Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 370

 p15370

TENENCIA DE ARMAS EN ESTADOS UNIDOS:

Las leyes permiten portar más armas después de tiroteos a gran escala

Stephen Lendman

 

DE GRAN RELEVANCIA POR EL TIROTEO ocurrido en Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, este artículo fue publicado por primera vez por el Centro de Investigación sobre la Globalización (Global Research) el 9 de noviembre de 2017 y aborda el tema de la propiedad de armas en Estados Unidos.

 

ES UNA LOCURA, pero es verdad. La Segunda Enmienda de Estados Unidos es la más malinterpretada y maltratada de la Constitución. El influyente lobby armamentista tiene gran parte de culpa.

 

En el caso “Distrito de Columbia versus Heller (2008)”, un amicus curiae presentado por 15 destacados académicos y escritores concluyó:

 

“A los historiadores a menudo se les pregunta qué pensarían los fundadores [de la Nación] sobre diversos aspectos de la vida contemporánea. Tales preguntas pueden ser difíciles de responder”.

 

“Pero como historiadores de la era revolucionaria, estamos seguros al menos de esto: que los autores de la Segunda Enmienda se quedarían estupefactos al enterarse de que, al apoyar el principio republicano de Fuerzas Armadas bien reguladas, excluyeron las restricciones sobre los peligros potenciales de portar armas de fuego, que los Gobiernos siempre habían regulado cuando existía ‘peligro real de lesiones públicas por parte de individuos’.”

Creencia en la unidad

El profesor en derecho, David C. Williams, señaló tiempo atrás que la interpretación de la Segunda Enmienda refleja mitos sobre Estados Unidos. Los autores creían en la unidad, explicó.

Los intérpretes contemporáneos respaldan la desconfianza y la desunión. La Segunda Enmienda garantiza a las personas el derecho a portar armas únicamente bajo la idea de un pueblo unido y consensuado, subrayó.

Sin embargo, la posesión o tenencia de armas en Estados Unidos está al alcance de cualquiera, tanto así, que es como comprar pasta de dientes. Está claro que los autores [de la Segunda Enmienda] no tenían esa intención en mente. Los revisionistas constitucionales afirman lo contrario.

En 1982, Chicago prohibió las armas de fuego que todavía no habían sido registradas en la policía de la ciudad, con lo cual, se prohibió la compra de armas nuevas.

En 2010, la prohibición terminó después de que la Corte Suprema la anulara mediante un fallo de cinco votos contra cuatro. En 2012, en contra de la Constitución, la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito en Chicago anuló la prohibición del estado de portar armas de fuego de manera oculta.

En 2013, los legisladores de Illinois otorgaron a los residentes del estado el derecho a portar armas de manera oculta. Nueva York, Los Ángeles y San Francisco tienen algunas de las leyes de armas más estrictas del país, sin embargo, la situación podría cambiar si fallos judiciales futuros derriban dichas leyes.

Es suficiente señalar que la gente es la que mata, no las armas. La flexibilidad de la regulación lo vuelve más fácil. En Chicago, cualquier persona de 21 años o más puede obtener una licencia para portar armas de manera oculta, emitida por el estado.

Primero, deben completar un curso de entrenamiento de 16 horas de tiro con pistola, y demostrar conocimiento en materia de seguridad de armas.

Las personas son sujetas a verificación de antecedentes y deben pagar una tarifa de solicitud de 150 dólares. A cualquier persona declarada culpable de un delito se le puede negar la licencia.

Los propietarios de armas que las porten fuera de sus residencias deben tener una tarjeta de identificación de propietario (FOID, por sus siglas en inglés) y un permiso de portación oculta.

Obtener el permiso para portar un arma oculta en público es casi tan fácil como obtener una licencia de conducir.

 

Leyes flojas

Las leyes de armas de Illinois son más estrictas que la mayoría de los otros estados. En general, las leyes se están aflojando en todo el país en respuesta a los tiroteos masivos que tuvieron lugar en Columbine High School, Virginia Tech, Orlando, Las Vegas, Sutherland Springs, Texas y en otros lados, en contra de toda lógica, yendo en el sentido contrario.

En los últimos cinco años, más de dos docenas de estados han liberalizado las leyes de portación de armas, permitiéndolas en escuelas, centros de culto, campus universitarios y otros lugares.

Georgia permite llevar armas de fuego en los aeropuertos, incluso hasta los puntos de control federales de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA, por sus siglas en inglés). Tennessee lo permite en vehículos de transporte sin permisos de portación oculta.

Texas permite que cualquier persona mayor de 21 años pueda portar armas en los campus universitarios, si bien lo prohíbe en los estadios deportivos.

Florida relajó su ley de “defender su posición”, colocando el peso de la prueba en los fiscales para poder determinar si el propietario de un arma actuó de forma irracional, más allá de cualquier sospecha razonable.

Ohio permite armas en aeropuertos y guarderías. Un estudio de Harvard Business School sobre “El impacto de los tiroteos masivos en la política de armas” encontró que las leyes de armas de fuego se habían relajado luego de los tiroteos masivos.

El martes, un Comité del Senado de Michigan sobre operaciones gubernamentales envió una legislación, que permite que los propietarios de armas porten armas ocultas en zonas libres de armas, siempre y cuando hayan completado por lo menos ocho horas de entrenamiento avanzado con armas de fuego durante los últimos cinco años, o bien sean instructores certificados de armas de fuego.

La medida probablemente pasará y se convertirá en ley, probablemente en unos días.

Hacer más flexibles las restricciones de armas tras los tiroteos a gran escala no proporciona a las personas una mayor protección.

Con más armas, es probable que la seguridad sea menor.

 

Página web: http://stephenlendman.org/

 

Contacto:  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 



More articles by this author

El horror de un Trump o una presidencia ClintonEl horror de un Trump o una presidencia Clinton
    ESTADOS UNIDOS es una nación de líderes, no de leyes,...
Erdogan, suprime el gobierno constitucionalErdogan, suprime el gobierno constitucional
La decoloración de restos democráticos de Turquía murió; Erdogan asumió...