joomla visitor
AuditorŪa
A FUEGO LENTO
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 281

A FUEGO LENTO
ENRIQUE PASTOR CRUZ CARRANZA
(
Exclusivo para Voces del Periodista)


La jefa Gely

‚ÄúLa vanidad es el pecado predilecto del diablo‚ÄĚ
Al Pacino

 

NO SE TRATA de un simple calificativo de poder, sin el fundamento, antecedente y hecho tangibles.


Funeral Mouri√Īo
Lloran a Juan Camilo

 

ES LA MINIMA DELINEACION de un personaje singular, que acrecienta demoledoramente su dominio pol√≠tico sin l√≠mites en la actual administraci√≥n de Felipe Calder√≥n Hinojosa, quien no conoce limitantes de ninguna √≠ndole, ni escatima acciones que sean aplicables para tratar de complacer sus peticiones, exigencias, caprichos, vanidades, frivolidades y representa no solamente en Campeche y entidades circunvecinas, una realidad de imperio que est√° en v√≠as de superar (quiz√°s lo ha logrado con mediano perfil) atribuciones que se pensaban solamente correspond√≠a disfrutar a otras f√©minas como la silvestre l√≠der magisterial Elba Esther Gordillo quien, ante nuestro personaje, no pude presumir la corte y zalamer√≠a que los m√°s ¬īpoderosos hombres y mujeres del poder manifiestan en la obligada ofrenda de servilismo y obediencia sin pudor, que se rinde en las mitol√≥gicas instalaciones del Olimpo Gallego¬† de Villa Gely, en Campeche, y de las cuales se alardea sin pudor y como muestra del mismo control al Ejecutivo Federal y toda la estructura institucional de la Rep√ļblica mexicana que en dichos terrenos, se jactan de tener todo a su merced.

Hoy determinada a no depender de servidumbre, si bien abyecta y sin dignidad, pero¬† inepta en materia de control pol√≠tico-empresarial sin fronteras ni limites la Se√Īora Gely no solamente quiere entrar al exclusivo mundo de la decrepita nobleza en la Corona Espa√Īola, sino tambi√©n aparecer¬† en las listas de Forbes o los mejores reportajes en las revistas europeas de ‚ÄúInmigrantes¬† de Galicia Triunfadores en Am√©rica‚ÄĚ, la se√Īora Mar√≠a de los √Āngeles Terrazo Blanco de Mouri√Īo deja a su consorte, afrontando las consecuencias globales de sus cabildeos internacionales energ√©ticos a favor del coloso del continente asi√°tico, es decir China, para entrarle de lleno al usufructo directo de los fueros y legislaturas, que desde su proyecto original en su malogrado hijo Juan Camilo se planifico para la reconstrucci√≥n de una tercera monarqu√≠a en M√©xico¬† y/o la Nueva Galicia, y se¬† retome la ruta con su operaci√≥n directa en el Senado teniendo como ‚Äújuanito‚ÄĚ en la f√≥rmula del PAN para las pr√≥ximas elecciones al¬† sobrino directo de la c√©lebre jurista Mar√≠a Lavalle Urbina, el joven Jorge Luis Lavalle Mauri, quien tiene el merito de haber sido muy amigo de Juan Camilo (vital para cualquier aspiraci√≥n pol√≠tica en la actualidad, dentro del animo de Felipe Calder√≥n) que salt√≥ a la fama nacional en aquel intento de soborno a Megamedia-Diario de Yucat√°n, durante la campa√Īa del tambi√©n fiel lacayo Mario √Āvila Liz√°rraga a la gubernatura de Campeche, y que involucrara a la Lotenal y, al final, todos los implicados fueron premiados con cargos con inmunidad diplom√°tica en el Reino Unido, Regi√≥n Marina en Pemex y el joven ‚Äúsobrino‚ÄĚ(termino cari√Īoso e influyente que distingue a los mozos asistentes en Campeche) del reci√©n fallecido Jorge Carpizo MacGregor, hoy como candidato a senador. No importa la forma de llegar; el fin justifica todos los medios y mezquindades.

Nada queda a la casualidad y el colaboracionismo de la clase picaresca pol√≠tica de Campeche, asiste sin escatimar¬† genialidad. Solamente para ilustrar la singular capacidad de acciones de la clase pol√≠tica hist√≥rica de este casi club de acomodaticios, entes muy lejos de representar la verdadera campechan√≠a, basta recordar el bochornoso acontecimiento vivido en tiempos de corsarios, cuando el m√≠tico Holand√©s Lorencillo durante muchos a√Īos al servicio de Espa√Īa, decide romper relaciones con sus clientes y por la libre, asalta Campeche -sin tener la m√≠nima resistencia-¬† y ante su propia sorpresa es designado, r√°pido y furiosamente gobernador. La capacidad de aguante del osado delincuente de los siete mares no dio para superar el tercer mes, asqueado del servilismo de los tambi√©n conocidos por el pueblo campechano como ‚Äúla ‚Äúburgues√≠a bastarda‚ÄĚ, Lorencillo saqueo√≥ sin oposici√≥n alguna toda la ciudad, al grado que sus naves, casi zozobran por el peso del bot√≠n.

Si bien los dos aspirantes al Senado por el PRI, son posiciones del cacique con suerte Antonio Gonz√°lez Curi (las muertes de Rafael Rodr√≠guez Barrera y Carpizo MacGregor le dejaron en su alianza consolidada, en tiempos de Vicente Fox libre de actuar¬† con los Mouri√Īo) en los denominados partidos de oposici√≥n ‚Äúde izquierda‚ÄĚ, PRD-Morena-PT donde la candidata es el cometa electorero Layda Sansores Sanrom√°n , el ‚Äúsospechosismo‚ÄĚ de acuerdos para que nada importune la llagada en primera minor√≠a de la f√≥rmula Juanito Lavalle-Mar√≠a de los √Āngeles, radica en que Layda ha sido registrada y asegurada en un esca√Īo, tambi√©n en primer lugar de las listas al Senado por Morena, lo que no la¬† obliga a buscar ni el triunfo en primer lugar, ni el segundo ; como dir√≠a el pescador de San Francisco‚Ķ ¬°Pargo al canasto!.

Quien acu√Ī√≥ la m√°xima sobre el ciclo de la historia y su repetici√≥n, no pudo ser tan acertado con lo que esta reedit√°ndose en el petrolero estado del sureste de la suave patria esquilmada. Casi de la misma manera que La Corporaci√≥n en Cabildo Extraordinario, despu√©s de dar posici√≥n como Prefecto Municipal al se√Īor Jos√© Luis Lavalle, como presidente del ilustre ayuntamiento, con la delicada misi√≥n de realizar todos los trabajos y preparativos para la llegada de la augusta majestad emperatriz Carlota a Campeche¬† aquel 20 de noviembre de 1865, un descendiente de este¬† copr√≥fago personaje de la monarqu√≠a , le juega al juanito para que La Jefa Gely pueda ser senadora.

La ‚Äúalcurnia‚ÄĚ consolidada posteriormente por Mar√≠a Lavalle Urbina, con escrupulosos cimientos para cumplir el rito que tambi√©n lleno de orgullo y pasi√≥n mon√°rquica, a los integrantes de ‚ÄúLa corporaci√≥n‚ÄĚ, quienes maldiciendo a la Rep√ļblica de Benito Ju√°rez Garc√≠a¬† y dando gracias al supremo creador, por la buenaventura que otro campechano, Jos√© Mar√≠a Guti√©rrez de Estrada , ex ministro de Relaciones Exteriores (1834-1835) del no menos ap√°trida Antonio L√≥pez de Santa Anna, hab√≠a sido iluminado por los dioses para encabezar la misi√≥n de entregar a Europa, el trono a Maximiliano de Habsburgo y recibir a cambio de su heroicidad en el Castillo de Miramar, el titulo de duque, plasmado en una investigaci√≥n del arque√≥logo Ra√ļl Pav√≥n Abreu¬† y editado con el patrocinio de la Universidad Aut√≥noma de Campeche en 1993, siendo rector el doctor Juan Jos√© Casanova Is√°cc,¬† donde nos narran que,¬† a cambio del servilismo a ‚Äúsu majestad‚ÄĚ la emperatriz Carlota, los j√≥venes de entonces, identificados como Pedro Reyes, Jos√© Domingo P√©rez, Luis Guerra, Francisco C√°ceres, Juan Mach√≠n, Francisco Estrada Patr√≥n , Felipe Gaudiano y Jos√© Hilario Zapata, recibieron de obsequio sendos relojes de oro con el distintivo en su tapa de Las Armas Imperiales.

Hoy son cargos que la Jefa Gely otorga a sus s√ļbditos y adoradores del busto de Juan Camilo en el Paseo de los H√©roes de la ciudad capital del servilismo dentro de las delegaciones federales, Pemex, gobierno del estado y de elecci√≥n sin popularidad, en toda la plana de todos los partidos, llegando a los aliados de Tabasco, con Roberto Madrazo, y de Yucat√°n con Patricio Patr√≥n Labiada y Emilio Gamboa Patr√≥n. Los apellidos se repiten sin el m√≠nimo rubor, como las mismas ejecuciones de servilismo de sus ancestros. La replica que hoy pareciera alarmar a muchos que miran la desesperaci√≥n de poderosos como Diego Fern√°ndez de Ceballos, Enrique Pe√Īa Nieto, Gustavo Madero, y el propio Felipe Calder√≥n √°vidos de mantener la sonrisa siempre a flor de piel de la nativa de Avi√≥n, Espa√Īa, pero casi mujer universal y pluripartidista global de virtudes plastilinas, no puede ser in√©dita.

Disculpen aluda el deshonroso¬† capitulo de vulgar rendimiento, cuando la Emperatriz Carlota, el 11 de diciembre durante su recorrido triunfalmente candongo vivi√≥ la cumbre del oportunismo que el arque√≥logo Pav√≥n Abreu¬† nos relata en la p√°gina 5 de su investigaci√≥n : ‚Äú‚Ķ A las diez de la ma√Īana del expresado d√≠a 11 de diciembre, lleg√≥ la quinta Orotaba, donde era esperada por el Perfecto Pol√≠tico, el General Don Tomas Mar√≠n, ayudante honorario de la emperatriz, la oficialidad del vapor de guerra ‚ÄúD√°ndalo‚ÄĚ, con la banda musical austriaca de dicho vapor y los se√Īores sacerdotes Don Pedro de Regil y Don Jos√© √Āngeles Zetina en representaci√≥n del clero‚ÄĚ.

Lo que continua esta narración  es lamentable: “….La concurrencia era numerosísima y en ellas se veían representadas todas las clases sociales (sic), atraídos, unos por afecciones políticas y la mayor parte por curiosidad. Tal aglomeración de gente, que hacía difícil el tránsito. En el barrio de San Francisco, un grupo de imperialistas exaltados, quitó los frisones a la carreta que conducía a la emperatriz, sustituyéndolos personalmente (no se consigna si los briosos caballos protestaron de ser despojados por tal privilegio, preocupación de quien escribe esta compilación ) y tirando del carruaje , los condujo hasta llegar a la antigua puerta de Guadalupe, hoy prolongación de la Calle del Comercio, junto al lugar que ocupa la estación Tranvía Dondé.

En las no menos gloriosas instalaciones mon√°rquicas de Im√≠ II en la villa que lleva el nombre de la Jefa Gely, las muestras de poder y obediencia es de agon√≠a y √©xtasis.¬† Com√ļn es ver llegar a Felipe Calder√≥n con familia para realizar tiernos arrumacos y cepillado a la caballada y yeguada de la casa y que tanto gustaban al inolvidable Cid Juan Camilo. Tras ello, los l√≠deres empresariales, pol√≠ticos, religiosos, de¬† M√©xico y el mundo. No todo ha sido √©xito, es justo se√Īalarlo. A pesar de ser Ernesto Cordero Arroyo el candidato que la se√Īora orden√≥ al PAN y FCH, se encumbrara para cumplir lo que su hijo habr√≠a deseado para ‚Äúsu‚ÄĚ M√©xico, √©ste fue derrotado.

Los negocios de cabildeo a bajo perfil del se√Īor Carlos Mouri√Īo Atanes para consolidar las triangulaciones con Repsol y los cabildeos a favor de inversiones de China, no han sido del todo buenas y la segunda formula de continuidad, con Margarita Zavala en sustituci√≥n de Josefina V√°zquez Mota, parece complicarse por cuesti√≥n de tiempos legales que deber√°n apurarse, para que la hip√≥tesis del maestro Francisco Rodr√≠guez en su columna √ćndice Pol√≠tico de tener en cartelera la detenci√≥n del Chapo Guzm√°n,¬† sea en apuntalamiento de la virtual candidatura de Margarita Zavala y no de Josefina.

Poco tiempo tendremos que esperar para ser testigos de hasta d√≥nde llegar√° esta nueva edici√≥n de claudicaci√≥n sin verg√ľenza, ni autoestima, por la patolog√≠a afectiva presidencial y la vocaci√≥n colaboracionista de una corte de par√°sitos sin escr√ļpulos.

Mientras los plazos se cumplen, oronda y plagada de vanidad,¬†¬† presume en su Facebook¬† a sus adoradores la aspirante suplente al senado, emite su ep√≠stola oportuna para justificar los hechos: ‚ÄúNo me mueve en estos momentos participar en pol√≠tica, yo he participado en pol√≠tica siempre. No he estado dando la cara en ning√ļn ¬īpuesto de elecci√≥n popular ni nada de eso, pero la pol√≠tica la he llevado siempre en la sangre, siempre he sido muy pol√≠tica de hecho. Mi hijo Juan Camilo me heredo a m√≠, le gustaba la pol√≠tica porque yo se lo inculque. Entonces, o sea, a m√≠ nunca me gust√≥ ser cabeza, siempre me gust√≥ estar en las pol√≠tica, pero en la parte de atr√°s(¬°¬°??).

‚ÄúEn este momento, lo que me motivo a entrar (¬Ņtambi√©n por detr√°s en la suplencia?) es que me lo pidi√≥ Jorge Luis; era muy amigo de de Juan Camilo, Juan Camilo lo invit√≥ a participar en el PAN‚ÄĚ. (Mar√≠a Lavalle Urbina, Eduardo Lavalle y su padre ‚ÄúCoqu√≠n‚ÄĚ del mismo apellido, siempre usufructuaron privilegios en el PRI, debe haber sido un paso doloroso, pues). La apolog√≠a y autoelogio culmina con una reflexi√≥n que hoy es casi una oraci√≥n de sus convenencieros seguidores y aspirantes a ser condecorados en la monarqu√≠a de Vigo en Campeche: ‚Äú‚Ķ La familia Mouri√Īo, siempre se ha caracterizado por sus locuras en pol√≠tica. En el momento en que el estado era completamente pri√≠sta, nos aventamos en el PAN, y nos aventamos por el PAN con todas las represalias (de apoyar a Roberto Madrazo contra la designaci√≥n de Ernesto Zedillo a favor de Francisco Labastida). Somos -sin embargo- un poco Quijote , un poco ir contra Molinos de Viento¬† y nos gustan los retos y nos gustan los retos siempre y cuando sean por el bien com√ļn , para el bien de la sociedad‚ÄĚ. La historia con todos sus actores -como la basura- se recicla‚Ķ seguiremos informando.



More articles by this author

A FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicoleraA FUEGO LENTO / La mafia petrolera huachicolera
Si alguna instancia dentro del gobierno federal ha sido una...
A FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistasA FUEGO LENTO / No se mata la verdad matando periodistas
“La libertad Sancho, es uno de los más preciosos dones...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 364 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner