joomla visitor
AuditorŪa
De adicto a ADICTO ¬°No tiene la menor importancia! Enfermedad,perra, es de fondos
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
Suplemento 369
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Club de Periodistas
Posada del Periodista
Banner
375
Banner
374
Banner
373
Banner
372
Banner
371
Banner
370
Banner
368
Banner
367
Banner
366
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 373

 37323

De adicto a ADICTO

¬°No tiene la menor importancia!

Enfermedad,

perra, es de fondos

Ernesto Salayandia García

HACE ALGUNOS A√ĎOS. Eran cerca de las cinco de la ma√Īana, la madrugada de ese s√°bado, cuando son√≥ mi celular, era √örsula, mam√° de Eva Mar√≠a. Por favor ay√ļdame, mi hija tuvo un accidente, ella est√° bien, pero est√° detenida en vialidad, ¬Ņconoces a alguien para sacarla de inmediato?

TOM√Č AIRE Y BEB√ć un poco de agua. Ella sigui√≥ con la narrativa. Iba Borracha Ernesto, ya ves que no quiere ayuda, el carro quedo destrozado y no tiene seguro. No s√© qu√© voy a hacer, ay√ļdame por favor Ernesto.

Mira, disc√ļlpame, d√©jala ah√≠ para que toque su propio fondo, no pasa nada, que sufra las consecuencias. Es que me muero de angustia. Me interrumpi√≥. No hay peligro, es un lugar seguro y habr√° de llegarle la cruda moral. Puedes ir a verla por favor. No, no es conveniente. Habla con ella, te lo suplico, a ver si ahora si te hace caso. Sabes, le dije, yo no tengo la varita m√°gica, pero de buena voluntad hablo con ella. Puedes venir ma√Īana en cuanto despierte a la casa. Por favor, ay√ļdame, esta ni√Īa me est√° volviendo loca. Ahora s√≠, la voy a anexar en un centro de rehabilitaci√≥n. Ya no puedo, te lo juro, estoy harta de sus borracheras.

√örsula solt√≥ el llanto de frustraci√≥n, como muchas madres secuestradas en esta maldita enfermedad perversa del alma, La Saliva del Diablo. El accidente es una consecuencia, ac√° en Chihuahua, la multa por conducir en estado de embriaguez superan los siete mil pesos, m√°s los da√Īos a la ciudad por haber tumbado un poste y rayado el pavimento, agr√©gale los da√Īos al auto, sin seguro de protecci√≥n, p√©rdida total, seg√ļn dijo el perito, m√°s aun, Eva Mar√≠a, habr√° de quedarse un rato sin carro y vienen todas juntas, una tras de otra, las consecuencias no se dejan esperar y es lo que un borracho como yo no entiende, tienes que vivir tu propia experiencia para que despierte el sano juicio y te haga responsable de tus actos, de tu vida, en lo personal, fueron muchos fondos los qu√© toque, me hice infinidad de da√Īos y da√Īe gravemente a los m√≠os, yo no lo entend√≠a, no escuchaba, no ten√≠a la humildad de pedir ayuda, tuve que arruinarlo todo, quedarme solo, volverme loco y todo ese rollo, que un adicto como yo, toca y tiene que vivir. Sufrir para merecer.

La soberbia por delante

CON UN LENGUAJE VULGAR comenc√© a escuchar a Eva Mar√≠a. Tra√≠a un fuerte golpe en la frente, debido al impacto contra el poste. ¬°No mames carb√≥n! Me reclamo. ¬ŅPorque no quisiste sacarme? La mir√© a los ojos y le dije. No soy dios y no quise molestar a nadie, son tus consecuencias. Aun destilaba alcohol hasta por los poros. Le ech√≥ la culpa una coladera abierta en la que cay√≥ la llanta y no pudo controlar, no quer√≠a hablar de sus excesos, el de velocidad y el de su manera de beber, no aceptaba la enfermedad y no quise insistir mucho, a veces, pienso, que es mejor y que vuelvan a sufrir sus propias consecuencias y que toquen fondos, me retire, dej√°ndola con un cl√°mato con cerveza, con una sensaci√≥n de triunfo, de l√≠der por haber insultado a los patrulleros y amenazado con hacer un gran esc√°ndalo por la alcantarilla abierta y efectivamente, fui al lugar de los hechos con ella y vi el santo trancazo que le dio al poste.

Voy a demandar al municipio. ¬ŅT√ļ qu√© opinas Ernesto? Opino qu√© vas a perder, por haber venido intoxicada, borracha, en tus cinco sentidos, no hubiera pasado nada, y le mostr√© la bola de cristal, ah√≠ en plena calle, le hable de m√≠, de la ruina econ√≥mica, moral, familiar, econ√≥mica y social a la que mi consumo t√≥xico me hab√≠a llevado, le hice ver su presente y su futuro, como que le entro por un o√≠do, y le sali√≥ por el otro, los episodios, tragos no se hicieron esperar, el novio le propin√≥ una santa golpiza que la mando al hospital y la mam√°, ya te la imaginas, busc√°ndome para que fuera a verla a la cl√≠nica, luego, la corrieron de la escuela donde daba clases, pero por faltista y por llegar alcoholizada le dieron las gracias, se qued√≥ sin dinero, ten√≠a serios problemas con su pap√° y hermanas, logro mantenerse limpia un buen rato, luego le llamaba para saber c√≥mo estaba y me evad√≠a, me mandaba a buz√≥n, no respond√≠a a mis recados, un d√≠a, la mam√° cansada, la interno por tres meses en un anexo, se avent√≥ cinco procesos y no lograba la libertad de vivir sin consumir, hoy la veo, libre de alcohol y drogas, recuper√≥ su vida, su trabajo, se cas√≥ con un buen hombre, tiene dos hijos y solo por eso est√° gozando de la vida.

S√© que se hubiera ahorrado mucho dolor y consecuencias, pero los tiempos son de Dios, lleva tres a√Īos y medio en recuperaci√≥n.

¬ŅPor qu√© yo no pod√≠a parar, ten√≠a que caer ahogado de borracho?

UN FIN DE SEMANA, despu√©s de escuchar una y otra vez, a Raquel, madre de Andr√©s, desesperada porque su hijo de 39 a√Īos, quien toma todos los d√≠as en cantidades industriales, nos citamos, una y otra vez en mi oficina y ellos nunca asistieron, el chabelote, primero dec√≠a que s√≠ y despu√©s que no, y ese domingo, me pidi√≥ de favor que fuera a darle el mensaje a su casa y ya sabes, Andr√©s estuvo de acuerdo que fuera a las once de la ma√Īana y cuando ya iba saliendo de mi casa, Raquel me hablo llorando.

Ernesto, tomó el carro y se fue, qué hago. ¡Tranquila!, vamos a esperar a que regrese y hablas con él a ver si acepta que platiquemos hoy y nos fuimos a las enchiladas de la deportiva, al rato me habló y me fui a a su casa, me recibió con Tecate en mano y no hizo otra cosa, más que recordarme de dónde vengo, ahí estaba Ernesto, negado, soberbio, ignorante, mediocre, sé que es difícil, no recomendable, hablar con alguien que esté drogado y motivarlo a que deje de hacerlo, ya era muy tarde para dar marcha atrás y Andrés siento confianza en mí, y entre trago y trago, me confió su dolor, su motivo pretexto más reciente, el rompimiento con su novia, y comenzó a llorar y a llorar, hasta que poco a poco se fue calmando, la recomendación, es que asistiera a un grupo de AA y él, como yo lo estuve, tenía un concepto equivocado del programa de los Doce Pasos, lo invite a que fuera a mi estudio a platicar y el lunes, me hablo para disculparse, se sentía cansado y el martes comenzamos a trabajar en la ayuda que puedo brindar. Ese domingo se tomó más de 30 cervezas, obvio que por esa razón se sentía cansado.

Record√© y se lo dije, mi torpe manera de beber, como me alcoholizaba, ma√Īana tard√© y noche, ya fuera vino tinto, co√Īac, brandy, ron, tequila, cerveza, vodka, lo que fuera, simplemente, empezando, yo no pod√≠a detenerme, destilaba alcohol hasta por los poros, terminaba vomitando en el excusado, echando las tripas y ese hilo amarillo con sangre, raspando mi garganta y haciendo un singular esfuerzo, muchos medios d√≠as, me sub√≠a a los elevadores, con 15 personas o m√°s, yo apestaba a alcohol, sin pensarlo, buscaba la cura, entraba a l primera cantina, por la piedra, mi auto, mi ropa, mi recamara, mi ser, apestaba a alcohol, con mis miserias espirituales, me tiraba a matar.

Hoy se de mi compulsi√≥n, del porque no pudo detenerme y por qu√© no debo de tomar ni una gota de alcohol, cuando voy a alg√ļn evento y el mesero me dice. Gusta tomar algo se√Īor. Lo miro a los ojos. Amigo, no muchas gracias, ya me beb√≠ y de m√°s, todo el alcohol que me tocaba, soy alcoh√≥lico en recuperaci√≥n, solo por la gracia de Dios. Gracias amigo.

Ahora, un borracho, es como celular

MAL DE MUCHOS, consuelo de tontos. No hay peor ciego, que el que no quiere ver. Con la vara, que midas, serás medidos. Nunca digas de esta agua, no he de beber. Esta enfermedad, la mía, es perra, cruel, brutamente contagiosa, genética, irreversible, física, mental, emocional, espiritual y de la personalidad. La Saliva del Diablo. Tiene tantas características, las que yo argumente, como el decir. Cuando yo quiero, deje de consumir. Decía también. Yo puedo con el alcohol, mi problema son las emociones. De fanfarrón y pedante. No cualquiera consume cocaína, calidad de exportación. Por supuesto que mis adicciones, me arruinaron la vida, estuve muerto en vida, abandonado, anestesiado, viviendo en otra dimensión, despierto, mientras todo el mundo dormía, durmiendo, mientras todos hacían algo, el tipo raro, alcoholizándose de buró, drogándose con cocaína, morfina, pastillas y cigarros. Yo no tengo el problema. Por supuesto que lo tengo y grave, es, mi enfermedad, egocéntrica, son mis egos los que me gobiernan, mi falso, orgullo, la soberbia, esa soberbia llena de defectos de carácter, hoy se, que me llene de pretextos.

Me justifique por mediocre e ignorante

SOY UN ENFERMO emocional, que muchos toman como una ofensa o algo sumamente inc√≥modo, cuando todo el mundo, cojea de alg√ļn pie, es decir, enfermos emocionales somos todos los seres vivos, debido a que no podemos, controlar una ira, una tristeza, una depresi√≥n, o traici√≥n, lo grave, son las fugas y las justificaciones, hay quien dice que se siente muy solo y pierde una fortuna en el casino, hay quien arrastra sus heridas profundas del alma, por el abandono o la traici√≥n y se empina la botella todos los d√≠as, vaya hay un mil y un mill√≥n de pretextos para destruirme y destruir a mi familia, tengo que aceptar que el del problema soy yo y esta perra enfermedad, es tan com√ļn, que ahora, es como el celular, cualquiera tiene, uno, dos o cuatro en casa, cada vez son m√°s los drogadictos, borrachos, maniaco depresivos, lud√≥patas, vigorexicos, bul√≠micos, anor√©xicos, obesos y los mediocres que se niegan a reconocer qu√© tienen un serio problema multi factorial, es decir, no solo es alcohol y drogas, son conductas y pensamientos t√≥xicos, pero, que quede muy claro, que el por su gusto muere, hasta la muerte le sabe.

El que este libre…

Una lluvia de consecuencias

HOY FUI A COMPARTIR a un centro de rehabilitación por mujeres menores y adultas, el tema que desarrollé, lo titulé. Fondos, y la mayoría comenzó a compartir, solo para medirle la magnitud de lo complejo de la enfermedad. Consumí, heroína, morfina, tachas y mariguana, durante mi embarazo.

Mi hija, tiene la malilla, es demasiado explosiva. Yo robaba, no me prostitu√≠, pero entraba a las tiendas a llenar la mochila y luego mal vend√≠a los productos, era mucho dinero el que juntaba todos los d√≠as, hasta que me llevaron al CERESO, un a√Īo y medio. Yo, me prostitu√≠a con cualquiera, todo lo que ganaba me lo atascaba de drogas, una noche, tres tipos me secuestraron, me dieron por muerta, despu√©s de haberme violado y golpeado, me tiraron en un arroyo, gracias a Dios, alguien me encontr√≥ y me salv√≥ la vida. Una m√°s. He perdido mis oportunidades de estudiar, me han corrido de cuatro secundarias, la √ļltima, me cacharon con 200 pesos de mariguana. A m√≠, no me renovaron el contrato, yo pens√© que nadie se daba cuenta de mis adicciones, estaba en el error, cuando sal√≠ de la maquila, supe que todo el mundo sab√≠a que yo era adicta al cristal.

Cuando abr√≠ la junta, regale alguno de mis fondos, tal vez, uno muy fuerte fue la soledad, me sent√≠a tremendamente solo, me deprim√≠a todo el tiempo, duraba en la cama, m√°s de cinco d√≠as, sin ba√Īarme, sin motivarme, sin ganas de nada, la droga, les compart√≠, me robo salud, ahora tengo un cuerpo enfermo, severamente da√Īado, tir√© el tiempo por el ca√Īo del excusado, me corrieron de mi trabaj√≥, el que amaba, su majestad la radio, me abandon√≥ mi esposa, despu√©s de soportarme un mundo de incongruencias, me quede en la ruina, era un mundo de dinero el que gustaba en droga, perd√≠ mi dignidad, me humill√© ante el puchero, el diler, anduve muchos d√≠as recorriendo la ciudad, de farmacia en farmacia, buscando la morfina qu√© me inyectaba, me volv√≠ loco, secuestrado por mi mente enferma, mi celotipia infernal y mis delirios de persecuci√≥n, trate de matar a mi mujer, quem√© mi casa cuatro veces, me hund√≠ en depresi√≥n e hice da√Īo a mi familia y a muchas personas. La junta estuvo muy buena, me pone bien el compartir, el escribir, el hablar de m√≠ y simplemente, porque no deseo, que nadie, sufra lo que yo sufr√≠.

El que por su gusto muere

PUEDO VER a ese Ernesto que fui en infinidad de personas y personos, es broma para aquellos que, equivocadamente dicen las adictas y los adictos, las mexicanas y los mexicanos, los diputados y las diputadas en fin, ese es otro tema, te dec√≠a, que me veo reflejado en ese borracho empedernido, encerrado en su casa, manteniendo en jaque a toda la familia, me veo, tirando el dinero en el redondel del palenque o en el casino, deprimido todo el d√≠a, deprimido, sin la emoci√≥n de vivir, igual, el tipo ausente, aislado en su cuarto, sin convivir, soy el neur√≥tico empedernido, el hurac√°n rugiente, don perfecto, el macho t√≠pico mexicano, el celoso       empedernido, ese tipo, sin amigos, refugiado en mis conflictos, un cero a la izquierda, pensando y diciendo, como dec√≠a el actor, mexicano, Arturo de C√≥rdova: No tiene la menor importancia.

Ahora sé que sí, sé que la vida es hermosa, que tiene un sentido, que es hermoso vivirla en familia, qué lo mejor de un ser humano es la familia, sé que me amo, me respeto y que doy lo mejor de mí a los demás, que ahora, predicar con el ejemplo que es el reto, qué mis emociones están a flor de piel, pero que tengo un enorme cajón de herramientas, que cualquiera puede ser mediocre y vivir de sus lamentaciones, yo no, yo le pongo acción, porqué me consta, que hechos son amores y no buenas razones.

Mis libros, tienen un alto esp√≠ritu de prevenci√≥n. La saliva del diablo, Ayer y hoy, Secuestrada por un neur√≥tico, Tiempos de luz, Buzos caperuzos, Crisis creces, Parejas disparejas, Un drogadicto en casa, y Celotipia infernal, en la Rep√ļblica Mexicana, te llegan en menos de diez d√≠as de haber hecho t√ļ pedido y en Canad√° y Estados unidos, en menos de 15 d√≠as.- Gracias por leerme y m√°s por escribirme ernestosalayandia@gmail,com cont√°ctame 614 2 56 95 20, m√°s informaci√≥n, en miontrealquebeclatino.com

 



More articles by this author

De Adicto a ADICTO La Saliva del Diablo, una maldición
  De Adicto a ADICTO La Saliva del Diablo, una maldici√≥n Ernesto Salayandia...
De adicto a ADICTO Nuevo género periodístico, despertar conciencia del lectorDe adicto a ADICTO Nuevo género periodístico, despertar conciencia del lector
  De adicto a ADICTO Nuevo g√©nero period√≠stico, despertar conciencia del lector Ernesto...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 499 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
Ediciones Anteriores
365
Banner
364
Banner
363
Banner
362
Banner
361
Banner
360
Banner
359
Banner
358
Banner
357
Banner
355
Banner
354
Banner