joomla visitor
Auditoría
Orden de la Legión de Honor para Carmen Aristegui
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner


Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 304

Las insignias de Caballero 

de la Orden de la Legión de Honor 

para Carmen Aristegui 

por su contribución a la libertad de prensa


 EN LO PERSONAL, me llena de júbilo que una periodista vertical e independiente como Carmen Aristegui haya recibido (de parte de la embajadora de Francia en México, Elisabeth Beton Delégue) la condecoración en el grado de Caballero de la Orden de la Legión de Honor, gracias a su contribución a la libertad de prensa.



La embajadora de Francia en México, Elisabeth Beton Délegue,
y la periodista, Carmen Aristegui, en el momento de recibir la condecoración
de Caballero de la Orden de la Legión de Honor
 

EL ACTO TUVO LUGAR horas antes (era un jueves por la noche) que se festejara el Día Mundial de la Libertad de Prensa. Carmen, feliz, acompañada de su familia, además de amigos de altura como Jacqueline Peschard (ex presidenta del Ifai), la politóloga Denise Dresser, Andrés Bustamante, Joaquín y Ernesto Vargas; Lorenzo Meyer, entre otros, escuchó atentamente las palabras de la embajadora.



Denise Dresser, la embajadora Elisabeth Beton Délegue y Marisol Moreno


  Carmen Aristegui, sencilla, elegante, sonrisa a flor de piel, combatiente de muchas batallas contra la injusticia en México, etcétera, confesó que le dedicaba esta medalla a sus colegas asesinados o desaparecidos, honrando su memoria a través del Día Mundial de la Libertad de Prensa. Concuerdo con mi amiga en las siguientes palabras: “lamentó que en México nos hayamos acostumbrado a informaciones o notas que algunos medios publican de forma anónima para proteger a sus reporteros”. Antes de recibir esta importante condecoración que otorga el gobierno francés, la embajadora Beton indicó que “la libertad de expresión permite medir el grado de democracia de una sociedad” y que el reconocimiento a Aristegui “es una manera de Francia de reconocer, a través de una persona como esta sublime comunicadora, el valor y la importancia que para una sociedad tiene la tarea periodística”.



Joaquín y Ernesto Vargas

 

  La homenajeada deploró también las desapariciones de periodistas y lamentó que “infinidad de colegas tuvieron que recurrir a medidas de protección extremas para resguardar su integridad física”. Por supuesto, se refería a Lydia Cacho, Anabel Hernández y Ana Lilia Pérez. Se dio tiempo para evocar el caso de periódicos como el Zócalo de Saltillo, y El Imparcial y La Mañana, de Nuevo Laredo, que anunciaron a sus lectores que ya no publicarían informaciones sobre el crimen organizado ante los riesgos que tienen que afrontar.



Andrea Aristegui y Andrés Guiri—Guiri Bustamante

   

Ante la mirada de la embajadora de Francia y de Laurence Patin (agregada de prensa), Aristegui (conduce por las mañanas MVS Noticias), se refirió a los ataques que ha recibido el Grupo Reforma y subrayó las amenazas recibidas por la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19, así como las diferentes intimidaciones en contra del colega de Proceso, Jorge Carrasco, quien le ha dado seguimiento al asesinato de Regina Martínez, corresponsal del semanario en Veracruz. 



Marisol Moreno y la comunicadora Carmen Aristegui, 
en la embajada de Francia


A un año del crimen de Regina se concluyó un proceso judicial cuyas irregularidades y sentencia fueron denunciadas por Proceso y la propia Aristegui. Para la periodista, “México tiene ante sí una tragedia. El período de intimidación, de agresiones y de muerte contras periodistas y medios de comunicación se ha prolongado por mucho tiempo”. Carmen también rechazó la idea de censurarse algún día sobre el tema de la violencia. Y claro, apuntó que “la realidad no se resuelve al no hablar de ella”. Si se piensa disminuir el tono político del tema de la violencia política, eso no hace más que postergar una solución que requiere de acciones firmes.



Cristóbal Pera, directivo de Random House Mondadori


   La medalla otorgada esta noche a Carmen Aristegui es el reconocimiento más importante que hace Francia a quienes con su trabajo diario realizan méritos extraordinarios en el ámbito civil o militar. Cuando le pregunté acerca de los casos que mencionó, ella comentó que “desgraciadamente no son parte de una lista exhaustiva. Muchos conocemos los casos emblemáticos, pero hay una realidad que impera en otros estratos de la prensa de México, donde el reportero, el redactor o el colaborador, pueden sufrir intimidación y no la denuncian. Es imposible listar todos”.



Samuel Bordeau, Denise Dresser, Marisol Moreno y Armando Barriquete

  

Esta brillante y controvertida periodista, sabe alimentar su Twitter y su portal Aristeguinoticias, que ofrece periodismo en libertad. Antes de que se iniciara la ceremonia, la embajadora Beton Délegue decía –orgullosamente--: “Durante la carrera de Aristegui, parece que existe un hilo conductor. ¿A qué me refiero?: la pasión por la investigación y la exigencia de verdad”. La Biblia es tajante a este respecto: “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32 NT).

Agrego que Carmen, quien cursó la carrera de Ciencias de la Comunicación, en la facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, empezó en 1987 su carrera en Imevisión, como asistente de producción y redactora del noticiero, Monitor financiero. Posteriormente, co—presentó el noticiero matutino de Imevisión con Javier Solórzano, con quien colaboró 16 años, tanto en TV, como en radio y prensa escrita. A ambos les entregué el Premio Excelencia Universal.

   Despido estas líneas para recordar el párrafo final del discurso de la embajadora: Albert Camus, quien cumpliría 100 años el próximo noviembre, pronunció lo siguiente: “Un journaliste est un hombre qui, d’abord, est censé avoir des idées (…) C’est ensuite un homme chargé de renseigner le public sur les événements de la veille. Un ‘historie au jour le jour’ dont le premier souci est la verité” (“Un periodista es un hombre que, ante todo, debería tener ideas (…) Luego es un hombre encargado de informar al público sobre los acontecimientos del día anterior. Un ‘historiador del día a día’, cuya primera preocupación es la verdad”). Esto escribió el escritor y periodista el 1ero de septiembre de 1944 en el diario Combat, un diario nacido durante la Segunda Guerra Mundial y editado de manera clandestina por un grupo de Resistentes a la ocupación nazi. Cuando escribió estas palabras, estaba decepcionado por el papel que desempeñaba la prensa, indiferente a sus ideas y a la moral, y quería proponer ¡un nuevo modelo de periodismo! ¡Coup de chapeau! Y hasta la próxima, ¡abur!



More articles by this author

Esfera HumanaEsfera Humana
  EN LA ÚLTIMA Olimpiada celebrada en Río de Janeiro, hubo...
Esfera HumanaEsfera Humana
  •Susana Orozco, dos decadas de trayectoria fotográfica •Juan Francisco Fuentes, Amancio...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 360 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner