joomla visitor
AuditorŪa
Apunte
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 268

{vozmestart}

apunte

 

 

¬ŅAdi√≥s al para√≠so?

 

En Estados Unidos, las organizaciones anti inmigrantes se identifican con un n√ļmero, el 319 (en coincidencia con pandillas, como la Mara Salvatrucha); todas se caracterizan por promover el odio xenof√≥bico y sus v√≠nculos con la extrema derecha.

The Southern Poverty Law Center (SPLC), que trabaja contra la intolerancia y el racismo, ha identificado a 173 organizaciones extremistas en Arizona, California y Texas, pero también están en Georgia, Carolina del Norte, Pennsylvania, Utah, Florida, Maryland, Ohio y Colorado.

Esas organizaciones radicales de derecha han recibido apoyo del movimiento Tea Party, donde destaca la ex candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, Sarah Palin (quien acaba de anunciar que no contender√° por la candidatura republicana el a√Īo pr√≥ximo).

El Partido Republicano, que cuenta con adeptos en Baja California, no est√° al margen de esas expresiones y se le responsabiliza de iniciativas como las leyes discriminatorias.

Como sea, el avance de la ultraderecha en Estados Unidos, al igual que en varios países de Europa, es un hecho. Las consecuencias ya se están viendo.

1

Los Mara Salvatruchas.

El nuevo trato

 

Suspendida parcialmente la ley SB1070 de Arizona, con cuya vigencia plena se permitiría la detención de personas por su apariencia física, bajo sospecha de ser indocumentados, la Corte Suprema de Estados Unidos avaló una norma anterior, del 2007, que autoriza la revocación o suspensión de licencias a empresas o comercios que contraten trabajadores sin estatus legal.

En Carolina del Sur, la gobernadora Nikki Haley promulgó, a fines de junio pasado, la ley S20, que permite a la policía verificar el estatus legal de cualquier persona, a criterio de los oficiales.

La ley HB56, considerada la más dura hasta el momento, fue aprobada en Alabama. A partir de su vigencia sólo los residentes legales tendrían acceso a la educación y, al igual que Arizona y Carolina del Sur, la policía podrá interrogar a cualquier detenido sobre su situación migratoria.

Esa ley estaba suspendida pero, el pasado 4 de octubre, la jueza Sharon Lovelace Blackburn rechazó mociones del Departamento de Justicia de Estados Unidos y de grupos hispanos, dictaminando que la mayor parte de la HB56 podría entrar en vigor, aunque mantuvo la suspensión de algunos puntos.

2

Sede del Southern Poverty Law Cente

Una tendencia en ascenso

 

En Georgia, la ley HB87 fue suspendida por un juez federal y el tribunal no permiti√≥ que la polic√≠a regular indague el estatus migratorio de los detenidos. Sin embargo, se mantuvo una pena de 15 a√Īos de c√°rcel para quienes falsifiquen documentos de identidad.

La ley HB497, de Utah, está suspendida desde marzo pasado, debido a la impugnación de 14 países, el nuestro entre ellos, que cuestionan su constitucionalidad. Sus términos son parecidos a las precedentes.

En Texas, con la aprobación del Senado estatal, la policía podrá interrogar a detenidos sobre su estatus, independientemente de la razón de su detención. Ahí falta el aval de la Cámara de Representantes.

4

Janet Napolitano.

La ley SEA590, de Indiana, que prohíbe a los indocumentados pagar matrículas de residente, fue restringida por la Corte de Distrito.

Pero la escalada sigue y se estima que en los próximos meses más de 40 estados de la Unión Americana tendrán leyes parecidas, o más duras, que la SB1070 de Arizona, con la que se inició la escalada.

 

Obama y la realidad

 

Para los grupos de defensa de indocumentados, el presidente Barack Obama no sólo no ha cumplido sus promesas, sino que en su gobierno se han recrudecido las medidas anti inmigrantes.

Hace unos días, la secretaria de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Janet Napolitano, justificó la deportación de más de un millón de indocumentados durante la presente administración, con un costo estimado entre 11 mil y 25 mil millones de dólares.

Los republicanos, parad√≥jicamente, hablan de que Obama pretende una ‚Äúamnist√≠a administrativa encubierta‚ÄĚ que luego ser√≠a abierta, lo que en realidad no se ve, sino lo contrario.

Las organizaciones hispanas, por su parte, comienzan a plantear una respuesta electoral por las promesas incumplidas de Obama.

 

¬ŅA qu√© ir?

 

Cada vez m√°s el cuestionamiento previo, en las familias o en la calle, es ¬Ņa qu√© ir al otrora para√≠so estadounidense?

Al finalizar este a√Īo, la inefable Patrulla Fronteriza (PF) reportar√° alrededor de 325 mil cruces ilegales, poco m√°s de la mitad de los que se dieron en el a√Īo 2000.

Seg√ļn el Partido Republicano de los Estados Unidos, el notorio descenso del flujo ilegal es m√©rito de sus pol√≠ticas, del incremento de agentes de la PF, sobre todo por George W. Bush, y de la tecnolog√≠a que ahora se utiliza en la frontera con M√©xico.

Pero, en estricto, los ‚Äúm√©ritos‚ÄĚ de los republicanos derechistas no lo son, ni de las nuevas tecnolog√≠as. Las razones son otras: La llegada, en no pocos aspectos, de Estados Unidos al tercer mundo, la pauperizaci√≥n evidente all√°, que cada vez se parece m√°s a la de ac√°, y la reducci√≥n de expectativas.

Así las cosas, la reforma migratoria, que permitiría estancia legal en aquel país a casi 11 millones de indocumentados, a pesar de la resistencia de los conservadores más radicales, está siendo considerada seriamente, no tanto por la benevolencia, sino por la realidad.

3

Gobernadora Nikki Haley

Y nada de nada

 

A otros temas: En Sinaloa, a casi dos meses del asesinato del periodista Humberto Mill√°n Salazar, no hay resultado alguno de las indagaciones oficiales.

De la comparecencia de pol√≠ticos acremente criticados por el periodista ejecutado, como Jes√ļs Aguilar Padilla, ex gobernador del estado, y Jes√ļs Vizcarra Calder√≥n, ex candidato a la gubernatura, nada se sabe, si es que se ha producido.

De los actuales pol√≠ticos en el gobierno encabezado por Mario L√≥pez, duramente se√Īalados por el extinto Mill√°n, tampoco.

Se sabe hasta ahora de dos comparecencias ante el Ministerio P√ļblico: Una ‚Äúvoluntaria‚ÄĚ, del secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, y otra del alcalde de Culiac√°n, H√©ctor Melesio Cu√©n Ojeda.

De otras probables, nada, en el secreto que, con frecuencia, raya en lo ridículo.

Y todo indica que ese será el desenlace agotadas las baterías: Nada.

Se le pregunta al gobernador y √©ste dice preg√ļntenle al procurador. Se hace y nada contesta.

 

¬ŅD√≥nde est√°n los escurridizos?

 

Hace unos d√≠as, el gobernador L√≥pez dijo que si los periodistas ‚Äúpor temor, comodidad o por el argumento de que no hay garant√≠as decidieron no participar en la comisi√≥n‚ÄĚ (que el gobierno propuso para el seguimiento del caso Humberto Mill√°n) ‚Äúes muy respetable‚ÄĚ.

Pero no hay tal respeto en esa expresi√≥n ni en lo que sigui√≥: ‚ÄúMe hubiera encantado -agreg√≥ el mandatario- que quienes llegaron irritados mantuvieran ese coraje, el deseo y el valor de participar en la investigaci√≥n‚ÄĚ porque ¬Ņsabe usted?, de esa manera, seg√ļn el gobernador, ‚Äúle pudieran dar en un momento dado ese aval a la autoridad que est√° haciendo un enorme esfuerzo por clarificarlo‚ÄĚ.

Pero no, la bola de c√≥modos y pusil√°nimes no quiere dar el aval, mientras el gobierno del ‚Äúcambiazo‚ÄĚ hace su ‚Äúenorme esfuerzo‚ÄĚ (del que nada se ve a√ļn) a diferencia de los periodistas corajudos, pero cobardes, sin valor y manejadores de argumentos falsos (como eso de que ‚Äúno hay garant√≠as‚ÄĚ cuando todo mundo sabe que Sinaloa es el para√≠so en materia de seguridad).

Y sobre el aval reclamado, el peine del caso, ya habr√° manera de lograrlo. Bien lo saben.

 

Tamborazos

 

-En Sinaloa, a la exigencia, absolutamente justificada, de justicia en los casos de muertes impunes, se le responde con la descalificaci√≥n agresiva desde la prepotencia y la intolerancia. El mero ‚Äúcambiazo‚ÄĚ aliancista. ( Esta direcci√≥n electr√≥nica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ).

 

{vozmeend}



More articles by this author

APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadorasAPUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras
APUNTE México: el modelo, empresarios y las calificadoras Jorge Guillermo Cano Y están...
APUNTE Tiempos de GomorraAPUNTE Tiempos de Gomorra
  APUNTE Tiempos de Gomorra Jorge Guillermo Cano Ni caso en rese√Īar las m√ļltiples...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 182 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
407
Banner
406
Banner
405
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner