joomla visitor
AuditorŪa
Ecuador, entre la represión y la salida de Lenin Moreno
Buscar Autor o Artículo
ÔĽŅ
PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 396

 39614

Se anunció el 1 de octubre, pero entró en vigor el 3 del mismo mes el Decreto 883, donde se eliminaron subsidios a gasolinas, que redundó en aumento al transporte y los alimentos.

Ecuador, entre la represión y la salida de Lenin Moreno

Salvador Gonz√°lez Brice√Īo

*Las medidas de choque del FMI echaron raíz en el repudio popular

*El presidente no aguantará la presión de los ecuatorianos, y se irá

Es la reacci√≥n de ‚Äúlos condenados de la tierra‚ÄĚ, de F. Fannon.

La gente se molestó. Lenin reaccionó con golpes, gases lacrimógenos, carros blindados, cuando las marchas comenzaron de forma pacífica.

Avanzaron los d√≠as y aumentan las cifras de ciudadanos muertos y heridos. Pronto el presidente Lenin Moreno reprimi√≥ a su pueblo, tras el anuncio de las medidas de choque fondomonetaristas, que adem√°s incluy√≥ reducir las prestaciones al salario a los empleados p√ļblicos que est√°n bajo contrataci√≥n temporal.

CON PROTESTASpor todo el pa√≠s, la ‚Äúturba de forajidos‚ÄĚ est√°n a punto de cobr√°rsela al actual presidente, como cuando cay√≥ el expresidente Lucio Edwin Guti√©rrez Borb√ļa en abril de 2006. Es decir, parecen compartir la misma suerte: Lenin, tras la adopci√≥n de las pol√≠ticas de choque neoliberal del Fondo Monetario Internacional (FMI), Borb√ļa por su giro a la derecha y su entreguismo a Washington que practic√≥ durante su corta estancia en el poder, del 2003 al 06.

El primero se dijo de izquierda, el segundo que enga√Ī√≥ hasta al presidente Rafael Correa, de quien recibi√≥ todo el apoyo para ocupar el cargo. Ambos, Lenin y Borb√ļa, se dieron a la tarea de traicionar ‚Äúprincipios‚ÄĚ, en pro de intereses primero de Estados Unidos de Am√©rica, luego de los empresarios locales. Por lo mismo, el enojo del pueblo tiene sentido hist√≥rico, aunque se pronuncia como ‚Äúpa√≠s de paz‚ÄĚ.

Lenin Moreno juntó al pueblo, en contra. A la fecha sostiene las imposiciones del FMI, y por ello las protestas lo echarán del poder. El dilema para él es que se sostiene garrote en mano, con la represión militar tras la imposición del Estado de excepción, o el toque de queda en la vecindad de instalaciones estratégicas.

Al cierre de esta nota las medidas de Lenin se han cobrado ya 5 muertos, 554 heridos y casi 1000 detenidos. ¬ŅCu√°ntos m√°s?

Por ello, si la rebelión continua el dictadorzuelo seguirá cobrando vidas. Seguro no aguantará la presión por el correr de sangre en las calles. El riesgo será mayor, en tanto se enquista. Por eso, al final se irá.

Rescate de gobiernos, no de pueblos

APARTE, QUEDA CLARO que, si en su momento Lenin no pudo enjuiciar a Correa, por falta de pruebas y para quitarlo del medio, ahora √©ste se convierte en su mejor rival al asistirle calidad moral. Por lo mismo puede volver por la v√≠a electoral y ocupar alg√ļn cargo popular, con o sin elecciones anticipadas.

El caso es que, mientras no se vaya Lenin el pueblo ecuatoriano mantendr√° el enojo, por las medidas de choque del FMI donde los precios de combustibles ya superan el 100 por ciento. Las exigencias ‚Äúcl√°sicas‚ÄĚ del FMI, a cambio de los pr√©stamos para el rescate de gobiernos, m√°s no de pa√≠ses. La gente no importa al FMI, como al Banco Mundial, a la OCDE, etc√©tera, organismos del libre mercado.

Entre los muertos destacan, por el movimiento ind√≠gena que tambi√©n est√° en contra de las medidas, dos l√≠deres sociales. Uno, Inocencio Tutumbi, dirigente de la Confederaci√≥n de Nacionalidades Ind√≠genas del Ecuador (Conaie); otro, Jos√© Rodrigo Chaluisa, l√≠der de la comunidad de Yanahurco en Pujil, seg√ļn ha informado Leonidas Iza, el presidente del Movimiento Ind√≠gena y Campesino de Cotopaxi (MICC).

Este √ļltimo pide al ej√©rcito retirar el apoyo a Lenin. En tanto los partidos pol√≠ticos tambi√©n critican las medidas econ√≥micas de ajuste, y advierten que ‚Äúo se cae el paquetazo o se cae el gobierno‚ÄĚ. Lo cierto es que Lenin tiene los d√≠as contados. Luego, el juicio popular por la represi√≥n. Peor si se tarda y no recula en tiempo.

Qu√© decir del favoritismo a la empresa petrolera Chevron Texaco (que oper√≥ en el pa√≠s entre 1964 y 1990), causante del da√Īo ecol√≥gico de grandes proporciones por el derrame de petr√≥leo en la selva durante varios a√Īos ‚ÄĒdenunciada en su momento por Correa‚ÄĒ, por no menos de 71 millones de litros de residuos de petr√≥leo y 64 millones de litros de petr√≥leo bruto en m√°s de 2 millones de hect√°reas de la Amazonia ecuatoriana. Y las familias afectadas acusan a Lenin de negociar a sus espaldas, mientras la petrolera no acepta el da√Īo ambiental.

Claramente Lenin busca justificaciones absurdas. Ha dicho que tanto Correa como Maduro est√°n operando a la sombra el ‚Äúgolpe‚ÄĚ en su contra. Tambi√©n que las FARC estar√≠an en las protestas, algo que ‚Äúno le asombrar√≠a‚ÄĚ. Como inquiet√≥ su medida de trasladar el poder a Guayaquil y luego de regreso a Quito, tras percatarse del error.

Las reacciones, como las condenas, no se han hecho esperar, claro que internas, pero igual de afuera. A nivel internacional, Lenin está recabando el repudio de organismos independientes, como de líderes sociales del mundo. Como la ONU, que pidió ya la liberación de los detenidos.

Aparte se insta a respetar la libertad de expresi√≥n, el cese de la censura de los medios de comunicaci√≥n y evitar las agresiones e intimidaciones a periodistas y comunicadores. Como la invasi√≥n policiaca a radio Pichincha universal, sin orden judicial ‚Äújustificada‚ÄĚ.

En tanto, Moreno cosecha el repudio de los ecuatorianos y el rechazo internacional a sus medidas, se resiste a dar marcha atrás para no quedar mal con el FMI que le prometió 10 mil millones de dólares y anunciada regodeado.

M√°s los inconformes seguir√°n en las calles pese a la represi√≥n y ‚Äúen tanto no revoque las reformas‚ÄĚ. Pero la resistencia no est√° de lado del presidente Lenin, como el bal√≥n que tampoco es suyo. Est√° del lado de la gente, ni siquiera del FMI, por supuesto, tan ajeno y repudiable por los pueblos. El tiempo de Lenin est√° cerca, como del FMI, de la globalizaci√≥n que representa, como el neoliberalismo tambi√©n.

Acuerdo en Ecuador, tras 11 días de protestas y represión

13 Octubre 2019

SE TERMINA el ‚Äúpaquetazo‚ÄĚ, pero los agravios no. Tras la negociaci√≥n de este domingo con dirigentes del movimiento ind√≠gena, Lenin Moreno dej√≥ sin efecto el decretazo 883 que eliminaba el subsidio a los combustibles.

Con la mediaci√≥n de la ONU y el Episcopado ecuatoriano, en la negociaci√≥n se acord√≥ alcanzar la paz en el pa√≠s, ‚Äúse detiene el golpe corre√≠sta y la impunidad‚ÄĚ ‚ÄĒes el dicho del presidente Moreno‚ÄĒ y, con ello, presume que todo seguir√° igual. Cuando el pueblo ha sido agraviado, duramente golpeada, con al menos 7 muertos, 1,340 heridos y 1152 detenidos.

Antes bien, a Lenin le cal√≥ que los protestantes desde la calle est√°n pidiendo su cabeza, y que la justicia le cobre los golpes de muerte asestados a gente inocente. Por eso le midi√≥, pero fue una decisi√≥n tard√≠a. Tarde, porque hubo represi√≥n y uso extralimitado de la fuerza p√ļblica.

Se dio cuenta, además, que no pegó la falacia de que Correa y Maduro estaban tras las protestas, que pretendía un golpe en su contra. Esas mentiras se le están revirtiendo. Lo que sigue es el juicio al todavía presidente de Ecuador Lenin Moreno.

No es solo por la impopularidad de las medidas, es por el exceso en la actuaci√≥n de la fuerza p√ļblica, a√ļn antes del toque de queda ya la represi√≥n estaba en auge, por √≥rdenes presidenciales. Por todo ello, Lenin se equivoc√≥. Se port√≥ como dictadorzuelo.

La presunci√≥n de que las medidas aplicadas a expensas del FMI tendr√≠an aceptaci√≥n, le salieron por cuerdas a Moreno. Las exigencias de austeridad neoliberal de la banca internacional bajo las √≥rdenes de Washington, se est√°n hundiendo en los ca√Īos por todos lados, porque la gente en todos los pa√≠ses conoce ya las consecuencias.

‚ÄúLes felicito de todo coraz√≥n‚ÄĚ, dijo Arnaud Peral de ONU; ‚Äúha triunfado la sensatez, expres√≥ monse√Īor Gerardo Cabrera. En tanto Jaime Vargas, el presidente de la Confederaci√≥n de Nacionalidades Ind√≠genas de Ecuador, dijo: ‚Äú‚ĶSalimos a las calles, es el √ļnico camino de buscar v√≠as importantes para un verdadero desarrollo del pa√≠s‚ÄĚ.

No queremos m√°s represi√≥n, dijo Vargas. Y agreg√≥ que la apertura al di√°logo con el gobierno permitir√° ‚Äúconstruir importantes proyectos, proyectos participativos, proyectos que beneficien al pa√≠s y al pueblo‚ÄĚ. ¬ŅPero eso ser√° con Lenin Moreno? Sostengo que no. Lenin ya perdi√≥ confianza, credibilidad y legitimidad.

Lo que sigue es la renuncia. Ser√° la t√≥nica en los d√≠as por venir. Los agravios no han sido para menos. Falta el ajuste cuentas. Aparte, es claro que ning√ļn ecuatoriano querr√° en la presidencia a un represor. Pedir√°n su cabeza. La decisi√≥n fue tard√≠a. Lenin se ir√°. Solo esperemos que enjuciado.

Escrito por Salvador Gonz√°lez Brice√Īo / 13 de octubre de 2019.



More articles by this author

DOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKIDOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKI
    DOSSIER: GEOPOL√ćTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOL√ćTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL...
¬ŅQui√©n est√° en l√≠nea?
Tenemos 758 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner