemas muy graves en las sociedades del futuro cercano. Estos especialistas deberán estar preparados para atender a sus pacientes por medios digitales o virtuales. En la alimentación la aplicación de la química abrirá un área de enormes posibilidades en la producción de alimentos sanos. Los biólogos, gastrónomos, agrónomos y los químicos trabajarán juntos sobre la posibilidad de producir comida por medio de impresoras 3d. En la administración la información se caracterizará por su inmediatez y eficacia. La comunicación será más fluida y las estructuras menos jerárquicas y con menores filtros de control. Los aparatos eléctricos se cargarán sin estar conectados a la energía eléctrica, algo así similar a lo que sucedió con internet. El internet de las cosas tendrá un papel importante pues las tecnologías sin conexiones también podrán aplicarse a reconocimiento por voz para abrir puertas o ventanas para permitir la entrada de drones con paquetería que no puede ser recibida en persona. Es decir, las innovaciones tecnológicas en los negocios serán de aplicación generalizada.

En relación a los implantes y el uso de alta tecnología para el cerebro, sin duda, estos dispositivos prometen mejorar la calidad de vida de personas con diferentes discapacidades. Las impresoras 3d. cada vez se acercan a la posible teletransportación. La Unión Europea contempla que esta tecnología reequilibrará el sistema productivo.

La edición genómica permitirá erradicar enfermedades hereditarias, no solo en el paciente sino también en sus descendientes. Los autos autónomos pondrán fin al piloto automático. En el 2021, de acuerdo con el World Economic Forum de 2018, llegarán a los concesionarios coches auto conducidos aptos para funcionar en la ciudad y en la autopista. Además, se señala que el grafeno es el material que está llamado a cambiar la tecnología. Pues es 200 veces más resistente que el acero, pero flexible y ligero.

Habrá computación afectiva. Las máquinas podrán saber cómo nos sentimos y tomar decisiones respecto a esos sentimientos, sin duda, es un paso más en la interactuación con la inteligencia artificial. El mundo virtual empezó como un juego, pero en el mundo laboral tendrá grandes aplicaciones. Habrá autos sin motor a base de super acumuladores recargables de energía. Se dará la agricultura de precisión y se podrá controlar el campo con un celular. Se podrá   conocer al instante todas las necesidades de los cultivos hecho que mejorará el rendimiento y evitará que se pierdan cosechas. La evolución de los asistentes personales tales como “Siri” los llevará a interactuar con nosotros como si fueran personas, leer cuentos, decirnos qué tenemos en la alacena, qué comprar, etc.

Se hará una reglamentación para el uso de las encriptaciones y la seguridad de los datos biométricos. Los robots quirúrgicos, reducirán hasta cuatro veces el tamaño de la incisión necesaria para operar. En suma, algunos de los hechos mencionados con anterioridad son una realidad, pero se acelerará la innovación tecnológica de manera exponencial.

Todo ello, en virtud de que la población mundial, de acuerdo a estudios publicados por la ONU, requerirámayor cantidad de energía pues las zonas urbanas consumen 70% de la energía total.Se necesitará mayor movilidad ecológica ya que el 23% del CO2 lo genera el transporte.Se requerirá de unaeconomía circular pues el 33% de alimentos se pierden durante la producción o el consumo.Se demandará de una mejor calidad del medio ambiente ya que un 8% subió la contaminación urbana entre 2008 y 2017.Se exigirá de una mejor planificación urbana dado que el 30% de las emisiones provienen del sector de la construcción. Y se requerirá de una gestión del agua inteligente en virtud de que el 27% población urbana no tiene acceso a agua corriente.

En esta segunda década del siglo XXI debemos tener un objetivo claro: perfilar las opciones de evolución global de la educación superior hacia el horizonte 2030-2050. ¿Estamos preparando a los estudiantes universitarios, a los empleados y empleadores para el presente-futuro? La respuesta es no, no, no.Ante este panorama tenemos todos, en conjunto, que reinventarnos como sociedad y afrontar con certeza e inteligencia lo que viene.

Para que la futura economía mexicana sea sustentable y exitosa en 2050, sus empresas e instituciones deben ser responsables y respetuosas de su entorno. Una forma de garantizarlo es a través de un proceso de certificación que logre que las compañías e instituciones públicas mejoren su desempeño en cuatro ejes: su responsabilidad frente a sus trabajadores y a las comunidades donde están insertas, su gobernanza y la protección al medioambiente. Los retos que tienen las organizaciones e instituciones públicas y privadas en la implementación de estos nuevos modelos son enormes.

*Internacionalista, diplomático, analista político y escritor.



More articles by this author

Cambio de régimen y cambio de épocaCambio de régimen y cambio de época
  En el pasado, la hegemonía político-económica fue Europa, hoy todavía...
UN MUNDO convulsoUN MUNDO convulso
      Estamos viviendo un cambio de régimen y de época. Para...