joomla visitor
Auditoría
Las derechas y las izquierdas
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 431

 4314

Las derechas

y las izquierdas

Juan José Agustín Reyes Rodríguez*

Han desatado una guerra sucia llena de calumnias, mentiras y montajes, apoyados o solapados por algunos consejeros del INE, los medios comerciales de desinformación y hasta en programas del propio sistema público de radiodifusión del Estado mexicano, en contra del actual gobierno y sus funcionarios.

Históricamente se han manifestado corrientes políticas e ideológicas conocidas como la derecha y la izquierda. A la primera se le asocia con los conservadores y a la segunda con los liberales.

NO PRETENDOhacer un estudio profundo y dogmático de los que son estas corrientes, sino que lo hago en un sentido práctico y como cualquier persona, sin mayores fundamentos filosóficos o políticos, que requieren un gran conocimiento y experiencia.

En estos tiempos de cambios, unos profundos y otros apenas con maquillaje que se está haciendo con la llamada Cuarta Transformación, estamos viviendo controversias, discusiones, oposiciones, así como numerosos mensajes de odio que se han instaurado en algunos personajes de los partidos de oposición, caracterizados por su belicosidad, calumnias y mentiras, con una falta de argumentos que les impide tener debates serios y fundamentados. Están identificadas tres senadoras del PAN, entre otras, que actúan como pandilleras.

Las izquierdas se han asociado al socialismo y al comunismo, siendo las corrientes económicas y políticas que prevalecieron durante décadas en los países del llamado bloque comunista con la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) después de la Segunda Guerra Mundial, como un frente a los países capitalistas comandados por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, principalmente.

En el continente americano el enclave del llamado comunismo fue Cuba, a partir del triunfo de la Revolución Cubana, no sometiéndose a los intereses de Estados Unidos y asociándose y dependiendo de la URSS.

En América Central y Sudamérica, hubo algunos países que trataron de quitarse el yugo económico, político y militar de Estados Unidos, como Guatemala, Honduras, Panamá, Brasil, Chile, Argentina, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Venezuela, por lo que empezaron a tomar estrategias de liberación nacionalista, con principios vinculados a corrientes socialistas. Ante esos movimientos se aplicaron golpes militares, organizados por la CIA y otras agencias norteamericanas, que impidieron consolidar esos principios democráticos con un énfasis social. Hubo movimientos de algunos sectores de la Iglesia católica, que buscaban la justicia y la superación de los pueblos en pobreza y extrema pobreza, la llamada Teología de la Liberación, a las que les pusieron el signo de comunismo y socialismo, cuando en realidad era parte de la doctrina auténtica de Cristo, muy lejos de las cortes celestiales del clero católico.

Nacionalistas o patriotas

Por otro lado, las derechas están vinculadas a los grandes empresarios, a los políticos que se roban recursos económicos, a los grupos capitalistas y partidos políticos que favorecen a esos intereses, otorgándole privilegios a una minoría en contra de la mayoría de la población. Tienen preferencia por los patrones de vida extranjeros y sus privilegios.

Sin embargo, no coincido con esas visiones o calificaciones de las derechas y las izquierdas. Hay personajes presuntamente de izquierda cuyas acciones son más de la llamada derecha y viceversa, personajes clasificados de derecha que han demostrado más compromiso social y moral que muchos de los izquierdistas.

Por lo tanto, pudiéramos llamar, según sus acciones y actitudes, “nacionalistas o patriotas” y “apátridas o vende patrias”. Es impresionante como muchos pobres defienden a sus patrones ricos y explotadores. Como algunos partidos que se dicen de izquierda, actúan al lado de los llamados de derecha; del otro lado habrá pocas excepciones, pero también hay personajes patriotas en estos grupos.

Con los enfrentamientos políticos y sociales que se han desatado por grupos que perdieron sus canonjías al haber perdido elecciones y que quieren recuperar el poder que aún parcialmente detentan, han desatado una guerra sucia llena de calumnias, mentiras y montajes, apoyados o solapados por algunos consejeros del INE, los medios comerciales de desinformación y hasta en programas del propio sistema público de radiodifusión del Estado mexicano, en contra del actual gobierno y sus funcionarios.

Uno de sus elementos de ataque ha sido el discurso de odio, enarbolando banderas contra el supuesto comunismo al que nos está llevando AMLO, para convertirnos en Cuba o Venezuela, tratando de renovar el mensaje del “peligro para México”, de las elecciones presidenciales del 2006.

Es inconcebible que personas de clase media y alta, con formación profesional, crean o supongan que los cambios que se están haciendo son para implantar un régimen comunista o socialista; lo que refleja es que simplemente no estudian, no se informan de la realidad y con la mayor simpleza dan crédito y repiten mensajes de odio y mentiras, que se propagan como parte de la guerra sucia o golpe blando, instrumentándose desde grupos de poder extranjeros y mexicanos, intensificándose cada día, especialmente en estos tiempos de elecciones de seis estados en este año, dos el próximo, así como las presidenciales y el Congreso General en el 2024.

Una demostración reciente de actitudes apátridas o de traición a la patria fue en votaciones de las iniciativas de reformas a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución y a las leyes de la Industria Eléctrica y Minera, que los diputados del PRI, PAN, PRD Y MC votaron en contra como bloque, defendiendo los intereses de empresas y gobiernos extranjeros como quedó ampliamente demostrado y por eso se ganaron el estigma de TRAIDORES A LA PATRIA.

Desde luego que los ataques en contra de los cambios de fondo que se están tratando de hacer y los que no se han iniciado aún, serán no de derecha o de izquierda, sino de apátridas.

 

*Ingeniero agrónomo especialista en Bosques por la Escuela Nacional de Agricultura Chapingo, Texcoco, México; Maestro en Ciencias y Candidato a Doctor en Recursos Naturales por la Universidad de Michigan, Ann Arbor, Michigan. Consultor en Recursos Naturales, Ambiente y Desarrollo.

 

 

 



More articles by this author

 México forestal México forestal
    México forestal   Por Juan José Agustín Reyes Rodríguez*   La riqueza natural...
¿Quién está en línea?
Tenemos 1414 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner