joomla visitor
AuditorŪa
¬ŅEl di√°logo y la inteligencia podr√°n superar alg√ļn d√≠a la lucha de clases?
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner
ÔĽŅ

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 226

¬ŅEl di√°logo y la inteligencia podr√°n superar alg√ļn d√≠a la lucha de clases?¬†

PEDRO ECHEVERR√ćA V.¬†

1. LA LUCHA DE CLASES¬†ha existido desde que aparecieron las clases sociales, es decir, los explotadores del trabajo y los trabajadores explotados y oprimidos; desde que surgi√≥ el Estado (gobierno, leyes, fuerzas armadas, ideolog√≠a clasista) como instrumento de la clase dominante. Cuando Marx comenz√≥ a escribir en 1842 tuvo como base estos elementos y, a partir de ellos, sustent√≥ toda su obra filos√≥fica, econ√≥mica, pol√≠tica e hist√≥rica hasta su muerte en 1883. Para Marx exist√≠a una ‚Äúinteligencia‚ÄĚ que siempre respond√≠a a intereses de clase y, aunque un peque√Īo sector de √©sta podr√≠a estar ligado a los intereses de los trabajadores, la inmensa mayor√≠a era parte del Estado y estaba a su servicio. Sin embargo en los siglos XX y XXI muchas cosas han cambiado y aunque muchos intelectuales se han comprometido con los trabajadores, Marx sigue teniendo raz√≥n.¬†

2. CUANDO LOS DIRIGENTES¬†electricistas -con aprobaci√≥n de su asamblea que representa a 44 mil obreros echados a la calle- conf√≠an en una comisi√≥n de ‚Äúnotables‚ÄĚ para instalar un mesa de negociaci√≥n sindicato/gobierno se debe a tres cosas: a) que no conf√≠an en su fuerza como obreros y en sus apoyos,¬† b) en que a√ļn conf√≠an en que el gobierno puede ‚Äúarrepentirse‚ÄĚ y ser ‚Äúbueno‚ÄĚ para resolver los problemas obreros y c) en que no entienden o no est√°n de acuerdo en que la burgues√≠a es su enemiga natural de clase, a pesar de haberla sufrido muchas veces. Piensan: ¬ŅQu√© tal si el presidente Calder√≥n, los secretarios de Gobernaci√≥n y del Trabajo, ya se dieron cuenta de sus errores y ahora¬† est√°n dispuestos a reconocer nuestros derechos? Y entonces entra la religi√≥n: Ojal√° que as√≠ sea, que los rezos hayan tocado el coraz√≥n del gobierno y nos resuelvan bien.¬†

pedro3. Y CONTIN√öAN PENSANDO: ‚ÄúNo s√≥lo considerar√≠amos que no nos ha perjudicado el gobierno sino que estar√≠amos permanentemente agradecidos a √©l‚ÄĚ. Es decir, al parecer dios, la pol√≠tica y el capital se unen en beneficio de los trabajadores. ¬ŅAs√≠ pensar√° la clase obrera de la gran industria en la que tanto cifr√≥ Marx sus esperanzas de ser la vanguardia de la revoluci√≥n proletaria? O ¬Ņes que son v√≠ctimas de sus dirigentes y del desarrollo de sus organizaciones en este capitalismo ‚Äúmoderno‚ÄĚ que no alcanz√≥ ver Marx? Esta experiencia y muchas m√°s me lleva a reafirmar la tesis que desde finales de los a√Īos sesenta manej√°bamos: La burgues√≠a sigue siendo poderosa y el pensamiento del proletariado a√ļn es muy d√©bil; para dominar le basta su instrumento ideol√≥gico que le sirve para enga√Īar, mediatizar, manipular y controlar.¬†

4. POR ESE MOTIVO¬†hay que entender porqu√© en los sistemas capitalistas ‚Äúdemocr√°ticos y libres‚ÄĚ se dilapidan miles de millones de pesos en campa√Īas pol√≠ticas electorales que se prolongan por varios a√Īos. Los procesos electorales sirven de enorme entretenimiento para la poblaci√≥n que -aunque participe poco y vote s√≥lo un 40 por ciento de los electores- es bombardeada por los medios de informaci√≥n (TV, radio, prensa) durante muchas horas del d√≠a, meses y a√Īos, haciendo que su mentalidad crea en ‚Äúlas bondades del sistema democr√°tico y libre‚ÄĚ. Si bien en las campa√Īas electorales los partidos se enfrentan abiertamente por ganar m√°s votos, el acuerdo esencial e inviolable de todos ellos para ser registrados en procesos electorales es la defensa del sistema capitalista y de todos los reglamentos que garantizan que es intocable.¬†

5. EN LAS √öLTIMAS¬†semanas -cuando a√ļn faltan casi tres a√Īos para las elecciones presidenciales- el Instituto Electoral cada 15 minutos pasa un comercial por los distintos medios de informaci√≥n llamando al voto, a la credencializaci√≥n, afirmando que M√©xico es un pa√≠s democr√°tico, libre, justo y poniendo los m√°s altos calificativos al sistema pol√≠tico y econ√≥mico mexicano. La poca gente consciente est√° hasta la madre con esa propaganda que falsifica la realidad mexicana pero de tanto repetirse la mentira en los medios es posible que de manera mec√°nica esa mentira se convierta en ‚Äúverdad‚ÄĚ para el pueblo que carece de juicio cr√≠tico. Mientras los problemas del pa√≠s se agudizan por el desempleo, los miserables salarios y la represi√≥n, las campa√Īas pre electorales nos presentan un M√©xico justo y pac√≠fico mientras se han asesinado 20 mil con el pretexto del narcotr√°fico.¬†

6. ME PREGUNTO: ¬ŅHan logrado los intelectuales del neoliberalismo acabar, mediante argumentos ‚Äúcient√≠ficos‚ÄĚ con la lucha de clases y coincidir con el viejo clero que ha buscado convencer desde hace siglos que las clases sociales no existen, que la explotaci√≥n del trabajo humano es natural y que por tanto la verdad es el ‚Äúamaos los unos a los otros‚ÄĚ? ¬ŅDesde cu√°ndo la acumulaci√≥n de gigantescos capitales en unas cuantas manos no vienen de la explotaci√≥n y obtenci√≥n brutal de plusval√≠a? ¬ŅQui√©n dijo que la miseria y el hambre de millones de seres humanos no se originan¬† de las sociedades dividas en clases sino producto de la flojera y falta de ambiciones? Si los trabajadores siguen pensando en que los ricos pueden abrir su coraz√≥n para dejar de explotar, para no seguir dominando y as√≠ atenderlos entonces el capitalismo vivir√° otro siglo.¬†

7. DESDE PRINCIPIOS¬†de los a√Īos sesenta comenc√© a leer entre la conocida corriente filos√≥fica de Frankfurt (Marcusse) acerca de la aristocracia obrera que capitalismo hab√≠a producido en su alto desarrollo. Marx habl√≥ de la clase obrera de la gran industria de los pa√≠ses altamente desarrollados pero no alcanz√≥ ver una clase obrera que pertenec√≠a al ‚Äúestablecimiento‚ÄĚ. ¬ŅFue por esto que se fortaleci√≥ la teor√≠a del papel importante de los marginados en las pr√≥ximas rebeliones? Esto que apunto ha sido analizado y discutido con mucha profundidad en los setenta en una serie de textos ‚Äďm√°s de 50- de la colecci√≥n Pasado y Presente de siglo XXI, Argentina. Sin embargo debemos esperar las experiencias que salgan de las mesas de di√°logo entre los dirigentes de los electricistas y el gobierno, con la intermediaci√≥n de un ‚Äúgrupo de notables‚ÄĚ.¬†

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla


Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 393 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner