joomla visitor
Auditoría
DOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD DEL MECANISMO DE GUERRA FRÍA DE LA OTAN, A LA “GUERRA HÍBRIDA” DE RUSIA
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
435
Banner
434
Banner
433
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 433

 43315

 

DOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD

DEL MECANISMO DE GUERRA FRÍA DE LA OTAN, A LA “GUERRA HÍBRIDA” DE RUSIA

Salvador González Briceño

OTAN, cumbre, fines

Visto el asunto desde la óptica Occidental de Guerra Fría, la Cumbre de la OTAN de Madrid marca un antes y un después. Putin ha sido capaz de unirlos a todos… en su contra. Así lo han declarado al término de la reunión: la nueva amenaza es RUSIA.

TAMBIÉN se suscribió el “Nuevo Concepto Estratégico”, el plan para los próximos 10 años por todos los miembros de la OTAN, organismo de ofensiva que presume de “defensa”, que pronto contará con dos integrantes más: Finlandia y Suecia, países que han recibido el “negociado” aval del presidente turco Recep Tayib Erdogan.

Jens Stoltenberg, el secretario general del organismo atlántico, dijo a todas voces que “La guerra de Putin contra Ucrania ha roto la paz en Europa y provocado la mayor crisis en la seguridad europea desde la Segunda Guerra Mundial”. No habló de su responsabilidad por ello, el expansionismo y acoso previo de la OTAN desde Ucrania contra todo lo ruso.

Por ello, agregó, el primero y principal resolutivo de la Cumbre es ese: “Rusia representa la amenaza más directa y significativa para nuestra seguridad”. ¡Objetivo cumplido! Al fin, el llamado organismo de “defensa”, a decir de Stoltenberg, consiguió lo que tanto quiso: Verse premiado con la meta de erigir al “enemigo” estilo Guerra Fría. ¡Lo consiguió!

Todos tienen un límite, lo hay. Por tanto, las “novedades” alcanzadas en Madrid para el imperio, quien en realidad manda en la OTAN, pueden enunciarse en sus términos como sigue: 1) la reunión se realizó, como ansiosamente lo querían, en el contexto de la guerra entre Rusia y Ucrania, y; 2) Se anunciaron “renovados” lazos entre Estados Unidos y Europa, a partir de ahora, se presume.

Claro que la OTAN ansiaba obtener este crispado ambiente, de Guerra Fría, por sus acciones, declaraciones, acusaciones, provocaciones; por el financiamiento, capacitación de personal, envío de armas, y campaña propagandística por todos los “medios”. La pretensión era lo que ya consiguió: Hacer de Rusia, el “enemigo” a vencer.

Ucrania, pieza clave para la confrontación directa. Desde el golpe de Estado de 2014, entre una de las últimas acciones para conseguir el resultado esperado a tamaña osadía.

Primero contra el Donbás, donde se prohibió todo lo ruso, se emprendió una campaña rusófoba y se operó contra civiles. Todo, hasta preparar un ataque ruso, lo que despertó las alarmas y reacción de Rusia: eso fue lo primero que motivó la “operación militar especial”, más en el fondo estaba la expansión de la OTAN hacia el este, el intento de Zelenski de ingresar al organismo atlántico y, el colmo, declararse Estado de rango nuclear.

Rusia, el enemigo a vencer

Con eso se preparó la OTAN para llegar a Madrid, armar nueva estrategia y renovar la ofensiva contra el ahora sí declarado enemigo ruso.

Así, a partir de ahora y desde el punto de vista geopolítico, la OTAN ya logró recrear el “ambiente” de la guerra fría. Veremos si se convierte en “real”, o queda en el intento, porque una cosa es el discurso cónclave-OTAN, otra distinta la reacción de Rusia.

Por algunos motivos. La OTAN quiere guerra fría. Rusia no. Rusia se mueve en el terreno de la “guerra híbrida”. La OTAN parte de su propia visión de ejércitos terrestres y luchas territoriales, al estilo de las dos guerras mundiales, Rusia está en otra frecuencia.

La OTAN parte del precepto que Rusia no ganará la guerra, pero ya ganó. Rusia ha triunfado en la guerra global, así perdiera la guerra en Ucrania. Que no la ha perdido. Primero por la superioridad militar y estratégica que le da ventajas sobre Ucrania.

Entretanto no termina. Si bien Rusia puede terminarla ya, Ucrania no lo hará en su propio detrimento. La guerra sigue, hasta que Occidente quiera. El hecho es que Rusia, a los 120 días tiene ya el control territorial propuesto.

Pero la guerra se prolongará. El mismo Zelenski no reanudará negociaciones por ahora; ya lo dijo: hasta finales del 2022, no antes. Él no fija los términos, son los Estados Unidos.

EE.UU. y la OTAN requieren un plazo mínimo para instrumentar la renovada estrategia de Madrid, en el corto plazo, pues. Son los requisitos para la guerra contra Rusia de la OTAN, por lo siguiente:

  1. Joe Biden dijo que reforzará militarmente a Europa, con armamento y la instalación de una base militar en Polonia. Que reforzará tanto militar como económicamente a sus aliados europeos. Por eso el anuncio del plan de inversión en infraestructura.

  2. La OTAN tendrá que cumplir con los “avances” acordados: a) procesar las solicitudes de Suecia y Finlandia a sus filas; b) reagruparse y redistribuir sus nuevas fuerzas, de reacción rápida, que pasarán de 40 mil a 300 mil elementos a lo largo de la frontera rusa; c) lograr que todos los miembros aporten los porcentajes acordados, bajo la presión de la amenaza rusa, del 2 por ciento de su PIB y, lo mejor; d) agilizar el negocio de la guerra con más armas, municiones y soldados dependiendo del organismo y para reactivar su principal actividad que pasa por la guerra y no la paz.

Guerra Fría sí o no

La lógica de la Guerra Fría de Madrid, de recrear en Rusia a la antigua URSS, se da por varias circunstancias que refieren aquella confrontación. Por lo mismo está por verse si se trata de nueva guerra fría o es solo guerra caliente contra Rusia poque con China es otro cantar.

Por tanto, hablando de Rusia —versus URSS—, las características de Guerra Fría tendrían que retomar los términos:

1.- Se trató de la pugna entre “dos potencias” o frentes, a partir de que ahora Occidente le otorga ese carácter a Rusia por la presente guerra.

Sin dejar de lado, claro está, que durante la Guerra Fría del siglo XX se trató del enfrentamiento entre dos países: EE.UU.-URSS, en tanto que ahora Estados Unidos se esconde bajo el paraguas de la OTAN.

Entonces eso habla de una aparente desventaja, porque es una organización beligerante de países en torno a un organismo “disuasivo”, contra un solo país, en este caso el heredero de la URSS que es Rusia con el presidente Vladimir Putin al frente.

2.- Ciertamente estaría en juego el “potencial militar” de ambos frentes, digamos, el de la OTAN contra Rusia.

Como tal no hay una carrera armamentista, como sí la hubo antes. El hecho de que Biden anuncie el traslado de armamento a la frontera rusa, por la vía de Polonia y también de España, no le otorga a ese sonar de cascabeles gringo el carácter de carreta miliar armamentista. Como a ninguno de los frentes, por llamarles así.

El arsenal ruso es muy superior ya al armamento del Pentágono, contra quien se tendría que medir tratándose de definir y colocar las piezas frente a frente: EU.UU. y Rusia. Esa superioridad la tienen muy bien calibrada los generales del Pentágono como el secretario de Defensa estadounidenses.

Además, los propios generales de EE.UU. saben que no están en condiciones de enfrentarse a Rusia. Porque en todo caso Rusia tiene potencial para responder y, por autoprotección y disuasión se sabe que Putin tiene que mostrar sus armas para que no se militarmente piense lo que los políticos lanzan al aire.

3.- Tampoco hay “carrera espacial”. La llamada así ha derivado en el dominio no tanto del espacio exterior como de la estratósfera, con el reparto satelital del mundo para el espionaje y también para el control mismo de las señales para el transporte y las comunicaciones aéreas.

Ya no les interesa ir a la luna, o hacer recreaciones al estilo de Stanley Kubrick, pues en todo caso la pugna está por tener el control satelital para, eso sí, volver realidad en caso necesario la llamada “guerra de las galaxias”. Pero no eso.

4.- Tampoco existe como tales dos sistemas, uno capitalista y el otro socialista. El primero, por el que sí ha alcanzado lo que tiene a la fecha EE.UU., el modo de producir capitalista que tiene como base todo el sistema de apropiación privada de todo lo que pueda se “negocio”, es más o menos el mismo de Rusia, solo con su cariz nacionalista y con un Estado que protege a la propiedad privada también.

Por tanto, tampoco se tiene ahora a un mundo dividido en dos sistemas que compiten entre sí por adoptar o agrupar aliados en su entrono para ganar fuerza, poder a influencia como tal.

Por las características mencionadas no parece tratarse, el actual conflicto, de una guerra fría refrita o rediviva. Con todo y Occidente quisiera recrear el mismo ambiente del pasado. Pero la Guerra Fría, contra Rusia, está fría.

La guerra híbrida de Rusia

La de Rusia en Ucrania es guerra híbrida con elementos de guerra de cuarta y quinta generación.

Solo digamos lo siguiente: es la guerra de “cuarta generación” en tanto el Estado no tiene el monopolio de la guerra, porque participan otros como los grupos terroristas; además influye la propaganda y la inclusión del miedo y la contracultura. Como en la rusofobia el rechazo a la lengua y las tradiciones en el Donbás.

La quinta generación es guerra “sin contacto y silenciosa”, basada en medios cibernéticos y el dominio de la mente. Por eso la lucha por el control de los medios de comunicación y de la inteligencia, como guerra que aprovecha las nuevas tecnologías.

Como ejemplos de guerra híbrida, “se citan los Balcanes, Chechenia, Afganistán, Irak, Líbano, Sri Lanka, Crimea o Ucrania como casos más significativos. Son presentados como novedosos por numerosas razones: por los actores involucrados (Estados interviniendo de manera directa o delegando su actuación a agentes domésticos o proxies, guerrillas, terroristas, redes criminales o contratistas militares privados); los medios utilizados (armas sencillas empleadas de manera novedosa, sistemas sofisticados trasferidos por los Estados, armas pesadas o tecnologías de uso dual disponibles en el mercado), las tácticas empleadas (acciones convencionales limitadas, actos terroristas, insurgencia, ciberoperaciones, maskirovka (camuflaje en ruso), ocultación y engaño o propaganda multicanal); los multiplicadores usados (sistemas de posicionamiento, inteligencia de señales (SIGINT), de fuentes abiertas (OSINT) y de redes sociales (SOCMINT), RPA drones, comunicaciones avanzadas o ciberataques) o las fuentes de financiación manejadas (actividades legales y delictivas con estrecha colaboración con el crimen organizado). (“Guerras híbridas, cuando el contexto lo es todo”. Cit. https://www.ugr.es/~gesi/Guerras-hibridas.pdf).

Contra ese tipo de guerra que está desarrollando Rusia en Ucrania no está reaccionando la OTAN. Porque no basta el envío de armas, sin siquiera la capacitación correspondiente. En eso la OTAN tiene desventaja. En lo que sí lleva arrastre es en que se está militarizando la zona. Para que Rusia tenga en lo sucesivo un foco amplio de conflicto y desestabilización. Esa es parte de la estrategia de guerra de EE.UU. como la ha resultado en otros países.

¿Hasta dónde llegará la OTAN en la guerra contra Rusia? La pregunta es al revés: Hacia dónde se conducirá Rusia con la OTAN armada hasta los dientes. Creo que a Putin le importa la calidad, no la cantidad. Por eso recuerda de vez en vez que las armas hipersónicas son, hasta la fecha, su mejor carta. Contra eso la OTAN no se atreverá. Salvo que mande algunos alfiles por delante y ellos intenten cruzar la línea roja.

Pero no la tienen tan sencillo. La OTAN, con todo y su belicismo no se atreverá a bloquear Kaliningrado o a retomar Crimea. Eso será, lo ha dicho Putin, una declaración de guerra y Putin no recula ante eso frente a OTAN. Contra China el planteamiento conduce a otro esquema.

 



More articles by this author

DOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOLÍTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKIDOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOLÍTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL SUPERASESOR BRZEZINSKI
    DOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD MARCO GEOPOLÍTICO DEL ACTUAL CONFLICTO, Y EL...
LA GEOESTRATEGIA TIENE VARIAS ARISTAS, TODAS HAN APUNTADO A RUSIALA GEOESTRATEGIA TIENE VARIAS ARISTAS, TODAS HAN APUNTADO A RUSIA
    DOSSIER: GEOPOLÍTICA Y MULTIPOLARIDAD LA GEOESTRATEGIA TIENE VARIAS ARISTAS, TODAS HAN APUNTADO...
¿Quién está en línea?
Tenemos 685 invitados conectado(s)
Noticias
429
Banner
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner