joomla visitor
AuditorŪa
Rinden homenaje en el Club de Periodistas al escritor cubano Reynaldo Pérez Marcheco
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
377
Banner
376
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
Edición 374

 37423

A CIEN A√ĎOS DE SU NATALICIO, se rindi√≥ homenaje al periodista y escritor cubano Reynaldo P√©rez Marcheco, en la Sala Francisco Zarco, del Club de Periodistas de M√©xico, A.C. donde este 21 de abril se reunieron familiares, amigos y colegas y se hizo una semblanza del escritor cubano quien naci√≥ el 21 de abril de 1918 en Mayar√≠, provincia de Holgu√≠n, Cuba.

Rinden homenaje

en el Club de Periodistas

Al escritor cubano Reynaldo Pérez Marcheco

Rosa Serrano Alvarado

Su pensamiento político sobre Cuba, acertado y vigente

LUIS S√ĀNCHEZ ESTRADA, maestro del Polit√©cnico Nacional, expuso la visi√≥n pol√≠tica del escritor cubano acerca de su patria a trav√©s de los textos titulados En el paroxismo del odio y la rabia, los enemigos de la Revoluci√≥n Cubana, y El histerismo de que Castro debe caer, en los que el escritor cubano fij√≥ su posici√≥n pol√≠tica ante las cr√≠ticas denostadoras contra la Revoluci√≥n Cubana y a la figura de Fidel Castro provenientes de Miami y otras partes del mundo. En estos textos de su autor√≠a P√©rez Marcheco puntualiza y detalla uno a uno los logros reales que Cuba ha tenido durante los a√Īos de su Revoluci√≥n, como son la erradicaci√≥n total del analfabetismo, su avanzado sistema de salud, uno de los mejores del mundo, y una ley dura contra delitos graves como la vagancia, el tr√°fico de drogas, la violaci√≥n y la corrupci√≥n, logros que la misma ONU ha reconocido desde hace d√©cadas y que no han tenido otros pa√≠ses de latino√°merica, sometidos todav√≠a al imperialismo de Estados Unidos.

Respecto a las voces que siempre clamaron la ca√≠da de Fidel Castro, P√©rez Marcheco se√Īal√≥ que la Revoluci√≥n Cubana no se centra en un s√≥lo hombre, Fidel Castro, sino en todo un pueblo que la construy√≥ a base de lucha y con cimientos morales.

Sin duda, manifest√≥ el maestro S√°nchez Estrada, el tiempo le dio la raz√≥n al escritor: hoy a casi dos a√Īos de la muerte de Fidel Castro, la Revoluci√≥n Cubana sigue vigente, a pesar de la desaparici√≥n f√≠sica de su m√°ximo l√≠der y de la persistencia infame del bloqueo econ√≥mico, endurecido ahora por Donald Trump.

POR SU PARTE EL MAESTRO Salvador G√≥mez Fern√°ndez expuso La Fuerza del Bolero, ensayo de RP Marcheco donde √©ste rese√Īa la historia del origen de este g√©nero musical, desdela romanzay la balada, en la edad media hasta el bolero como tal en nuestro tiempo, el maestro G√≥mez Fern√°ndez ley√≥ una amena cr√≥nica donde R.P. Marcheco narra un baile en central Miranda, en el oriente de Cuba, donde tocaba Mariano Mercer√≥n y donde el legendario Beny Mor√©, se vio obligado a cantar despu√©s de que el p√ļblico lo regreso a rastras de su huida en un tren que lo llevar√≠a a Santiago, para curarse la terrible cruda por el exceso de ron que hab√≠a ingerido   la noche anterior .

El licenciado Andr√©s Amador Mena mencion√≥ que R. P.Marcheco fue un estudioso de los cl√°sicos griegos pues en textos diversos los menciona y conversa con ellos con familairidad. Hizo una remembranza del homenajeado quien en La Habana estudi√≥ Derecho, Periodismo y M√ļsica. Varios a√Īos fue taqu√≠grafo del Comit√© Central del Partido Comunista de Cuba y del Comit√© de Representantes. Fue Secretario Taqu√≠grafo personal de Juan Marinello y de tres ministros del gobierno de Pr√≠o Socarr√°s, Tambi√©n fue maestro en Guant√°namo. Trabaj√≥ en las revistas, Mediod√≠a, y Fundamentos en los peri√≥dicos El Pa√≠s, Avance Noticias de Hoy y Alerta, este √ļltimo de su natal Mayar√≠.

Perseguido por la dictadura de Fulgencio Batista en 1958, se refugia en M√©xico donde a partir de entonces en diversos estados de la Rep√ļblica y en el Distrito Federal diversas publicaciones como Radar, de Monterrey, Diario de la Naci√≥n, El Mundo, de Tampico, Tamps., El Diario del Sur, de Acayucan, y La Opini√≥n, de Poza, en Veracruz. Revista Diplom√°tica de la Secretar√≠a de Relaciones Exteriores. Revista de la Semana del diario El Universal en El Nacional, Novedades, Exc√©lsior y la revista Tiempo Libre, entre otros m√°s, En Europa colabora en los diarios L¬īAurore y Le Figaro de Par√≠s, en Madrid, en la revista Triunfo y el diario El Pueblo. Fue directivo del Club de Periodistas de M√©xico, A.C. y por 25 a√Īos Director Honorario de la Biblioteca Justo Sierra de esa instituci√≥n. En 1988 fue jefe de Sala de Prensa en el Partido Revolucionario Institucional. De 1994-1997fue   Director de La Red de Bibliotecas de Nopala de Villagr√°n, Hidalgo.

En nuestro pa√≠s, se√Īal√≥ Andr√©s Amador, P√©rez Marcheco, convivi√≥, trabaj√≥ y colabor√≥ con grandes personalidades del periodismo, como Jos√© Alvarado, Renato Leduc, Antonio S√°enz de Miera, Eulalio Ferrer, Carlo Coccioli, Hugo del R√≠o, Miguel L√≥pez Azuara, entre otros.

Lectura en voz alta y m√ļsica de autores cubanos

Hace aproximadamente 20 a√Īos, el escritor Alejandro Aura inyect√≥ en la Ciudad de M√©xico el entusiasmo por la lectura en voz alta, actividad esencial, motivadora y l√ļdica que la misma SEP busca implantar desde hace muchos a√Īos, no s√≥lo en estudiantes de todos los niveles, sino en toda la ciudadan√≠a, por los beneficios culturales, educativos, y de salud emocional para todo ser humano que la pr√°ctica. En esta conmemoraci√≥n del Natalicio 100 del escritor RP Marcheco, Reina Rosa P√©rez ley√≥ en voz alta el cuento para ni√Īos El hu√©rfano del escritor cubano homenajeado.

M√ļsica y canto de los autores cubanos tambi√©n hubo en este homenaje. Canciones de Ernesto Lecuona, Ernesto Duarte e Isolina Carrillo, fueron interpretadas por Hugo Z√≥simo Mart√≠nez, egresado de la Escuela Superior de M√ļsica, quien canto Siboney, C√≥mo fue y Dos gardenias.

Necesario publicar y difundir la obra de RP. Marcheco

La periodista Ana Lilia Vel√°zquez de Le√≥n, presente en este evento se√Īal√≥ la importancia de este festejo porque a trav√©s del mismo se difunde el pensamiento y la obra del escritor, pero dijo que debe establecerse un compromiso, por parte de su familia de publicar y difundir su obra.

En este punto coincidi√≥ tambi√©n Hern√°n P√©rez, quien, desde Canad√°, donde reside, extern√≥: ‚ÄúOjal√° que este acontecimiento sea el primer paso para que m√°s adelante se publique y se difunda la producci√≥n period√≠stica y literaria de mi padre‚ÄĚ. Tambi√©n rememor√≥; mi padre fue un hombre distinguido y muy destacado como periodista y escritor. Recuerdo, dijo, cuando viv√≠amos en Maravillas, un pueblo del estado de Hidalgo, y siendo yo muy ni√Īo, como se desplazaba a alguna comunidad lejana para ense√Īar m√ļsica alg√ļn ni√Īo; recuerdo ‚Äďprosigui√≥- cuando acud√≠an a nuestra casa ni√Īos a aprender ingl√©s, o ajedrez; j√≥venes y adultos a buscar alg√ļn libro de su biblioteca, a hacerle alguna consulta acad√©mica o de cultura, consulta que √©l gustoso siempre les brindaba. Siempre estaba participando en alg√ļn acto cultural, dando conferencias, inaugurando bibliotecas, clasificando libros, estudiando o leyendo. Su andar por la vida fue una experiencia vital de cultura, de conocimiento con la que nutria su profesi√≥n y su deseo permanente de saber.

        Agradeci√≥ a todos por su presencia y su participaci√≥n, porque con su apoyo ‚Äďmencion√≥- se hizo realidad est√° conmemoraci√≥n. Gracias a mi madre, la se√Īora, Rosa Remedios Serrano Alvarado, a mi hermana Diana, quien, a pesar de sus compromisos acad√©micos en la UNAM, trabaj√≥ fuerte en la organizaci√≥n de este evento y pudo estar presente en el mismo. A mi hermana   Reina, por su participaci√≥n, a los maestros Luis S√°nchez y Salvador G√≥mez; al licenciado Andr√©s Amador. Gracias a la hospitalidad de Celeste S√°enz de Miera, y del licenciado Mouris Salloum, directivos del Club de Periodistas. Gracias a todos y cada uno de ustedes por su participaci√≥n y su presencia.

        Al finalizar este evento se anunci√≥ que el Centro de Capacitaci√≥n y Cultura a partir de este a√Īo llevar√° el nombre de Reynaldo P√©rez Marcheco, en honor del festejado, y est√° en proceso de constituirse como una asociaci√≥n civil, cuyos   objetivos ser√°n  difundir la obra del escritor y contribuir al fomento de la cultura y la capacitaci√≥n en general.

 

Igual que Heredia y Martí, R.P. Marcheco

 cultiv√≥ la semilla del saber en M√©xico

UN D√ćA DEL A√ĎO 1825 lleg√≥ a M√©xico un joven. Ten√≠a tan s√≥lo 21 a√Īos y ya era abogado y poeta universal. Era nada menos que Jos√© Mar√≠a Heredia y Heredia, conocido en la Literatura como Heredia, El Grande. Ven√≠a el joven Heredia perseguido, despu√©s de librar la lucha en su patria, Cuba, contra el yugo espa√Īol. En estas condiciones hall√≥ refugio en M√©xico y aqu√≠ se estableci√≥ para siempre, sin propon√©rselo, ya que, a pesar de sus deseos, no pudo volver a su amada Cuba. Sin embargo entreg√≥ a M√©xico sus conocimientos de jurisprudencia, su creaci√≥n literaria, su filosof√≠a. Al lado del primer presidente de M√©xico, Guadalupe Victoria, colabor√≥ de manera importante en la escritura de la Constituci√≥n del Estado de M√©xico, que fue una de las primeras de nuestro pa√≠s fund√≥ el Instituto Literario de Toluca que todav√≠a existe. Fund√≥ boletines y revistas culturales, siendo un gran precursor en M√©xico del periodismo cultural. Muri√≥ en M√©xico y aunque sus restos f√≠sicos se perdieron, no as√≠, su creaci√≥n cultural, ni su poes√≠a. Creador del Canto al Ni√°gara, Heredia, El Grande, dijo; ‚Äús√≥lo son libres aquellos pueblos que saben ser cultos.‚ÄĚ

Cincuenta a√Īos despu√©s, en 1875, otro joven cubano de ardiente coraz√≥n, llega a M√©xico buscando refugio, era el insigne Jos√© Mart√≠, El Ap√≥stol de la Libertad, que fue recibido en M√©xico por mexicanos nobles y amantes de la libertad de los pueblos. Durante su estancia en M√©xico, sin dejar la lucha por la libertad de su patria, escribi√≥ cr√≥nicas sobre sus paseos en San √Āngel y otros barrios por donde sol√≠a caminar. Escribi√≥ obras de teatro como Amor con amor se paga, que se estren√≥ en esta Ciudad. De M√©xico. Su presencia creativa vino a dar impulso y riqueza al periodismo cultural de su tiempo.

El 10 de febrero de 1958, atracó en Veracruz, un barco, cuyo destino era Venezuela, pero que por azares del destino no pudo seguir su ruta y se quedo en Veracruz. En ese barco venía un grupo de jóvenes cubanos que combatían la dictadura de Fulgencio Batista. Entre ellos venía Reinaldo Pérez Marcheco.

A semejanza de sus antecesores mencionados, Reinaldo Pérez Marcheco, también cultivó en nuestro país la semilla de la creación, de la cultura, sin renunciar a su amor patrio, el cual defendió con la palabra y la pluma. Valores universales compartidos que hermanan a dos pueblos, Cuba y México, que nos hermanan como pueblos latinoamericanos, que nos hermana a todos como ciudadanos del mundo, por encima, incluso, de ideologías.

 

*Discurso pronunciado por Rosa Serrano Alvaradoí en el homenaje a RPMarcheco el 21 de abril de 2018.

 



¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 202 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
367
Banner
366
Banner
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner