joomla visitor
Auditoría
EL SUEÑO AMERICANO Impotencia de Biden y de AMLO ante crisis migratoria
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Voces Diario
Banner
425
Banner
Posada del Periodista
Banner
432
Banner
431
Banner
430
Banner
429
Banner
428
Banner
427
Banner

Ver Otros Artículos de Este Autor

Edición 431

 4315

 

 

EL SUEÑO AMERICANO

 

Impotencia de Biden y de AMLO ante crisis migratoria

 

Feliciano Hernández*

 

Se cumple año y medio de la llegada al poder de un nuevo gobierno en Estados Unidos, que anunció una reforma migratoria para legalizar a los 12 millones de residentes indocumentados, la mitad de ellos mexicanos. Estamos lejos de esa prometedora realidad y todo se ha complicado para México, porque siguen vigentes las adversas políticas migratorias del expresidente Donad Trump: la de expulsión pronta y expedita mediante el denominado Titulo 42; y la de que permanezcan en México mientras les resuelven su solicitud de asilo.

 

Lo que no dicen las autoridades ni los activistas promigrantes, y menos los traficantes, es que aceptan a muy pocos, por lo tanto, muchos se están quedando indefinidamente en suelo mexicano, con la venia del gobierno.

 

No sería alarmante si se tratara de algunos miles de inmigrantes, pero el fenómeno implica a cientos de miles, y MILLONES solo en los últimos dos años; y no se trata de inversionistas, sino de personas con todo tipo de carencias que reclaman atenciones y servicios, incluso cada vez más de forma violenta, de lo cual dan cuenta los noticiarios de todos los días.

 

El problema no tiene para cuando resolverse, mientras con falsas expectativas nuevos inmigrantes se congregan en esa región fronteriza, en parte auspiciados por las políticas de tolerancia de ambos presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden.

 

Cabe recordar que el mandatario mexicano externó su beneplácito, incluso les ofreció ayudas a las caravanas de inmigrantes que se desataron al iniciar su mandato, en 2018 —“Donde come uno, comen dos”, decía el flamante presidente electo—, que coincidieron con la agitación electoral de medio término en el gobierno de Donald Trump.

 

Por su parte, el presidente Biden reanimó las olas migratorias al anunciar que pondría fin a la política de “expulsión inmediata” que instauró Trump al estallar la pandemia del Covid-19, bajo el denominado Título 42, “para evitar los contagios”, que le permitía deportar sin mayores trámites a todos los nuevos indocumentados que capturara.

 

Fuerte revés para indocumentados

 

Desde marzo de 2020 —en que se instauró el Título 42— hasta mayo del presente, más de dos millones de indocumentados fueron devueltos a México y otros a sus países.

 

La política de expulsión inmediata tenía vida hasta el 23 de mayo, según lo previsto por Biden, pero el mandatario demócrata tuvo un fuerte revés por un grupo de al menos 20 gobernadores republicanos favorables a la medida y el 20 de mayo el juez Robert Summerhays ordenó al Ejecutivo mantener vigente la política de expulsión inmediata.

 

Aunque el Departamento de Justicia apeló de inmediato el resolutivo, también se comprometió a obedecer el mandato judicial mientras siga vigente. La vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, advirtió que “los migrantes que intenten ingresar ilegalmente a los Estados Unidos estarán sujetos a expulsión según el Título 42”.

 

Biden mantuvo el Título 42 por las presiones del bloque conservador, pero tanto la ONU como integrantes de su partido le señalaron que estaría incurriendo en violaciones al derecho internacional, en tanto que las expulsiones ponían en peligro a los migrantes vulnerables, como los que huyen de la violencia en sus comunidades; además de que según reportes de los Centros para la Detección de Enfermedades Contagiosas (CDC, en inglés) el Título 42 ya no era necesario para combatir el covid-19, debido al efecto de las vacunas y otras medidas.

 

Según reportes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, solo en abril del presente fueron detenidos 234 mil 88 indocumentados, lo que marcaría un récord anual. En este año fiscal tales detenciones suman 1.3 millones de inmigrantes sin papeles, y el año previo fueron 1.7 millones de detenidos.

 

Ganan los traficantes

 

Desde que comenzó el Título 42, hace más de dos años, casi dos millones de indocumentados fueron expulsados a México o hasta sus países de origen. Son deportados sin recibir la oportunidad de solicitar asilo formalmente y quedan impedidos de hacerlo más adelante por su condición de haber ingresado al país de manera ilegal.

 

El bloque de al menos 20 gobernadores republicanos que desde el inicio de la administración Biden, se opusieron a la propuesta de extinguir la medida argumenta que se agravaría la crisis en la frontera ante el enorme flujo de migrantes registrado en los últimos meses.

 

Lo único cierto hasta el momento es que todo se ha complicado. La impotencia para poner orden y resolver el problema migratorio deja mal parados, al menos en lo inmediato, a los presidentes AMLO y Biden, mientras las caravanas de nuevos indocumentados se arremolinan en ciudades fronterizas del lado mexicano; complicando la vida a los lugareños y dejando ganancias millonarias a los traficantes.

 

* Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

 

EL SUEÑO AMERICANO

 

Impotencia de Biden y de AMLO ante crisis migratoria

Feliciano Hernández*

Se cumple año y medio de la llegada al poder de un nuevo gobierno en Estados Unidos, que anunció una reforma migratoria para legalizar a los 12 millones de residentes indocumentados, la mitad de ellos mexicanos. Estamos lejos de esa prometedora realidad y todo se ha complicado para México, porque siguen vigentes las adversas políticas migratorias del expresidente Donad Trump: la de expulsión pronta y expedita mediante el denominado Titulo 42; y la de que permanezcan en México mientras les resuelven su solicitud de asilo.

Lo que no dicen las autoridades ni los activistas promigrantes, y menos los traficantes, es que aceptan a muy pocos, por lo tanto, muchos se están quedando indefinidamente en suelo mexicano, con la venia del gobierno.

No sería alarmante si se tratara de algunos miles de inmigrantes, pero el fenómeno implica a cientos de miles, y MILLONES solo en los últimos dos años; y no se trata de inversionistas, sino de personas con todo tipo de carencias que reclaman atenciones y servicios, incluso cada vez más de forma violenta, de lo cual dan cuenta los noticiarios de todos los días.

El problema no tiene para cuando resolverse, mientras con falsas expectativas nuevos inmigrantes se congregan en esa región fronteriza, en parte auspiciados por las políticas de tolerancia de ambos presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden.

Cabe recordar que el mandatario mexicano externó su beneplácito, incluso les ofreció ayudas a las caravanas de inmigrantes que se desataron al iniciar su mandato, en 2018 —“Donde come uno, comen dos”, decía el flamante presidente electo—, que coincidieron con la agitación electoral de medio término en el gobierno de Donald Trump.

Por su parte, el presidente Biden reanimó las olas migratorias al anunciar que pondría fin a la política de “expulsión inmediata” que instauró Trump al estallar la pandemia del Covid-19, bajo el denominado Título 42, “para evitar los contagios”, que le permitía deportar sin mayores trámites a todos los nuevos indocumentados que capturara.

Fuerte revés para indocumentados

Desde marzo de 2020 —en que se instauró el Título 42— hasta mayo del presente, más de dos millones de indocumentados fueron devueltos a México y otros a sus países.

La política de expulsión inmediata tenía vida hasta el 23 de mayo, según lo previsto por Biden, pero el mandatario demócrata tuvo un fuerte revés por un grupo de al menos 20 gobernadores republicanos favorables a la medida y el 20 de mayo el juez Robert Summerhays ordenó al Ejecutivo mantener vigente la política de expulsión inmediata.

Aunque el Departamento de Justicia apeló de inmediato el resolutivo, también se comprometió a obedecer el mandato judicial mientras siga vigente. La vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, advirtió que “los migrantes que intenten ingresar ilegalmente a los Estados Unidos estarán sujetos a expulsión según el Título 42”.

Biden mantuvo el Título 42 por las presiones del bloque conservador, pero tanto la ONU como integrantes de su partido le señalaron que estaría incurriendo en violaciones al derecho internacional, en tanto que las expulsiones ponían en peligro a los migrantes vulnerables, como los que huyen de la violencia en sus comunidades; además de que según reportes de los Centros para la Detección de Enfermedades Contagiosas (CDC, en inglés) el Título 42 ya no era necesario para combatir el covid-19, debido al efecto de las vacunas y otras medidas.

Según reportes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, solo en abril del presente fueron detenidos 234 mil 88 indocumentados, lo que marcaría un récord anual. En este año fiscal tales detenciones suman 1.3 millones de inmigrantes sin papeles, y el año previo fueron 1.7 millones de detenidos.

Ganan los traficantes

Desde que comenzó el Título 42, hace más de dos años, casi dos millones de indocumentados fueron expulsados a México o hasta sus países de origen. Son deportados sin recibir la oportunidad de solicitar asilo formalmente y quedan impedidos de hacerlo más adelante por su condición de haber ingresado al país de manera ilegal.

El bloque de al menos 20 gobernadores republicanos que desde el inicio de la administración Biden, se opusieron a la propuesta de extinguir la medida argumenta que se agravaría la crisis en la frontera ante el enorme flujo de migrantes registrado en los últimos meses.

Lo único cierto hasta el momento es que todo se ha complicado. La impotencia para poner orden y resolver el problema migratorio deja mal parados, al menos en lo inmediato, a los presidentes AMLO y Biden, mientras las caravanas de nuevos indocumentados se arremolinan en ciudades fronterizas del lado mexicano; complicando la vida a los lugareños y dejando ganancias millonarias a los traficantes.

* Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 



More articles by this author

El reto histórico de la Comisión de la VerdadEl reto histórico de la Comisión de la Verdad
    El reto histórico   de la Comisión de la Verdad     Feliciano Hernández* La...
Sr. AMLO, ¡ya deje en paz a los ricos!Sr. AMLO, ¡ya deje en paz a los ricos!
La política esa de que los que ganen más paguen...
¿Quién está en línea?
Tenemos 1527 invitados conectado(s)
Noticias
224
Banner
273 Suplemento
Banner
Convocatoria 2022
Banner
426
Banner
424
Banner
423
Banner
422
Banner
421
Banner