joomla visitor
AuditorŪa
Rosa de Tokio, la ‚Äútraidora‚ÄĚ desafortunada
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 327

ATravesDeMisCristales2

 

RosaTokio5

 

 

Hay personas con mala suerte, Iva Ikuko Toguri fue una. A pesar de ser hija de inmigrantes japoneses, Iva no pod√≠a ser m√°s norteamericana. Naci√≥ en Los Angeles justo un 4 de julio de 1916, ah√≠ creci√≥ amando el jazz y siendo parte de los boy scouts.

 

920x920En el a√Īo 1941 Iva viaj√≥ a Jap√≥n en representaci√≥n de sus padres para visitar a una t√≠a y arranc√≥ el mito de ‚Äúla traidora‚ÄĚ.

Se embarcó el 5 de julio y debido a la premura no tuvo tiempo de sacar su pasaporte y sólo obtuvo un certificado universitario donde se indicaba que era estudiante.

Iva nunca imagin√≥ que tal descuido la sentenciar√≠a de por vida. A√Īos despu√©s, al enterarse de su muerte, el periodista que sigui√≥ el caso para lograr su indulto dijo: ‚ÄúElla fue m√°s estadunidense
que cualquiera‚ÄĚ. Iva lleg√≥ al Jap√≥n el 25 de julio de 1941 y despu√©s de visitar a su familia, en sus tiempos libres se dedic√≥ a conocer la tierra de sus ancestros. En noviembre quiso regresar a los Estados Unidos pero las autoridaes japonesas se lo impidieron ya que al no contar con su pasaporte, no le cre√≠an que era extranjera.

Corbis-U776139ACMEAhora Iva se encontraba retenida en un país que no era suyo, y para el colmo de su desgracia Japón bombardeó Pearl Harbor el 7 de diciembre, con lo cual quedaba truncada la idea de volver EE.UU.

Sus actitudes proamericanas le hicieron ganar el rechazo de quienes la conocieron entonces.
Al darse cuenta de que estaría un buen tiempo en Japón, Iva decidió estudiar el idioma y para poder costearse sus clases tuvo que trabajar de mecanógrafa y también dictar lecciones de piano.

Es por esos tiempos cuando se enteró que su madre había fallecido y que los pocos familiares que tenía en América se encontraban recluidos en un campo de concentración.

Mediante un prisionero de guerra norteamericano, el mayor Charles Cousens, Iva obtuvo trabajo como locutora en Radio Tokio en el programa ‚ÄúLa hora cero‚ÄĚ.

Cousens y otros militares eran obligados a transmitir ese programa buscando desmoralizar a los soldados estadounidenses.

El programa empezó en marzo de 1943; Iva llevaba el sobrenombre de Ana, la huérfana (ahora se sabe que hubo más de dos docenas de mujeres norteamericanas que transmitían bajo el mismo seudónimo).

Los programas llegaron a causar el efecto contrario sobre los soldados ya que en los guiones que los obligaban a transmitir, tenían sutiles cambios, una de las formas en que Iva ayudó a los Estados Unidos. La Rosa de Tokio, fue el sobrenombre dado por los soldados americanos a esa voz femenina que trasmitía desde Radio Tokio.

ToguriFinalizada la guerra y tras la rendición del Japón comenzó la cacería de brujas y a quien le tocó pagar fue a la pobre Iva. Fue acusada de traidora y desde los Estados Unidos varios grupos xenófobos pedían que se le condenara a muerte por traición a la patria. Arrestada en Japón y llevada a los EE.UU, un Jurado Federal la acusó. La sentencia final encontró a Iva Toguri inocente de siete cargos
y culpable de uno.

Fue condenada a 10 a√Īos de c√°rcel y US$ 10.000 de multa, adem√°s se le quit√≥ la nacionalidad americana. Luego de estar seis a√Īos en prisi√≥n fue liberada y deportada al Jap√≥n. M√°s de 20 a√Īos despu√©s, en 1977, el reportero del Chicago Tribune, Ron Yates, hizo una investigaci√≥n exhaustiva sobre el caso y demostr√≥ a la opini√≥n p√ļblica que se hab√≠a cometido un grave error con Iva.

Al trabajo de Yates se unió el noticiario 60 Minutos eso logró convencer al presidente Gerald
Ford de concederle el indulto. Gerald Ford pidi√≥ perd√≥n a Iva Toguri a nombre la naci√≥n, indicando que estaba completamente convencido de ‚Äúque fue acusada y condenada injustamente.‚ÄĚ

Iva Toguri muri√≥ en 2006 en su modesto apartamento de Chicago, a los 90 a√Īos.

 



More articles by this author

Las brujas de la noche: Mujeres piloto soviéticas de la II Guerra MundialLas brujas de la noche: Mujeres piloto soviéticas de la II Guerra Mundial
De manera silenciosa, por las noches las Nachthexten, brujas de la noche,...
A través de mis cristalesA través de mis cristales
El Ni√Īo H√©roe desconocido Miguel era un joven militar miembro del...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 814 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner