joomla visitor
AuditorŪa
A TRAV√ČS DE MIS CRISTALES Acerca del caf√©
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 374

 37426

A TRAV√ČS DE MIS CRISTALES

 

Héctor Chavarría

Acerca del caf√©

BASTANTES A√ĎOS ATR√ĀS era una costumbre personal acudir a los caf√©s de chinos, que entonces abundaban en la hoy CDMX, para degustar un delicioso caf√© con leche, en vaso de vidrio, acompa√Īado por b√≠squets y polvorones. La mayor√≠a de esos caf√©s han desaparecido hoy.

Una historia y leyenda apasionantes

DESDE EL A√ĎO 575 d. C. hasta nuestros d√≠as, la historia del caf√© ha resultado un tanto apasionante. Originario de Yemen, su posterior expansi√≥n por diferentes partes del mundo, as√≠ como sus diferentes maneras de elaboraci√≥n, constituyen una narraci√≥n harto cautivadora.

Al parecer el caf√© es originario de Etiop√≠a, Abisinia en la antig√ľedad, y para ser m√°s exactos de la regi√≥n de Kaffa; nombre del que probablemente tomo su nombre el caf√©.

Seg√ļn cuenta la leyenda all√° por el siglo VII, un pastor llamado Kaldi contempl√≥ una extra√Īa reacci√≥n en su reba√Īo de cabras tras comer los frutos y hojas de una planta hasta entonces desconocida para √©l. Los animales se manifestaban inquietos, nerviosos y bastante m√°s activos de lo normal.

Ante ese comportamiento tan extra√Īo, decidi√≥ recoger los frutos y hojas de la planta con el fin de prepararse una infusi√≥n, tal sabor le desagrad√≥ tanto que opt√≥ por arrojar el resto de los frutos al fuego. Su sorpresa fue may√ļscula al percatarse de que aquellos frutos desprend√≠an un aroma especialmente atractivo, motivo que le llev√≥ a prepararse una nueva infusi√≥n, aunque en esta ocasi√≥n, ya con los frutos tostados. Tras ingerir la infusi√≥n, el pastor Kaldi sinti√≥ una euforia tan extra√Īa como desconocida para √©l, lo que le indujo a informar de su experiencia al Prior del Monasterio Chehodet.

Especial para noches de vigilia

ALL√ć, EL PRIOR descubri√≥ despu√©s de numerosas pruebas que, con las semillas de estas plantas, una vez tostadas y molidas, se obten√≠a una agradable bebida que le ayudaba a mantenerse despierto en las largas noches de vigilia. La nueva bebida se hizo muy famosa y se fue popularizando por todos los monasterios de la zona. Con el tiempo, el CAFETO (que as√≠ se llama el √°rbol que produce el caf√©) fue llevado a Arabia, convirti√©ndose en una de las bebidas m√°s comunes entre los peregrinos que se dirig√≠an a la Meca. Del continente africano el √°rbol del CAFETO se extendi√≥ hacia Am√©rica Central y del Sur.

En el siglo XVI, m√°s exactamente en el a√Īo 1.554, se abre el primer local destinado a la venta de caf√©, en Constantinopla concretamente. Hasta un siglo m√°s tarde, s.XVII, no se tienen antecedentes de la existencia del caf√© como bebida en Europa. Fue en 1,720, cuando este producto inici√≥ la conquista de los habitantes europeos, con la inauguraci√≥n del c√©lebre Caf√© Florian, situado en la Plaza de San Marco de Venecia y fundado por Floriano Francesconi.

Por todo el mundo

LAS PRIMERAS menciones sobre la llegada del √°rbol CAFETO a Am√©rica se remontan al siglo XVIII, tras recibir el rey Luis XIV de Francia unas plantas de caf√© como regalo del municipio de √Āmsterdam. A√Īos despu√©s, en 1.723, una de estas plantas fue embarcada por Gabriel de Clieu (s√ļbdito del rey Luis XIV y Gobernador de la isla de Martinica) con destino a Am√©rica. Tras un agotador y largo viaje, el cafeto fue plantado por el propio Clieu en su jard√≠n, obteniendo tres a√Īos m√°s tarde, en 1.726, su primera cosecha.

Posteriormente, los portugueses introdujeron el cafeto en Brasil; m√°s tarde los ingleses hicieron lo mismo en Jamaica y Cuba, y los espa√Īoles en Colombia.

Fue en el siglo XIX, cuando aparecen en Espa√Īa los primeros locales dedicados a la venta de caf√©, exactamente en C√°diz, Madrid y Barcelona. Los m√°s c√©lebres, a√ļn hoy en d√≠a, son el Caf√© Gij√≥n de Madrid y el Siete Puertas de Barcelona.



More articles by this author

El verdadero Himno Nacional MexicanoEl verdadero Himno Nacional Mexicano
  La otra historia El verdadero Himno Nacional Mexicano H√©ctor Chavarr√≠a ‚ÄúVolemos al combate...
A TRAV√ČS DE MIS CRISTALES Hackers,¬Ņh√©roes o villanos? A TRAV√ČS DE MIS CRISTALES Hackers,¬Ņh√©roes o villanos?
  A TRAV√ČS DE MIS CRISTALES Hackers, ¬Ņh√©roes o villanos? H√©ctor Chavarr√≠a AUNQUE ACTUALMENTE...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 656 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner