joomla visitor
Auditoría
¿Nueva Guerra Fría? Gaza como coartada contra Irán
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
Noticias
389 Suplemento
Banner
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
408
407
Banner
406
Banner
405
Banner

Edición 209

Una inmensa entrega de armamento de EE.UU., que consiste de tres mil toneladas de “munición” sería embarcada hacia Israel. El tamaño y la naturaleza de los embarques son descritos como “fuera de lo normal:”  “El embarque de unas 3.000 toneladas de munición de una sola vez es mucho,” dijo un corredor marítimo, bajo condición de anonimato. “Este (tipo de pedido) es bastante raro y no hemos visto mucho al respecto cotizado en el mercado durante años,” agregó.


“Los corredores marítimos en Londres que se han especializado en el transporte de armas para las fuerzas armadas de EE.UU. y Gran Bretaña en el pasado dijeron que semejantes contratos de fletes a Israel son raros. (Reuters, 10 de enero de 2009)

El Pentágono ha confiado a una compañía de la marina mercante griega la entrega de armas a Israel:  “EE.UU. busca fletar un barco mercante para entregar cientos de toneladas de armas a Israel desde Grecia durante este mes”, muestran documentos de licitación pública vistos por Reuters.

“El Comando de Embarque Militar Marítimo de la Armada de EE.UU. (MSC) dijo que el barco debía transportar 325 contenedores estándar de 20 pies de lo que es mencionado como “munición” en dos viajes separados desde el puerto griego de Astakis al puerto israelí de Ashdod entre mediados y fines de enero. Una designación de ‘material peligroso’ en el manifiesto menciona sustancias explosivas y detonadores, pero no se dan otros detalles”. (Ibíd.)

Vale la pena señalar que un embarque similar de tamaño anormal de munición estadounidense a Israel fue programado a comienzos de diciembre: “Documentos de licitación indican que el barco alemán fletado por EE.UU. a comienzos de diciembre también transportó una masiva carga de armas que pesó más de 2.600 toneladas y que llenó hasta 989 contenedores estándar de 20 pies hacia Ashdod desde Carolina del Norte.” (Press TV, 10 de enero de 2009.)

¿Están conectados estos grandes embarques de municiones con la invasión de Gaza?

La solicitud del Pentágono de transportar munición en un barco mercante, según Reuters, fue hecha el 31 de diciembre, cuatro días después del comienzo de los bombardeos aéreos de Gaza por jets de caza F-16.

Analistas han concluido apresuradamente, sin evidencia, que los dos embarques de “munición” tenían el propósito de aprovisionar a las fuerzas armadas de Israel en apoyo a su invasión militar de Gaza. “Un experimentado analista militar en Londres que se negó a ser identificado dijo que, por la fecha escogida, los embarques podrían ser ‘irregulares’ y vinculados a la ofensiva en Gaza.” (Reuters, 10 de enero de 2009)

Esos informes se equivocan. La entrega de munición siempre precede el comienzo de una operación militar. La munición requerida bajo la “Operación Plomo Fundido” fue decidida en junio de 2008. Después del pedido de Israel bajo el programa de ayuda militar de EE.UU. a Israel, el Congreso de EE.UU. aprobó en septiembre de 2008 la transferencia de 1.000 Unidades de Bombas Guiadas de Pequeño Diámetro 39 guiadas por GPS (GBU-39) de alta precisión, revienta-búnkeres.

Las bombas inteligentes GBU 39 producidas por Boeing fueron entregadas a Israel en noviembre. Fueron usadas en los ataques aéreos iniciales contra Gaza:  “…La Fuerza Aérea de Israel ha utilizado la nueva Bomba de Pequeño Diámetro GBU-39 de bajo peso adquirida de EE.UU. en los recientes ataques en Gaza. El (Jerusalem) Post mencionó las nuevas armas pedidas en septiembre pasado que llegaron el pasado mes [noviembre], y que ya fueron puestas en acción por los aviones de la FAI. Esas armas podrían haber sido desplegadas por los Boeing/IAF F-15Is, ya que hasta ahora las armas de pequeño diámetro [GBU-39] están aprobadas solamente para ese tipo de avión.

Es muy poco probable que la mayor parte del armamento incluido en esos dos grandes embarques, programados para la llegada a Israel a fines de enero, tenga el propósito de ser utilizado en la operación militar de Israel en Gaza. La GBU-39 es liviana (130 kg.) Todo el embarque de GBU 39 (1.000 unidades) sería del orden de sólo unas 130 toneladas. En otras palabras, las especificaciones de la GBU 39 no corresponden a la descripción de los embarques de munición “excepcionalmente grandes” y “pesados.”


Escenario de escalada

El embarque ordenado el 31 de diciembre es del orden de 3.000 toneladas, una carga excepcionalmente grande y pesada de “munición” que apunta a la transferencia de armamento pesado a Israel. Según declaraciones militares de EE.UU., la munición es para almacenamiento, para ser utilizada “a corto plazo” en la eventualidad de un conflicto. “Este embarque previamente programado es rutinario y no en apoyo a la actual situación en Gaza… Las fuerzas armadas de EE.UU. pre-posicionan arsenales en algunos países en caso de que necesiten suministros a corto plazo.” (Reuters, 10 de enero de 2009, énfasis agregado)

Sea cual sea la naturaleza de esos grandes embarques de armas, son realizados expresamente para ser utilizados en una futura operación militar en Oriente Próximo.
Desde el lanzamiento de la Operación Teatro Irán a Mediano Plazo (TIRANNT) en mayo de 2003, se ha visualizado un escenario de escalada involucrando acción militar dirigida contra Irán y Siria. TIRANNT fue seguida por una serie de planes militares relacionados con Irán. Numerosas declaraciones oficiales y documentos militares de EE.UU. han apuntado a una guerra expandida en Oriente Próximo.

Lo que sugieren estos embarques es que el “escenario de escalada” no sólo prevalece, sino que ha alcanzado una etapa más activa en el proceso de planificación militar de EE.UU. e Israel.

No se sabe si esas armas serán utilizadas o no. El problema central al respecto, es si la invasión de Gaza forma parte de una aventura militar más amplia dirigida contra el Líbano, Siria e Irán, en la que se utilizará armamento más pesado, incluyendo las bombas revienta-búnkeres hechas en EE.UU.


Historia de los embarques de armas de EE.UU. a Israel

La acumulación de bombas revienta-búnkeres hechas en EE.UU. por parte de Israel ha sido continua desde 2005: “EE.UU. venderá a Israel cerca de 5.000 bombas inteligentes en uno de los mayores acuerdos sobre armas entre aliados en años. Entre las bombas que recibirá la fuerza aérea (israelí) hay 500 revienta-búnkeres de una tonelada que pueden penetrar paredes de hormigón de dos metros de grosor; 2.500 bombas regulares de una tonelada; 1.000 bombas de media tonelada; y 500 bombas de un cuarto de tonelada. Las bombas que Israel está adquiriendo incluyen versiones transportadas por aire, unidades de navegación, bombas de entrenamiento y detonadores. Son guiadas por un satélite israelí existente utilizado por los militares. La venta aumentará los suministros existentes de bombas inteligentes de Israel. El Pentágono dijo al Congreso que las bombas tienen el propósito de mantener la ventaja cualitativa de Israel (contra Irán), y de fomentar los intereses estratégicos y tácticos de EE.UU.” (Jewish Virtual Library: 21-22 de septiembre de 2004, Haaretz / Jerusalem Post.)

Los embarques reales de bombas revienta-búnkeres hechas en EE.UU. comenzaron en 2005. EE.UU. aprobó en abril de 2005 la entrega de: Unas 5.000 “armas inteligentes lanzadas desde el aire” incluyendo unas 500 bombas revienta-búnkeres BLU 109. Se dice que la munición (revestida de uranio) es más que ‘adecuada para encarar toda la gama de objetivos iraníes, con la posible excepción de la instalación subterránea en Natanz, que podría requerir la [más poderosa] revienta-búnkeres BLU-113 [una variante de la GBU 28]’” (Vea Michel Chossudovsky, Planned US-Israeli Nuclear Attack on Iran, Global Research, 1 de mayo de 2005.)

La BLU-109 es más pequeña que la GBU 28. “Es una ojiva de 900 kilos que puede ser utilizada en combinación con un sistema de posicionamiento GPS […] y puede penetrar hasta 4,5 metros de hormigón reforzado.” Durante el apogeo de la Guerra del Líbano en agosto de 2006, un gran embarque de bombas GBU 28 de 2,2 toneladas fue enviado a Israel, según el New York Times.

La GBU 28 es producida por Raytheon. Fue usada contra Irak en la Guerra del Golfo de 1991, y tiene la capacidad de penetrar unos 6 metros de hormigón reforzado. (Haaretz, 9 de noviembre de 2008) En contraste con las bombas inteligentes GBU 39 (130 kg) utilizadas contra Gaza, cada GBU-28 pesa 2,2 toneladas. “La Unidad de Bomba Guiada 28 (GBU-28) es un arma especial desarrollada para penetrar centros de comando iraquíes reforzados ubicados profundamente bajo tierra. La GBU-28 es una munición convencional de 2.270 kilos guiada por láser que utiliza una ojiva penetradora de 2.000 kilos.” Federation of American Scientists.

Los recientes embarques excepcionalmente grandes de armamentos a Israel forman parte del acuerdo de 2004 entre Washington y Tel Aviv, financiado por la ayuda militar de EE.UU. a Israel. Como antes se mencionó, existe un historial de entregas de bombas revienta-búnkeres (incluida la GBU 28) que data de 2005. Aunque no se conoce la naturaleza y la composición de estos recientes embarques de armas a Israel, se sospecha que incluyen la versión más pesada de las bombas revienta-búnkeres, incluida la GBU-28.

A este respecto, vale la pena señalar que el verano pasado, Israel solicitó al Pentágono la entrega de bombas revienta-búnkeres GBU-28. El propósito declarado era utilizarlas en la eventualidad de una operación militar dirigida contra Irán. En septiembre de 2008, según informes de prensa estadounidenses e israelíes citando a responsables del Pentágono, la solicitud de Tel Aviv fue rechazada. Según los informes, Washington se negó categóricamente a entregar el embarque de bombas revienta-búnkeres GBU 28 para ser utilizadas para atacar instalaciones nucleares de Irán. “En su lugar” Washington aceptó entregar la liviana GBU-39 para uso contra Gaza. EE.UU. había “rechazado una solicitud israelí de equipamiento militar y apoyo que mejoraría la capacidad de Israel de atacar instalaciones nucleares de Irán. Los estadounidenses vieron la solicitud (de Israel), que fue transmitida (y rechazada) al más alto nivel, como una señal de que Israel se encuentra en etapas avanzadas de preparativos para atacar Irán. Por ello advirtieron a Israel que no atacara, diciendo que un tal ataque debilitaría los intereses estadounidenses. También exigieron que Israel les diera aviso previo si a pesar de ello decidía atacar a Irán. A comienzos de septiembre, Haaretz informó que la solicitud había incluido bombas “revienta-búnkeres” GBU-28. A mediados de septiembre, EE.UU. aceptó en su lugar la venta a Israel de 1.000 bombas “revienta búnkeres” GBU-39 que expertos militares israelíes dijeron “suministraría una poderosa nueva arma” en Gaza, informó Associated Press. Así que: cuando Israel solicitó armas que EE.UU. pensaba que serían utilizadas para bombardear Irán, EE.UU. dijo no, y agregó explícitamente que no deseaba ver un ataque israelí contra Irán. Y no hubo un ataque israelí contra Irán. (Defense Update.com, diciembre de 2008.)


Desinformación mediática

Las declaraciones oficiales y los informes de prensa son engaños. Israel y EE.UU. siempre han actuado en estrecha coordinación. Washington no “exige que Israel le dé aviso previo” sobre una operación militar: El informe en Haaretz sugiere que el gobierno de Bush se mostró inflexible y no quiso que los israelíes atacaran Irán. En los hechos, los informes sugirieron que EE.UU. derribaría aviones israelíes, si trataban de atacar Irán: “Autorización de espacio aéreo: Un ataque contra Irán aparentemente requeriría paso por espacio aéreo iraquí. Para que esto ocurriera, se necesitaría un corredor aéreo que los aviones de caza israelíes podrían cruzar sin ser atacados por aviones o misiles antiaéreos estadounidenses. Los estadounidenses también rechazaron esta solicitud. Según un informe, para evitar el tema, los estadounidenses dijeron a los israelíes que pidieran permiso al primer ministro iraquí Nuri al-Maliki, siguiendo la línea de que “Si lo deseáis, coordinad con él.” (Haaretz 9 de noviembre de 2008.)

El informe israelí es engañoso. Israel es aliado de EE.UU. Las operaciones militares son estrechamente coordinadas. Israel no actúa sin la aprobación de Washington y EE.UU. no derriba los aviones de su mejor aliado.


La naturaleza y la composición de los recientes embarques de armas de EE.UU. a Israel

Esos embarques extraordinariamente grandes de munición requerirían normalmente aprobación del Congreso. Que sepamos, no existe un registro público de aprobación de embarques extraordinariamente grandes de “munición” pesada a Israel.

La naturaleza y la composición de los embarques no son conocidas. ¿Fue aceptada la solicitud de Israel de entrega de la GBU 29 de 2,2 toneladas, soslayando al Congreso de EE.UU.? ¿Forman parte del embarque de 3.000 toneladas a Israel bombas GBU 28, cada una de las cuales pesa 2,2 toneladas? ¿Hay bombas tácticas mini-nucleares revienta-búnkeres en el arsenal de Israel? Son preguntas que hay que presentar en el Congreso de EE.UU.

 El secretario Robert Gates, quien sigue dirigiendo el Departamento de Defensa, asegura la continuidad de la agenda militar.

Confrontación con Irán: Reforzando el sistema de defensa de misiles de Israel

A principios de enero, el Pentágono envió unos 100 militares a Israel desde el Comando Europeo de EE.UU. (EUCOM) para ayudar a Israel a establecer un nuevo sofisticado sistema de advertencia previa de radar X-band. Este proyecto forma parte del paquete de ayuda militar a Israel aprobado por el Pentágono en septiembre de 2008: “El gobierno israelí solicitó el sistema para que ayude a defenderse contra un potencial ataque con misiles desde Irán. El secretario de Defensa Robert M. Gates aprobó la orden de despliegue a mediados de septiembre. …

Una vez que el sistema sea totalmente operacional podrá rastrear e identificar objetos pequeños a gran distancia y a altitud muy elevada, incluyendo el espacio, según responsables de la Agencia de  Defensa de Misiles de EE.UU. También integrará las defensas de misiles de Israel a la red global de detección de misiles de EE.UU. “Esto capacitará a los israelíes para que rastreen misiles balísticos de medio y largo alcance muchas veces mejor que lo que les permite su actual sistema de radar,” dijo Morrell. “Más que duplicará el alcance de los radares de defensa de misiles de Israel y aumentará su tiempo disponible para un enfrentamiento.”

Esto, dijo, realzará considerablemente las capacidades defensivas de Israel. “Existe una creciente amenaza de misiles balísticos en la región, particularmente desde Irán,” dijo Morrell. “Y nadie en la región debiera sentirse más nervioso sobre esa amenaza que los israelíes. Y obviamente es así, y han pedido nuestra ayuda.” (Defense Talk.com, 6 de enero de 2009, énfasis agregado.)
El nuevo sistema de radar X-band “permite una intercepción poco después del lanzamiento sobre territorio enemigo en lugar de amigo.” (Senador Joseph Azzolina, Protecting Israel from Iran's missiles, Bayshore News, 26 de diciembre de 2008). El radar X-band “integraría las defensas de misiles de Israel a la red global de detección de misiles de EE.UU., que incluye satélites, buques Aegis en el Mediterráneo, el Golfo Pérsico y el Mar Rojo, radares Patriot e interceptores basados en tierra.” (Ibíd.)

Lo que esto significa es que el que decide es Washington. EE.UU. y no Israel controlaría el sistema de Defensa Aérea: “Es y seguirá siendo un sistema de radar de EE.UU.” dijo el portavoz del Pentágono Geoff Morrell. “Así que esto no es algo que estamos regalando o vendiendo a los israelíes y es algo que probablemente requerirá personal de EE.UU. en el terreno para lo opere.” (Citado en Israel National News, 9 de enero de 2009, énfasis agregado.) En otras palabras, los militares de EE.UU. controlan el sistema de Defensa Aérea de Israel, que está integrado en el sistema global de defensa de misiles de EE.UU. Bajo esas circunstancias, Israel no puede lanzar una guerra contra Irán sin el consentimiento del Alto Comando de EE.UU.

 El refuerzo de las defensas de misiles de Israel en combinación con los grandes embarques de armas de EE.UU. forma parte de un escenario de escalada, que podría llevar al mundo a una guerra más amplia en Oriente Próximo bajo un gobierno de Obama.

¿Nueva Guerra Fría?

Ha habido un refuerzo militar de ambos lados. Irán ha reaccionado ante la iniciativa de Israel y EE.UU., reforzando su propio sistema de defensa contra misiles con el apoyo de Rusia. Según informes (21 de diciembre), Moscú y Teherán han estado teniendo conversaciones sobre el suministro por Rusia de “sistemas de defensa aérea de mediano alcance -específicamente, sistemas de misiles tierra-aire S-300”



Comentarios (0)Add Comment
Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 501 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
404
Banner
403
Banner
402
Banner
401
Banner
400
Banner
399
Banner