Certámen XLIII
Banner
Radioteca
Posada del Periodista
Banner
Club de Periodistas
Voces del Periodista EnVivo
Banner
Banner
Buscar Autor o Artículo

PULSE LA TECLA ENTER
Números Anteriores
323
Banner
322
Banner
321
Banner
320
Banner
319
Banner
318
Banner
317
Banner
316
Banner
315
Banner
314
Banner
313
Banner
312
Banner
311
Banner
310
Banner
309
Banner
Ediciones anteriores
Voces del Periodista Edición 324
Voces del Periodista Edición 323
Voces del Periodista Edición 322
Voces del Periodista Edición 316
Voces del Periodista Edición 306
Voces del Periodista Edición 315
Voces del Periodista Edición 314
Voces del Periodista Edición 313
Voces del Periodista Edición 312
Voces del Periodista Edición 311
Voces del Periodista Edición 310
Voces del Periodista Edición 309
Voces del Periodista Edición 308
Voces del Periodista Edición 307
Voces del Periodista Edición 305
Voces del Periodista Edición 304
Voces del Periodista Edición 303
Voces del Periodista Edición 302
Voces del Periodista Edición 301
Voces del Periodista Edición 300
Voces del Periodista Edición 299
Voces del Periodista Edición 298
Voces del Periodista Edición 297
Voces del Periodista Edición 296
Voces del Periodista Edición 295
Voces del Periodista Edición 294
Voces del Periodista Edición 293
Voces del Periodista Edición 292
Voces del Periodista Edición 291
Voces del Periodista Edición 290
Voces del Periodista Edicion 289
Voces del Periodista Edición 288
Voces del Periodista Edición 287
Voces del Periodista Edición 286
Voces del Periodista Edición 285
Voces del Periodista Edición 284
Voces del Periodista Edición 283
Voces del Periodista Edición 282
Voces del Periodista Edición 281
Voces del Periodista Edición 280
Voces del Periodista Edición 279
Voces del Periodista Edición 278
Voces del Periodista Edición 277
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edicion 273
Voces del periodista Suplemento 273
Voces del Periodista Edición 276
Voces del Periodista Edición 275
Voces del Periodista Edición 274
Voces del Periodista Edición 272
Voces del Periodista Edición 271
Voces del Periodista Edición 270
Voces del Periodista Edición 269
Voces del Periodista Edición 268
Voces del Periodista Edición 267
Voces del Periodista Edición 266
Voces del Periodista Edición 265
Voces del Periodista Edición 264
Voces del Periodista Edición 263
Voces del Periodista Edición 262
Voces del Periodista Edición 261
Voces del Periodista Edición 260
Voces del Periodista Edición 259
Voces del Periodista Edición 258
Voces del Periodista Edición 257
Voces del Periodista Edición 256
Voces del Periodista Edición 255
Voces del Periodista Edición 254
Voces del Periodista Edición 253
Voces del Periodista Edición 252
Voces del Periodista Edición 251
Voces del Periodista Edición 250
Voces del Periodista Edición 249
Voces del Periodista Edición 248
Voces del Periodista Edición 247
Voces del Periodista Edición 246
Voces del Periodista Edición 245
Voces del Periodista Edición 244
Voces del Periodista Edición 243
Voces del Periodista Edición 242
Voces del Periodista Edición 241
Voces del Periodista Edición 240
Voces del Periodista Edición 239
Voces del Periodista Edición 238
Voces del Periodista Edición 237
Voces del Periodista Edición 236
Voces del Periodista Edición 235
Voces del Periodista Edición 234
Voces del Periodista Edición 233
Voces del Periodista Edición 232
Voces del Periodista Edición 231
Voces del Periodista Edición 230
Voces del Periodista Edición 229
Voces del Periodista Edición 228
Voces del Periodista Edición 227
Voces del Periodista Edicion 226
Voces del Periodista Edicion 225
Voces del Periodista Edicion 224
Voces del Periodista Edición 223
Voces del Periodista Edición 222
Voces del Periodista Edición 221
Voces del Periodista Edición 220
Voces del Periodista Edición 219
Voces del Periodista Edición 218
Voces del Periodista Edición 217
Voces del Periodista Edición 216
Voces del Periodista Edición 215
Voces del Periodista Edición 214
Voces del Periodista Edicion 213
Voces del Periodista Edición 212
Voces del Periodista Edición 211
Voces del Periodista Edicion 210
Voces del Periodista Edición 209
Voces del Periodista Edición 208
Edición 207
Edición 321
English Arabic French German Japanese Portuguese Spanish


0 thirteenyemenbride270

 

La infancia robada

Las niñas-esposas de Yémen

JAQUES BOMBARDIER

 

Una de las luchas sociales que enfrentan muchas naciones de África y el Medio Oriente, es la de acabar con la costumbre tribal, apuntalada por una religión patriarcal machista, de los matrimonios entre hombres adultos y niñas menores de trece años, relación que ha causado la muerte y las más graves lesiones en menores de edad quienes, debido a esta “costumbre religiosa y legalizada”, han perdido su existencia, y, en muchos otros casos, su infancia. Yémen es tan sólo un caso.

 

Azzadhira era una hermosa niña yemenita de tez aceitunada y enormes ojos negros con apenas diez años de edad, la cual comenzaba a vivir con una infancia rodeada de una  pobreza de generaciones y un cruel dominio paterno fundado en viejas tradiciones tribales y una religión predominantemente machista e intolerante. A pesar de ello, Azzadhira llenaba su infantil mundo con el único tesoro que nadie le podía quitar: una imaginación desbordada impulsada por la inocencia de la invaluable infancia; gracias a ella, la niña llenaba sus duros días de quehaceres domésticos y agrícolas con sueños de paraísos plenos de colores, manjares, juguetes y bondad, de esa bondad que se desea con fervor ante una realidad cruelmente demoledora. La pequeña llenaba su soledad infantil con una vieja y harapienta muñeca, juguete humilde con el cual charlaba, inventaba historias y soñaba nuevos días.

 

 

bride

 

Sin embargo, el destino de Azzadhira sería sellado por una absurda como criminal tradición tribal, costumbre que cortaría sus días, como lo ha estado haciendo con miles de niñas en un mundo en el que las menores son dadas en matrimonio a hombres demasiado maduros, a pesar de que la naturaleza de las menores dista mucho de la necesaria madurez femenina para un esponsal. Así, ante la inamovible decisión paterna y la evidente incapacidad materna de defenderla contra una tradición religioso-tribal, Azzadhira fue entregada a un hombre de 38 años de edad, quien la había pedido en matrimonio. La historia, cruda, pero real como la vida misma, terminó cuando la niña murió desangrada después de haber sido violada por “su marido”. Actualmente el criminal esposo enfrenta un juicio penal por infanticidio y de la niña-novia, la adolorida madre sólo guarda la sucia y rota muñeca de trapo, “el juguete favorito” de Azzadhira, una infancia truncada que se une a los cientos de casos de niñas-esposas que mueren violadas, desangradas cruelmente o en partos prematuros para los que no estaba listas.

 

Este asunto que afecta gravemente a miles y miles de niñas de sociedades atrasadas y tribales que se rigen y basan en las costumbres ancestrales de una religión intolerante, sigue causando las reacciones más acaloradas entre las gentes del vasto mundo árabe, desde África al Medio Oriente (y desde luego desde el mundo occidental), pues se trata indudablemente de revertir, de anular y desarraigar estas costumbres retrógradas que además de humillar y devaluar a niñas y mujeres, las violenta física y mentalmente convirtiéndolas en algo peor que animales, que objetos de poco valor de los que se puede disponer a placer y capricho.

 

Casos como el de Azzadhira o los más recientes de Elham Mahdi al Asi y Fawziya Abdullah Yusuf, han logrado avivar un viejo debate dentro del gobierno en Sanaa, las capital Yemenita, en torno a la fijación legal de la edad mínima de las mujeres para poder casarse y  tener relaciones sexuales solamente a partir de los 17 años. Y es que en una sociedad patriarcal y machista como la yemenita, entre otras muchas, se calcula que la cuarta parte de las mujeres se dan en matrimonio antes de los 15 años. La pobreza, como apuntábamos al principio, es uno de los factores clave ya que la posibilidad de una buena dote en dinero o bienes actúa como incentivo para los padres de la niña-novia, además del hecho de que al entregarla a otro hombre, la familia “se libera de la carga y la responsabilidad sobre la pequeña”.

 

childbride

 

En el Yémen, como en muchas otras naciones de base social tribal y patriarcal, casi el 50% de las mujeres actualmente están casadas y lo hicieron mucho antes de cumplir los dieciocho años, según datos verificados y certificados del International Centre for Research on Women (Centro Internacional de Investigaciones Sobre las Mujeres), edad en la que de acuerdo a la Convención de los Derechos del Niño son consideras menores. A mayor abundamiento, el Ministerio Yemenita de Asuntos Sociales reconocía en 2009 que la cuarta parte de las mujeres de esa nación se casan antes de los quince años, ya que sus propias familias son en la gran mayoría de carácter tradicionalista y consideran que las esposas entre más jóvenes sean, se convertirán fácilmente en mujeres más obedientes y parirán más hijos. Además, muchos padres al entregar a sus hijas menores, afirman que “han obtenido la promesa formal del futuro yerno, respecto de no tocar a la niña hasta que crezca (de acuerdo a sus costumbres, será hasta los quince años de edad)”, cuestión que en la realidad y las estadísticas es una mentira más grande que el desierto del Sáhara.

 

La lucha de mujeres y derechos humanos

 

En estos momento se sigue librando la lucha entre liberales e islámicos dentro de la Asamblea Nacional yemenita (el equivalente de un Congreso) por la entrada en vigor de la ley que fija la mayoría de edad femenina en diecisiete años, promovida por el presidente Abdaláh Saleh, claro, bajo la fuerte presión de los organismos y activistas de derechos humanos, la que fue aprobada por dicha Asamblea en febrero de este año, pero que no ha podido cumplirse por los alegatos y disputas de la poderosa ala islámica de la Asamblea, la que califica a dicha ley como “antiislámica”, lo que motivó su envío al llamado Comité Constitucional para el recurso de revisión. Esto ha provocado que activistas de los derechos humanos, políticos liberales de la Asamblea Nacional y feministas, como el grupo denominado Foro Hermanas Árabes, encabezado por Amal Basha, estén saliendo desde marzo a las calles de Sanaa para protestar y presionar para la entrada en vigor de la mencionada ley.

 

Sin embargo los ultraconservadores islámicos de Yémen tampoco se han quedado cruzados de brazos y también se movilizan para impedir la aplicación de la ley, calificando de “apóstatas” a los liberales y contrincantes liberales, situación que ha llevado a pensar a los analistas políticos locales que el asunto quedará en un “empate técnico” y habrá una decisión salomónica mediante la cual se autorice la entrada en vigor de la ley de mayoría de edad femenina a los diecisiete años, pero con una atenuación o reajuste consistente en cancelar la multa fijada en el equivalente a unos 5,500 pesos mexicanos “para el padre que autorice el matrimonio de una hija menor de los diecisiete años”. Sin embargo, como afirma Amal Basha, esta ley, aún entrando en vigor, en la práctica jamás será obedecida y mucho menos cumplida.

 

Por su parte, el politólogo universitario yemenita Abdullah al Faqih, considera que esta lucha en torno a la ley de mayoría de edad femenina es sólo un pretexto del gobierno actual para distraer a la opinión pública nacional de los problemas que tiene su administración, usarlo como palanca política, dividir al Partido Islah (islamista) y debilitar a la oposición.

 

* Quienes se interesen en una información más completa sobre este asunto social de enorme importancia, pueden leer el libro Me Llamo Noyud, tengo diez años y estoy divorciada, de la periodista francesa Delphine Minoui, publicado en 2009.

 

 

 

 


Comentarios (5)Add Comment
0
laylin
abril 03, 2014
190.233.20.24
Votos: +0
tristesa de un mundo en caos

no me cabe en la mente como es posible q unos padres entregen a sus hijas para que violen a sus hijas, porq por mas que ellos quieran adornarlo dicendo que es,matrimonio , no lo es , son unas niñas que recien estan empesando a saber de la vida, y que las casen con esos enfermos , pedofilos porq no se les puede llamar de otra forma , se supone que son pradre y ellos tienen que protejerlas de todo el peligro que hay en el exterior no darcelas en badeja de oro a esos disque esposos
y encimase amparan en las antiguas escrituras pobres dejenerados

0
laylin
abril 03, 2014
190.233.20.24
Votos: +0
tristesa de un mundo en caos

no me cabe en la mente como es posible q unos padres entregen a sus hijas para que violen a sus hijas, porq por mas que ellos quieran adornarlo dicendo que es,matrimonio , no lo es , son unas niñas que recien estan empesando a saber de la vida, y que las casen con esos enfermos , pedofilos porq no se les puede llamar de otra forma , se supone que son pradre y ellos tienen que protejerlas de todo el peligro que hay en el exterior no darcelas en badeja de oro a esos disque esposos
y encimase amparan en las antiguas escrituras pobres dejenerados

0
matt2805
octubre 18, 2013
190.120.1.79
Votos: +0
acción

smilies/angry.gif es una crueldad y se q talvez mi comentario nunca llegue a donde yo kiero pero xq los EEUU y todos los paises segun poderosos...no pelean por el bienestar de tanto niño inocente y deja de armar guerras para robar petroleo

0
sussy
octubre 14, 2013
200.92.16.12
Votos: +0
Abuso Infantil...

y si como mi titulo esto es un abuso infantil es aprovechar el sufrimiento y la ambre de muchos niños por que pasa esto?? por que soportar esto como padres esta manipulacion en contra de la humanidad que aun no se termina de formar.es la sentencia a una vida cruel de traumas y abusos y si es que sobrevive a un bugar y sin verguenza hobre ODIO ESTO Y REZARE ASUS DIOSES POR QUE SEAN CASTIGADOS ES CRUEL smilies/angry.gif

0
daniiela
septiembre 23, 2010
201.132.8.51
Votos: +0
...

no deberia aser eso por q por eso dios nos dio l tiempo.......y ahora es tiempo de que las niñas vivan su niñes q jueguen no q tengan que ser madres desde chikas .........i opino que no deberian de permitir eso por q stan arruinando la vida de las niñas..... que le vusquen señoras no niñas!!!!!!!las niñas todavia tienen que vivir, jugar, ir a la eskuela......y las señoras ia pasaron todo eso .......que se aga justicia para esas niñas ok

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy
¿Quién está en línea?
Tenemos 755 invitados conectado(s)
Tenemos visitas de:

224
Banner
273 Suplemento
Banner
303
Banner
Números Anteriores
296
Banner
297
Banner
299
Banner
298
Banner
300
Banner
301
Banner
302
Banner
304
Banner
305
Banner
306
Banner
307
Banner
308
Banner