joomla visitor
AuditorŪa
(Desde un quietecito pendular) Híper sintético anecdotario de banderías
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 341

pino 1

pino 2

 

Las banderas han sido estandarte y apellido, ultraje y hero√≠smo, puntada de costura y puntada hasta de la asta‚Ķ desde la ense√Īa primigenia y guadalupana empu√Īada por el gran Hidalgo al remake foxiano capulinamente enguadalupanado, en su campa√Īa por arrellanarse en la grandota sin doble sentido pero con la rigurosa silla presidencial.

 

Abanderados trazos al azar sin H ni flor aunque con aroma

 

pino 3El grandioso Miguel Hidalgo no s√≥lo iz√≥ aquella ense√Īa en pro de la independencia, asimismo, decret√≥ el fin de la esclavitud con pena de muerte a esclavistas que no acataran tal disposici√≥n, am√©n -con todo y bendito pecado concebido- de ser el primerito en dictaminar la entrega de tierras a comunidades, lo que le concit√≥ ataques de otros independentistas, especialmente en sudamericanos sitiales.

Vendr√≠a m√°s tardecito la bandera trigarante de Iturbide dise√Īada por el sastre Magdaleno Ocampo; el gran Vicente Guerrero mantuvo fugaz alianza con el que ser√≠a emperador a lo Carlos V en su imperio de chocolate; Guerrero junto a Guadalupe Victoria fueron los √ļnicos en no aceptar el indulto con que la corona m√°s que coronar aureolaba rendiciones; don Vicente opt√≥ el ef√≠mero v√≠nculo con el pr√≥ximo reyecito de cacao, a fin de que se concretara de inmediato la independencia, sin embargo, era tambi√©n continuador y exponente de aplicar avanzadas medidas sociales, al tenor de los enormes Hidalgo y Morelos, por esa postura a la par independentista y revolucionaria, Sim√≥n Bol√≠var, el afamado ‚ÄúLibertador‚ÄĚ, en una de sus ep√≠stolas, carte√≥ que Vicente Guerrero era hijo de ‚ÄúIndia salvaje y negro feroz‚ÄĚ.

pino 4Pero si a don Agust√≠n (no Lara), el De Iturbide m√°s de un ensayista laicamente lo quiere canonizar (igualito que a don Porfis, a Hern√°n Cort√©s e incluso al victoriano general de los huertazos), a Maximiliano ‚ÄĒotro empoderado-emperador de chocolate y corcholata‚ÄĒ lo pretenden hacer inquilino en el hostal de los h√©roes nacionales, no de Austria, de ac√°mbaros, mexicano y charro a lo Fidel Vel√°zquez, Diego Fern√°ndez de Cevallos y Manuelito Velasco con todo y su Anah√≠; don Max, adem√°s de la se√Īo Carlotita, se trajo una banderita mexicanota con un √°guila vicenteando revuelos a la derecha (Benito Ju√°rez ten√≠a la misma ave en estandarte mas con la mirada a la izquierda); Ignacio Solares, pol√≠grafo y exfuncionario de la UNAM (s√≠, el mismito que redact√≥ un parrafito en parrafada paque la org√°nica intelectualid√° contra el CGH estampara su r√ļbrica y en estampida entrara a CU el ej√©rcito disfrazado de pefepo), en reciente emisi√≥n de T.V.UNAM dijo que Maximiliano y Benito Ju√°rez ¬°fueron v√≠ctimas de Napole√≥n III!; la misma televisora universitaria patrocin√≥ el documental Maximiliano de M√©xico, del vien√©s Franz Leopold Schmelzer, donde al Habsburgo lo ubican de altruista enga√Īado, valiente en parang√≥n a los juanes sin Miedo y Camaney, dizque tratado a lo Ca√≠n por su hermano y monarca Francisco Jos√©, mientras que tropas estadounidenses a Ju√°rez de ajuar gringu√≠simo sus filas le re-vistieron‚Ķ ¬°qu√© manera de retorcer la historia como si √©sta fuera mandil de tablajer√≠a a exprimir de una sola enjabonada!; torcedura que m√°s abajito se ver√° con datos sin pathos que se hagan patos.

 

pino 5

 

En el Castillo de Chapultepec literalmente embarraron y estrellaron la bandera

En el ‚Äô47 de un par centurias acaecido, en la peor depredaci√≥n cometida contra un pa√≠s desde el siglo aqu√©l hasta hoga√Īo‚Ķ el generalato de la gringuer√≠a, representado por Winfield Scott y Robert Lee, arriaron el l√°baro mexicano y encaramaron el de las barras y las estrellas, esto es, textualmente embarraron y estrellaron otra insignia; dos d√©cadas despu√©s, aqu√©l y √©ste, se reencontrar√≠an, pero en USA y en bandos antag√≥nicos, m√≠ster Lee confederado y el otro abolicionista, ambos imperialistas hasta las cachas y las rachas de napalm; pocas semanas antes de que los marines de anta√Īo hollaran la Ciudad de M√©xico, en la a√ļn mexicana Alta California, la oligarqu√≠a de los californios no solamente se dio y cedi√≥ la plaza, ¬°se unieron a la gringada! en el Tratado de Cahuenga, signado en v√≠speras del Guadalupe-Hidalgo; por cierto que el lugar de tal signatura es parte de lo que ser√≠a la catedral universal de la far√°ndula en Hollywood; el gobernador de entonces era el latifundista Andr√©s Pico, al que apodaban ‚ÄúP√≠o‚ÄĚ, casi en homofon√≠a ‚ÄúT√≠o‚ÄĚ en una soberana sobrinada; no era ‚ÄúT√≠o Tom‚ÄĚ pero s√≠ ‚ÄúT√≠o Taco‚ÄĚ, pues una vez concretados hurto y mutilaci√≥n de m√°s de dos millones de kil√≥metros‚Ķ al ‚ÄúP√≠o‚ÄĚ ‚ÄúT√≠o‚ÄĚ nada Gambo√≠n ¬°lo hicieron senador en Texas!, donde comparti√≥ curul con Samuel Houston s√≠, el mismote que con los Austin y compa√Ī√≠a, que con los Austin y la pre CIA‚Ķ se asentaron invitados en suelo texano y a los hu√©spedes les retribuyeron el hospedaje con un sent√≥n bien cercenado.

pino 7En forma similar a Lee y Scott, hay dos apellidos en lo descrito de Cahuenga: Freemont y Bigelow, ambos se√Īores se√Īeros del imperialismo, el primero se opondr√≠a al presidente Lincoln, y el segundo ser√≠a embajador de don Abraham en Francia, en ese puesto le toc√≥ la invasi√≥n napole√≥nica contra M√©xico, de Napo El Chirris, motejado as√≠ -en lib√©rrimo traducir- por V√≠ctor Hugo, no se suscit√≥ por parte de la Casa Blanca (la washingtoniana no la del autoexonerado don Enriquito), ni siquiera en conato apantallador, un rompimiento de relaciones; la estratagema de Napito El Chiquito, fue de una eficient√≠sima maquinaci√≥n maquiav√©lica, aprovechando la ruptura entre norte√Īos y sure√Īos y la cantadita guerra de secesi√≥n; se trat√≥ de una intervenci√≥n multimperialista encabezada por Francia en depredadora sociedad y suciedad con el rey Leopoldo de B√©lgica, papa√≠to de do√Īa Carlotita, ‚Äúdue√Īo‚ÄĚ del Congo donde orden√≥ miles y miles de literales y manidas mutilaciones de ambas manos a nativos que, seg√ļn Su Majest√°, no trabajaran con el exigido fervor del hormiguero; el otro sucio socio era el ya se√Īalado carnal de don Max; el sobrino de Napole√≥n I pudo haber intentado que M√©xico fuese una colonia ‚Äúformal‚ÄĚ (como Hait√≠, Argelia e Indochina en diferenciados temporales de intrusi√≥n); asentar arrellanado un virrey (v.gr. su ¬Ĺ hermano, monsieur Morny, trans√≠sima banquero cuya c√≥nyuge, entre lo chusco y lo chueco, dijo que era experto en el ‚ÄúVol de l‚Äôaigle‚ÄĚ cuyo significado es el vuelo del √°guila -igualito a un teleculebr√≥n ‚Äúhist√≥rico‚ÄĚ de Televisa-, en la tatachita gala ‚Äúvol‚ÄĚ tambi√©n es robo; pino 6Espa√Īa e Inglaterra que con el gobierno franc√©s participaron en el ‚ÄúPacto de la Soledad‚ÄĚ, desvincul√°ndose posteriormente de Par√≠s‚Ķ reconocer√≠an al imperio chocolatero, a cambio de entrarle al despojo, nunca se manifest√≥ en contra el hispano Juan Prim ni el diplom√°tico ingl√©s John Russel (abuelo entre par√©ntesis bien emparentado del fil√≥sofo Bertrand); el Chiquil√≠n Napoleoncito, entre otros imperiosos e imperiales arreglitos, le reconoci√≥ a Madrid el ‚ÄúTratado Mon-Almonte‚ÄĚ oficializado en un firmita sin chis pero con ‚Äúchiste‚ÄĚ de soberan√≠a humedecida, entre el enviado espa√Īol y Juan N. Almonte, quien se encontraba de interino ‚Äúmandatario‚ÄĚ en lo que Maximiliano arribaba, calent√°ndole el trono con todo y la mon√°rquica devoci√≥n de sus almorranas; don Juan Nepomuceno era v√°stago del gran Morelos y Pav√≥n, fue el hijo que se volvi√≥ jijo.

Canalizar√≠an una bandera en el Canal 

No s√≥lo ni solo fue el se√Īor Morny integrante financiero del dos de bastos o el as bajo la manga‚Ķ entre los repentinos allegados y llegados del monarca galo, estaba Jean Jecker, suizo que a la voz de ‚Äú¬°Ya r√°scame que me pica tripleon√°stico el pica-pica!‚ÄĚ, lo naturalizaron franchute pa‚Äôdarle legalid√° al imposible cobro y a la factible cobra de viperina invasi√≥n, por unos bonos que aqu√©l a lo Fobaproa prest√≥ al ‚Äúpresidente‚ÄĚ Miram√≥n, presi tambi√©n de entrecomillada golosina.

pino 9Jecker, asociado en especulaciones y latifundios con Ysidoro de la Torre (padre de Ignacio de la Torre y Mier yerno de Porfirio D√≠az, a quien en una hom√≥foba redada sorprendieron con otros 40 caballeros que a picoretes compart√≠an sus mostachos, y de donde proviene el d√≠gito 41 de socarr√≥n coscorr√≥n), ten√≠a la napole√≥nica consigna de obsequiar Sonora a EU, al que ganara del Norte o del Sur; el secretario de Estado de los yunaites -un anglosaj√≥n de casquete corto pelado y apelado Seward- de plano y en pleno dispuso que NO se vendieran armas a los juaristas, en tanto franceses y aliados se abastec√≠an y robustec√≠an de plomada; as√≠, resulta incorrecto -por decirlo en t√©rminos asaz gentiles- lo que el referido documental maneja, al grado degradante de ‚Äúinformar‚ÄĚ en canija inferencia de referencia‚Ķ ¬°que marines, engrosados a la milicia de Benito Ju√°rez, fueron los que vencieron a Maximiliano! en tanto al emperador de Austria le negaron tr√°nsito militar en apoyo a su carnal Max sin Marcelo ni Tin Tan; en tal asociaci√≥n franco-belga-austriaca, Napole√≥n el Peque√Īo envi√≥ ¬°m√°s de 20 mil ‚Äú√°guilas imperiales‚ÄĚ para invadir M√©xico, en tanto Leopoldo y Francisco Jos√© engrosaron tal milicia con una cantidad superior a los cinco mil soldados, cada uno!; todo ello ¬°dos centurias atr√°s!; es completamente falaz que Washington tuviese con el presidente Ju√°rez cualquier participaci√≥n de respaldo b√©lico; sin gringadas gracejadas se reh√≠zo y se re iz√≥ la ya se√Īalada bandera del juarismo, con su √°guila bien emplumada y a la izquierda perfilada.

pino 8John Bigelow, el que estuvo en M√©xico en 1847 durante la depredadora intervenci√≥n gringa, y que una veintena de abriles despu√©s le tocar√≠a ser embajador en Francia cuando la invasi√≥n napole√≥nica contra la rep√ļblica juarista‚Ķ ya nonagenario en inicios del XX fue representante del presidente Teodoro Roosevelt, s√≠mbolo demoledor del imperialismo obsequiado con el Premio Nobel ¬°de la Paz!

M√≠ster Bigelow fue el sinf√≥nico orquestador a fin de que Panam√° dejara de ser territorio colombiano, y en caliente, con quemante premura de hot cakes‚Ķ naciera tostadito un pa√≠s; el escritor Vargas Vila, oriundo de Colombia, calificar√≠a lo anterior de atraco facilitado por el temor entreguista de pol√≠ticos de la naci√≥n de Am√©rica del Sur; un franc√©s con apellido de obra negra: Varilla, quien antes estuvo al servicio de Ferdinand de Lesseps en suelo paname√Īo, cuya intenci√≥n comercial era erigir otro canal como el de Suez, asumi√≥ la tare√≠ta ultracochinita de negociador-negociante del gobierno de Estados Unidos; una vez consumadas todas las artima√Īas y desestabilizaciones en el terru√Īo original de la cumbia, el franc√©s aqu√©l a John Bigelow le depositar√≠a la nueva rep√ļblica, con su nueva bandera y su nueva constituci√≥n, todo nuevo sin noved√°.

 

pino 10



‚ÄúMesi√©‚ÄĚ Varilla se convirti√≥ en el primer embajador en EU del nuevo pa√≠s, √©l y su jefe Bigelow se hincharon con una recompensa de dolarucos; el mero-mero de ambos-zambos, don Teodoro, a uno y otro, los invit√≥ a un banquetazo en la Casa Blanca, y como los dos eran personas ya mayores (en particular el casi centenario m√≠ster John) el men√ļ consisti√≥ en un pantagru√©lico manjar de chopitas.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



More articles by this author

Yerros a hieros errados y herradosYerros a hieros errados y herrados
  ENCICLOPEDIAS, diccionarios, peri√≥dicos, revistas, ep√≠stolas‚Ķ tambi√©n la riegan con todo...
Dicharajo del carajoDicharajo del carajo
PAREMI√ďLOGOS recolectan dichos, decires an√≥nimos, que flotan una leyenda y...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 463 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner