joomla visitor
AuditorŪa
COJEA EL REY JUAN CARLOS
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edicion 276

Cojea el rey Juan Carlos

REGINO D√ćAZ REDONDO

‚ÄúVoy a la caza de almas, no de masas; convencer a las masas es imposible‚ÄĚ.¬†
√Āntoni Tapies, pintor. El poeta de la materia

√ĀVILA DE LOS CABALLEROS.- El rey de Espa√Īa est√° abrumado. ¬ŅQu√© tendr√° don Juan Carlos? La monarqu√≠a se debilita y el borb√≥n no gana para sustos. Los golpes le vienen de su familia, de los pol√≠ticos y del exterior europeo. Al hombre se le ve enfadado, su rostro refleja angustia y camina despacio para evitar m√°s tropiezos. No sale de uno cuando se encuentra con otro obst√°culo.


Protestas en Espa√Īa

NUNCA ANTES el jefe del Estado estuvo tan cuestionado. En la feria, en la verbena, todos le disparan y dan en el blanco.
Lean:
Primero, la infanta Elena se divorcia de Jaime Marichalar, sin saber por qu√©; ahora le sali√≥ un yerno pillo, I√Īaki Urdangarin, malandr√≠n sin cerebro que defraud√≥ sin freno a trav√©s de fundaciones fantasmas y empresas ficticias. Lo avalaron dos ex presidentes de las comunidades valenciana y balear.
Despu√©s, la revista alemana Der Spiegel revela c√≥mo confes√≥ al embajador Lothar Lahn que los golpistas de 1981 ‚Äúhab√≠an querido lo mejor, como todos los espa√Īoles‚ÄĚ y que pedir√≠a a las autoridades judiciales que ‚Äúlas penas no fueran excesivas‚ÄĚ. Tambi√©n se√Īala el mismo medio que culp√≥ a Adolfo Su√°rez del levantamiento fascistoide. De inmediato la Casa Real contesta y dice que el asunto est√° cerrado y que las conversaciones privadas en Espa√Īa pueden ser distorsionadas y en nada favorecen a la democracia.
Naturalmente, Izquierda Unida, Esquerra Republicana per Catalunya, los Verdes, Amauir y otros piden que se hagan p√ļblicos los documentos de ese periodo de la historia. Lo exigen en ponencias y cartas dirigidas al congreso de los diputados.
Consideran que hay mucho oculto en los cónclaves que se realizaron para alcanzar la transición a la democracia.

Y a√ļn hay m√°s. Se lanzan a la monarqu√≠a las siguientes preguntas:

  • ¬ŅQu√© dinero reciben al a√Īo el pr√≠ncipe y las infantas?
  • ¬ŅQu√© miembros de la Casa Real tienen sueldo p√ļblico y si los reyes y su familia reciben ingresos aparte de los que se aprueban en el presupuesto?
  • ¬ŅObtienen favor de sus proveedores, pagan por el consumo de gas, luz y tel√©fono?
  • ¬ŅC√≥mo hace su declaraci√≥n de Hacienda y a trav√©s de quienes?
  • ¬ŅTienen dinero en el extranjero o propiedades no declaradas?
  • ¬ŅSe saben sus fortunas con exactitud?
  • ¬ŅPagan por mantener t√≠tulos nobiliarios y cumplen con sus cuotas fiscales?
  • ¬ŅSe controla lo que sacan de Espa√Īa por valija diplom√°tica?
  • ¬ŅQu√© donaciones reciben y cu√°ntas van al patrimonio nacional?
  • ¬ŅQu√© hace el monarca como jefe supremo del ej√©rcito?
  • ¬ŅHan viajado con rey personas con intereses en la industria armamentista?
  • ¬ŅPor qu√© tanto empe√Īo en aprender ingl√©s y poco se hace para favorecer las lenguas cooficiales?
  • ¬ŅCu√°ntos d√≠as de vacaciones tiene Juan Carlos al a√Īo?

Rey Juan Carlos
El Rey Desnudo

Otras van en el mismo tenor. Todas con el propósito de deslegitimar a la monarquía.
Sin embargo, los reyes conservan a√ļn la simpat√≠a de una mayor parte de los ciudadanos espa√Īoles, aunque cada vez disminuye y se cuestiona su presencia en la vida nacional.
No cabe duda que las monarquías parlamentarias están terminándose. El desarrollo actual de una sociedad comprometida demuestra que hay otras formas de gobierno más eficaces.
Eso s√≠, la Rep√ļblica, por el momento, no tiene nada que hacer. Est√° en el anonimato; carece de apoyo popular y la gente no la toma en cuenta. Mientras las acusaciones contra don Juan Carlos provengan de partidos pol√≠ticos que se averg√ľenzan de pertenecer al Estado espa√Īol pero que se aprovechan de √©l sin decoro, el rey podr√° salir del atolladero. Pero la gente comienza a preguntarse hasta d√≥nde ¬†conviene subsidiar con casi nueve millones de euros a un ente que no tiene ning√ļn poder pol√≠tico y al que muchos de sus allegados han defraudado aprovech√°ndose de los impuestos que todos pagan.
Es impresentable, indigno, o√≠r en la c√°mara a diputados que piden que Espa√Īa les invite a salirse con una sonrisa de desprecio y altaner√≠a. Estos individuos, due√Īos de castillos medievales, repudian¬† al pa√≠s y lo desprestigian por donde quiera que van. Pero eso s√≠, reciben sus sueldos abultados y se sientan c√≥modamente en las curules del Congreso.
Ser√° conveniente que entendamos que hay un l√≠mite para los que se enfrentan a la soberan√≠a nacional. Este es un pa√≠s con tradici√≥n y homogeneidad; es una naci√≥n¬† que ha logrado consolidar su presencia en el √°mbito internacional despu√©s de permanecer durante 40 a√Īos al margen de la sociedad.
Derecha e izquierda, las actuales derecha e izquierda, parecen no entender ni se acuerdan de lo que le pas√≥ a la Segunda Rep√ļblica al permitir, indiscriminadamente, que los partidarios del levantamiento del moro Franco gritaran contra la libertad en plena Puerta del Sol.

Urdangarn
El yerno incómodo

Una vez que las tribus fascistas corretearon a los milicianos y asesinaron a civiles en las calles ante la impotencia de una democracia débil, la traición de los militares en Marruecos ocurrió después de que, semanas antes juraran la bandera tricolor.
Debido a las circunstancias en que nos encontramos. La depresión,  nos mantiene frustrados y molestos; el empleo está por los suelos y no se avizora un futuro mejor.
Los actuales protagonistas de la neo-democracia están transformando a la nación de sujeto de lucro personal.

 

 

 



More articles by this author

Una guitarra para Kerry y la marca Espa√ĪaUna guitarra para Kerry y la marca Espa√Īa
“…el hombre acaso no sea sólo un animal medio razonable,...
Verg√ľenza europea por el trato a los refugiados.Verg√ľenza europea por el trato a los refugiados.
‚ÄúPinochet respetaba mucho m√°s los derechos humanos que Nicol√°s Maduro‚ÄĚFelipe...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 590 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner