joomla visitor
AuditorŪa
Voces del director
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
416
Banner
415
Banner
414
Banner
413
Banner
412
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 228

 

vocesdirector

 

 

 

Escrito por Mouris Salloum George

Paga el presupuesto p√ļblico a

frívolos y caros merolicos

Dado el s√≥rdido laberinto en que el calderonismo ha enfangado a la pol√≠tica mexicana -t√≠pico en reg√≠menes totalitarios que sue√Īan con la implantaci√≥n del pensamiento √ļnico o, simple y sencillamente, la proscripci√≥n del pensamiento-, hay procesos que, no por aberrantes, no dejan sorprender. Seg√ļn nuestro registro reciente, se volvieron ilocalizables en la televisi√≥n de paga los canales del Congreso de la Uni√≥n y del Poder Judicial de la Federaci√≥n, sin el menor aviso a los suscriptores.


Ese fen√≥meno se inscribe en el rango de atentado cultural, no s√≥lo porque los televidentes que ten√≠an contratado ese servicio forman parte de quienes satisfac√≠an en esas frecuencias sus exigencias en disciplinas acad√©micas y profesionales, habida cuenta la especializaci√≥n de los contenidos en materia de procesos legislativos y el discernimiento sobre los procedimientos de administraci√≥n de la justicia en M√©xico; sino tambi√©n porque el p√ļblico que no tiene esos requerimientos espec√≠ficos, pod√≠a encontrar propuestas para enriquecer su cultura general con el reencuentro y estudio de la historia y expresiones de arte que no est√°n al alcance en otras opciones audiovisuales.

vocesdire


En cambio, durante 2009 -a√Īo de elecciones federales intermedias y locales en algunos estados-, tambi√©n sin consulta a los suscriptores, se ampli√≥ la oferta de canales no solicitados, cuya √ļnica funci√≥n, por un lado, parece ser la reproducci√≥n de boletines electr√≥nicos del gobierno federal y, en el peor de los casos, la de saturar las pantallas con bobas, pero caras promociones mercantiles del mundial de f√ļtbol 2010. Esto es, se desplaza a los poderes Legislativo y Judicial del inter√©s del p√ļblico, para dejar reinante al Poder Ejecutivo, y se sirve, en a√Īadidura, al prop√≥sito de hacer de un espect√°culo, presuntamente deportivo, la √ļnica alternativa de recreaci√≥n del gran conglomerado social, as√≠ sea apelando a la manipulaci√≥n-masificaci√≥n de la nota roja en la que los protagonistas son un truh√°n rigurosamente estigmatizado como victimario y un futbolista licencioso, convenientemente glorificado como v√≠ctima.


En √ļltima lectura, esa perversa tendencia al¬† control absolutista de los medios electr√≥nicos -sovietizados, les llama el maestro Alfredo Jalife-Rahme-, al renegar del supuesto democr√°tico, se vuelve contra el espectro gubernamental que pretende ejercer su dominio sobre la sociedad.


El entra√Īable y extra√Īado don Eulalio Ferrer, que algo sab√≠a en materia de sicolog√≠a de las masas, primero; de comunicaci√≥n social y de mercadotecnia luego,¬† sol√≠a analizar tiempos y contenidos de los mensajes pol√≠ticos en la televisi√≥n, sobre todo en √©poca electoral: A partir de determinado indicador de rating -cuando a√ļn no se dispon√≠a del control electr√≥nico de los aparatos audiovisuales- en horarios de telenovelas, dec√≠a el experto hoy difunto, la audiencia disminuye sensiblemente al iniciarse los noticiarios. El inter√©s en los mensajes pol√≠ticos introducidos en dichos noticiarios se diluye y desciende a√ļn m√°s el n√ļmero de personas que aprehenden el sentido de dichos mensajes. De este n√ļmero de personas, las que se adhieren al prop√≥sito del emisor, es todav√≠a menor. En s√≠ntesis, en una escala de 100 puntos,¬† el n√ļmero de personas convencidas fluctuar√≠a entre seis y siete puntos, que no compensan el gasto del anunciante.


En ese orden de ideas, encuestas promovidas por acuerdo entre la Secretaría de Gobernación y la Universidad Nacional Autónoma de México, o las de carácter continental auspiciadas por la ONU, han revelado el decreciente interés de los mexicanos en su democracia y sus instituciones, y la creciente desconfianza en la política y en los políticos. En la Encuesta Nacional de Cultura Política y Prácticas Ciudadanas, apenas 9 por ciento expresó interés en la política y 66 por ciento consideró que las elecciones no son limpias.


El pasado 1 de febrero, en el diario Milenio, la acreditada encuestadora y analista, Mar√≠a de las Heras, en su secci√≥n La encuesta (con el sumario: A los medios s√≠, pero con reservas), escribi√≥ lo siguiente: ‚ÄúSi la eficiencia de los pol√≠ticos o de los l√≠deres eclesi√°sticos se midiera por el n√ļmero de declaraciones que hacen al d√≠a, en M√©xico tendr√≠amos la clase pol√≠tica m√°s eficiente del mundo. Tres cuartas partes de lo que vemos, leemos o escuchamos todos los d√≠as en los medios de comunicaci√≥n son declaraciones de alg√ļn notable con sus correspondientes contradeclaraciones. Pocos, muy pocos son los espacios informativos que se ocupan en cosas que ocurren y que pudieran considerarse noticia, los m√°s son simples relator√≠as de lo que dijo aqu√©l y le contest√≥ ese otro en conferencias de prensa, boletines oficiales o entrevistas personales. El asunto es que los actores declaran y declaran, los medios reproducen y reproducen, y el p√ļblico simplemente ya no les cree‚Ķ‚ÄĚ.


En la gr√°fica correspondiente, La encuesta (realizada el 30 de enero, considerando 500 personas mayores de 18 a√Īos), informa que a Felipe Calder√≥n 36 por ciento de los consultados le escucha, pero con reservas: 39 por ciento de plano no le cree. A Enrique Pe√Īa Nieto, 35 por ciento le escucha, pero con reservas: 38 por ciento de plano no le cree. A Marcelo Ebrard, 31 por ciento le escucha, pero con reservas: 44 por ciento de plano no le cree. Al cardenal Norberto Rivera, 31 por ciento le escucha, pero con reservas: 45 por ciento de plano no le cree. A Fernando G√≥mez Mont, 26 por ciento le escucha, pero con reservas: 50 por ciento de plano no le cree. A Agust√≠n Carstens, 26 por ciento le escucha, pero con reservas: 55 por ciento de plano no le cree. A Manlio Fabio Beltrones, 30 por ciento le escucha, pero con reservas: 51 por ciento de plano no le cree. A Elba Esther Gordillo, 16 por ciento le escucha, pero con reservas: 74 por ciento de plano no le cree‚Ķ Hasta ah√≠ esa fuente de evaluaci√≥n.


Presidente de la Rep√ļblica en funciones y al menos cuatro aspirantes a sucederlo, ¬Ņcu√°nto dinero p√ļblico se gastan en promociones publicitarias personales abiertas, o disimuladas en el cargo que ostentan y en posicionamiento medi√°tico que les permite ese cargo? Miles, miles de millones de pesos sustra√≠dos al erario, que debiera tener como prioridad la atenci√≥n a los grandes problemas nacionales y a las ingentes demandas populares.


En conclusi√≥n, el poder m√°gico de la palabra, de antiguo un verdadero tesoro en la lengua de madera de los demagogos -si uno toma en cuenta los resultados de dicha encuesta- ha sido esterilizado por el abuso. Se acab√≥ aquel hombre que, como pol√≠tico, conjugaba sabia y eficazmente pensamiento y acci√≥n. Ahora, s√≥lo quedan simples merolicos. Y que conste: El sedicente y legendario ‚Äúm√©dico‚ÄĚ Rafael Meraulyock (o Meroil-yock), que tambi√©n se dec√≠a ‚Äúpolaco‚ÄĚ, al menos hacia creer a sus clientes en la infalibilidad de sus milagrosos mejunjes. ¬°Vuelve. Vicente, te perdonamos!

 

 

 

 

 

 



More articles by this author

VOCES DEL DIRECTOR México requiere más y mejor política social, con ordenVOCES DEL DIRECTOR México requiere más y mejor política social, con orden
  VOCES DEL DIRECTOR M√©xico requiere m√°s y mejor pol√≠tica social, con...
Libertad de Expresión ¡Ahora!Libertad de Expresión ¡Ahora!
  En medio del hondo drama que vive la sociedad mexicana,...
Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 395 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

273 Suplemento
Banner
224
Banner
411
Banner
410
Banner
409
Banner
408
Banner
407
Banner
406
Banner