joomla visitor
Auditoría
BUHEDERA Sarcasmos
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 375

 37528

BUHEDERA

Guillermo Fárber

Sarcasmos

NADIE QUE ODIE a los niños y a los perros puede ser del todo malo. / “¿Por qué siempre me llevas la contra?” “Nunca lo hago.” / Estudiar es desconfiar de la inteligencia del compañero de al lado.

F1 MÉXICO

A PROPÓSITO de este asunto me dice un queridolector muy conocedor del tema: 

“La actualización del autódromo ha sido espectacular. Yo conocía cada pedazo de la pista incluyendo los baches de la peraltada. Es una pena que en esta transformación hayan mutilado las dos curvas más técnicas de este recorrido: La Peraltada y hace más años la Espiral (la más difícil).” 

Y es que me explican que los pilotos no manejan reaccionando a lo que ven (eso sería demasiado lento y necesariamente catastrófico), sino de memoria: se saben la pista al dedillo; no la “ven” en forma convencional, sino más bien la anticipan en su mente; no la captan, la recuerdan. 

Por eso la recorren a pie varias veces antes de cada carrera, y revisan y registran cada minúsculo chipote, cada mínima hondonada, cada pequeña diferencia o irregularidad de consistencias o texturas de la carpeta. 

Todo esto lo deben tener presente permanentemente, junto con la altura sobre el nivel del mar de esa pista en particular; las condiciones en todo momento de su auto, del motor, de las llantas; y las interacciones velozmente cambiantes entre todos estos elementos. 

También tienen que estar atentos en todo instante de los competidores, del clima, del nivel de combustible, toda posible falla mayor o menor del vehículo (y qué procede hacer en cada eventualidad), las temperaturas (la exterior, la del asfalto, la del motor, etc). También, desde luego, deben tener una condición físico-atlética perfecta, una lucidez absoluta, una concentración superior, una capacidad de reacción fulgurante ante eventos imprevistos (típicamente de los otros pilotos) y enemil otras minucias semejantes. 

En suma, no es difícil ser piloto destacado de Fórmula 1; lo único que hace falta es ser un súper dotado en varias categorías físicas y mentales, estar sublimemente entrenado, tener una memoria privilegiada, excepcional sangre fría, supremas resistencias y resiliencias corporal y cerebral, conocer al dedillo su vehículo y su equipo técnico… 

Total, como decimos los totorames: Piece of cake.

MANITOS

SI CREES QUE esta es la contracción vulgar del término “hermanitos” (“tratamiento de confianza que se aplica a los amigos en México”), no necesariamente va por ahí. “Manitos” es según nuestra Madre Academia “maná de farmacia convertido en un cuerpo muy blando y muy ligero que se usaba como purgante para los niños”. 

“Manitos” es en Argentina, Venezuela, Costa Rica, Colombia, Nicaragua, Ecuador, Perú, Chile, Puerto Rico y Santo Domingo, el diminutivo de manos: las manos, las manitos. Suena más congruente que “manitas”, creo. Pero en México y España (salvo Andalucía) decimos “las manitas”. En fin, otro de los enemil misterios del lenguaje. 

Se me ocurre que habría que cambiar la mexicanísima expresión “estar hasta las manitas” por estar “hasta los manitos”; haría mucho sentido en mexicano… y sería mucho más gloriosamente nacolín, ¿no? 

Dijo el filólogo Ángel Rosenblat en 1955: “Analicemos ahora el problema sin prejuicios. España ha hecho manita aplicando el sistema general, de que los sustantivos femeninos terminan en -a. En cambio, la mayor parte de América ha hecho manito manteniendo la irregularidad de mano. Han actuado dos fuerzas distintas: el sistema general de la analogía y el sistema particular de la anomalía. ¿No son dos fuerzas de acción permanente en toda la vida de la lengua, y en la vida de todas las lenguas? Ya en Alejandría y Pérgamo, y luego en la Roma antigua, los gramáticos peleaban denodadamente por los principios contrapuestos de la analogía y la anomalía (César alternaba su conquista de las Galias con la composición de un tratado sobre la analogía). Los analogistas habrían defendido la manita; los anomalistas, la manito. Nosotros, en cambio, vemos en la lengua el juego armónico de las dos fuerzas.”

OOOOOOMMMMMM

RECUERDA meditar cuanto puedas, cuando puedas.

               Tus comentarios:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla                                                 
Mis comentarios: 
www.telefarber.com.mx/web



More articles by this author

BUHEDERA
  BUHEDERA Guillermo Fárber SARCASMOS ENCUENTRO a la televisión muy educativa. Cada vez que...
BUHEDERA Sarcasmos  BUHEDERA Sarcasmos
  BUHEDERA Sarcasmos Guillermo Fárber “MAMÁ, mis maestros me dicen Thor.” “¿Por rubio,...
¿Quién está en línea?
Tenemos 512 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner